Archivo de junio 2nd, 2015

Las leyes, no sabemos cuáles, en el párrafo octingentésimo décimo de El Origen de las Especies

El autor no sabe a qué leyes se refiere, no sabe de qué está hablando, pero sí sabe que esas leyes que desconoce son las mismas que operan en casos distintos. Los ejemplos son impagables y su único fundamento científico está, como de costumbre en el uso y el desuso, es decir en la obra de Lamarck…

 

810

The complex and little known laws governing the production of varieties are the same, as far as we can judge, with the laws which have governed the production of distinct species. In both cases physical conditions seem to have produced some direct and definite effect, but how much we cannot say. Thus, when varieties enter any new station, they occasionally assume some of the characters proper to the species of that station. With both varieties and species, use and disuse seem to have produced a considerable effect; for it is impossible to resist this conclusion when we look, for instance, at the logger-headed duck, which has wings incapable of flight, in nearly the same condition as in the domestic duck; or when we look at the burrowing tucu-tucu, which is occasionally blind, and then at certain moles, which are habitually blind and have their eyes covered with skin; or when we look at the blind animals inhabiting the dark caves of America and Europe. With varieties and species, correlated variation seems to have played an important part, so that when one part has been modified other parts have been necessarily modified. With both varieties and species, reversions to long-lost characters occasionally occur. How inexplicable on the theory of creation is the occasional appearance of stripes on the shoulders and legs of the several species of the horse-genus and of their hybrids! How simply is this fact explained if we believe that these species are all descended from a striped progenitor, in the same manner as the several domestic breeds of the pigeon are descended from the blue and barred rock-pigeon!

 

Las leyes complejas y poco conocidas que rigen la producción de las variedades son las mismas, hasta donde podemos juzgar, que las leyes que ha seguido la producción de especies distintas. En ambos casos las condiciones físicas parecen haber producido algún efecto directo y definido, pero no podemos decir con qué intensidad. Así, cuando las variedades se introducen en una estación nueva, a las veces toman algunos de los caracteres propios de las especies de aquella estación. Tanto en las variedades como en las especies, el uso y el desuso parecen haber producido un efecto considerable; pues imposible es resistirse a admitir esta conclusión cuando consideramos, por ejemplo, el logger-headed duck, que tiene las alas incapaces de servir para el vuelo, casi en la misma condición que las del pato doméstico; cuando fijamos la atención en el tucu-tucu minador, que algunas veces es ciego, y luego en ciertos topos, que lo son habitualmente y tienen sus ojos cubiertos por piel, o cuando consideramos los animales ciegos que viven en las cavernas obscuras de América y Europa. En las variedades y especies, la variación correlativa parece haber representado un papel importante, de modo que cuando una parte se ha modificado, necesariamente se han modificado otras. Tanto en las variedades como en las especies se presentan a veces caracteres perdidos desde mucho tiempo. ¡Qué inexplicable es, dentro de la teoría de la creación, la aparición de rayas en las espaldillas y patas en diferentes especies del género del caballo y en sus híbridos, y qué sencillamente se explica este hecho si suponemos que estas especies descienden todas de un antepasado con rayas, del mismo modo que las diferentes razas domésticas de palomas descienden de la paloma silvestre, azulada y con fajas!

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: