Archivo de noviembre 11th, 2014

Siguiendo el curso regular de los acontecimientos en el párrafo sexcentésimo sexagésimo sexto del Origen de las Especies

 

Así es como empieza este párrafo el sexcentésimo sexagésimo sexto:

 In the regular course of events, Siguiendo el curso regular de los acontecimientos,….

Nuevas invasiones hasta tener:

De este modo tendríamos un corto número de especies idéntícamente iguales

 Pleonasmo

 

Y de nuevo el idioma darvinés con sus tópicos:

 

Pero las especies, al quedar durante mucho tiempo en las montañas o en hemisferios opuestos, tendrían que competir

 

Luchar, competir, invadir…..Nunca un libro contribuyó tanto a la construcción de la realidad de acuerdo con un programa……

 

 

 

666

In the regular course of events the southern hemisphere would in its turn be subjected to a severe Glacial period, with the northern hemisphere rendered warmer; and then the southern temperate forms would invade the equatorial lowlands. The northern forms which had before been left on the mountains would now descend and mingle with the southern forms. These latter, when the warmth returned, would return to their former homes, leaving some few species on the mountains, and carrying southward with them some of the northern temperate forms which had descended from their mountain fastnesses. Thus, we should have some few species identically the same in the northern and southern temperate zones and on the mountains of the intermediate tropical regions. But the species left during a long time on these mountains, or in opposite hemispheres, would have to compete with many new forms and would be exposed to somewhat different physical conditions; hence, they would be eminently liable to modification, and would generally now exist as varieties or as representative species; and this is the case. We must, also, bear in mind the occurrence in both hemispheres of former Glacial periods; for these will account, in accordance with the same principles, for the many quite distinct species inhabiting the same widely separated areas, and belonging to genera not now found in the intermediate torrid zones.

 

Siguiendo el curso regular de los acontecimientos, el hemisferio sur estaría a su vez sujeto a un severo período glaciar y el hemisferio norte se volvería más caliente, y entonces las formas de clima templado del Sur invadirían las tierras bajas ecuatoriales. Las formas del Norte que habían quedado antes en las montañas descenderían entonces y se mezclarían con las del Sur. Estas últimas, al volver el calor, volverían a su patria primitiva, dejando algunas especies en las montañas, y llevando hacia el Sur consigo algunas de las especies septentrionales de clima templado que habían bajado de sus refugios de las montañas. De este modo tendríamos un corto número de especies idénticamente iguales en las zonas templadas del Norte y del Sur y en las montañas de las regiones intermedias tropicales. Pero las especies, al quedar durante mucho tiempo en las montañas o en hemisferios opuestos, tendrían que competir con muchas formas nuevas y estarían expuestas a condiciones físicas algo diferentes; estarían, por consiguiente, muy sujetas a modificación, y tienen que existir ahora, en general, como variedades o como especies representativas, y esto es lo que ocurre. Debemos también tener presente la existencia en ambos hemisferios de períodos glaciares anteriores, pues éstos explicarían, según los mismos principios, las muchas especies bien distintas que viven en regiones análogas muy separadas, y que pertenecen a géneros que no se encuentran ahora en las zonas tórridas intermedias.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,