Archivo de mayo, 2015

Comprendiendo hasta cierto punto en el párrafo octingentésimo octavo de El Origen de las Especies

El comienzo es antológico. En el más puro idioma darvinés:

Podemos comprender, hasta cierto punto, por qué hay tanta belleza por toda la naturaleza, pues esto puede atribuirse, en gran parte, a la acción de la selección..

Dando lugar, a continuación, a todo tipo de desviaciones y fantasías semánticas que producen la admiración en los seguidores de este curioso idioma. No se lo pierdan…


808

 

We can to a certain extent understand how it is that there is so much beauty throughout nature; for this may be largely attributed to the agency of selection. That beauty, according to our sense of it, is not universal, must be admitted by every one who will look at some venomous snakes, at some fishes, and at certain hideous bats with a distorted resemblance to the human face. Sexual selection has given the most brilliant colours, elegant patterns, and other ornaments to the males, and sometimes to both sexes of many birds, butterflies and other animals. With birds it has often rendered the voice of the male musical to the female, as well as to our ears. Flowers and fruit have been rendered conspicuous by brilliant colours in contrast with the green foliage, in order that the flowers may be easily seen, visited and fertilised by insects, and the seeds disseminated by birds. How it comes that certain colours, sounds and forms should give pleasure to man and the lower animals, that is, how the sense of beauty in its simplest form was first acquired, we do not know any more than how certain odours and flavours were first rendered agreeable.

 

Podemos comprender, hasta cierto punto, por qué hay tanta belleza por toda la naturaleza, pues esto puede atribuirse, en gran parte, a la acción de la selección. Que la belleza, según nuestro sentido de ella, no es universal, tiene que ser admitido por todo el que fije su atención en algunas serpientes venenosas, en algunos peces y en ciertos asquerosos murciélagos que tienen una monstruosa semejanza con la cara humana. La selección sexual ha dado brillantísimos colores, elegantes dibujos y otros adornos a los machos, y a veces a los dos sexos, de muchas aves, mariposas y otros animales. Por lo que se refiere a las aves, muchas veces ha hecho musical para la hembra, lo mismo que para nuestros oídos, la voz del macho. Las flores y los frutos han sido hechos aparentes, mediante brillantes colores en contraste con el follaje verde, a fin de que las flores puedan ser fácilmente vistas, visitadas y fecundadas por los insectos, y las semillas diseminadas por los pájaros. Por qué ocurre que ciertos colores, sonidos y formas dan gusto al hombre y a los animales inferiores -esto es, cómo fue adquirido por vez primera el sentido de la belleza en su forma más sencilla-, no lo sabemos, como tampoco sabemos por qué ciertos olores y sabores se hicieron por vez primera agradables.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Casos extraños que dejan de serlo y otros prodigios de la selección natural en el párrafo octingentésimo séptimo de El Origen de las Especies

 

No se pierdan los casos extraños, pero sobre todo lleguen hasta el final y no se pierdan su explicación:

 

estos hechos cesan de ser extraños, y hasta pudieran haber sido previstos dentro de la teoría de que cada especie se esfuerza constantemente por aumentar en número, y que la selección natural está siempre pronta a adaptar los descendientes de cada especie que varíen un poco, a algún puesto desocupado o mal ocupado en la naturaleza.

 

 

807

Many other facts are, as it seems to me, explicable on this theory. How strange it is that a bird, under the form of a woodpecker, should prey on insects on the ground; that upland geese, which rarely or never swim, would possess webbed feet; that a thrush-like bird should dive and feed on sub-aquatic insects; and that a petrel should have the habits and structure fitting it for the life of an auk! and so in endless other cases. But on the view of each species constantly trying to increase in number, with natural selection always ready to adapt the slowly varying descendants of each to any unoccupied or ill-occupied place in nature, these facts cease to be strange, or might even have been anticipated.

 

Existen, a mi parecer, muchos otros hechos explicables dentro de nuestra teoría. ¡Qué extraño es que un ave, con forma de pájaro carpintero, se alimente de insectos en el suelo; que los gansos de tierra, que rara vez o nunca nadan, tengan los pies palmeados; que un ave parecida al tordo se zambulla y alimente de insectos que viven debajo del agua; que el petrel tenga costumbres y conformación que lo hacen adecuado para el género de vida de un pingüino, y así en un sinfín de casos! Pero estos hechos cesan de ser extraños, y hasta pudieran haber sido previstos dentro de la teoría de que cada especie se esfuerza constantemente por aumentar en número, y que la selección natural está siempre pronta a adaptar los descendientes de cada especie que varíen un poco, a algún puesto desocupado o mal ocupado en la naturaleza.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Natura non facit saltum y cómo obra la selección natural en el párrafo octingentésimo sexto de El Origen de las Especies

El autor nos indica aquí: Natura non facit saltum. De acuerdo: La naturaleza no da saltos. La naturaleza no es sujeto al que puedan atribuirse actividades humanas como el dar saltos, u otras como elegir o seleccionar. Justo después de indicar que la naturaleza no da saltos nos indica el autor cómo actúa la selección natural, que no puede actuar de modo alguno puesto que no existe. Así, a sus errores manifestados mediante Metonimia, oxímoron y pleonasmo viene ahora a añadir el de prosopopeya que ya había detectado Flourens.

Natura non selectiona Podríamos decir parafraseando a este atrevido autor.

 

 

806

As natural selection acts solely by accumulating slight, successive, favourable variations, it can produce no great or sudden modifications; it can act only by short and slow steps. Hence, the canon of “Natura non facit saltum,” which every fresh addition to our knowledge tends to confirm, is on this theory intelligible. We can see why throughout nature the same general end is gained by an almost infinite diversity of means, for every peculiarity when once acquired is long inherited, and structures already modified in many different ways have to be adapted for the same general purpose. We can, in short, see why nature is prodigal in variety, though niggard in innovation. But why this should be a law of nature if each species has been independently created no man can explain.

 

Como la selección natural obra solamente por acumulación de variaciones favorables, pequeñas y sucesivas, no puede producir modificaciones grandes o súbitas; puede obrar solamente a pasos cortos y lentos. De aquí que la ley de Natura non facit saltum, que cada nuevo aumento de nuestros conocimientos tiende a confirmar, sea comprensible dentro de esta teoría. Podemos comprender por qué, en toda la naturaleza, el mismo fin general se consigue por una variedad casi infinita de medios, pues toda particularidad, una vez adquirida, se hereda durante mucho tiempo, y conformaciones modificadas ya de modos muy diferentes tienen que adaptarse a un mismo fin general. Podemos, en una palabra, comprender por qué la naturaleza es pródiga en variedad y avarienta en innovación. Pero nadie puede explicar por qué tiene que ser esto una ley de la naturaleza si cada especie ha sido creada independientemente.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Una tendencia constante en el párrafo octingentésimo quinto de El Origen de las Especies

Leemos en este párrafo:

habrá una tendencia constante en la selección natural a conservar la descendencia más divergente de cualquiera especie.

Pero no es cierto. La única tendencia constante en esta obra es a meter a macha de martillo el concepto de selección natural en la cabeza del lector, es decir, nos encontramos ante un lavado de cerebro masivo.

La selección natural es producto de una serie de errores: 1) Confusión del todo con la parte, selección con mejora (Metonimia) 2) Oxímoron: La naturaleza no seleciona, tampoco la naturaleza se dedica a la mejora genética. 3) Pleonasmo: Superivencia de los más aptos- 4) Atribución de acciones a este invento: personificación, prosopopeya.

 

 

 

 

805

As each species tends by its geometrical rate of reproduction to increase inordinately in number; and as the modified descendants of each species will be enabled to increase by as much as they become more diversified in habits and structure, so as to be able to seize on many and widely different places in the economy of nature, there will be a constant tendency in natural selection to preserve the most divergent offspring of any one species. Hence during a long-continued course of modification, the slight differences characteristic of varieties of the same species, tend to be augmented into the greater differences characteristic of the species of the same genus. New and improved varieties will inevitably supplant and exterminate the older, less improved and intermediate varieties; and thus species are rendered to a large extent defined and distinct objects. Dominant species belonging to the larger groups within each class tend to give birth to new and dominant forms; so that each large group tends to become still larger, and at the same time more divergent in character. But as all groups cannot thus go on increasing in size, for the world would not hold them, the more dominant groups beat the less dominant. This tendency in the large groups to go on increasing in size and diverging in character, together with the inevitable contingency of much extinction, explains the arrangement of all the forms of life in groups subordinate to groups, all within a few great classes, which has prevailed throughout all time. This grand fact of the grouping of all organic beings under what is called the Natural System, is utterly inexplicable on the theory of creation.

 

Como todas las especies, por la razón geométrica de su reproducción, tienden a aumentar extraordinariamente en número de individuos, y como los descendientes modificados de cada especie estarán capacitados para aumentar tanto más cuanto más se diversifiquen en costumbres y conformación, de manera que puedan ocupar muchos y muy diferentes puestos en la economía de la naturaleza, habrá una tendencia constante en la selección natural a conservar la descendencia más divergente de cualquiera especie. Por consiguiente, durante un largo proceso de modificación, las pequeñas diferencias características de las variedades de una misma especie tienden a aumentar hasta convertirse en las diferencias mayores características de las especies de un mismo género. Las variedades nuevas o perfeccionadas, inevitablemente suplantarán y exterminarán a las variedades más viejas, menos perfeccionadas e intermedias, y así las especies se convertirán, en gran parte, en cosas definidas y precisas. Las especies dominantes, que pertenecen a los grupos mayores dentro de cada clase, tienden a dar origen a formas nuevas y dominantes, de manera que cada grupo grande tiende a hacerse todavía mayor y al mismo tiempo más divergente en caracteres. Pero como todos los grupos no pueden continuar de este modo aumentando de extensión, pues la Tierra no tendría capacidad para ellos, los grupos predominantes derrotan a los que no lo son. Esta tendencia de los grupos grandes a continuar aumentando de extensión y divergiendo en caracteres, junto con una gran extinción, su consecuencia inevitable, explican la disposición de todas las formas orgánicas en grupos subordinados a otros grupos, todos ellos comprendidos en un corto número de grandes clases, que han prevalecido a través del tiempo. Este hecho capital de la agrupación de todos los seres orgánicos en lo que se llama sistema natural es completamente inexplicable dentro de la teoría de la creación.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Dentro de la teoría (On the view that species are only strongly marked and permanent varieties) en el párrafo octingentésimo cuarto de El Origen de las Especies

El traductor al español puso aquí Dentro de la teoría donde sólo ponía On the view. ¿Dentro de qué teoría? preguntaríamos ahora a nuestro traductor. Los señores Nonídez, Froufe y Zulueta, los traductores al español de esta obra, tuvieron aquí su oportunidad de parar en seco su tarea y preguntarse: ¿Qué estoy haciendo? ¿Es razonable todo esto?

¿Cómo es posible traducir esta barbaridad: On the view that species are only strongly marked and permanent varieties y encima  de esta manera:

Dentro de la teoría de que las especies son sólo variedades muy señaladas y permanentes,…?

 

Es imposible que pueda haber una teoría que sea como aquí se  dice “de que las especies son sólo variedades muy señaladas y permanentes”. Este punto de vista, que no es teoría alguna, no ha sido presentado jamás ni propuesto por ningún naturalista. Este punto de vista, que es un disparate contrario a toda la historia natural, sólo ha sido atrevidamente expuesto por Charles Darwin en uno de los capítulos anteriores de esta obra.

 

 

 

 

804

 

 

On the view that species are only strongly marked and permanent varieties, and that each species first existed as a variety, we can see why it is that no line of demarcation can be drawn between species, commonly supposed to have been produced by special acts of creation, and varieties which are acknowledged to have been produced by secondary laws. On this same view we can understand how it is that in a region where many species of a genus have been produced, and where they now flourish, these same species should present many varieties; for where the manufactory of species has been active, we might expect, as a general rule, to find it still in action; and this is the case if varieties be incipient species. Moreover, the species of the larger genera, which afford the greater number of varieties or incipient species, retain to a certain degree the character of varieties; for they differ from each other by a less amount of difference than do the species of smaller genera. The closely allied species also of a larger genera apparently have restricted ranges, and in their affinities they are clustered in little groups round other species—in both respects resembling varieties. These are strange relations on the view that each species was independently created, but are intelligible if each existed first as a variety.

 

Dentro de la teoría de que las especies son sólo variedades muy señaladas y permanentes, y de que cada especie existió primero como variedad, podemos comprender por qué no se puede trazar una línea de demarcación entre las especies, que se supone generalmente que han sido producidas por actos especiales de creación, y las variedades, que se sabe que lo han sido por leyes secundarias. Según esta misma teoría, podemos comprender cómo es que en una región en la que se han producido muchas especies de un género, y donde éstas florecen actualmente, estas mismas especies tienen que presentar muchas variedades; pues donde la fabricación de especies ha sido activa hemos de esperar, por regla general, encontrarla todavía en actividad, y así ocurre si las variedades son especies incipientes. Además, las especies de los géneros mayores, que proporcionan el mayor número de variedades o especies incipientes, conservan hasta cierto punto el carácter de variedades, pues difieren entre sí en menor grado que las especies de los géneros más pequeños. Las especies más próximas de los géneros mayores parecen tener también distribución geográfica restringida, y están reunidas, por sus afinidades, en pequeños grupos, alrededor de otras, pareciéndose por ambos conceptos a las variedades. Estas relaciones son extrañas dentro de la teoría de que cada especie fue creada independientemente; pero son inteligibles si cada especie existió primero como una variedad.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Resumen de una teoría que no lo es en el párrafo octingentésimo tercero de El Origen de las Especies

Se delata el autor, se pone de manifiesto su incompetencia cuando dice:

 

Pues si los animales y plantas varían, por poco y lentamente que sea, ¿por qué no tendrán que conservarse y acumularse por selección natural o supervivencia de los más adecuados las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas?

 

Las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas, se acumularán por ser provechosas. En cada caso habrá una causa y una explicación. Nunca la Selección Natural explicará nada.

 

803

 

 

If, then, animals and plants do vary, let it be ever so slightly or slowly, why should not variations or individual differences, which are in any way beneficial, be preserved and accumulated through natural selection, or the survival of the fittest? If man can by patience select variations useful to him, why, under changing and complex conditions of life, should not variations useful to nature’s living products often arise, and be preserved or selected? What limit can be put to this power, acting during long ages and rigidly scrutinising the whole constitution, structure, and habits of each creature, favouring the good and rejecting the bad? I can see no limit to this power, in slowly and beautifully adapting each form to the most complex relations of life. The theory of natural selection, even if we look no further than this, seems to be in the highest degree probable. I have already recapitulated, as fairly as I could, the opposed difficulties and objections: now let us turn to the special facts and arguments in favour of the theory.

 

Pues si los animales y plantas varían, por poco y lentamente que sea, ¿por qué no tendrán que conservarse y acumularse por selección natural o supervivencia de los más adecuados las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas? Si el hombre puede con paciencia seleccionar variaciones útiles para él, ¿por qué, en condiciones de vida variables y complicadas, no habrán de surgir con frecuencia y ser conservadas o seleccionadas variaciones útiles a las producciones vivientes de la naturaleza? ¿Qué límite puede fijarse a esta fuerza actuando durante tiempos larguísimos y escudriñando rigurosamente toda la constitución, con formación y costumbres de cada ser, favoreciendo lo bueno y rechazando lo malo? No sé ver límite alguno para esta fuerza al adaptar lenta y admirablemente cada forma a las más complejas relaciones de vida. La teoría de la selección natural, aun sin ir más lejos, parece probable en sumo grado. He recapitulado ya, lo mejor que he podido, las dificultades y objeciones presentadas contra nuestra teoría; pasemos ahora a los argumentos y hechos especiales en favor de ella.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Errores elementales de reflexión en el párrafo octingentésimo segundo de El Origen de las Especies

Lean, por favor, el comienzo de este párrafo y díganme si soy yo el único que ve aquí un problema:

 

Como la Geología claramente proclama que todos los países han sufrido grandes cambios físicos, podíamos haber esperado encontrar que los seres orgánicos han variado en estado natural del mismo modo que han variado en estado doméstico, y si ha habido alguna variabilidad en la naturaleza, sería un hecho inexplicable que la selección natural no hubiese entrado en juego.

 

 

 

 

802

 

As geology plainly proclaims that each land has undergone great physical changes, we might have expected to find that organic beings have varied under nature, in the same way as they have varied under domestication. And if there has been any variability under nature, it would be an unaccountable fact if natural selection had not come into play. It has often been asserted, but the assertion is incapable of proof, that the amount of variation under nature is a strictly limited quantity. Man, though acting on external characters alone and often capriciously, can produce within a short period a great result by adding up mere individual differences in his domestic productions; and every one admits that species present individual differences. But, besides such differences, all naturalists admit that natural varieties exist, which are considered sufficiently distinct to be worthy of record in systematic works. No one has drawn any clear distinction between individual differences and slight varieties; or between more plainly marked varieties and subspecies and species. On separate continents, and on different parts of the same continent, when divided by barriers of any kind, and on outlying islands, what a multitude of forms exist, which some experienced naturalists rank as varieties, others as geographical races or sub species, and others as distinct, though closely allied species!

 

Como la Geología claramente proclama que todos los países han sufrido grandes cambios físicos, podíamos haber esperado encontrar que los seres orgánicos han variado en estado natural del mismo modo que han variado en estado doméstico, y si ha habido alguna variabilidad en la naturaleza, sería un hecho inexplicable que la selección natural no hubiese entrado en juego. Con frecuencia se ha afirmado esto; pero la afirmación no es susceptible de demostración, pues la intensidad de la variación en estado natural es sumamente limitada. El hombre, aunque obrando sólo sobre los caracteres externos y muchas veces caprichosamente, puede producir dentro de un corto período un gran resultado sumando en sus producciones domésticas simples diferencias individuales. Pero, aparte de estas diferencias, todos los naturalistas admiten la existencia de variedades naturales que se consideran lo suficientemente distintas para que merezcan ser registradas en las obras sistemáticas. Nadie ha trazado una distinción clara entre las diferencias individuales y las variedades pequeñas, ni entre las variedades claramente señaladas y las subespecies y especies. En continentes separados, o en partes diferentes del mismo continente cuando están separadas por obstáculos de cualquier clase, o en islas adyacentes, ¡qué multitud de formas existe que los naturalistas experimentados clasifican: unos, como variedades; otros, como razas geográficas o subespecies, y otros, como especies distintas, aunque muy próximas!

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Importancia y actualidad de la Retórica

 

Que una disciplina tenga dos o tres mil años de antigüedad no significa, ni mucho menos, que quienes se dedican a ella sean unos ignorantes, ociosos o renegados.

La Retórica, análisis del discurso practicado desde los presocráticos, es hoy disciplina de la máxima actualidad puesto que nos permite sacudir los textos hablados y escritos y cribar, seleccionar lo que en ellos hay de grano y lo que hay de paja descubriendo que, lamentablemente, esta última es muy abundante en los tiempos que corren.

Sacudido, el discurso de nuestros políticos y gobernantes deja caer un montón de falacias de todo tipo. Exprimido, sometido a las herramientas de la retórica, es fuente de contradicciones, confusiones, y giros verbales demostrando que donde no hay ideas no tienen por qué escasear las palabras, sino todo lo contrario. El exceso verbal, detallamiento, es prueba a menudo de otros muchos errores.

Así, mediante las herramientas de la Retórica, hemos analizado el libro de Darwin, titulado “Sobre el Origen de las Especies por medio de la Selección Natural o la supervivencia de las Razas Favorecidas en la lucha por la vida”, y más concretamente su capítulo IV en el que se expone la parte central: la Selección Natural. Una idea abstrusa que parte de un error: Al describir las actividades de los ganaderos, Darwin confunde el todo con la parte y llama al proceso de Mejora genética (Breeding en inglés), selección. Grave error que, para disimularlo, se ve obligado a cubrir con otro y otro, y así sucesivamente.

Acuñando el concepto Selección Natural, necesario pues no podría hablar de “Mejora Natural”, tropieza de nuevo y construye un oxímoron, expresión viciada en la que una mitad contradice a la otra: Es imposible que la naturaleza seleccione. Para salvarse de este segundo error acude a un tercero y así se contesta a sí mismo a la pregunta ¿Qué es la selección natural? Mediante un Pleonasmo: La supervivencia de los más aptos. Claro, ¿Y de quién si no? ¿Cómo va a sobrevivir alguien o algo que no sea el o lo más apto? Larga cadena de errores y disparates que no acaba ahí, pues para mantenerse necesita crear un cuarto error, este bien sonoro: Otorgar un conjunto de actividades a sus construcciones verbales carentes de significado.

Así veremos también como la selección natural, que no es nada, cobra vida y hace, crea, modifica. La lucha por la supervivencia que tampoco es nada, actúa, efectúa, impone. La supervivencia de los más aptos, expresión sin significado alguno es hipótesis, causa y teoría, explicación.

La retórica darwiniana fluye libre y alcanza su cénit mediante ese recurso formal que se llama Prosopopeya, personificación, y que tan bien detectó su contemporáneo, el científico francés Pierre Flourens.

Analizando hoy la retórica darwiniana se explica uno por qué les cuesta a los darwinistas responder preguntas tan sencillas como ¿Qué es la selección natural? ¿Es una magnitud? ¿En qué unidades puede medirse?

Nuestros lectores se ahorrarán muchos esfuerzos vanos dedicados a entender páginas y páginas impresas con textos incomprensibles, verdaderos trabalenguas. El problema no se limita al darwinismo, ni se restringe dentro de los límites de la ciencia. En la sociedad contemporánea, muchos de los textos producidos a diario tienen como principal objetivo generar confusión. Las personas confusas son más manipulables. Así funciona el binomio Con-Con desde Darwin y aún antes, desde los presocráticos. Quien genera confusión aumentará el control.

 

 

¿Está usted de broma Mr Darwin? La Retórica en el corazón del darwinismo. Emilio Cervantes y Guillermo Pérez Galicia. OIACDI. 2015. 306 pp.

 

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Binomio Con-Con, Biología, confusión, Confusión mental, contradicción, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Detallamiento, Divulgación científica, Doblepensar, Evolución, Falsa disyuntiva, Filosofía, Flatus vocis, Flourens, Fraude, General, Hipótesis, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, Lenguaje, Máquina incapaz de distinguir, Materialismo, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, OSMNS Chapter 4, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Personificación, Pleonasmo, Prosopopeya, Pseudociencia, Retórica, Selección Natural, trabalenguas, Trampa semántica

Crudeza en el párrafo octingentésimo primero de El Origen de las Especies

No contento con el párrafo anterior, en éste vuelve el autor a demostrar que no está escribiendo en los términos propios de un tratado científico, sino en los de una jerga o jerigonza. Un estilo que ha tenido bastante éxito hasta el momento.

 

801

 

 

With animals having separated sexes, there will be in most cases a struggle between the males for the possession of the females. The most vigorous males, or those which have most successfully struggled with their conditions of life, will generally leave most progeny. But success will often depend on the males having special weapons or means of defence or charms; and a slight advantage will lead to victory.

 

En los animales que tienen los sexos separados habrá en la mayor parte de los casos lucha entre los machos por la posesión de las hembras. Los machos más vigorosos, o los que han luchado con mejor éxito con sus condiciones de vida, dejarán generalmente más descendencia. Pero el éxito dependerá muchas veces de que los machos tengan armas, medios de defensa o encantos especiales, y una pequeña ventaja llevará a la victoria.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Momentos clave del lenguaje darvinés en el párrafo octingentésimo de El Origen de las Especies

Si alguien había llegado hasta aquí tomándose el contenido de este libro en serio, ha llegado el momento de reflexionar. Lo que aquí dice es doctrina, dogma. No hay ciencia por ningún lado.

800

 

 

There is no reason why the principles which have acted so efficiently under domestication should not have acted under nature. In the survival of favoured individuals and races, during the constantly recurrent Struggle for Existence, we see a powerful and ever-acting form of Selection. The struggle for existence inevitably follows from the high geometrical ratio of increase which is common to all organic beings. This high rate of increase is proved by calculation—by the rapid increase of many animals and plants during a succession of peculiar seasons, and when naturalised in new countries. More individuals are born than can possibly survive. A grain in the balance may determine which individuals shall live and which shall die—which variety or species shall increase in number, and which shall decrease, or finally become extinct. As the individuals of the same species come in all respects into the closest competition with each other, the struggle will generally be most severe between them; it will be almost equally severe between the varieties of the same species, and next in severity between the species of the same genus. On the other hand the struggle will often be severe between beings remote in the scale of nature. The slightest advantage in certain individuals, at any age or during any season, over those with which they come into competition, or better adaptation in however slight a degree to the surrounding physical conditions, will, in the long run, turn the balance.

 

No hay motivo para que las leyes que han obrado eficazmente en estado doméstico no lo hayan hecho en estado natural. En la supervivencia de los individuos y razas favorecidas durante la incesante lucha por la existencia vemos una forma poderosa y constante de selección. La lucha por la existencia resulta inevitablemente de la elevada razón geométrica de propagación, que es común a todos los seres orgánicos. La gran rapidez de propagación se prueba por el cálculo, por la rápida propagación de muchos animales y plantas durante una serie de temporadas especialmente favorables, y cuando se los naturaliza en nuevos países. Nacen más individuos de los que pueden sobrevivir. Un grano en la balanza puede determinar qué individuos hayan de vivir y cuáles hayan de morir, qué variedad o especie haya de aumentar en número de individuos y cuál haya de disminuir o acabar por extinguirse. Como los individuos de una misma especie entran por todos conceptos en competencia la más rigurosa, la lucha será generalmente más severa entre las variedades de una misma especie, y seguirá en severidad entre las especies de un mismo género. Por otra parte, muchas veces será severa la lucha entre seres alejados en la escala de la Naturaleza. La más pequeña ventaja en ciertos individuos, en cualquier edad o estación, sobre aquellos con quienes entran en competencia, o la mejor adaptación, por pequeño que sea el grado, a las condiciones físicas ambientes, harán a la larga inclinar la balanza a su favor.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: