Archivo de noviembre 20th, 2014

Curiosidades del mundo de los peces en el párrafo sexcentésimo septuagésimo tercero del Origen de las Especies

 

Sigue preocupado el autor por la distribución geográfica de algunas especies, en particular de peces. El esquema general de su escritura es siempre el mismo: Adopta una postura dogmática y a continuación busca refuerzos para apoyarla por encima de toda evidencia. En este caso está defendiendo la postura que dice que si organismos de las mismas  especies se encuentran en lugares separados es consecuencia de su transporte, puesto que es imposible que se hayan formado separadamente.

 

Indica al respecto algunas cosas curiosas. Por ejemplo, que los peces pueden ser transportados por torbellinos:

 

Thus fishes still alive are not very rarely dropped at distant points by whirlwinds

Así los peces vivos pueden dejarse caer en puntos distantes por torbellinos

Nos gustaría tener una referencia de tal cuestión.

También despierta la curiosidad cómo serían las inundaciones sin cambio de nivel:

 

Instances, also, could be given of this having occurred during floods, without any change of level

 

También, podría deberse a las inundaciones, sin ningún cambio de nivel, todo es posible. Pero lo que importa es que el autor, como de costumbre, está defendiendo un dogma, y a tal fin necesita generar confusión:

 

Así los peces vivos pueden dejarse caer en puntos distantes por torbellinos, y se sabe que los huevos conservan su vitalidad durante un tiempo considerable después de la eliminación del agua. Su dispersión puede, sin embargo, atribuirse principalmente a los cambios en el nivel de la tierra dentro de los últimos tiempos, haciendo que los ríos fluyan entre sí. También, podría deberse a las inundaciones, sin ningún cambio de nivel. La gran diferencia de los peces en los lados opuestos de la mayoría de cordilleras, que son continuas y deben, por consiguiente, a partir de los primeros tiempos, haber impedido por completo el ensamblaje de los sistemas fluviales de las dos partes, lleva a la misma conclusión. Algunos peces de agua dulce pertenecen a formas muy antiguas, y en tales casos habrá habido tiempo suficiente para grandes cambios geográficos, y por lo tanto tiempo y medios para la migración mucho más. Por otra parte, el Dr. Gunther recientemente se ha llevado por varias consideraciones para concluir que los peces con las mismas formas tienen una larga resistencia. Peces de agua salada con cuidado pueden ser poco a poco acostumbrados a vivir en agua dulce, y, según Valenciennes, apenas hay un solo grupo de los cuales todos los miembros se limitan a agua potable, de manera que una especie marina perteneciente a una de agua dulce grupo puede viajar muy lejos a lo largo de las orillas del mar, y podría, es probable, se adaptan sin mucha dificultad a las aguas dulces de una tierra lejana.

 

 

 

 

 

 

673

But the wide ranging power of fresh-water productions can, I think, in most cases be explained by their having become fitted, in a manner highly useful to them, for short and frequent migrations from pond to pond, or from stream to stream, within their own countries; and liability to wide dispersal would follow from this capacity as an almost necessary consequence. We can here consider only a few cases; of these, some of the most difficult to explain are presented by fish. It was formerly believed that the same fresh-water species never existed on two continents distant from each other. But Dr. Gunther has lately shown that the Galaxias attenuatus inhabits Tasmania, New Zealand, the Falkland Islands and the mainland of South America. This is a wonderful case, and probably indicates dispersal from an Antarctic centre during a former warm period. This case, however, is rendered in some degree less surprising by the species of this genus having the power of crossing by some unknown means considerable spaces of open ocean: thus there is one species common to New Zealand and to the Auckland Islands, though separated by a distance of about 230 miles. On the same continent fresh-water fish often range widely, and as if capriciously; for in two adjoining river systems some of the species may be the same and some wholly different. It is probable that they are occasionally transported by what may be called accidental means. Thus fishes still alive are not very rarely dropped at distant points by whirlwinds; and it is known that the ova retain their vitality for a considerable time after removal from the water. Their dispersal may, however, be mainly attributed to changes in the level of the land within the recent period, causing rivers to flow into each other. Instances, also, could be given of this having occurred during floods, without any change of level. The wide differences of the fish on the opposite sides of most mountain-ranges, which are continuous and consequently must, from an early period, have completely prevented the inosculation of the river systems on the two sides, leads to the same conclusion. Some fresh-water fish belong to very ancient forms, and in such cases there will have been ample time for great geographical changes, and consequently time and means for much migration. Moreover, Dr. Gunther has recently been led by several considerations to infer that with fishes the same forms have a long endurance. Salt-water fish can with care be slowly accustomed to live in fresh water; and, according to Valenciennes, there is hardly a single group of which all the members are confined to fresh water, so that a marine species belonging to a fresh-water group might travel far along the shores of the sea, and could, it is probable, become adapted without much difficulty to the fresh waters of a distant land.

 

Pero la facultad de extenderse mucho que tienen las producciones de agua dulce creo que puede explicarse, en la mayor parte de los casos, porque se han adaptado, de un modo utilísimo para ellas, a pequeñas y frecuentes emigraciones de una laguna a otra o de un río a otro, dentro de su propio país, y de esta facultad se seguiría, como una consecuencia casi necesaria, la posibilidad de una gran dispersión. No podemos considerar aquí mas que un corto número de casos, de los cuales los peces nos ofrecen algunos de los más difíciles de explicar. Se creía antes que una misma especie de agua dulce no existía nunca en dos continentes muy distantes; pero el doctor Günther ha demostrado recientemente que el Galaxias attenuatus vive en Tasmania, Nueva Zelanda, las islas Falkland y en la tierra firme de América del Sur. Es este un caso asombroso, y probablemente indica una dispersión, a partir de un centro antártico, durante un período caliente anterior. Este caso, sin embargo, resulta algo menos sorprendente, porque las especies de este género tienen la propiedad de atravesar, por algún medio desconocido, espacios considerables del océano, así hay una especie que es común a Nueva Zelanda y a las islas Auckland, aunque están separadas por una distancia de unas 230 millas. En un mismo continente, los peces de agua dulce muchas veces se extienden mucho y como de un modo caprichoso, pues en dos cuencas contiguas algunas de las especies pueden ser las mismas y otras completamente diferentes. Es probable que en ocasiones se transporten por lo que puede llamarse medios accidentales. Así los peces vivos pueden dejarse caer en puntos distantes por torbellinos, y se sabe que los huevos conservan su vitalidad durante un tiempo considerable después de la eliminación del agua. Su dispersión puede, sin embargo, atribuirse principalmente a los cambios en el nivel de la tierra dentro de los últimos tiempos, haciendo que los ríos fluyan entre sí. También, podría deberse a las inundaciones, sin ningún cambio de nivel. La gran diferencia de los peces en los lados opuestos de la mayoría de cordilleras, que son continuas y deben, por consiguiente, a partir de los primeros tiempos, haber impedido por completo el ensamblaje de los sistemas fluviales de las dos partes, lleva a la misma conclusión. Algunos peces de agua dulce pertenecen a formas muy antiguas, y en tales casos habrá habido tiempo suficiente para grandes cambios geográficos, y por lo tanto tiempo y medios para la migración mucho más. Por otra parte, el Dr. Gunther recientemente se ha llevado por varias consideraciones para concluir que los peces con las mismas formas tienen una larga resistencia. Peces de agua salada con cuidado pueden ser poco a poco acostumbrados a vivir en agua dulce, y, según Valenciennes, apenas hay un solo grupo de los cuales todos los miembros se limitan a agua potable, de manera que una especie marina perteneciente a una de agua dulce grupo puede viajar muy lejos a lo largo de las orillas del mar, y podría, es probable, se adaptan sin mucha dificultad a las aguas dulces de una tierra lejana.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: