Dispersión durante el período glaciar: Gmelin versus Agassiz en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo sexto del Origen de las Especies

El naturalista alemán Gmelin (1748-1804), basándose en que cumbres separadas contienen las mismas especies, opinaba que las especies habían sido creadas en lugares separados. Agassiz desterró esta creencia al explicar que las zonas que ahora están separadas, no lo estaban en el periodo glaciar. Nombres, autoridades, que son fundamentales para soportar el peso de tanto párrafo vacío de contenido en un ejemplo memorable de detallamiento…

 

 

646

DISPERSAL DURING THE GLACIAL PERIOD.

 

The identity of many plants and animals, on mountain-summits, separated from each other by hundreds of miles of lowlands, where Alpine species could not possibly exist, is one of the most striking cases known of the same species living at distant points, without the apparent possibility of their having migrated from one point to the other. It is indeed a remarkable fact to see so many plants of the same species living on the snowy regions of the Alps or Pyrenees, and in the extreme northern parts of Europe; but it is far more remarkable, that the plants on the White Mountains, in the United States of America, are all the same with those of Labrador, and nearly all the same, as we hear from Asa Gray, with those on the loftiest mountains of Europe. Even as long ago as 1747, such facts led Gmelin to conclude that the same species must have been independently created at many distinct points; and we might have remained in this same belief, had not Agassiz and others called vivid attention to the Glacial period, which, as we shall immediately see, affords a simple explanation of these facts. We have evidence of almost every conceivable kind, organic and inorganic, that, within a very recent geological period, central Europe and North America suffered under an Arctic climate. The ruins of a house burnt by fire do not tell their tale more plainly than do the mountains of Scotland and Wales, with their scored flanks, polished surfaces, and perched boulders, of the icy streams with which their valleys were lately filled. So greatly has the climate of Europe changed, that in Northern Italy, gigantic moraines, left by old glaciers, are now clothed by the vine and maize. Throughout a large part of the United States, erratic boulders and scored rocks plainly reveal a former cold period.

 

Dispersión durante el período glaciar

La identidad de muchas plantas y animales en las cumbres de montañas separadas por centenares de millas de tierras bajas, en las cuales no podrían existir especies alpinas, es uno de los casos conocidos más llamativos de que las mismas especies vivan en puntos muy distantes sin posibilidad aparente de que hayan emigrado de un punto a otro. Es verdaderamente un hecho notable ver tantas plantas de las mismas especies viviendo en las regiones nevadas de los Alpes y de los Pirineos y en las partes más septentrionales de Europa; pero es un hecho mucho más notable el que las plantas de las White Mountains de los Estados Unidos de América son todas las mismas que las del Labrador, y casi las mismas, según dice Assa Gray, que las de las montañas más elevadas de Europa. Ya en 1747 estos hechos llevaron a Gmelin a la conclusión de que las mismas especies tenían que haber sido creadas independientemente en muchos puntos distintos, y tendríamos que haber permanecido en esta misma creencia si Agassiz y otros no hubiesen llamado vivamente la atención sobre el período glaciar, que, como veremos inmediatamente, aporta una explicación sencilla de estos hechos. Tenemos pruebas de casi todas las clases imaginables -tanto procedentes del mundo orgánico como del inorgánico- de que en un período geológico muy reciente Europa Central y América del Norte sufrieron un clima ártico. Las ruinas de una casa destruida por el fuego no referirían su historia más claramente que las montañas de Escocia y Gales, con sus laderas estriadas, superficies pulimentadas y cantos suspendidos, que nos hablan de las heladas corrientes que no ha mucho llenaban sus valles. Tanto ha cambiado el clima de Europa, que en el norte de Italia están ahora cubiertas de vides y maíz gigantescas morrenas dejadas por los antiguos glaciares. En toda una gran parte de los Estados Unidos, los cantos erráticos y las rocas estriadas revelan claramente un periodo anterior de frío.

 

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Agassiz y otras varias autoridades competentísimas en el párrafo sexcentésimo décimo tercero del Origen de las Especies
  2. Acerca de los medios de dispersión y un poco de Geología en el párrafo sexcentésimo trigésimo séptimo del Origen de las Especies
  3. Aceptamos iceberg como medio de transporte en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo cuarto del Origen de las Especies
  4. Las aves, transportadoras de semillas, en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo primero del Origen de las Especies
  5. El detallamiento continúa en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo quinto del Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*