Archivo de marzo, 2015

Variaciones, una frase sin sentido y una atrevida explicación de la ausencia de metamorfosis en el párrafo septingentésimo sexagésimo cuarto de El Origen de las Especies

La confusión empieza en la primera frase:

En algunos animales, las sucesivas variaciones pueden haber sobrevenido en un período muy temprano de su vida, o sus diversos grados pueden haber sido heredados en una edad anterior a la edad en que ocurrieron por vez primera

Por lo que respecta a la primera parte, de acuerdo. Pero,…¿ qué significa que los diversos grados pueden haber sido heredados en una edad anterior a la edad en que ocurrieron por vez primera? Eso es, ni más ni menos que una frase sin sentido alguno.

 

La explicación que da para de la ausencia de metamorfosis es memorable.

 

 

764.

 

With some animals the successive variations may have supervened at a very early period of life, or the steps may have been inherited at an earlier age than that at which they first occurred. In either of these cases the young or embryo will closely resemble the mature parent-form, as we have seen with the short-faced tumbler. And this is the rule of development in certain whole groups, or in certain sub-groups alone, as with cuttle-fish, land-shells, fresh-water crustaceans, spiders, and some members of the great class of insects. With respect to the final cause of the young in such groups not passing through any metamorphosis, we can see that this would follow from the following contingencies: namely, from the young having to provide at a very early age for their own wants, and from their following the same habits of life with their parents; for in this case it would be indispensable for their existence that they should be modified in the same manner as their parents. Again, with respect to the singular fact that many terrestrial and fresh-water animals do not undergo any metamorphosis, while marine members of the same groups pass through various transformations, Fritz Muller has suggested that the process of slowly modifying and adapting an animal to live on the land or in fresh water, instead of in the sea, would be greatly simplified by its not passing through any larval stage; for it is not probable that places well adapted for both the larval and mature stages, under such new and greatly changed habits of life, would commonly be found unoccupied or ill-occupied by other organisms. In this case the gradual acquirement at an earlier and earlier age of the adult structure would be favoured by natural selection; and all traces of former metamorphoses would finally be lost.

 

En algunos animales, las sucesivas variaciones pueden haber sobrevenido en un período muy temprano de su vida, o sus diversos grados pueden haber sido heredados en una edad anterior a la edad en que ocurrieron por vez primera. En ambos casos, el joven o el embrión se parecerán mucho a la forma madre adulta, como hemos visto en la paloma volteadora de cara corta. Y esta es la regla de desarrollo en ciertos grupos enteros o en ciertos subgrupos sólo, como en los cefalópodos, los moluscos terrestres, los crustáceos de agua dulce, las arañas y algunos miembros de la gran clase de los insectos. Por lo que se refiere a la causa final de que los jóvenes en estos grupos no pasen por ninguna metamorfosis, podemos ver que esto se seguiría de las circunstancias siguientes, a saber: de que el joven tenga en una edad muy temprana que proveer a sus propias necesidades y de que tenga las mismas costumbres que sus padres, pues en este caso ha de ser indispensable para su existencia que esté modificado de la misma manera que sus padres. Además, por lo que se refiere al hecho singular de que muchos animales terrestres y de agua dulce no experimenten metamorfosis, mientras que los miembros marinos de los mismos grupos pasan por diferentes transformaciones, Fritz Müller ha emitido la idea de que el proceso de lenta modificación y adaptación de un animal a vivir en tierra o agua dulce, en vez de vivir en el mar, se simplificaría mucho con no pasar el animal por ningún estado larvario, pues no es probable que, en estas condiciones de existencia nuevas y tan diferentes comúnmente, se encuentren desocupados, o mal ocupados por otros organismos, puestos bien apropiados para la larva y para el adulto. En este caso, el adquirir gradualmente la conformación del adulto en una edad cada vez más temprana tendría que ser favorecido por la selección natural y, finalmente, se perderían todos los vestigios de las metamorfosis anteriores.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

El peligroso salto de la granja a la naturaleza y un ejemplo de argumentación tramposa en el párrafo septingentésimo sexagésimo tercero de El Origen de las Especies

Se supone que, mediante este libro, el autor quería demostrar la importancia de la selección natural para la evolución. Tarea imposible puesto que la selección natural no existe, la naturaleza no selecciona y la expresión, que procede del error inicial de confundir selección con mejora no puede tener significado ni valor alguno. Se entiende pues que, constantemente el autor utilice trampas retóricas y falacias. Artefactos de la lógica y trucos de un lenguaje tramposo: el darwiniano o darvinés. Entre ellos, ya hemos detectado en otras ocasiones su fea costumbre de incluir las conclusiones entre las premisas. En este párrafo tenemos un buen ejemplo de esta argumentación tramposa:

 

 

Tomemos un grupo de aves que desciendan de alguna forma antigua y que estén modificadas por selección natural para diferentes costumbres.

 

Pero, nos preguntamos ¿Cómo vamos a tomar semejante grupo de aves? La imposibilidad del caso se demuestra porque carece de ejemplos.

 

¿De qué caso habla cuando, a continuación,  dice?:

 

En este caso, como las muchas y pequeñas variaciones sucesivas han sobrevenido en las distintas especies a una edad no muy temprana y han sido heredadas a la edad correspondiente, los pequeñuelos se habrán modificado muy poco y se parecerán todavía entre sí mucho más que los adultos, exactamente como hemos visto en las razas de palomas.

 

¿A qué variaciones se refiere?

 

¿Está seguro cuando dice?:

 

Podemos extender esta opinión a conformaciones muy distintas y a clases enteras.

 

¿Podría dar ejemplos?

 

763.

 

Now, let us apply these two principles to species in a state of nature. Let us take a group of birds, descended from some ancient form and modified through natural selection for different habits. Then, from the many slight successive variations having supervened in the several species at a not early age, and having been inherited at a corresponding age, the young will have been but little modified, and they will still resemble each other much more closely than do the adults, just as we have seen with the breeds of the pigeon. We may extend this view to widely distinct structures and to whole classes. The fore-limbs, for instance, which once served as legs to a remote progenitor, may have become, through a long course of modification, adapted in one descendant to act as hands, in another as paddles, in another as wings; but on the above two principles the fore-limbs will not have been much modified in the embryos of these several forms; although in each form the fore-limb will differ greatly in the adult state. Whatever influence long continued use or disuse may have had in modifying the limbs or other parts of any species, this will chiefly or solely have affected it when nearly mature, when it was compelled to use its full powers to gain its own living; and the effects thus produced will have been transmitted to the offspring at a corresponding nearly mature age. Thus the young will not be modified, or will be modified only in a slight degree, through the effects of the increased use or disuse of parts.

 

Apliquemos ahora estos dos principios a las especies en estado natural. Tomemos un grupo de aves que desciendan de alguna forma antigua y que estén modificadas por selección natural para diferentes costumbres. En este caso, como las muchas y pequeñas variaciones sucesivas han sobrevenido en las distintas especies a una edad no muy temprana y han sido heredadas a la edad correspondiente, los pequeñuelos se habrán modificado muy poco y se parecerán todavía entre sí mucho más que los adultos, exactamente como hemos visto en las razas de palomas. Podemos extender esta opinión a conformaciones muy distintas y a clases enteras. Los miembros anteriores, por ejemplo, que en otro tiempo sirvieron como patas a un remoto antepasado, pueden, por una larga serie de modificaciones, haberse adaptado en un descendiente para actuar como manos: en otro, como aletas; en otro, como alas; pero, según los dos principios arriba citados, los miembros anteriores no se habrán modificado mucho en los embriones de estas diferentes formas, aun cuando en cada forma el miembro anterior difiera mucho en el estado adulto. Cualquiera que sea la influencia que pueda haber tenido el prolongado uso y desuso en modificar miembros u otras partes de cualquier especie, tiene que haber obrado principalmente o únicamente sobre el animal casi adulto, cuando estaba obligado a utilizar todas sus fuerzas para ganarse por sí mismo la vida, y los efectos producidos así se habrán transmitido a la descendencia en la misma edad casi adulta. De este modo el joven no estará modificado, o lo estará sólo en pequeño grado, por los efectos del aumento de uso o desuso de sus partes.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Vuelta a los dos principios citados en el párrafo septingentésimo sexagésimo segundo de El Origen de las Especies

Las diferencias entre palomas son heredadas y se expresan a edad más temprana o menos temprana. Si me he perdido algo o, si acaso el contenido de este párrafo tiene algo que ver con el origen de las especies, me gustaría que alguien indicase en qué consiste.

 

 

762.

 

These facts are explained by the above two principles. Fanciers select their dogs, horses, pigeons, etc., for breeding, when nearly grown up. They are indifferent whether the desired qualities are acquired earlier or later in life, if the full-grown animal possesses them. And the cases just given, more especially that of the pigeons, show that the characteristic differences which have been accumulated by man’s selection, and which give value to his breeds, do not generally appear at a very early period of life, and are inherited at a corresponding not early period. But the case of the short-faced tumbler, which when twelve hours old possessed its proper characters, proves that this is not the universal rule; for here the characteristic differences must either have appeared at an earlier period than usual, or, if not so, the differences must have been inherited, not at a corresponding, but at an earlier age.

 

Estos hechos se explican por los dos principios citados. Los criadores eligen sus perros, caballos, palomas, etc., para cría cuando están casi desarrollados; les es indiferente el que las cualidades deseadas sean adquiridas más pronto o más tarde, si las posee el animal adulto. Y los casos que se acaban de indicar, especialmente el de las palomas, muestran que las diferencias características que han sido acumuladas por la selección del hombre y que dan valor a sus castas no aparecen generalmente en un período muy temprano de la vida y son heredadas en un período correspondiente no temprano. Pero el caso de la volteadora de cara corta, que a las doce horas de nacida posee ya sus caracteres propios, prueba que ésta no es la regla sin excepción, pues, en este caso, las diferencias características, o bien tienen que haber aparecido en un período más temprano que de ordinario, o, de no ser así, las diferencias tienen que haber sido heredadas, no a la edad correspondiente, sino a una edad más temprana.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La paloma como paradigma en el párrafo septingentésimo sexagésimo primero de El Origen de las Especies

Vista la incapacidad para enfrentar algunas cuestiones relacionadas con el desarrollo de los animales, vuelve el autor por sus fueros según nos tiene acostumbrados y dedica unas líneas a su tema favorito al que ya dedicara buena parte de los primeros capítulos: la cría de palomas, tema en el cual sus conocimientos no tienen parangón.

 

761.

 

As we have conclusive evidence that the breeds of the Pigeon are descended from a single wild species, I compared the young pigeons within twelve hours after being hatched. I carefully measured the proportions (but will not here give the details) of the beak, width of mouth, length of nostril and of eyelid, size of feet and length of leg, in the wild parent species, in pouters, fantails, runts, barbs, dragons, carriers, and tumblers. Now, some of these birds, when mature, differ in so extraordinary a manner in the length and form of beak, and in other characters, that they would certainly have been ranked as distinct genera if found in a state of nature. But when the nestling birds of these several breeds were placed in a row, though most of them could just be distinguished, the proportional differences in the above specified points were incomparably less than in the full-grown birds. Some characteristic points of difference—for instance, that of the width of mouth—could hardly be detected in the young. But there was one remarkable exception to this rule, for the young of the short-faced tumbler differed from the young of the wild rock-pigeon, and of the other breeds, in almost exactly the same proportions as in the adult stage.

 

Como tenemos pruebas concluyentes de que las razas de la paloma han descendido de una sola especie salvaje, comparé los pichones a las doce horas de haber salido del huevo. Medí cuidadosamente las proporciones -aunque no se darán aquí con detalle- del pico, anchura de la boca, largo del orificio nasal y del párpado, tamaño de los pies y longitud de las patas en la especie madre salvaje, buchonas, colipavos, runts, barbs, dragons, mensajeras inglesas y volteadoras. Ahora bien; algunas de estas aves, de adultas, difieren de modo tan extraordinario en la longitud y forma del pico y en otros caracteres, que seguramente habrían sido clasificadas como géneros distintos si hubiesen sido encontradas en estado natural; pero puestos en serie los pichones de nido de estas diferentes clases, aunque en la mayor parte de ellos se podían distinguir justamente las diferencias proporcionales en los caracteres antes señalados, eran incomparablemente menores que en las palomas completamente desarrolladas. Algunos puntos diferenciales característicos -por ejemplo, el de la anchura de la boca- apenas podían descubrirse en los pichones; pero hubo una excepción notable de esta regla, pues los pichones de la volteadora, de cara corta, se diferenciaban de los pichones de la paloma silvestre y de las otras castas casi exactamente en las mismas proporciones que en estado adulto.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Dos principios o tres en el párrafo septingentésimo sexagésimo de El Origen de las Especies

Explicar los complejos problemas del desarrollo es tarea del naturalista y no del aficionado. Para ello hay que comenzar por plantearlos correctamente, cosa que ya vimos que nuestro autor era incapaz de hacer. Ante la falta de planteamientos adecuados y de explicaciones surge como siempre, el recurso fácil al dogma, a los principios. Aquí hay un par de ejemplos. Por si fuera poco, el recurso a las variedades domésticas asegura un nuevo párrafo en el más puro lenguaje darviniano.

 

 

760.

 

These two principles, namely, that slight variations generally appear at a not very early period of life, and are inherited at a corresponding not early period, explain, as I believe, all the above specified leading facts in embryology. But first let us look to a few analogous cases in our domestic varieties. Some authors who have written on Dogs maintain that the greyhound and bull-dog, though so different, are really closely allied varieties, descended from the same wild stock, hence I was curious to see how far their puppies differed from each other. I was told by breeders that they differed just as much as their parents, and this, judging by the eye, seemed almost to be the case; but on actually measuring the old dogs and their six-days-old puppies, I found that the puppies had not acquired nearly their full amount of proportional difference. So, again, I was told that the foals of cart and race-horses—breeds which have been almost wholly formed by selection under domestication—differed as much as the full-grown animals; but having had careful measurements made of the dams and of three-days-old colts of race and heavy cart-horses, I find that this is by no means the case.

 

Estos dos principios -a saber: que las variaciones ligeras generalmente aparecen en un período no muy temprano de la vida y que son heredadas en el período correspondiente- explican, creo yo, todos los hechos embriológicos capitales antes indicados; pero consideremos ante todo algunos casos análogos en nuestras variedades domésticas. Algunos autores que han escrito sobre perros sostienen que el galgo y el bull-dog, aunque tan diferentes, son en realidad variedades muy afines, que descienden del mismo tronco salvaje; de aquí que tuve curiosidad de ver hasta qué punto se diferenciaban sus cachorros. Me dijeron los criadores que se diferenciaban exactamente lo mismo que sus padres, y esto casi parecía así juzgando a ojo; pero midiendo realmente los perros adultos y sus cachorros de seis días, encontré que en los cachorros, en proporción, las diferencias no hablan adquirido, ni con mucho, toda su intensidad. Además, también me dijeron que los potros de los caballos de carreras y de tiro -razas que han sido formadas casi por completo por selección en estado doméstico- se diferenciaban tanto como los animales completamente desarrollados; pero habiendo hecho medidas cuidadosas de las yeguas y de los potros de tres días, de razas de carrera y de tiro pesado, encontré que esto no ocurre en modo alguno.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Explicaciones pendientes y algo de confusión en el párrafo septingentésimo quincuagésimo noveno de El Origen de las Especies

Un par de párrafos atrás el autor prometía dar explicaciones de una serie de hechos bien complejos. Lo que daba a continuación no tenía nada que ver con la esperada explicación.  ¿Llegará en algún momento la explicación? Veamos,…

En este párrafo desde luego que no. Más que dar la esperada explicación de aquellos complejos problemas de desarrollo el autor amenaza con regresar al relato minuicioso del trabajo de los granjeros con el que saturó el capítulo I.

 

 

759.

 

I have stated in the first chapter,  that at whatever age any variation first appears in the parent, it tends to reappear at a corresponding age in the offspring. Certain variations can only appear at corresponding ages; for instance, peculiarities in the caterpillar, cocoon, or imago states of the silk-moth; or, again, in the full-grown horns of cattle. But variations which, for all that we can see might have appeared either earlier or later in life, likewise tend to reappear at a corresponding age in the offspring and parent. I am far from meaning that this is invariably the case, and I could give several exceptional cases of variations (taking the word in the largest sense) which have supervened at an earlier age in the child than in the parent.

 

He establecido en el capítulo primero que, cualquiera que sea la edad en la que aparece por vez primera una variación en el padre, esta variación tiende a reaparecer en la descendencia a la misma edad. Ciertas variaciones pueden aparecer solamente a las edades correspondientes; por ejemplo, las particularidades en fases de oruga, crisálida o imago en el gusano de seda, o también en los cuernos completamente desarrollados del ganado. Pero variaciones que, por todo lo que nos es dado ver, pudieron haber aparecido por vez primera a una edad más temprana o más adelantada, tienden igualmente a aparecer a las mismas edades en los descendientes y en el padre. Estoy lejos de pensar que esto ocurra invariablemente así, y podría citar varios casos excepcionales de variaciones -tomando esta palabra en el sentido más amplio- que han sobrevenido en el hijo a una edad más temprana que en el padre.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Explicaciones pendientes en el párrafo septingentésimo quincuagésimo octavo de El Origen de las Especies

En el párrafo anterior el autor lanzaba unas cuantas preguntas atrevidas que prometía resolver a continuación. Dicho de otro modo el párrafo  había terminado prometiendo explicaciones para una serie de hechos nada fáciles de explicar, tales como:

 

…la diferencia de conformación tan general, aunque no universal, entre el embrión y el adulto; el que las diversas partes de un mismo embrión, que últimamente llegan a ser muy diferentes y sirven para diversas fines, sean semejantes en un período temprano de crecimiento; la semejanza común, pero no invariable, entre los embriones o larvas de las más distintas especies de una misma clase; el que el embrión conserve con frecuencia, cuando está dentro del huevo o del útero, conformaciones que no le son de utilidad, ni en este período de su vida, ni en otro posterior, y que, por el contrario, las larvas que tienen que proveer a sus propias necesidades estén perfectamente adaptadas a las condiciones ambientes; y finalmente, el hecho de que ciertas larvas ocupen un lugar más elevado en la escala de organización que el animal adulto en el que desarrollándose se transforman.

 

Enfin, casi nada. Ahora vean ustedes las explicaciones prometidas:

 

758.

 

It is commonly assumed, perhaps from monstrosities affecting the embryo at a very early period, that slight variations or individual differences necessarily appear at an equally early period. We have little evidence on this head, but what we have certainly points the other way; for it is notorious that breeders of cattle, horses and various fancy animals, cannot positively tell, until some time after birth, what will be the merits and demerits of their young animals. We see this plainly in our own children; we cannot tell whether a child will be tall or short, or what its precise features will be. The question is not, at what period of life any variation may have been caused, but at what period the effects are displayed. The cause may have acted, and I believe often has acted, on one or both parents before the act of generation. It deserves notice that it is of no importance to a very young animal, as long as it is nourished and protected by its parent, whether most of its characters are acquired a little earlier or later in life. It would not signify, for instance, to a bird which obtained its food by having a much-curved beak whether or not while young it possessed a beak of this shape, as long as it was fed by its parents.

 

Se admite por lo común, quizá a causa de que aparecen monstruosidades en el embrión en un período muy temprano, que las pequeñas variaciones o diferencias individuales aparecen necesariamente en un período igualmente temprano. Tenemos pocas pruebas sobre este punto, pero las que tenemos ciertamente indican lo contrario; pues es notorio que los criadores de reses, de caballos, de animales de lujo, no pueden decir positivamente hasta algún tiempo después del nacimiento cuáles serán los méritos o defectos de sus crías. Vemos esto claramente en nuestros propios niños; no podemos decir si un niño será alto o bajo, o cuáles serán exactamente sus rasgos característicos. No está el problema en decir en qué período de la vida puede haber sido producida cada variación, sino en qué período se manifiestan los efectos. La causa puede haber obrado -y yo creo que muchas veces ha obrado- en uno o en los dos padres antes del acto de la generación. Merece señalarse que para un animal muy joven, mientras permanece en el útero de su madre o en el huevo, o mientras es alimentado o protegido por sus padres, no tiene importancia alguna el que la mayor parte de sus caracteres sean adquiridos un poco antes o un poco después. Para un ave, por ejemplo, que obtuviese su comida por tener el pico muy curvo, nada significaría el que de pequeña, mientras fuese alimentada por sus padres, poseyese o no el pico de aquella forma.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Increíbles preguntas en el párrafo septingentésimo quincuagésimo séptimo de El Origen de las Especies

Se hace aquí el autor unas cuantas preguntas atrevidas que intentará responder en el párrafo siguiente. Es decir, indica al final de este párrafo que, efectivamente,  responderá a las preguntas más adelante, o como dice literalmente explicará todos esos hechos. Tarea nada fácil puesto que los hechos son duros de explicar. Veamos en qué para todo esto…

 

757.

 

How, then, can we explain these several facts in embryology—namely, the very general, though not universal, difference in structure between the embryo and the adult; the various parts in the same individual embryo, which ultimately become very unlike, and serve for diverse purposes, being at an early period of growth alike; the common, but not invariable, resemblance between the embryos or larvae of the most distinct species in the same class; the embryo often retaining, while within the egg or womb, structures which are of no service to it, either at that or at a later period of life; on the other hand, larvae which have to provide for their own wants, being perfectly adapted to the surrounding conditions; and lastly, the fact of certain larvae standing higher in the scale of organisation than the mature animal into which they are developed? I believe that all these facts can be explained as follows.

 

¿Cómo, pues, podemos explicarnos estos diferentes hechos en la embriología, a saber: la diferencia de conformación tan general, aunque no universal, entre el embrión y el adulto; el que las diversas partes de un mismo embrión, que últimamente llegan a ser muy diferentes y sirven para diversas fines, sean semejantes en un período temprano de crecimiento; la semejanza común, pero no invariable, entre los embriones o larvas de las más distintas especies de una misma clase; el que el embrión conserve con frecuencia, cuando está dentro del huevo o del útero, conformaciones que no le son de utilidad, ni en este período de su vida, ni en otro posterior, y que, por el contrario, las larvas que tienen que proveer a sus propias necesidades estén perfectamente adaptadas a las condiciones ambientes; y finalmente, el hecho de que ciertas larvas ocupen un lugar más elevado en la escala de organización que el animal adulto en el que desarrollándose se transforman? Creo yo que todos estos hechos pueden explicarse del modo siguiente:…

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Detallamiento ejemplar en el párrafo septingentésimo quincuagésimo sexto de El Origen de las Especies

El detallamiento se vuelve insoportable en este párrafo. ¿A dónde quiere ir aparar el autor con esta verborrea?

 

 

756.

 

Sometimes it is only the earlier developmental stages which fail. Thus, Fritz Muller has made the remarkable discovery that certain shrimp-like crustaceans (allied to Penoeus) first appear under the simple nauplius-form, and after passing through two or more zoea-stages, and then through the mysis-stage, finally acquire their mature structure: now in the whole great malacostracan order, to which these crustaceans belong, no other member is as yet known to be first developed under the nauplius-form, though many appear as zoeas; nevertheless Muller assigns reasons for his belief, that if there had been no suppression of development, all these crustaceans would have appeared as nauplii.

 

A veces son sólo los primeros estados de desarrollo los que faltan. Así, Fritz Müller ha hecho el notable descubrimiento de que ciertos crustáceos parecidos a los camarones (afines de Penaeus) aparecen primero bajo la sencilla forma de nauplios y, después de pasar por dos o más fases de zoea y luego por la fase de misis, adquieren finalmente la conformación adulta. Ahora bien; en todo el gran orden de los malacostráceos, al que aquellos crustáceos pertenecen, no se sabe hasta ahora de ningún otro miembro que empiece desarrollándose bajo la forma de nauplio, aun cuando muchas aparecen bajo la forma de zoea; a pesar de lo cual Müller señala las razones en favor de su opinión de que, si no hubiese habido supresión alguna de desarrollo, todos estos crustáceos habrían aparecido como nauplios.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Diseño en el párrafo septingentésimo quincuagésimo quinto de El Origen de las Especies

Este autor increíblemente ambiguo viene ahora y dice:

Pero no hay razón para que, por ejemplo, el ala de un murciélago o la aleta de una marsopa no tenga que haber sido diseñada, con todas sus partes, en sus debidas proporciones, desde que cada parte se hizo visible.

Lo cual, en caso de tener algún significado, significa exactamente:

Tanto el ala de un murciélago como la aleta de una marsopa han sido diseñadas. La selección natural  no existe

 

 

 

755.

 

We are so much accustomed to see a difference in structure between the embryo and the adult, that we are tempted to look at this difference as in some necessary manner contingent on growth. But there is no reason why, for instance, the wing of a bat, or the fin of a porpoise, should not have been sketched out with all their parts in proper proportion, as soon as any part became visible. In some whole groups of animals and in certain members of other groups this is the case, and the embryo does not at any period differ widely from the adult: thus Owen has remarked in regard to cuttle-fish, “there is no metamorphosis; the cephalopodic character is manifested long before the parts of the embryo are completed.” Land-shells and fresh-water crustaceans are born having their proper forms, while the marine members of the same two great classes pass through considerable and often great changes during their development. Spiders, again, barely undergo any metamorphosis. The larvae of most insects pass through a worm-like stage, whether they are active and adapted to diversified habits, or are inactive from being placed in the midst of proper nutriment, or from being fed by their parents; but in some few cases, as in that of Aphis, if we look to the admirable drawings of the development of this insect, by Professor Huxley, we see hardly any trace of the vermiform stage.

 

Tan acostumbrados estamos a ver la diferencia de conformación entre el embrión y el adulto, que estamos tentados de considerar esta diferencia como dependiente de algún modo necesario del crecimiento. Pero no hay razón para que, por ejemplo, el ala de un murciélago o la aleta de una marsopa no tenga que haber sido diseñada, con todas sus partes, en sus debidas proporciones, desde que cada parte se hizo visible. En algunos grupos enteros de animales y en ciertos miembros de otros grupos ocurre así, y el embrión en ningún período difiere mucho del adulto; así, Owen, por lo que se refiere a los cefalópodos, ha hecho observar que «no hay metamorfosis; el carácter de cefalópodo se manifiesta mucho antes de que las partes del embrión estén completas». Los moluscos terrestres y los crustáceos de agua dulce nacen con sus formas propias, mientras que los miembros marinos de estas dos grandes clases pasan en su desarrollo por cambios considerables y a veces grandes. Las arañas experimentan apenas ninguna metamorfosis. Las larvas de la mayor parte de los insectos pasan por una fase vermiforme, ya sean activas y adaptadas a costumbres diversas, ya inactivas por estar colocadas en medio de alimento adecuado o por ser alimentadas por sus padres; pero en un corto número de casos, como en el de los Aphis, si miramos los admirables dibujos del desarrollo de este insecto, dados por el profesor Huxley, apenas vemos ningún vestigio de la fase vermiforme.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: