El joven y la larva en el párrafo septingentésimo sexagésimo quinto de El Origen de las Especies

Todo lo indicado en este párrafo es bien cierto ¿Todo? Bueno: todo excepto lo que se refiere a la selección natural. La aparición de esta expresión bloquea el pensamiento. Impide que se hagan nuevas preguntas. Surge así una vieja duda literaria: ¿Puede tener algún valor científico un texto que no tiene contenido alguno? Sin duda sí, un valor estético. El mismo valor científico que el sonido de un trombón. Científicamente nulo.

 

765.

If, on the other hand, it profited the young of an animal to follow habits of life slightly different from those of the parent-form, and consequently to be constructed on a slightly different plan, or if it profited a larva already different from its parent to change still further, then, on the principle of inheritance at corresponding ages, the young or the larvae might be rendered by natural selection more and more different from their parents to any conceivable extent. Differences in the larva might, also, become correlated with successive stages of its development; so that the larva, in the first stage, might come to differ greatly from the larva in the second stage, as is the case with many animals. The adult might also become fitted for sites or habits, in which organs of locomotion or of the senses, etc., would be useless; and in this case the metamorphosis would be retrograde.

 

Si, por el contrario, fuese útil a los individuos jóvenes de un animal seguir costumbres algo diferentes de las de la forma adulta y, por consiguiente, estar conformados según un plan algo diferente, o si fuese útil a una larva, diferente ya del adulto, modificarse todavía más, entonces, según el principio de la herencia a las edades correspondientes, el joven y la larva podrían irse volviendo por selección natural tan diferentes de sus padres como pueda imaginarse. Diferencias en la larva podrían también hacerse correlativas de diferentes estados de desarrollo; de manera que la larva en el primer estado podría llegar a diferir mucho de la larva en el segundo estado, como ocurre en muchos animales. El adulto podría también adaptarse a situaciones o condiciones en las que los órganos de locomoción, de los sentidos, etc., fuesen inútiles, y en este caso la metamorfosis sería retrógrada.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Veamos ahora la conclusión de Mr. Croll en el párrafo sexcentésimo sexagésimo quinto del Origen de las Especies
  2. Dos principios o tres en el párrafo septingentésimo sexagésimo de El Origen de las Especies
  3. El peligroso salto de la granja a la naturaleza y un ejemplo de argumentación tramposa en el párrafo septingentésimo sexagésimo tercero de El Origen de las Especies
  4. Clímax en el párrafo septingentésimo trigésimo séptimo de El Origen de las Especies
  5. Usos inconscientes de un criterio en el párrafo septingentésimo vigésimo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*