Archivo de noviembre 3rd, 2014

Breve recuento de la flora africana en el párrafo sexcentésimo sexagésimo del Origen de las Especies

Este es el segundo de los párrafos con el recuento de las floras: Aquí la flora africana.  Botánica reducida a la mínima expresión: Sin mención de una sola especie.

 

 

660

 

In Africa, several forms characteristic of Europe, and some few representatives of the flora of the Cape of Good Hope, occur on the mountains of Abyssinia. At the Cape of Good Hope a very few European species, believed not to have been introduced by man, and on the mountains several representative European forms are found which have not been discovered in the intertropical parts of Africa. Dr. Hooker has also lately shown that several of the plants living on the upper parts of the lofty island of Fernando Po, and on the neighbouring Cameroon Mountains, in the Gulf of Guinea, are closely related to those on the mountains of Abyssinia, and likewise to those of temperate Europe. It now also appears, as I hear from Dr. Hooker, that some of these same temperate plants have been discovered by the Rev. R.T. Lowe on the mountains of the Cape Verde Islands. This extension of the same temperate forms, almost under the equator, across the whole continent of Africa and to the mountains of the Cape Verde archipelago, is one of the most astonishing facts ever recorded in the distribution of plants.

 

En África se presentan en las montañas de Abisinia varias formas características y algunas representativas de la flora del Cabo de Buena Esperanza. En el Cabo de Buena Esperanza se encuentra un cortísimo número de especies europeas que se supone que no han sido introducidas por el hombre, y en las montañas se encuentran varias formas europeas representativas que no han sido descubiertas en las regiones intertropicales de África. El doctor Hooker, recientemente, ha demostrado también que varias de las plantas que viven en las regiones superiores de la elevada isla de Fernando Poo y en los vecinos montes de los Camarones, en el golfo de Guinea, están muy relacionadas con las de las montañas de Abisinia y también con las de las regiones templadas de Europa. Actualmente también parece, según me dice el doctor Hooker, que algunas de estas mismas plantas de climas templados han sido descubiertas por el reverendo T. Lowe en las montañas de las islas de Cabo Verde. Esta extensión de las mismas formas de clima templado, casi en el Ecuador, a través de todo el continente de África y hasta las montañas del archipiélago de Cabo Verde, es uno de los hechos más asombrosos que en todo tiempo se han registrado en la distribución de las plantas.

Lectura aconsejada:


Etiquetas: