Falacia mayúscula, error y confusión en el párrafo septingentésimo décimo segundo de El Origen de las Especies

No hay manera de tomarse en serio este tratado. Vean sino como empieza este breve pero revelador párrafo:

Nuestras clasificaciones muchas veces están evidentemente influidas por enlace de afinidades (Our classifications are often plainly influenced by chains of affinities).

Pero no es lo mismo estar influido por que ser consecuencia de

Como sospechábamos, el final del párrafo anterior era un enorme error. Donde decía:

Comprenderemos inmediatamente por qué estos caracteres poseen un valor tan grande en la clasificación: porque el sistema natural es genealógico en su disposición.

Quedaría mejor decir:

Comprenderemos inmediatamente por qué estos caracteres poseen un valor tan grande en la clasificación: porque el sistema natural no es genealógico en su disposición.

 

Para acabar, otro  error: También, al igual que con las aves, es posible definir los crustáceos: Para empezar, son invertebrados. Asimismo son artrópodos.

 

 

712.

 

Our classifications are often plainly influenced by chains of affinities. Nothing can be easier than to define a number of characters common to all birds; but with crustaceans, any such definition has hitherto been found impossible. There are crustaceans at the opposite ends of the series, which have hardly a character in common; yet the species at both ends, from being plainly allied to others, and these to others, and so onwards, can be recognised as unequivocally belonging to this, and to no other class of the Articulata.

 

Nuestras clasificaciones muchas veces están evidentemente influidas por enlace de afinidades. Nada más fácil que definir un gran número de caracteres comunes a todas las aves; pero en los crustáceos, hasta ahora, ha resultado imposible una definición de esta naturaleza. En los extremos opuestos de la serie se encuentran crustáceos que apenas tienen un carácter común, y, sin embargo, las especies en ambos extremos, por estar evidentemente relacionadas con otras y éstas con otras, y así sucesivamente, puede reconocerse que indubitablemente pertenecen a esta clase de articulados y no a otra.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Una clasificación natural en el párrafo septingentésimo décimo primero de El Origen de las Especies
  2. Vuelve a repetirse un viejo error del autor en el párrafo centésimo décimo sexto de El Origen de las Especies
  3. Corrigiendo algún otro error en el párrafo centésimo septuagésimo segundo de El Origen de las Especies
  4. Más errores, juegos de palabras vanos y confusión de fenómenos con hipótesis en el párrafo centésimo décimo octavo de El Origen de las Especies
  5. Razonar en falso: más confusión en el párrafo sexcentésimo trigésimo segundo del Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*