Archivo de septiembre 8th, 2014

Optimismo en el párrafo sexcentésimo vigésimo del Origen de las Especies

Dice un autor rebosante de optimismo:

Aparte de estas dificultades, los otros grandes hechos principales de la Paleontología concuerdan admirablemente con la teoría de la descendencia con modificación mediante la variación y la selección natural.

Pero no es cierto. Ningún hecho concuerda con la Selección natural que es un concepto falso, basado en una serie de errores.

 

620

Passing from these difficulties, the other great leading facts in palaeontology agree admirably with the theory of descent with modification through variation and natural selection. We can thus understand how it is that new species come in slowly and successively; how species of different classes do not necessarily change together, or at the same rate, or in the same degree; yet in the long run that all undergo modification to some extent. The extinction of old forms is the almost inevitable consequence of the production of new forms. We can understand why, when a species has once disappeared, it never reappears. Groups of species increase in numbers slowly, and endure for unequal periods of time; for the process of modification is necessarily slow, and depends on many complex contingencies. The dominant species belonging to large and dominant groups tend to leave many modified descendants, which form new sub-groups and groups. As these are formed, the species of the less vigorous groups, from their inferiority inherited from a common progenitor, tend to become extinct together, and to leave no modified offspring on the face of the earth. But the utter extinction of a whole group of species has sometimes been a slow process, from the survival of a few descendants, lingering in protected and isolated situations. When a group has once wholly disappeared, it does not reappear; for the link of generation has been broken.

 

Aparte de estas dificultades, los otros grandes hechos principales de la Paleontología concuerdan admirablemente con la teoría de la descendencia con modificación mediante la variación y la selección natural. De este modo podemos comprender cómo es que las nuevas especies se presentan lenta y sucesivamente, cómo especies de diferentes clases no cambian necesariamente al mismo tiempo, ni con la misma velocidad, ni en el mismo grado, aun cuando, a la larga, todas experimenten, en cierta medida, modificación. La extinción de las formas antiguas es la consecuencia, casi inevitable, de la producción de formas nuevas. Podemos comprender por qué una vez que una especie ha desaparecido nunca reaparece. Los grupos de especies aumentan lentamente en número y resisten durante períodos desiguales de tiempo, pues el proceso de modificación es necesariamente lento, y depende de muchas circunstancias complejas. Las especies predominantes, que pertenecen a grupos grandes y predominantes, tienden a dejar muchos descendientes modificados, que forman nuevos grupos y subgrupos. Cuando éstos se forman, las especies de los grupos menos vigorosos, debido a su inferioridad, heredada de un antepasado común, tienden a extinguirse a un tiempo, y a no dejar ningún descendiente modificado sobre la superficie de la tierra; pero la extinción completa de un grupo entero de especies ha sido a veces un proceso lento, por la supervivencia de unos pocos descendientes que prolongan su existencia en localidades protegidas y aisladas. Una vez que un grupo ha desaparecido por completo, jamás reaparece, pues se ha roto el encadenamiento de generaciones.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: