Archivo de junio 18th, 2015

Hablar sin razonar en el párrafo octingentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

Más que verdaderas o falsas, las teorías científicas son otra cosa: buenas o malas, aceptables o rechazables, útiles o inútiles. El propio autor de El Origen de las especies indica en este párrafo que una teoría será falsa cuando no explique nada, lo cual indica que se confunde. Donde dice falsa, quiere indicar inútil, rechazable.

Piensa él que la supervivencia de los más aptos explica. Yo opino que no. En eso, por lo tanto, discrepamos. En lo que estamos de acuerdo es cuando dice:

Recientemente se ha hecho la objeción de que este es un método de razonar peligroso; pero es un método utilizado al juzgar los hechos comunes de la vida y ha sido utilizado muchas veces por los más grandes filósofos naturalistas.

 

Cierto. Se trata de un modo de razonar harto peligroso. Más aun, se trata de un modo de hablar sin razonar. Uno empieza creyéndose que la selección natural existe y termina defendiendo la Eugenesia y otras barbaridades.

 

 

822

It can hardly be supposed that a false theory would explain, in so satisfactory a manner as does the theory of natural selection, the several large classes of facts above specified. It has recently been objected that this is an unsafe method of arguing; but it is a method used in judging of the common events of life, and has often been used by the greatest natural philosophers. The undulatory theory of light has thus been arrived at; and the belief in the revolution of the earth on its own axis was until lately supported by hardly any direct evidence. It is no valid objection that science as yet throws no light on the far higher problem of the essence or origin of life. Who can explain what is the essence of the attraction of gravity? No one now objects to following out the results consequent on this unknown element of attraction; notwithstanding that Leibnitz formerly accused Newton of introducing “occult qualities and miracles into philosophy.”

 

Difícilmente puede admitirse que una teoría falsa explique de un modo tan satisfactorio, como lo hace la teoría de la selección natural, las diferentes y extensas clases de hechos antes indicadas. Recientemente se ha hecho la objeción de que este es un método de razonar peligroso; pero es un método utilizado al juzgar los hechos comunes de la vida y ha sido utilizado muchas veces por los más grandes filósofos naturalistas. De este modo se ha llegado a la teoría ondulatoria de la luz, y la creencia en la rotación de la Tierra sobre su eje hasta hace poco tiempo no se apoyaba casi en ninguna prueba directa. No es una objeción válida el que la Ciencia hasta el presente no dé luz alguna sobre el problema, muy superior, de la esencia u origen de la vida. ¿Quién puede explicar qué es la esencia de la atracción de la gravedad? Nadie rechaza actualmente el seguir las consecuencias que resultan de este elemento desconocido de atracción, a pesar de que Leibniz acusó ya a Newton de introducir propiedades ocultas y milagros en la Filosofía».

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: