Archivo de junio, 2015

Los órganos en estado rudimentario en el párrafo octingentésimo trigésimo de El Origen de las Especies

Como estos párrafos finales vuelven a andar por lo andado toca ahora el turno, o mejor dicho el returno, de los órganos en estado rudimentario. Para empezar: ¿Cuáles eran? El apéndice tal vez, o el coxis. Pero,… un momento,  ¿Son los que Darwin consideraba órganos en estado rudimentario verdaderamente órganos en estado rudimentario? O es que también en esto se equivocaba…

 

830.

 

Organs in a rudimentary condition plainly show that an early progenitor had the organ in a fully developed condition, and this in some cases implies an enormous amount of modification in the descendants. Throughout whole classes various structures are formed on the same pattern, and at a very early age the embryos closely resemble each other. Therefore I cannot doubt that the theory of descent with modification embraces all the members of the same great class or kingdom. I believe that animals are descended from at most only four or five progenitors, and plants from an equal or lesser number.

 

Los órganos en estado rudimentario muestran claramente que un remoto antepasado tuvo el órgano en estado de completo desarrollo, y esto, en algunos casos, supone una modificación enorme en los descendientes. En clases enteras, diversas estructuras están conformadas según los mismos tipos, y en una edad muy temprana los embriones se parecen mucho. Por esto no puedo dudar de que la teoría de la descendencia con modificación comprende todos los miembros de una misma clase o de un mismo reino. Creo yo que los animales descienden, a lo sumo, de sólo cuatro o cinco progenitores, y las plantas, de un número igual o menor.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Razones de peso en el párrafo octingentésimo vigésimo noveno de El Origen de las Especies

Con las razones de peso que presenta el autor, es decir, que todos los miembros de clases enteras están reunidos por una cadena de afinidades, no nos queda más remedio que elegir: ¿Hay evidencia suficiente para defender una comunidad de origen, es decir, el antepasado común?

Algunos vamos a decir que no.

 

 

 

829.

It may be asked how far I extend the doctrine of the modification of species. The question is difficult to answer, because the more distinct the forms are which we consider, by so much the arguments in favour of community of descent become fewer in number and less in force. But some arguments of the greatest weight extend very far. All the members of whole classes are connected together by a chain of affinities, and all can be classed on the same principle, in groups subordinate to groups. Fossil remains sometimes tend to fill up very wide intervals between existing orders.

 

Puede preguntarse hasta dónde hago extensiva la doctrina de la modificación de las especies. Esta cuestión es difícil de contestar, pues cuanto más diferentes son las formas que consideremos, tanto menor es el número y fuerza de las razones en favor de la comunidad de origen; pero algunas razones del mayor peso llegan hasta muy lejos. Todos los miembros de clases enteras están reunidos por una cadena de afinidades, y pueden todos clasificarse, según el mismo principio, en grupos subordinados. Los fósiles tienden a veces a llenar intervalos grandísimos entre órdenes vivientes.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Los naturalistas y su opinión más común en el párrafo octingentésimo vigésimo octavo de El Origen de las Especies

El autor se dirige a un público general y no a un público científico. Además queda claro que él no se considera dentro del conjunto de los naturalistas, sino que es más bien, alguien especial: una especie de enviado con una misión.

 

 828.

 

As a record of a former state of things, I have retained in the foregoing paragraphs, and elsewhere, several sentences which imply that naturalists believe in the separate creation of each species; and I have been much censured for having thus expressed myself. But undoubtedly this was the general belief when the first edition of the present work appeared. I formerly spoke to very many naturalists on the subject of evolution, and never once met with any sympathetic agreement. It is probable that some did then believe in evolution, but they were either silent or expressed themselves so ambiguously that it was not easy to understand their meaning. Now, things are wholly changed, and almost every naturalist admits the great principle of evolution. There are, however, some who still think that species have suddenly given birth, through quite unexplained means, to new and totally different forms. But, as I have attempted to show, weighty evidence can be opposed to the admission of great and abrupt modifications. Under a scientific point of view, and as leading to further investigation, but little advantage is gained by believing that new forms are suddenly developed in an inexplicable manner from old and widely different forms, over the old belief in the creation of species from the dust of the earth.

 

Como recuerdo de un estado anterior de cosas, he conservado en los párrafos precedentes y en otras partes varias frases que implican que los naturalistas creen en la creación separada de cada especie, y se me ha censurado mucho por haberme expresado así; pero indudablemente era ésta la creencia general cuando apareció la primera edición de la presente obra. En otro tiempo hablé a muchos naturalistas sobre el problema de la evolución, y nunca encontré una acogida simpática. Es probable que algunos creyesen entonces en la evolución; pero guardaban silencio o se expresaban tan ambiguamente, que no era fácil comprender su pensamiento. Actualmente, las cosas han cambiado por completo, y casi todos los naturalistas admiten el gran principio de la evolución. Hay, no obstante, algunos que creen todavía que las especies han producido de repente, por medios completamente inexplicables, formas nuevas totalmente diferentes; pero, como he intentado demostrar, pueden oponerse pruebas importantes a la admisión de modificaciones grandes y bruscas. Desde un punto de vista científico, y en cuanto a llevar a ulteriores investigaciones, con creer que de formas antiguas y muy diferentes se desarrollan de repente, de un modo inexplicable, formas nuevas, se consigue poquísima ventaja sobre la antigua creencia en la creación de las especies del polvo de la tierra.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Llegamos a una extraña conclusión en el párrafo octingentésimo vigésimo séptimo de El Origen de las Especies

Hay algo que han dicho algunos naturalistas que al autor le parece una extraña conclusión. El presentarlo así, de una manera confusa y ambigua, sirve para reforzar su posición. A estas alturas de la lectura, sabemos bien cuál es su posición y que no tiene defensa alguna, digan lo que quieran otros naturalistas.

 

827.

 

Several eminent naturalists have of late published their belief that a multitude of reputed species in each genus are not real species; but that other species are real, that is, have been independently created. This seems to me a strange conclusion to arrive at. They admit that a multitude of forms, which till lately they themselves thought were special creations, and which are still thus looked at by the majority of naturalists, and which consequently have all the external characteristic features of true species—they admit that these have been produced by variation, but they refuse to extend the same view to other and slightly different forms. Nevertheless, they do not pretend that they can define, or even conjecture, which are the created forms of life, and which are those produced by secondary laws. They admit variation as a vera causa in one case, they arbitrarily reject it in another, without assigning any distinction in the two cases. The day will come when this will be given as a curious illustration of the blindness of preconceived opinion. These authors seem no more startled at a miraculous act of creation than at an ordinary birth. But do they really believe that at innumerable periods in the earth’s history certain elemental atoms have been commanded suddenly to flash into living tissues? Do they believe that at each supposed act of creation one individual or many were produced? Were all the infinitely numerous kinds of animals and plants created as eggs or seed, or as full grown? and in the case of mammals, were they created bearing the false marks of nourishment from the mother’s womb? Undoubtedly some of these same questions cannot be answered by those who believe in the appearance or creation of only a few forms of life or of some one form alone. It has been maintained by several authors that it is as easy to believe in the creation of a million beings as of one; but Maupertuis’ philosophical axiom “of least action” leads the mind more willingly to admit the smaller number; and certainly we ought not to believe that innumerable beings within each great class have been created with plain, but deceptive, marks of descent from a single parent.

 

Varios naturalistas eminentes han manifestado recientemente su opinión de que una multitud de supuestas especies dentro de cada género no son especies reales; pero que otras especies son reales, esto es, que han sido creadas independientemente. Esto me parece que es llegar a una extraña conclusión. Admiten que una multitud de formas, que hasta hace poco creían ellos mismos que eran creaciones especiales, y que son consideradas todavía así por la mayor parte de los naturalistas, y que, por consiguiente, tienen todos los rasgos característicos extremos de verdaderas especies; admiten, sí, que éstas han sido producidas por variación, pero se niegan a hacer extensiva la misma opinión a otras formas poco diferentes. Sin embargo, no pretenden poder definir, y ni siquiera conjeturar, cuáles son las formas orgánicas creadas y cuáles las producidas por leyes secundarias. Admiten la variación como una vera causa en un caso; arbitrariamente la rechazan en otro, sin señalar ninguna distinción entre ambos. Vendrá el día en que esto se citará como un ejemplo de la ceguera de la opinión preconcebida. Estos autores parecen no asombrarse más de un acto milagroso o de creación que de un nacimiento ordinario. Pero ¿creen realmente que en innumerables períodos de la historia de la Tierra ciertos átomos elementales han recibido la orden de formar de repente tejidos vivientes? ¿Creen que en cada supuesto acto de creación se produjeron muchos o un individuos? Las infinitas clases de animales y plantas ¿fueron creadas todas como huevos o semillas, o por completo desarrolladas? Y, en el caso de los mamíferos, ¿fueron éstos creados llevando la falsa señal de la nutrición por el útero de la madre? Indudablemente, algunas de estas mismas preguntas no pueden ser contestadas por los que creen en la aparición o creación de sólo un corto número de formas orgánicas o de alguna forma solamente. Diversos autores han sostenido que es tan fácil creer en la creación de un millón de seres como en la de uno; pero el axioma filosófico de Maupertuis, de la menor acción nos lleva con más gusto a admitir el menor número, y ciertamente no necesitamos creer que han sido creados innumerables seres dentro de cada una de las grandes clases con señales patentes, pero engañosas, de ser descendientes de un solo antepasado.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Por completo convencido de la verdad de las opiniones dadas (fully convinced of the truth of the views given) en el párrafo octingentésimo vigésimo sexto de El Origen de las Especies

Es comodísimo ocultar nuestra ignorancia bajo expresiones tales como el plan de creación, unidad de tipo, etcétera, y creer que damos una explicación cuando tan sólo repetimos la afirmación de un hecho.

Esto dice el autor con otras cosas semejantes en este revelador párrafo, cuya peligrosidad para la ciencia es sólo comparable al que llamábamos el párrafo monumental en el capítulo cuarto.

 

 

 

 

826.

Although I am fully convinced of the truth of the views given in this volume under the form of an abstract, I by no means expect to convince experienced naturalists whose minds are stocked with a multitude of facts all viewed, during a long course of years, from a point of view directly opposite to mine. It is so easy to hide our ignorance under such expressions as the “plan of creation,” “unity of design,” etc., and to think that we give an explanation when we only restate a fact. Any one whose disposition leads him to attach more weight to unexplained difficulties than to the explanation of a certain number of facts will certainly reject the theory. A few naturalists, endowed with much flexibility of mind, and who have already begun to doubt the immutability of species, may be influenced by this volume; but I look with confidence to the future, to young and rising naturalists, who will be able to view both sides of the question with impartiality. Whoever is led to believe that species are mutable will do good service by conscientiously expressing his conviction; for thus only can the load of prejudice by which this subject is overwhelmed be removed.

 

Aun cuando estoy por completo convencido de la verdad de las opiniones dadas en este libro bajo la forma de un extracto, no espero en modo alguno convencer a experimentados naturalistas cuya mente está llena de una multitud de hechos vistos todos, durante un largo transcurso de años, desde un punto de vista diametralmente opuesto al mío. Es comodísimo ocultar nuestra ignorancia bajo expresiones tales como el plan de creación, unidad de tipo, etcétera, y creer que damos una explicación cuando tan sólo repetimos la afirmación de un hecho. Aquellos cuya disposición natural les lleve a dar más importancia a dificultades inexplicadas que a la explicación de un cierto número de hechos, rechazarán seguramente la teoría. Algunos naturalistas dotados de mucha flexibilidad mental, y que han empezado ya a dudar de la inmutabilidad de las especies, pueden ser influídos por este libro, pero miro con confianza hacia el porvenir, hacia los naturalistas jóvenes, que serán capaces de ver los dos lados del problema con imparcialidad. Quienquiera que sea llevado a creer que las especies son mudables, prestará un buen servicio expresando honradamente su convicción, pues sólo así puede quitarse la carga de prejuicios que pesan sobre esta cuestión.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Nuestra repugnancia natural en el párrafo octingentésimo vigésimo quinto de El Origen de las Especies

Después de párrafos y párrafos intentando convencer a un inocente lector, sin prueba alguna, que una especie se convierte en otra, tenemos que leer lo que sigue como argumento:

 

825.

But the chief cause of our natural unwillingness to admit that one species has given birth to other and distinct species, is that we are always slow in admitting any great changes of which we do not see the steps. The difficulty is the same as that felt by so many geologists, when Lyell first insisted that long lines of inland cliffs had been formed, and great valleys excavated, by the agencies which we still see at work. The mind cannot possibly grasp the full meaning of the term of even a million years; it cannot add up and perceive the full effects of many slight variations, accumulated during an almost infinite number of generations.

 

Pero la causa principal de nuestra repugnancia natural a admitir que una especie ha dado nacimiento a otra distinta es que siempre somos tardos en admitir grandes cambios cuyos grados no vemos. La dificultad es la misma que la que experimentaron tantos geólogos cuando Lyell sostuvo por vez primera que los agentes que vemos todavía en actividad han formado las largas líneas de acantilados del interior y han excavado los grandes valles. La mente no puede abarcar toda la significación ni siquiera de la expresión un millón de años; no puede sumar y percibir todo el resultado de muchas pequeñas variaciones acumuladas durante un número casi infinito de generaciones.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Hace poco tiempo que Lamarck daba sus clases en el Jardin des Plantes en el párrafo octingentésimo vigésimo cuarto de El Origen de las Especies

Comienza de manera imperiosa este párrafo:

Puede preguntarse por qué, hasta hace poco tiempo, los naturalistas y geólogos contemporáneos más eminentes no creyeron en la mutabilidad de las especies: no puede afirmarse que los seres orgánicos en estado natural no estén sometidos a alguna variación;….

 

Pero…Un momento. ¿Es consciente quien esto escribe de que Lamarck publicó su Philosophie zoologique en mil ochocientos nueve, precisamente el mismo año de su nacimiento? ¿Tan poco tiempo hace de eso?

 

 


824.

Why, it may be asked, until recently did nearly all the most eminent living naturalists and geologists disbelieve in the mutability of species? It cannot be asserted that organic beings in a state of nature are subject to no variation; it cannot be proved that the amount of variation in the course of long ages is a limited quantity; no clear distinction has been, or can be, drawn between species and well-marked varieties. It cannot be maintained that species when intercrossed are invariably sterile and varieties invariably fertile; or that sterility is a special endowment and sign of creation. The belief that species were immutable productions was almost unavoidable as long as the history of the world was thought to be of short duration; and now that we have acquired some idea of the lapse of time, we are too apt to assume, without proof, that the geological record is so perfect that it would have afforded us plain evidence of the mutation of species, if they had undergone mutation.

 

Puede preguntarse por qué, hasta hace poco tiempo, los naturalistas y geólogos contemporáneos más eminentes no creyeron en la mutabilidad de las especies: no puede afirmarse que los seres orgánicos en estado natural no estén sometidos a alguna variación; no puede probarse que la intensidad de la variación en el transcurso de largos períodos sea una cantidad limitada; ninguna distinción clara se ha señalado, si puede señalarse, entre las especies y las variedades bien marcadas; no puede sostenerse que las especies, cuando se cruzan, sean siempre estériles y las variedades siempre fecundas, o que la esterilidad es un don y señal especial de creación. La creencia de que las especies eran producciones inmutables fue casi inevitable mientras se creyó que la historia de la tierra fue de corta duración, y ahora que hemos adquirido alguna idea del tiempo transcurrido propendemos demasiado a admitir sin pruebas que los registros geológicos son tan perfectos que nos tendrían que haber proporcionado pruebas evidentes de la transformación de las especies, si éstas hubiesen experimentado transformación.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Ninguna razón válida en el párrafo octingentésimo vigésimo tercero de El Origen de las Especies

Indica el autor:

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro ofendan los sentimientos religiosos de nadie.

En realidad sabe muy bien que la frase es tan cierta como esta otra:

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro no ofendan los sentimientos religiosos de nadie.

 

Estaría muy bien que acompañase el autor sus afirmaciones de las debidas referencias, en el caso de Leibniz, y también en el caso de ese celebrado autor al que se refiere y que permanece en el anonimato.

 

 

823.

I see no good reasons why the views given in this volume should shock the religious feelings of any one. It is satisfactory, as showing how transient such impressions are, to remember that the greatest discovery ever made by man, namely, the law of the attraction of gravity, was also attacked by Leibnitz, “as subversive of natural, and inferentially of revealed, religion.” A celebrated author and divine has written to me that “he has gradually learned to see that it is just as noble a conception of the Deity to believe that He created a few original forms capable of self-development into other and needful forms, as to believe that He required a fresh act of creation to supply the voids caused by the action of His laws.”

 

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro ofendan los sentimientos religiosos de nadie. Es suficiente, como demostración de lo pasajeras que son estas impresiones, recordar que el mayor descubrimiento que jamás ha hecho el hombre, o sea la ley de la atracción de la gravedad, fue también atacado por Leibnitz «como subversiva de la religión natural y, por consiguiente, de la revelada». Un famoso autor y teólogo me ha escrito que «gradualmente ha ido viendo que es una concepción igualmente noble de la Divinidad creer que Ella ha creado un corto número de formas primitivas capaces de transformarse por sí mismas en otras formas necesarias, como creer que ha necesitado un acto nuevo de creación para llenar los huecos producidos por la acción de sus leyes».

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Hablar sin razonar en el párrafo octingentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

Más que verdaderas o falsas, las teorías científicas son otra cosa: buenas o malas, aceptables o rechazables, útiles o inútiles. El propio autor de El Origen de las especies indica en este párrafo que una teoría será falsa cuando no explique nada, lo cual indica que se confunde. Donde dice falsa, quiere indicar inútil, rechazable.

Piensa él que la supervivencia de los más aptos explica. Yo opino que no. En eso, por lo tanto, discrepamos. En lo que estamos de acuerdo es cuando dice:

Recientemente se ha hecho la objeción de que este es un método de razonar peligroso; pero es un método utilizado al juzgar los hechos comunes de la vida y ha sido utilizado muchas veces por los más grandes filósofos naturalistas.

 

Cierto. Se trata de un modo de razonar harto peligroso. Más aun, se trata de un modo de hablar sin razonar. Uno empieza creyéndose que la selección natural existe y termina defendiendo la Eugenesia y otras barbaridades.

 

 

822

It can hardly be supposed that a false theory would explain, in so satisfactory a manner as does the theory of natural selection, the several large classes of facts above specified. It has recently been objected that this is an unsafe method of arguing; but it is a method used in judging of the common events of life, and has often been used by the greatest natural philosophers. The undulatory theory of light has thus been arrived at; and the belief in the revolution of the earth on its own axis was until lately supported by hardly any direct evidence. It is no valid objection that science as yet throws no light on the far higher problem of the essence or origin of life. Who can explain what is the essence of the attraction of gravity? No one now objects to following out the results consequent on this unknown element of attraction; notwithstanding that Leibnitz formerly accused Newton of introducing “occult qualities and miracles into philosophy.”

 

Difícilmente puede admitirse que una teoría falsa explique de un modo tan satisfactorio, como lo hace la teoría de la selección natural, las diferentes y extensas clases de hechos antes indicadas. Recientemente se ha hecho la objeción de que este es un método de razonar peligroso; pero es un método utilizado al juzgar los hechos comunes de la vida y ha sido utilizado muchas veces por los más grandes filósofos naturalistas. De este modo se ha llegado a la teoría ondulatoria de la luz, y la creencia en la rotación de la Tierra sobre su eje hasta hace poco tiempo no se apoyaba casi en ninguna prueba directa. No es una objeción válida el que la Ciencia hasta el presente no dé luz alguna sobre el problema, muy superior, de la esencia u origen de la vida. ¿Quién puede explicar qué es la esencia de la atracción de la gravedad? Nadie rechaza actualmente el seguir las consecuencias que resultan de este elemento desconocido de atracción, a pesar de que Leibniz acusó ya a Newton de introducir propiedades ocultas y milagros en la Filosofía».

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

La lógica del pensamiento darwinista y la fuerza de la tergiversación en el párrafo octingentésimo vigésimo primero de El Origen de las Especies

Sigan ustedes los pasos del modo y manera como se nos indica en este párrafo:

 

  1. Las especies se han modificado durante una larga serie de generaciones.

 

¿Qué especies? Todas. ¿Algún ejemplo? Ninguno

 

  1. Esto se ha efectuado principalmente por la selección natural de numerosas variaciones sucesivas, pequeñas y favorables, auxiliada de modo importante por los efectos hereditarios del uso y desuso de las partes, y de un modo accesorio -esto es, en relación a las conformaciones de adaptación, pasadas o presentes- por la acción directa de las condiciones externas y por variaciones que, dentro de nuestra ignorancia, nos parece que surgen espontáneamente.

 

 

¿Algún ejemplo en 2? Imposible. Ninguno

 

  1. Grande es la fuerza de la tergiversación continua.

 

De aquí si que tenemos un ejemplo: La Selección Natural que no existe y que en este libro se pretende hacer pasar por un agente (o es una acción?; Teoría tal vez?…..)

 

Y finalmente, dice el autor:

 

  1. ; pero la historia de la Ciencia muestra que, afortunadamente, esta fuerza no perdura mucho.

 

 

 

821

I have now recapitulated the facts and considerations which have thoroughly convinced me that species have been modified, during a long course of descent. This has been effected chiefly through the natural selection of numerous successive, slight, favourable variations; aided in an important manner by the inherited effects of the use and disuse of parts; and in an unimportant manner, that is, in relation to adaptive structures, whether past or present, by the direct action of external conditions, and by variations which seem to us in our ignorance to arise spontaneously. It appears that I formerly underrated the frequency and value of these latter forms of variation, as leading to permanent modifications of structure independently of natural selection. But as my conclusions have lately been much misrepresented, and it has been stated that I attribute the modification of species exclusively to natural selection, I may be permitted to remark that in the first edition of this work, and subsequently, I placed in a most conspicuous position—namely, at the close of the Introduction—the following words: “I am convinced that natural selection has been the main but not the exclusive means of modification.” This has been of no avail. Great is the power of steady misrepresentation; but the history of science shows that fortunately this power does not long endure.

 

He recapitulado ahora los hechos y consideraciones que me han convencido por completo de que las especies se han modificado durante una larga serie de generaciones. Esto se ha efectuado principalmente por la selección natural de numerosas variaciones sucesivas, pequeñas y favorables, auxiliada de modo importante por los efectos hereditarios del uso y desuso de las partes, y de un modo accesorio -esto es, en relación a las conformaciones de adaptación, pasadas o presentes- por la acción directa de las condiciones externas y por variaciones que, dentro de nuestra ignorancia, nos parece que surgen espontáneamente. Parece que anteriormente rebajé el valor y la frecuencia de estas últimas formas de variación, en cuanto que llevan a modificaciones permanentes de conformación, con independencia de la selección natural. Y como mis conclusiones han sido recientemente muy tergiversadas y se ha afirmado que atribuyo la modificación de las especies exclusivamente a la selección natural, se me permitirá hacer observar que en la primera edición de esta obra y en las siguientes he puesto en lugar bien visible -o sea al final de la Introducción- las siguientes palabras: «Estoy convencido de que la selección natural ha sido el modo principal, pero no el único, de modificación». Esto no ha sido de utilidad ninguna. Grande es la fuerza de la tergiversación continua; pero la historia de la Ciencia muestra que, afortunadamente, esta fuerza no perdura mucho.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: