Archivo de diciembre 12th, 2014

Críticos de Darwin: George Paulin

What, encourages me to think that I have not been too late in entering upon this field of inquiry, and of subjecting what Science calls its creed to a critical investigation, is my perception of the fact that no one,so far as I am aware, has ever before inquired into and examined the fundamental principles of the Darwinian Theory.

 

Lo que me anima a pensar que no estoy retrasado al hacerme estas preguntas, y al someter a lo que la Ciencia llama su credo a una investigación crítica, es mi percepción del hecho de que nadie, que yo sepa, alguna vez ha antes investigado y examinado los principios fundamentales de la Teoría Darwiniana.

 

George Paulin. No Struggle for Existence, no Natural Selection. 1908.

Etiquetas:

Otra regla casi universal que aporta bien poco y un paseo por Kerguelen en el párrafo sexcentésimo octogésimo noveno del Origen de las Especies

 

La regla: las producciones peculiares de las islas están relacionadas con las del continente más próximo.

 

La excepción: la Tierra de Kerguelen (Ver imagen 1)

 

 

 

689

Many analogous facts could be given: indeed it is an almost universal rule that the endemic productions of islands are related to those of the nearest continent, or of the nearest large island. The exceptions are few, and most of them can be explained. Thus, although Kerguelen Land stands nearer to Africa than to America, the plants are related, and that very closely, as we know from Dr. Hooker’s account, to those of America: but on the view that this island has been mainly stocked by seeds brought with earth and stones on icebergs, drifted by the prevailing currents, this anomaly disappears. New Zealand in its endemic plants is much more closely related to Australia, the nearest mainland, than to any other region: and this is what might have been expected; but it is also plainly related to South America, which, although the next nearest continent, is so enormously remote, that the fact becomes an anomaly. But this difficulty partially disappears on the view that New Zealand, South America, and the other southern lands, have been stocked in part from a nearly intermediate though distant point, namely, from the antarctic islands, when they were clothed with vegetation, during a warmer tertiary period, before the commencement of the last Glacial period. The affinity, which, though feeble, I am assured by Dr. Hooker is real, between the flora of the south-western corner of Australia and of the Cape of Good Hope, is a far more remarkable case; but this affinity is confined to the plants, and will, no doubt, some day be explained.

 

Podrían citarse muchos hechos análogos: realmente es una regla casi universal que las producciones peculiares de las islas están relacionadas con las del continente más próximo o con las de la isla grande más próxima. Pocas son las excepciones, y la mayor parte de ellas pueden ser explicadas. Así, aun cuando la Tierra de Kerguelen está situada más cerca de Africa que de América, las plantas están relacionadas -y muy estrechamente-con las de América, según sabemos por el estudio del doctor Hooker; pero esta anomalía desaparece según la teoría de que esta isla ha sido poblada principalmente por semillas llevadas con tierra y piedras en los icebergs arrastrados por corrientes dominantes. Nueva Zelanda, por sus plantas endémicas, está mucho más relacionada con Australia, la tierra firme más próxima, que con ninguna otra región, y esto es lo que podía esperarse; pero está también evidentemente relacionada con América del Sur, que, aun cuando sea el continente que sigue en proximidad, está a una distancia tan enorme, que el hecho resulta una anomalía. Pero esta dificultad desaparece en parte dentro de la hipótesis de que Nueva Zelanda, América del Sur y otras tierras meridionales han sido pobladas en parte por formas procedentes de un punto casi intermedio, aunque distante, o sea las islas antárticas, cuando estaban cubiertas de vegetación, durante un período terciario caliente antes del comienzo del último período glaciar. La afinidad que, aunque débil, me asegura el doctor Hooker que existe realmente entre la flora del extremo sudoeste de Australia y la del Cabo de Buena Esperanza es un caso mucho más notable; pero esta afinidad está limitada a las plantas, e indudablemente se explicará algún día.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: