Archivo de junio 9th, 2015

Considerando la distribución geográfica podemos comprender la mayor parte de los grandes hechos capitales de la distribución geográfica en el párrafo octingentésimo décimo quinto de El Origen de las Especies

El darviniano, en estos últimos estertores alcanza cotas barrocas de simpar mérito y ejemplar valor retórico. No se lo pierdan:

 

 

815

 

Looking to geographical distribution, if we admit that there has been during the long course of ages much migration from one part of the world to another, owing to former climatical and geographical changes and to the many occasional and unknown means of dispersal, then we can understand, on the theory of descent with modification, most of the great leading facts in Distribution. We can see why there should be so striking a parallelism in the distribution of organic beings throughout space, and in their geological succession throughout time; for in both cases the beings have been connected by the bond of ordinary generation, and the means of modification have been the same. We see the full meaning of the wonderful fact, which has struck every traveller, namely, that on the same continent, under the most diverse conditions, under heat and cold, on mountain and lowland, on deserts and marshes, most of the inhabitants within each great class are plainly related; for they are the descendants of the same progenitors and early colonists. On this same principle of former migration, combined in most cases with modification, we can understand, by the aid of the Glacial period, the identity of some few plants, and the close alliance of many others, on the most distant mountains, and in the northern and southern temperate zones; and likewise the close alliance of some of the inhabitants of the sea in the northern and southern temperate latitudes, though separated by the whole intertropical ocean. Although two countries may present physical conditions as closely similar as the same species ever require, we need feel no surprise at their inhabitants being widely different, if they have been for a long period completely sundered from each other; for as the relation of organism to organism is the most important of all relations, and as the two countries will have received colonists at various periods and in different proportions, from some other country or from each other, the course of modification in the two areas will inevitably have been different.

 

Considerando la distribución geográfica, si admitimos que durante el largo transcurso de los tiempos ha habido mucha migración de una parte a otra del mundo, debida a antiguos cambios geográficos y de clima y a los muchos medios ocasionales y desconocidos de dispersión, podemos comprender, según la teoría de la descendencia con modificación, la mayor parte de los grandes hechos capitales de la distribución geográfica. Podemos comprender por qué ha de haber un paralelismo tan notable en la distribución de los seres orgánicos en el espacio y en su sucesión geológica en el tiempo, pues en ambos casos los seres han estado unidos por el lazo de la generación ordinaria y los medios de modificación han sido los mismos. Comprendemos toda la significación del hecho portentoso, que ha impresionado a todo viajero, o sea que en un mismo continente, en condiciones las más diversas, con calor y con frío, en las montañas y las tierras bajas, en los desiertos y en los pantanos, la mayor parte de los habitantes, dentro de cada una de las grandes clases, tienen evidente parentesco, pues son los descendientes de los mismos antepasados, los primeros colonos. Según este mismo principio de antigua emigración, combinada en la mayor parte de los casos con modificaciones, podemos comprender, con ayuda del período glaciar, la identidad de algunas plantas y el próximo parentesco de muchas otras que viven en las montañas más distantes y en las zonas templadas septentrional y meridional, e igualmente el estrecho parentesco de algunos habitantes del mar en las latitudes templadas del Norte y del Sur, a pesar de estar separados por todo el océano intertropical. Aunque dos regiones presenten condiciones físicas tan sumamente semejantes que hasta exijan las mismas especies, no hemos de sentirnos sorprendidos de que sus habitantes sean muy diferentes, si estas regiones han estado separadas por completo durante un largo período; pues como la relación de unos organismos con otros es la más importante de todas, y como cada una de las dos regiones habrá recibido en diversos períodos y en diferentes proporciones colonos procedentes de la otra o de otros países, el proceso de modificación en las dos regiones habrá sido inevitablemente diferente.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: