‘Agricultura’

Call for articles. Horticulturae special issue “The Geometry of Seeds: Seed Shape Definition and Quantification Based on Geometrical Diversity”​.

 

 

 

The objective of this Special Issue is to bring together studies on both classical approaches to determine seed shape, based on the similarity to geometrical objects, and modern statistical methods. We do not search for new sophisticated algorithms or statistical applications but for geometrical models that may be applied for seed shape quantification in diverse plant families, genera, species, and varieties.

We welcome submissions on, but not limited to, the following topics:

  • Identification of geometric models suitable for the quantification of seed shape
  • Quantification of seed shape in diverse taxonomical groups by the comparison with geometric models
  • Examination of the relationship between seed shape and other biological traits related to life form, life cycle, etc
  • Comparison of geometric models with others based on known techniques of geometric morphometry
  • Investigation of the relationship between morphocolorimetric seed features and phenotypic traits
Etiquetas:

Las aventuras de un joven cientifista en el rebaño de lobos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antiguamente los oficios eran transmitidos según una cadena cuyos eslabones eran sucesivamente maestros u oficiales y alumnos o aprendices. En cada momento, el maestro enseñaba a su aprendiz que, sólo con el tiempo y la experiencia acumulada llegaría a ser, a su debido tiempo, maestro.

Para llegar a ser oficial o tener cierta práctica en un asunto cualquiera, el aprendiz debía pasar una larga temporada en el taller de un maestro. Solo así adquiría el conocimiento y habilidades necesarias para el desempeño de su oficio.

Curiosamente, hoy el método se mantiene con bastante rigor en algunos casos pero ha desaparecido completamente en otros. Así en la ciencia, la carrera profesional lleva a sus aspirantes a realizar un doctorado en un laboratorio bajo la supervisión de un científico senior más experimentado (ya doctor, el director de Tesis). Pero, curiosamente y también en la ciencia, va cobrando cada vez más relieve la figura del llamado “divulgador científico” quien no tiene necesidad de haber pasado por una fase previa de investigación, ni tener completado un doctorado, ni siquiera tener conocimiento especial o estudio alguno.

En muchos casos el divulgador científico es un valiente o atrevido free lance, que, aunque se enfrente a su tarea desde la soledad, pronto verá que hay unas tendencias o corrientes principales, que siguiéndolas asegurará su propia aceptación por un grupo numeroso de divulgadores pseudocientíficos.

La conclusión es ruinosa para la ciencia puesto que estos grupos, verdaderos rebaños, pero de lobos, contribuyen a establecer dogmas y puntos de vista que no tienen ningún fundamento, y lo que es peor, unos modales lamentables por su falta de respeto con las posturas ajenas que denota una escasa educación. (más…)

Etiquetas:

Hacia una ciencia blindada

Cada día resulta más difícil encontrar noticias interesantes sobre divulgación científica. Por un lado los periodistas tienen cada vez menos idea de- e interés por- la ciencia, pero por otra parte, y esto es más grave, por lo general el contenido de las noticias está blindado frente a toda posible crítica.

En su camino para convertirse en religión la ciencia utiliza cada vez más un lenguaje autoritario, contrario a lo que debe ser el lenguaje científico en aspectos como los siguientes:

 

  1. Mientras que el lenguaje científico debe caracterizarse por su precisión, cada día vemos ejemplos de un lenguaje impreciso, lleno de expresiones confusas, contradicciones y eufemismos.
  2. Consecuencia de 1, precisamente por utilizar un lenguaje preciso el discurso de la ciencia está abierto al diálogo. Por el contrario, el discurso dogmático que corresponde a toda religión, es cerrado a todo diálogo y crítica.
  3. Mientras que la ciencia consiste en presentar cuestiones críticas y problemas para resolver, la pseudociencia consiste, por el contrario en dar soluciones. Soluciones para todo y además grandes, contundentes,  indiscutibles.

 

Con estos tres puntos generales como base, veamos algunos ejemplos extraídos del anuncio reciente de un congreso de Biotecnología Vegetal.

 

Titular: Debate acoge el nacimiento de la agricultura personalizada.

Aquí la palabra clave es “personalizada”. Algún adjetivo había que poner para anunciar algo “sonado”, original y ya de entrada, indiscutiblemente innovador; pero ya se ha hablado de moderna, ecológica, biológica, sostenible y hay que ir siempre más allá, … Entonces, qué mejor que “personalizada”? Pero…

Según el diccionario de la RAE, personalizar es “dar carácter personal” a algo y aquí “personalizada” podría significar dos cosas. La primera, directa, que por ahora no queremos ni siquiera comentar, que sería que la agricultura recibiese el tratamiento de persona, lo cual daría grandes ventajas para referirse a ella como entidad por encima de todos y también por encima del bien y del mal. Ya Darwin personalizó a la naturaleza en la expresión “selección natural” con grandes resultados. En definitiva, la personalización es un buen recurso para aislar a la ciencia, convertirla en algo incomprensible, en definitiva, blindarla que es de lo que se trata. Una agricultura personalizada en este sentido es lo que más conviene a una ciencia convertida en religión, pero esta opción de momento no vamos a seguir discutiéndola.

 

Otra posibilidad sería que con “agricultura personalizada” queremos decir “agricultura al gusto de las personas” o según “las necesidades de las personas” del agricultor y del consumidor, con lo que entraríamos en el más puro eufemismo porque  nadie ha preguntado ni va a preguntar al agricultor ni al consumidor y lo que se propone es más bien lo contrario, es decir, una agricultura diseñada desde la autoridad de las altas esferas. Leamos si no:

 

crear nuevas variedades de”vegetales a la carta” para evitar patógenos, entre otros. Por ejemplo, si las herramientas de predicción se avanzan al tipo de agente infeccioso que aparecerá y a la cantidad de precipitaciones de esa temporada los científicos podrán diseñar una nueva variedad de planta que resista a estos prejuicios.

 

Lo cual no es exactamente lo que hubiésemos pensado. Como queda confirmado en la definición del objetivo:

Predecir los tipos de enfermedades que afectarán a las cosechas para escoger aquellas variedades de cultivos que se verán menos afectados por los nuevos patógenos: este es el objetivo de la agricultura personalizada.

¿De qué se va a tratar concretamente en la reunión?

No lo sabemos. Sólo se indican generalidades:

 

Los investigadores trabajan para reconocer los”mecanismos de defensa” presentes de manera natural en las plantas y a entender cómo están determinados por un”perfil genético concreto”. Combinando esta información con el perfil genético de los enemigos que han tenido a lo largo de la evolución, los investigadores esperan encontrar variedades de cultivos resistentes a las futuras plagas.

 

Ante esta perspectiva, el contenido de la noticia queda blindado y resulta imposible el análisis crítico. Pero no nos preocupemos porque las soluciones están garantizadas. ¿Soluciones para qué? Para todo. Sin duda:

 

estas nuevas tecnologías también supondrán un impulso para una”agricultura más limpia y eficiente, y por lo tanto también más ecológica.” Los avances en este campo de investigación permitirán reducir de forma considerable el uso de pesticidas y otros químicos que ahora tienen un alto coste para el medio ambiente.

 

 

Referencias

Cervantes, Emilio. Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. En Amazon:

Y abierto el PDF en Digital CSIC.


 

Cervantes, Emilio. Quo vadis, Huxley? El darwinismo como religión. En Amazon.

Y abierto el PDF en Darwin o DI.

 

 

Etiquetas:

La forma de las semillas: 1 Las semillas de especies modelo se parecen a una cardioide.

Definir la forma de las semillas, describirla adecuadamente, es importante en taxonomía, en botánica y en agricultura. Una estrategia adecuada consiste en comparar la forma de la semilla con figuras geométricas conocidas. Veamos algunos ejemplos…

Las semillas de la planta modelo, Arabidopsis thaliana, se parecen a una cardioide elongada por un factor de Φ, la proporción áurea:

 

 

 

 

 

 

 

La cardioide es la curva descrita por un punto de una  circunferencia que gira alrededor de otra de igual radio:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la familia de las leguminosas, muchas semillas se parecen también a una cardioide. En particular las especies modelo, Lotus japonicus y Medicago truncatula:

 

 

Etiquetas:

Aumentando el valor de las producciones en el párrafo octingentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies

Una vez que nos hayamos cargado la taxonomía, que era básicamente lo que se proponía en los párrafos anteriores, entonces… Entonces, en este párrafo podemos ver cuáles serán las consecuencias de tamaño disparate. No sorprende ver entre ellas lo siguiente:

 

El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor.

 

 

Efectivamente. Con las producciones domésticas empezaba la obra y con las producciones domésticas termina. Objetivo cumplido. Si los ganaderos y los granjeros aumentan el valor de sus producciones entonces el autor puede ir a dormir tranquilo. El resto le importa un bledo.

 

El disparate llega a cotas inauditas, pero proféticas:

 

Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas.

 

835.

A grand and almost untrodden field of inquiry will be opened, on the causes and laws of variation, on correlation, on the effects of use and disuse, on the direct action of external conditions, and so forth. The study of domestic productions will rise immensely in value. A new variety raised by man will be a far more important and interesting subject for study than one more species added to the infinitude of already recorded species. Our classifications will come to be, as far as they can be so made, genealogies; and will then truly give what may be called the plan of creation. The rules for classifying will no doubt become simpler when we have a definite object in view. We possess no pedigree or armorial bearings; and we have to discover and trace the many diverging lines of descent in our natural genealogies, by characters of any kind which have long been inherited. Rudimentary organs will speak infallibly with respect to the nature of long-lost structures. Species and groups of species which are called aberrant, and which may fancifully be called living fossils, will aid us in forming a picture of the ancient forms of life. Embryology will often reveal to us the structure, in some degree obscured, of the prototypes of each great class.

 

Se abrirá un campo de investigación, grande y casi no pisado, sobre las causas y leyes de la variación, la correlación, los efectos del uso y del desuso, la acción directa de las condiciones externas, y así sucesivamente. El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor. Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas. Nuestras clasificaciones llegarán a ser genealógicas hasta donde puedan hacerse de este modo, y entonces expresarán verdaderamente lo que puede llamarse el plan de creación. Las reglas de la clasificación, indudablemente, se simplificarán cuando tengamos a la vista un fin definido. No poseemos ni genealogías ni escudos de armas, y hemos de descubrir y seguir las numerosas líneas genealógicas divergentes en nuestras genealogías naturales, mediante los caracteres de todas clases que han sido heredados durante mucho tiempo. Los órganos rudimentarios hablarán infaliblemente sobre la naturaleza de conformaciones perdidas desde hace mucho tiempo; especies y grupos de especies llamadas aberrantes, y que pueden elegantemente llamarse fósiles vivientes, nos ayudarán a formar una representación de las antiguas formas orgánicas. La embriología nos revelará muchas veces la conformación, en algún grado obscurecida, de los prototipos de cada una de las grandes clases.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Agricultura, Antropomorfismo, Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, Ciencia ficción, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Divina Comedia, Doblepensar, El destino del hombre en la Naturaleza, Episteme, Eugenesia, Evolución, Filosofía, Fraude, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Materialismo, Origen de la biología, Progreso, Pseudociencia, reduccionismo, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Selección Natural, Ser humano, Significado de biología, Taxonomía, Último Escolástico, Visión del Mundo, Zoología

Ladis Montiel: Una imagen para el recuerdo

 

La fotografía está tomada en la mañana de un día de verano en un viñedo de la Ribera de Navarra o de la Rioja Baja, seguramente alguno perteneciente a la Bodega de Camilo Castilla, en Corella, en la que Ladis trabajó como enólogo durante tantos años. En ella, con sombrero blanco y camisa blanca arremangada, Ladis se inclina ante una viña para comprobar el punto de sazón de sus granos. Su gesto es el del caballero que saluda a una dama haciendo cortésmente el besamanos (Encantado de saludarla, veo que hoy tiene sus dedillos algo redondos y morados, ¿Se encuentra bien hoy la señora?), o el de quien con veneración se inclina ante imagen o autoridad religiosa. La foto muestra, digámoslo de una vez, su reverencia, y ese respeto manifiesto por los objetos y por las personas que es la contraseña, la clave,  para  ganarse inmediatamente el respeto de quienes lo rodean sentando así la convivencia sobre esa base firme, cálida y transparente que otros llamarían entrañable. En su mano izquierda, a juego con el sombrero y la camisa, hay un objeto también blanco, tal vez un cuadernillo de anotaciones, y mientras la derecha sostiene las uvas de un racimo, va adelantando un poco la cara, con la vista fija, clavada en el mismo como preguntándole: ¿Qué me cuentas hoy? ¿Qué tal vas? Busca así, mediante esa aproximación, el momento de poner en juego su cualidad más asombrosa que es la permeabilidad, esa capacidad para absorber información del entorno, que en su modo más general equivale a la de escuchar,  acción bien simple y necesaria, pero que muy pocos afortunados, Ladis entre ellos, han podido cultivar con éxito a lo largo de sus días.  Aquel del retrato no sabemos lo que la viña tendría que contarle, pero su actitud es elocuente y nos presenta dos de sus cualidades principales: respeto y permeabilidad. Saber escuchar.

El sol extiende sus rayos por el viñedo en la foto de aquella mañana de verano. La luz llena a golpes las hojas superiores de las cepas, los campos del fondo por encima de sus ramas más altas y por debajo, atravesando sus tallos, dibuja en el suelo un conjunto de sombras continuas con las de la camisa, en su brazo, en su cara y en el sombrero. A pesar de la hora temprana en la mañana me hago cargo del calor y puedo suponer cuánto se agradecerá al andar por la viña el menor soplo de brisa, el mínimo correr del aire fresco que, moviendo la camisa, pueda llegar a transmitir esa sensación que es como decir: estoy aquí, te escucho y te entiendo. En alguna ocasión he disfrutado de esa experiencia del aire y también de la de acercarme a una viña siguiendo a Ladis. Por eso puedo imaginar cómo llegó aquel día al lugar en donde le tomaron la foto. Aproximándose con impaciencia y acelerando el paso a medida que se acercaba a la viña. Dejando a sus compañeros atrás para llegar el primero y así poder comunicar las novedades: Están secas. Hay poco grano. Tienen mosca.

Escribir, que es difícil cuando el recuerdo es algo todavía vivo, se convierte en tarea imposible, pesadilla, cuando el recuerdo arde mostrando el hueco irreparable que ha quedado y la memoria viene exigiendo lo necesario pero ya imposible, que no es recuerdo alguno, sino otra cosa distinta, su fuente, vivencia compartida. Salir al campo un día, andar por el viñedo, por las calles y luego regresar a la bodega, al laboratorio, para llenar todo tipo de recipientes con caldos de todos los orígenes, colores, olores y temperaturas. Recomenzar la cata dolorosamente interrumpida. Aquí un Pinot Noir, allá un Sirah. Primero el moscatel, después el Sauternes. Aquello de allá, no, que está malo. Este se ha calentado, hay que abrir la nevera y sacar otro. Copas, frascos, vasos y matraces van llenando mesas y estantes mientras los sentidos que van alimentando a la memoria, la ponen también a prueba.

Haciendo de tripas corazón uno puede creer que puede llegar a superarlo, cuando en realidad es justo lo contrario: cuanto hay nos supera. El remedio empieza al reconocer la debilidad propia y buscar en nuestro auxilio lo de siempre, lugares comunes, anécdotas, todo ese material congelado que, si no sale, acaba por doler en la memoria y que, cuando sale, lo hace a veces en la forma estrepitosa de una carcajada o como solemos decir, con humor. Recuerdos fríos, anécdotas congeladas a fuerza de repetirlas, como en aquellas tardes durante las fiestas de Arnedo, cuando Ladis a la salida de los toros se pasaba a dar una vuelta por casa. En una ocasión había entrado en el gallinero, en donde tenían preparado su cuarto mi hermano Manolo y sus amigos, escondiéndose detrás de la puerta, para darles un susto. Pero el susto se lo llevó mi tía Carmen, solterona octogenaria que entonces vivía con nosotros y había ido a dar una vuelta por allí. No se preocupe señora, que soy el Ladis Montiel, vino a reconfortarla con su explicación cortés. En otra ocasión semejante, entrando a recomendarse para oficial de la milicia universitaria con mi tío Vicente Grande, a la sazón Comandante de Estado Mayor en Zaragoza. Afortunadamente las plazas se ganaban mediante un examen riguroso y no mediante recomendación. Sin embargo el rato de conversación no fue en balde y vino a dar una amistad permanente. Otra. Las anécdotas se acumulan pero están, como digo, frías, como los pasteles, destinados a proyectiles en una batalla campal, con los que Ladis nos obsequió un día en aquel cuarto del Arco de las Nieves. Memorias todas congeladas. Y sin embargo, algo vivo queda que está ardiendo en medio de todas ellas, con insistencia, con la firmeza de toda duda, como por ejemplo aquel papel colgado en la pared del laboratorio del enólogo mediante una chincheta. Su texto, escrito a mano, algo así como esto:

Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: Sólo Dios basta.

Etiquetas:

Algunas notas obvias de agricultura con un buen bocado en el Cuadragésimo séptimo párrafo de El Origen de las Especies

 

El autor describe el arte de la mejora genética vegetal y da algunos ejemplos en este párrafo. Donde dice:

 

Ha consistido en cultivar siempre la variedad más renombrada, sembrando sus semillas, y cuando por casualidad apareció una variedad ligeramente mejor, en seleccionar ésta, y así progresivamente.

 

Queda claro que la agricultura no se basa en la selección sino en el proceso de mejora que incluye selección, cruzamientos y reproducción. Si el carácter seleccionado no es heredable no hay mejora posible. Si el autor se hubiese dado cuenta de esto, habría visto que proponer una teoría basada en algo tan  limitado como la pura selección, era simplemente proponer una “teoría descabellada” o sin fundamento.

 

In plants the same gradual process of improvement through the occasional preservation of the best individuals, whether or not sufficiently distinct to be ranked at their first appearance as distinct varieties, and whether or not two or more species or races have become blended together by crossing, may plainly be recognised in the increased size and beauty which we now see in the varieties of the heartsease, rose, pelargonium, dahlia, and other plants, when compared with the older varieties or with their parent-stocks. No one would ever expect to get a first-rate heartsease or dahlia from the seed of a wild plant. No one would expect to raise a first-rate melting pear from the seed of a wild pear, though he might succeed from a poor seedling growing wild, if it had come from a garden-stock. The pear, though cultivated in classical times, appears, from Pliny’s description, to have been a fruit of very inferior quality. I have seen great surprise expressed in horticultural works at the wonderful skill of gardeners in having produced such splendid results from such poor materials; but the art has been simple, and, as far as the final result is concerned, has been followed almost unconsciously. It has consisted in always cultivating the best known variety, sowing its seeds, and, when a slightly better variety chanced to appear, selecting it, and so onwards. But the gardeners of the classical period, who cultivated the best pears which they could procure, never thought what splendid fruit we should eat; though we owe our excellent fruit in some small degree to their having naturally chosen and preserved the best varieties they could anywhere find.

 

 

En las plantas, este mismo proceso gradual de perfeccionamiento, mediante la conservación accidental de los mejores individuos -sean o no lo bastante diferentes para ser clasificados por su primera apariencia como variedades distintas, y se hayan o no mezclado entre sí por cruzamiento dos o más especies o razas-, se puede claramente reconocer en el aumento de tamaño y belleza que vemos actualmente en las variedades pensamientos, rosas, geranios de jardín, dalias y otras plantas cuando las comparamos con las variedades antiguas o con sus troncos primitivos. Nadie esperaría siquiera obtener un pensamiento o dalia de primera calidad de una planta silvestre. Nadie esperaría obtener una pera de agua de primera calidad de la semilla de un peral silvestre, aun cuando lo podría conseguir de una pobre plantita, creciendo silvestre, si había provenido de un árbol de cultivo. La pera, aunque cultivada en la época clásica, por la descripción de Plinio, parece haber sido un fruto de calidad muy inferior. En las obras de horticultura he visto manifestada gran sorpresa por la prodigiosa habilidad de los horticultores al haber producido tan espléndidos resultados de materiales tan pobres; pero al arte ha sido sencillo, y, por lo que se refiere al resultado final, se ha seguido casi inconscientemente. Ha consistido en cultivar siempre la variedad más renombrada, sembrando sus semillas, y cuando por casualidad apareció una variedad ligeramente mejor, en seleccionar ésta, y así progresivamente. Pero los horticultores de la época clásica que cultivaron las mejores peras que pudieron procurarse, jamás pensaron en los espléndidos frutos que comeríamos nosotros, aun cuando, en algún pequeño grado, debemos nuestros excelentes frutos a haber ellos naturalmente escogido y conservado las mejores variedades que pudieron dondequiera encontrar.


Etiquetas:

Con respecto a las plantas, el autor también confunde selección con mejora, selection con breeding, en el párrafo cuadragésimo primero de El Origen de las Especies

Sigue en su error y, en lo que se refiere a las plantas, también confunde el autor selección con mejora. Dice:

In regard to plants, there is another means of observing the accumulated effects of selection–namely,……..

Por lo que se refiere a las plantas hay otro modo de observar el efecto acumulado de la selección, que es ,……..

 

Pero debería decir:

 

In regard to plants, there is another means of observing the accumulated effects of breeding–namely,………

Por lo que se refiere a las plantas hay otro modo de observar el efecto acumulado de la mejora, que es ,………

 

Porque las observaciones a que se refiere éste párrafo no son consecuencia de la selección sino del proceso de  mejora. Al final,  en lugar de lo siguiente:

 

but, as a general rule, it cannot be doubted that the continued selection of slight variations, either in the leaves, the flowers, or the fruit, will produce races differing from each other chiefly in these characters.

 

por regla general, no se puede dudar que la selección continuada de ligeras variaciones, tanto en las hojas como en las flores o frutos, producirá razas que difieran entre sí principalmente en estos caracteres.

 

Debería decir:

 

but, as a general rule, it cannot be doubted that the continued breeding for slight variations, either in the leaves, the flowers, or the fruit, will produce races differing from each other chiefly in these characters.

 

por regla general, no se puede dudar que la mejora genética dirigida a obtener ligeras variaciones, tanto en las hojas como en las flores o frutos, producirá razas que difieran entre sí principalmente en estos caracteres.

 

In regard to plants, there is another means of observing the accumulated effects of selection–namely, by comparing the diversity of flowers in the different varieties of the same species in the flower-garden; the diversity of leaves, pods, or tubers, or whatever part is valued, in the kitchen-garden, in comparison with the flowers of the same varieties; and the diversity of fruit of the same species in the orchard, in comparison with the leaves and flowers of the same set of varieties. See how different the leaves of the cabbage are, and how extremely alike the flowers; how unlike the flowers of the heartsease are, and how alike the leaves; how much the fruit of the different kinds of gooseberries differ in size, colour, shape, and hairiness, and yet the flowers present very slight differences. It is not that the varieties which differ largely in some one point do not differ at all in other points; this is hardly ever–I speak after careful observation–perhaps never, the case. The law of correlated variation, the importance of which should never be overlooked, will ensure some differences; but, as a general rule, it cannot be doubted that the continued selection of slight variations, either in the leaves, the flowers, or the fruit, will produce races differing from each other chiefly in these characters.

 

 

Por lo que se refiere a las plantas hay otro modo de observar el efecto acumulado de la selección, que es comparando, en el jardín, la diversidad de flores en las diferentes variedades de las mismas especies; en la huerta, la diversidad de hojas, cápsulas, tubérculos o cualquier otra parte, si se aprecia en relación con la de las flores de las mismas variedades; y en el huerto, la diversidad de frutos de la misma especie en comparación con la de las hojas y flores del mismo grupo de variedades. Véase lo diferentes que son las hojas de la col y qué parecidísimas las flores; qué diferentes las flores del pensamiento y qué semejantes las hojas; lo mucho que difieren en tamaño, color, forma y pilosidad los frutos de las diferentes clases de grosellas, y, sin embargo, las flores presentan diferencias ligerísimas. No es que las variedades que difieren mucho en un punto no difieran en absoluto en otros; esto no ocurre casi nunca -hablo después de cuidadosa observación- o quizá nunca. La ley de variación correlativa, cuya importancia no debe ser descuidada, asegura algunas diferencias; pero, por regla general, no se puede dudar que la selección continuada de ligeras variaciones, tanto en las hojas como en las flores o frutos, producirá razas que difieran entre sí principalmente en estos caracteres.

 

 

Etiquetas: ,

La otra historia del mundo rural: Félix Rodrigo Mora en Amayuelas (Palencia)

Etiquetas:

Agricultura Ecológica y su Interés en la Rioja. Viernes, 6 de mayo de 2011

Bajo la moda de la sustentabilidad se comercializan “productos verdes” de toda índole.   Debido a una publicidad sesgada y tendenciosa, los ciudadanos suelen confundir el origen de muchos de estos alimentos, cuando de hecho se basan en filosofías diametralmente distintas: este es el caso, por ejemplo, de la agricultura ecológica frente a la agricultura de conservación. Conviene pues discernir entre el grano y la paja.

El viernes 6 de mayo de 2011, a partir de las cuatro de la tarde se celebrará en la sede del Instituto de Estudios Riojanos (IER), en Logroño la XII Reunión Científica de ADEBIR, la Asociación para el Desarrollo y el Estudio de la Biología en la Rioja. El tema a desarrollar este año será “Agricultura Ecológica y su Interés en la Rioja”.

Una de las características del llamado progreso consiste en la profusión de grandes aglomeraciones de hormigón armado o ciudades, en las que las personas se concentran en proporciones históricas. Entre ciudad y ciudad, vías de comunicación  atraviesan los campos que el llamado progreso va dejando desiertos.

Desde sus oficinas urbanas los mandatarios emiten, una tras otra, las leyes que, a lo largo de las últimas décadas han conducido hacia un incremento de dificultades para cualquier intento de desarrollo autónomo en el medio rural, es decir en ese desierto que va quedando entre ciudad y ciudad. En consecuencia, el número de pequeños agricultores y ganaderos ha ido disminuyendo, sus actividades modificándose según imperativos tecnológicos, de mercado, y buen número de fincas agrícolas convirtiéndose en explotaciones industriales.

La Asociación para el Desarrollo y el Estudio de la Biología en la Rioja (ADEBIR) ha colaborado desde su fundación con el Instituto de Estudios Riojanos en la organización de unas jornadas anuales en las que se debaten temas de Biología de interés en la Rioja. Los seminarios tienen lugar uno de los primeros viernes de mayo en la sede del Instituto de Estudios Riojanos en Logroño.

Este año, la jornada de ADEBIR se centrará en el tema “Agricultura ecológica y su interés en la Rioja”.

La Agricultura ecológica no se encuentra entre las líneas prioritarias de investigación nacional. Sin embargo, dada la estructura geográfica y el potencial agrícola de la Rioja basado en gran medida en pequeñas explotaciones, interesa explorar y estar al tanto de sus posibilidades.

El Instituto de Estudios Riojanos, en su programa de becas y ayudas a la Investigación Científica, participó en esta área apoyando iniciativas y proyectos hace ya algunos años. Entre los becarios de aquellos proyectos se encuentran hoy investigadores consolidados.

Juan José Ibáñez ha representado durante muchos años a España en el Buró Europeo de Suelos y la Agencia Europea de Medio Ambiente. También colabora asiduamente con la FAO en materia de suelos. Sus campos de especialización son la ecología del paisaje, edafodiversidad y la aplicación de ciencias de la complejidad a la edafología.  Su papel en la divulgación científica es notorio como responsable del blog Universo Invisible en la plataforma de weblogs de Mi+d.

Alfonso Navas dirige el laboratorio de referencia de nemátodos del Ministerio de Agricultura en el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC en Madrid. Hasta hace poco ha sido director del Museo, institución en la que está al frente de un grupo de investigación integrado en el Departamento de Biodiversidad y Ecología Evolutiva, desde el que coordina proyectos de investigación en relación con la nematología.

Ambos son investigadores del CSIC y comenzaron sus carreras con becas del IER.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: