‘Blog del día Mi+d’

¿Quién era Kölliker?

 

Rudolph Albert von Kölliker, nacido en Zúrich el 6 de julio de 1817 – y fallecido en Wurzburgo, en noviembre de 1905 fue anatomista, embriólogo, fisiólogo, zoólogo y botánico. A él se debe el primer tratado de histología (Handbuch der Gewebelehre, 1852)

Estudió en las universidades de Zúrich, Bonn y Berlin en la que fue discípulo de Johannes Peter Müller y de Friedrich Gustav Jakob Henle. Graduado en Filosofía ( Zurich, 1841) y en Medicina (Heidelberg, 1842), fue professor de Fisiología y anatomía primero en Zurich y luego en la Universidad de Würzburg en la que permaneció hasta el final de sus días.

Sus primeros trabajos dedicados a la zoología incluyen una memoria sobre el desarrollo de los cefalópodos (1844). Trabajó asimismo con anfibios y mamíferos introduciendo las técnicas microscópicas en zooogía (Fijación, cortes y tinciones). Su texto “Lectures on Development” , de 1861, tuvo gran difusión.

 

Discípulo de Schleiden y Schwann, aplicó la teoría cellular al tejido muscular, mostrando en 1847 que el músculo liso consta de distintas unidades o células. La contribución de  Kölliker a la histología fue amplia. Sus trabajos trataron diversos tejidos: Músculo liso, estriado, piel , hueso, dientes, conductos sanguíneos,….y se publicaron en distintos artículos y en su libro sobre Anatomía Microscópica (1850) .

Pero si para cada uno de los principales tejidos animales hay información procedente de Kölliker, es en el sistema nervioso en donde su trabajo es más recordado. En 1845 mostró la continuidad de las fibras nerviosas con las células nerviosas.

Viajó por Italia, en donde trabajó en Nápoles y España. Nombrado Fellow de la  Royal Society en 1860, en 1862 pronunció la Croonian lecture en  con el título “On the termination of nerves in muscles, as observed in the frog: and on the disposition of the nerves in the frogs heart y en 1897 recibió la  Copley medal de la Royal Society.

 

En el comentario a uno de sus principales libros se lee:

 

Kölliker wrote the first comprehensive treatise on histology (1852), and likewise the first on comparative embryology (1861). He was the first to state that hereditary characters are transmitted by the cell nucleus. In 1845 Kölliker showed that nerve-fibres are secondary to nerve-cells, and that at least some of them are processes of nerve-cells. He thus anticipated the neuron theory, which was definitely formulated in 1891 by Heinrich Wilhelm Gottfried Waldeyer-Hartz (1836-1921),…….

 

Ya vemos que Kölliker, tutor de Cajal, tenía un completo historial en el mundo de la histología y la medicina como lo demuestra su obra científica. Pero, ¿hay entre sus observaciones alguna que podamos destacar especialmente?

 

Publicaciones de Kölliker

 

Handbuch der Gewebelehre des Menschen für Aerzte und Studierende.   Leipzig, Wilhelm Engelmann, 1852. Hay ediciones en  ingles:  A Manual of Human Microscopic Anatomy ()

Der jetzige Stand der morphologischen Disciplinen mit Bezug auf allgemeine Fragen Rede des Vorsitzenden der Anatomischen Gesellschaft Weitere Beobachtungen uber die Wirbel der Selachier. 1863

Icones histiologicae oder Atlas der vergleichendern Gewebelehre. 1864

Die schwimmpolypen oder siphonophoren von Messina. 1853

Observationes de prima insectorum genesi, adiecta articulatorum evolutionis cum vert

Entwickelungsgeschichte der Cephalopoden. 1844

Observations on the Poison of the Upas Antiar

On the Action of Urari and of Strychnia on the Animal Economy

On the Frequent Occurrence of Vegetable Parasites in the Hard Structures of Animals

On the Structure of the Chorda Dorsalis of the Plagiostomes and Some other Fishes, and on the Relation of Its Proper Sheath to the Development of the Vertebrae

Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Thiere. Akademische Vorträge von Albert Kölliker, 1861

 

Über die Darwin’sche Schöpfungstheorie, 1864

Grundriß der Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Tiere, 1880

Erinnerungen aus meinem Leben., 1899

 

 

 

 

Lectura aconsejada:

 

 

 

Etiquetas:

El lenguaje de la evolución a veces parece ofuscar más que iluminar

 

Acabo de abrir el Boletín de noticias del  Sistema NotiWeb madri+d  correspondiente a hoy (23/10/2013 ) en cuyo encabezamiento, sección Cita del día,  leo con alegría la siguiente frase de Lynn Margulis (1938 – 2011):

“El lenguaje de la evolución a veces parece ofuscar más que iluminar”

 

Surgen dos preguntas:

 

  1. ¿En dónde publicó esto Lynn Margulis?

La respuesta, inmediata con ayuda de Google:  En su libro titulado Una Revolución en la Evolución (Colección Honoris Causa; Universidad de Valencia, 2002).

 

Y 2.  ¿Qué peaje tuvo que pagar para publicar esta frase tan abiertamente crítica con el sistema?

Muy sencillo. El pago consistió en la correspondiente adulación a Darwin y a su fantasía favorita: la Selección Natural. Dos páginas antes en su mismo libro se lee:

Charles Darwin estableció que las especies descendían de sus predecesores.  Toda la vida está conectada a través del tiempo hasta el mismo origen de la vida. Darwin mostró que muchas de las variaciones son hereditarias………etc etc etc que no me molestaré en copiar incluyendo argumentos  en relación con la selección natural.

 

Y ya para terminar:  ¿Puede un autor que está denunciando la oscuridad que hay en el lenguaje de la evolución haber escrito esto sólo un par de páginas antes? ¿Pueden proceder ambos párrafos del mismo autor que, con tanta claridad, ve en una página lo que ignoró en la anterior?   La respuesta no sólo es que sí.  Hay más. Tanta contradicción es habitual y es necesaria.  Para que alguien pueda escribir sobre evolución lo primero que debe aprender es a contradecirse. La ambigüedad ha de ser su doctrina.  La Selección Natural su guía.  Recuerden: Dentro de cincuenta años nadie entenderá de qué estamos hablando. Neolengua es Ingsoc e Ingsoc es Neolengua. Doblepensar. 1984. Orwell.

Imagen de Akifrases

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: , ,

Más sobre los pleuronéctidos y otras curiosidades en el párrafo tricentésimo sexagésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Entre todas las citas  de los distintos autores, más curiosidades que explicaciones:

en los animales superiores, aun después de la primera juventud, el cráneo cede y cambia de forma si la piel y los músculos están constantemente contraídos por enfermedad o algún accidente.

En los conejos de orejas largas, si una oreja está caída hacia delante, su peso arrastra hacia delante todos los huesos del cráneo

Malm afirma que las crías recién nacidas de las percas, salmón y varios otros peces simétricos tienen la costumbre de descansar sobre un costado en el fondo, y ha observado que entonces con frecuencia tuercen el ojo inferior para mirar hacia arriba, y de este modo su cráneo se tuerce algo

Juzgando, por analogía, la tendencia a la torsión, indudablemente tiene que aumentar por el principio de la herencia

 

 

364

 

We should remember that the skull at this early age is cartilaginous and flexible, so that it readily yields to muscular action. It is also known with the higher animals, even after early youth, that the skull yields and is altered in shape, if the skin or muscles be permanently contracted through disease or some accident. With long-eared rabbits, if one ear flops forward and downward, its weight drags forward all the bones of the skull on the same side, of which I have given a figure. Malm states that the newly-hatched young of perches, salmon, and several other symmetrical fishes, have the habit of occasionally resting on one side at the bottom; and he has observed that they often then strain their lower eyes so as to look upward; and their skulls are thus rendered rather crooked. These fishes, however, are soon able to hold themselves in a vertical position, and no permanent effect is thus produced. With the Pleuronectidae, on the other hand, the older they grow the more habitually they rest on one side, owing to the increasing flatness of their bodies, and a permanent effect is thus produced on the form of the head, and on the position of the eyes. Judging from analogy, the tendency to distortion would no doubt be increased through the principle of inheritance. Schiodte believes, in opposition to some other naturalists, that the Pleuronectidae are not quite symmetrical even in the embryo; and if this be so, we could understand how it is that certain species, while young, habitually fall over and rest on the left side, and other species on the right side. Malm adds, in confirmation of the above view, that the adult Trachypterus arcticus, which is not a member of the Pleuronectidae, rests on its left side at the bottom, and swims diagonally through the water; and in this fish, the two sides of the head are said to be somewhat dissimilar. Our great authority on Fishes, Dr. Gunther, concludes his abstract of Malm’s paper, by remarking that “the author gives a very simple explanation of the abnormal condition of the Pleuronectoids.”

 

Debemos recordar que el cráneo, en esta temprana edad, es cartilaginoso y flexible, de modo que cede fácilmente a la acción muscular. También es sabido que en los animales superiores, aun después de la primera juventud, el cráneo cede y cambia de forma si la piel y los músculos están constantemente contraídos por enfermedad o algún accidente. En los conejos de orejas largas, si una oreja está caída hacia delante, su peso arrastra hacia delante todos los huesos del cráneo del mismo lado, de lo cual he dado una figura.  Malm afirma que las crías recién nacidas de las percas, salmón y varios otros peces simétricos tienen la costumbre de descansar sobre un costado en el fondo, y ha observado que entonces con frecuencia tuercen el ojo inferior para mirar hacia arriba, y de este modo su cráneo se tuerce algo. Estos peces, sin embargo, pueden pronto mantenerse en posición vertical, y no se produce así efecto alguno permanente. En los pleuronéctidos, por el contrario, cuanta más edad tienen, tanto más habitual es el que permanezcan sobre un lado, debido al aplastamiento creciente de su cuerpo, y de este modo se produce un efecto permanente en la cabeza y en la posición de los ojos. Juzgando, por analogía, la tendencia a la torsión, indudablemente tiene que aumentar por el principio de la herencia. Schiödte cree, en contra de otros naturalistas, que los pleuronéctidos no son completamente simétricos en el embrión, y, si esto es así, podríamos comprender cómo es que ciertas especies, cuando jóvenes, caen y permanecen habitualmente sobre el lado izquierdo y otras sobre el lado derecho. Malm añade, en confirmación de la opinión anterior, que el Trachypterus arcticus, que no pertenece a los pleuronéctidos, permanece en el fondo sobre el lado izquierdo, y nada diagonalmente en el agua, y se dice que en este pez los lados de la cabeza son algo desiguales. Nuestra gran autoridad en peces, el doctor Günther, termina su resumen de la memoria de Malm haciendo observar que «el autor da una explicación muy sencilla de la anómala condición de los pleuronéctidos».

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

La imperfección del indígena y la perfección del extranjero en el párrafo tricentésimo vigésimo quinto de El Origen de las Especies

Comienza este largo y complicado capítulo, escrito íntegramente para la cuarta edición,  respondiendo a algunos críticos. Nos encontramos así ante una curiosa situación en la cual, el libro que debería presentar una teoría científica que explicase el origen de las especies no sólo no contiene teoría científica alguna, sino que contiene, en su mayor parte, una exposición de dificultades, objeciones o puntos débiles, al proceso de la transformación de las especies que Lamarck describiese en 1809. Hasta ahí podríamos entenderlo, pero la cosa no queda ahí.

Este capítulo séptimo contiene, además,  una selección de las críticas escritas con posterioridad a la publicación de ediciones anteriores y sus réplicas . El autor (o los autores) han escogido cuidadosamente las críticas que mejor convienen a su teoría, evitando las auténticas, las que demuestran que no hay teoría alguna. Así el autor (o los autores)  promete (prometen)  seguir dando diversas objeciones a su teoría, pero advierte (advierten) claramente que la lista de objeciones la elige él mismo (o ellos mismos, en el caso de ser varios) :

would be useless to discuss all of them, as many have been made by writers who have not taken the trouble to understand the subject

Se otorga así el autor poder a sí mismo para decidir quién entiende y quién no. Las críticas inconvenientes son eliminadas con el pretexto de que proceden de quien no ha entendido. Con esto queda claro que, a pesar de estar las tres cuartas partes de la obra dedicadas a considerar objeciones,  siempre faltarán las principales, es decir aquellas objeciones que menos gustan al autor, como por ejemplo las que Pierre Flourens había hecho en su libro.  El autor o autores  se toma (n)  la licencia de excluir aquellas objeciones que puedan tumbar de golpe su teoría o mejor dicho su supuesta teoría que no son sino fantasías, puesto que según el mismo indica proceden de autores que no entienden el tema. O al menos que no entienden sus fantasías como él mismo quisiera.

Inconscientemente en este párrafo queda claro de qué va la “teoría”:

what I have really said is, that all are not as perfect as they might have been in relation to their conditions;

Lo que el autor pretende en su libro es perfeccionar el mundo. Tarea de ingeniería social o eugenesia para lo cual debería tener en consideración que lo mejor es enemigo de lo bueno. Pero algo de esto habíamos ya encontrado capítulos atrás….Aspecto este de la eugenesia que no pasó desapercibido a Flourens quien en su Examen du libre de M Darwin sur l’Origine des Especes ya dejase escrito lo que sigue:

Ayudándose entre sí, lucha por la vida y la selección natural llevan todas las cosas a buen fin, pues aquí el buen fin, el fin deseable es que algunos individuos es decir los elegidos, mejoren, se perfeccionen y que los otros sean destruidos y aniquilados.

 

325

 

I will devote this chapter to the consideration of various miscellaneous objections which have been advanced against my views, as some of the previous discussions may thus be made clearer; but it would be useless to discuss all of them, as many have been made by writers who have not taken the trouble to understand the subject. Thus a distinguished German naturalist has asserted that the weakest part of my theory is, that I consider all organic beings as imperfect: what I have really said is, that all are not as perfect as they might have been in relation to their conditions; and this is shown to be the case by so many native forms in many quarters of the world having yielded their places to intruding foreigners. Nor can organic beings, even if they were at any one time perfectly adapted to their conditions of life, have remained so, when their conditions changed, unless they themselves likewise changed; and no one will dispute that the physical conditions of each country, as well as the number and kinds of its inhabitants, have undergone many mutations.

 

Dedicaré este capítulo a la consideración de diversas objeciones que se han presentado contra mis opiniones, pues algunas de las discusiones precedentes pueden de este modo quedar más claras; pero sería inútil discutir todas las objeciones, pues muchas han sido hechas por autores que no se han tomado la molestia de comprender el asunto. Así, un distinguido naturalista alemán ha afirmado que la parte más débil de mi teoría es que considero todos los seres orgánicos como imperfectos: lo que realmente he dicho yo es que todos no son tan perfectos como podían haberlo sido en relación a sus condiciones de vida, y prueban que esto es así las muchas formas indígenas de diferentes partes del mundo que han cedido su lugar a invasores extranjeros. Además, los seres orgánicos, aun en caso de que estuviesen en algún tiempo perfectamente adaptados a sus condiciones de vida, tampoco pudieron haber continuado estándolo cuando cambiaron éstas, a menos que ellos mismos cambiasen igualmente, y nadie discutirá que las condiciones de vida de cada país, lo mismo que el número y clases de sus habitantes, han experimentado muchos cambios.

Referencia:

Manual para detectar la impostura científica: Examen el libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC. 2013

Entrada comentada vigorosamente aquí

Etiquetas:

El grosor del fruto según Bernardin de Saint Pierre (1737-1814)

 

« Il n’y a pas moins de convenance dans les formes et les grosseurs des fruits. Il y en a beaucoup qui sont taillés pour la bouche de l’homme, comme les cerises et les prunes ; d’autres pour sa main, comme les poires et les pommes ; d’autres beaucoup plus gros comme les melons, sont divisés par côtes et semblent destinés à être mangés en famille : il y en a même aux Indes, comme le jacq, et chez nous, la citrouille qu’on pourrait partager avec ses voisins. La nature paraît avoir suivi les mêmes proportions dans les diverses grosseurs des fruits destinés à nourrir l’homme, que dans la grandeur des feuilles qui devaient lui donner de l’ombre dans les pays chauds ; car elle y en a taillé pour abriter une seule personne, une famille entière, et tous les habitants du même hameau. »

No existe menos conveniencia  en las formas y tamaños de fruto.  Hay muchos que se adaptan a la boca del hombre, como las cerezas y ciruelas, otros a su mano, como las manzanas y las peras, otros mucho más grandes, como los melones, se dividen por sectores  para ser comidos en familia allí;  incluso en la India los hay como el jacq y entre nosotros, la calabaza que podemos compartir con los vecinos. La naturaleza parece haber seguido las mismas proporciones en los distintos tamaños de fruta para alimentar al hombre, como en el tamaño de las hojas que iban a darle sombra en climas cálidos, ya que los ha reducido para dar cabida a un solo persona, a una familia entera, y a todos los habitantes de la misma aldea. “

 

— Études de la nature, chap. XI, sec. Harmonies végétales des plantes avec l’homme, 1784.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Lección de Anatomía Comparada por Cuvier

Todo ser organizado forma un conjunto, un sistema único y cerrado, cuyas partes se corresponden mutuamente y concurren a la misma acción definitiva, mediante una reacción recíproca. Ninguna de estas partes puede cambiar sin que las otras cambien, y por consiguiente cualquiera de ellas, tomada por separado, indica y determina todas las demás: así, si los intestinos de un animal están organizados de tal manera que han de digerir  carne fresca, hace falta también que sus mandíbulas sean construidas para devorar una presa; sus uñas, para agarrarla y desgarrarla; sus dientes, para cortarla y trocearla; el sistema entero de sus órganos del movimiento, para perseguirla  y alcanzarla; sus órganos de los sentidos, para percibirla de lejos; hasta hace falta que la naturaleza haya colocado en su cerebro el instinto necesario para saber esconderse y tender trampas a sus víctimas. Tales serán las condiciones generales del régimen carnívoro: todo animal destinado a este régimen las reunirá infaliblemente, porque su raza no habría podido subsistir sin ellas; pero bajo estas condiciones generales, existen otras particulares, relativas al tamaño, a la especie; a la presa para la cual el animal está dispuesto; y de cada una de estas condiciones particulares resultan modificaciones de detalle en las formas que derivan de las condiciones generales; no sólo la clase, sino que el orden, el género, y hasta la especie, se encuentran expresados en la forma de cada parte. En efecto, para que la mandíbula pueda coger, necesitará que su cóndilo tenga cierta forma; que haya cierta relación  entre la posición de la resistencia y la de la potencia con su punto de apoyo,  cierto volumen en el músculo temporal que exige una cierta extensión en el hoyo que le recibe, y una cierta convexidad del arco cigomático bajo el cual pasa; este arco cigomático debe también tener una cierta fuerza para dar apoyo al músculo masetero.

Para que el animal pueda llevarse su presa, le hace falta cierto vigor en los músculos que levantan su cabeza, de donde resulta una forma determinada en las vértebras donde estos músculos tienen sus ligamentos, y en el occipucio donde se insertan.

Para que los dientes puedan cortar la carne, hace falta que sean cortantes, y que lo sean más o menos, según tengan,  más o menos, que cortar exclusivamente carne. Su base deberá ser tanto más sólida, cuanto más y más gruesos sean los huesos que deban quebrantar. Todas estas circunstancias influirán también en el desarrollo de todas las partes que sirven para mover la mandíbula.

Para que las uñas puedan coger esta presa, será necesaria cierta movilidad en los dedos, cierta fortaleza en las uñas, de donde resultan formas determinadas en todas las falanges, y distribuciones necesarias de músculos y de tendones; hará falta que el antebrazo tenga una cierta facilidad para el giro, de donde todavía resultarán formas determinadas en los huesos que lo componen; pero los huesos del antebrazo que se articulan sobre el húmero, no pueden cambiar de formas sin provocar cambios  en éste. Los huesos del hombro deberán tener un cierto grado de firmeza en los animales que emplean sus brazos para coger, y todavía resultará de eso que ellos tendrán formas particulares. El juego de todas estas partes exigirá en todos sus músculos ciertas proporciones, y los ligamentos de estos músculos tan proporcionados, determinarán todavía más particularmente las formas de los huesos. Es fácil ver que se pueden sacar conclusiones semejantes para las extremidades posteriores que contribuyen a la rapidez del movimiento general; para la composición del tronco y las formas de las vértebras, que influyen en la facilidad, la flexibilidad de este movimiento, para las formas de los huesos de la nariz, de la órbita, de la oreja, cuyas relaciones con los sentidos del olfato, de la vista, del oído son evidentes. En una palabra, la forma del diente provoca la forma del cóndilo, la del omóplato, la de las uñas, …..tal y como la ecuación de una curva provoca todas sus propiedades; y lo mismo que tomando cada propiedad por separado como base de una ecuación particular, encontraríamos, tanto la ecuación ordinaria, como todas sus demás propiedades, lo mismo la uña, el omóplato, el cóndilo, el fémur, y todos los demás huesos tomados cada uno por separado,   dan el diente o se dan recíprocamente; y comenzando con cada uno de ellos, quien tuviese racionalmente las leyes de la economía orgánica, podría rehacer todo el animal.

Imagen: Encyclopedie Larousse

Texto en francés:

Tout être organisé forme un ensemble, un système unique et clos, dont les parties se correspondent mutuellement et concourent à la même action définitive, par une réaction réciproque. Aucune de ces parties ne peut changer sans que les autres changent aussi, et par conséquent aucune d’elles, prises séparément, indique et donne toutes les autres: ainsi si les intestins d’un animal sont organisés d’une manière à ne digèrer que de la chair récente, il faut aussi que ses mâchoires soient construites pour dévorer une proie; ses griffes,  pour la saissir et la déchirer; ses dents, pour la couper et la diviser; le système entier de ses organes du mouvement, pur l apoursuivre et pour l’atteindre; ses organes du sens, pour l’apercevoir de loin;  il faut même que la nature ait placé dans son cerveau l’instinct nécessaire pour savoir se cacher et tendre des pièges à ses victimes. Telles seront les conditions generales du régime carnivore: tout animal destiné à ce régime les reunirá infailliblement, car sa race n’aurait pu subsister sans elles; mais sous ces conditions générales, il en existe de particulières, relatives à la grandeur, , à l’espèce; au séjour de la proie pour laquelle l’animal est disposé; et de chacune de ces conditions  particulières résultent des modifications de détail dans les formes qui dérivent des conditions générales; ainsi non seulement la clase, mais l’ordre, mais le genre, et jusqu’à l’espèce, se trouvent exprimés dans la forme de chaque partie. En effet, pour que la mâchoire puisse saisir, il lui faut une certaine forme de condyle, un certain rapport entre la position de la résistance et celle de la puissance avec le point d’appui, un certain volume dans le muscle crotaphite qui exige une certaine étendue dans la fosse qui le reçoit, et une certaine convexité de l’arcade zygomatique sous laquelle il passe; cette arcade zygomatique doit aussi avoir une certaine force pour donner appui au muscle masséter.

 

Pour que l’animal puisse emporter sa proie, il lui faut une certaine vigeur dans les muscles qui soulève sa tête, d’où résulte une forme déterminée dans les vertèbres où ces muscles ont leurs attaches, et dans l’occiput où ils s’insèrent.

 

Pour que les dents puissent couper la chair, il faut qu’elle soient tranchantes, et qu’elles le soient plus ou moins, selon qu’elles auront plus ou moins exclusivement de la chair à couper. Leur base devra être d’autant plus solide, qu’elle auront plus d’os, et de plus gros os à briser. Toutes ces circonstances influeront aussi sur le développement de toutes les parties qui servent à mouvoir la mâchoire.

 

Pour que les griffes puissent saisir cette proie, il faudra une certaine mobilité dans les doigts, une certaine force dans les ongles, d’où résulteront des formes détermineées dans toutes les phalanges, et des distributions nécessaires de muscles et de tendons; il faudra que l’avant-bras ait une certaine facilité à se tourner, d’où résulteront encore des formes déterminées dans les os qui le composent; mais les os de l’avant-bras s’articulant sur l’humérus, ne peuvent changer de formes sans entraîner des changemens dans celui-ci. Les os de l’épaule devront avoir un certain degré de fermeté dans les animaux qui emploient leurs bras pour saisir, et il en résultera encore pour eux des formes particulères. Le jeu de toutes ces parties exigera dans tous leurs muscles de certaines proportions, et les impressions de ces muscles ainsi proportionnés, détermineront encore plus particulièrement les formes des os.

 

Il est aisé de voir que l’on peut tirer des conclusions semblables pour les extrémités postérieures qui contribuent à la rapidité des mouvemens généraux; pour la composition du tronc et les formes des vertèbres, qui influent sur la facilité, la flexibilité de ces mouvemens, pour les formes des os du nez, de l’orbite, de l’oreille, dont les rapports avec la perfection des sens de l’odorat, de la vue, de l’ouïe sont évidens. En un mot, la forme de la dent entraîne la forme du condyle, celle de l’omoplate, celle des ongles, tout comme l’équation d’une courbe entraîne toutes ses propriétés; et de même qu’en prenant chaque propriété séparément pour base d’une équation particulière, on retrouverait, et l’équation ordinaire, et toutes les autres propriétés quelconques, de même l’ongle, l’omoplate, le condyle, le fémur, et tous les autres os pris chacun séparément, donnent la dent ou se donnent réciproquement; et en commençant par chacun d’eux, celui qui posséderait rationnellement les lois de l’économie organique, pourrait refaire tout l’animal.

 

Texto comentado aquí:

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=56790&origen=notiweb&dia_suplemento=lunes

 

Lectura aconsejada:

 

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

El cocodrilo, por Herodoto

He aquí ahora la naturaleza del cocodrilo. Durante los cuatro meses de pleno invierno no come nada. Es cuadrúpedo y vive en tierra firme, y pasa la mayor parte del día en seco, pero la noche entera en el río, cuya agua es entonces más caliente que la intemperie y el rocío. De todas las criaturas que nosotros conocemos, ésa es la que de más pequeño tamaño alcanza el más grande; pues los huevos que pone no son mucho más grandes que los de la oca, y el polluelo guarda proporción con el huevo, pero se desarrolla y llega a medir hasta diecisiete codos y todavía más. Y tiene ojos de cerdo, dientes grandes y colmillos proporcionados a su cuerpo. Es el único animal que no tiene lengua; tampoco mueve la mandíbula inferior, sino que es el único animal que acerca la mandíbula superior a la inferior. Tiene también fuertes garras y una piel cubierta de escamas, irrompible, en la espalda. Y es ciego en el agua, pero a la intemperie su vista es muy penetrante. Y como viven en el agua, el interior de su boca está toda llena de sanguijuelas. Y ciertamente las demás bestias y aves le huyen, pero el reyezuelo vive en paz con él, porque le es útil; en efecto, cuando el cocodrilo sale del agua a tierra y entonces abre la boca (acostumbra a hacerlo, casi siempre, volviéndose de cara al céfiro), el reyezuelo penetra en su boca y devora a las sanguijuelas; y el cocodrilo siente placer en ser aliviado y no causa daño alguno al reyezuelo.

 

Herodoto. Historias. Libro II.

Etiquetas:

Prosopagnosia

Autor: F. David Rodríguez

Fuente: Diario de Salamanca

Los enfermos que padecen prosopagnosia no son capaces de reconocer el rostro de un individuo al que miran. No pueden interpretar gestos y expresiones emocionales (aunque sitúan un lunar, o un ojo, o una oreja). Miran y ven pero no comprenden de forma integrada;  ni siquiera son capaces de percibir su propio rostro reflejado en un espejo como una entidad completa –solo perciben las partes, que no guardan relación coordinada e integrada para configurar un todo complejo–. Los pacientes conservan la agudeza visual, ven con absoluta normalidad (color, contraste, movimiento, profundidad del campo visual…) La alteración de la visión puede referirse  también  a objetos y animales (por ejemplo, torpeza para identificar una flor cuya esencia solo es asida al oler el aroma que desprende).

Las causas de esta rara afección son variadas (traumatismos, accidentes cerebro-vasculares, tumores, alteraciones metabólicas…) y el lugar anatómico del descalabro es  una pequeña región del cerebro situada en la frontera de los lóbulos occipital y temporal. Quien sufre esta afección aprende, con el tiempo, a reconocer a las personas utilizando recursos que dependen de la integridad funcional de otras regiones del cerebro (sonido de la voz, tacto, olor de un perfume, movimientos genuinos del cuerpo, etc.). Como en todo aprendizaje se requiere paciencia, esfuerzo, tesón.  El neurólogo Oliver Sacks describe un caso de prosopagnosia en su libro: El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.

Comenzamos un nuevo curso en la Universidad. Los comienzos vienen acompañados de expectativas, sueños, planes, intenciones…, por parte de todos los miembros de la comunidad universitaria.  Es este un buen momento, es mi reflexión, para estar atentos y evitar un fenómeno que intuyo es frecuente en nuestro medio universitario (aunque no exclusivo del mismo). Es la prosopagnosia funcional.  Es decir, se conserva  intacta la capacidad de reconocer rostros pero, por un extraño, complejo y no bien conocido fenómeno, se practica una salida inhibitoria que hace que los estudiantes tengan una faz común, desdibujada. La realidad nos dice que no hay una cara igual a otra, como no hay un ser humano igual a otro, por mucho que exhibamos numerosos parecidos. Sin embargo, afrontamos el curso con un grupo de rostros, a veces desconocidos, a veces familiares,  que acuden al aula, al laboratorio de prácticas, al seminario… sin rostros individualizados. Son rostros anónimos (qué contradicción). Esperemos que nuestra prosopagnosia funcional sea transitoria, se produzca un desbloqueo y comencemos a interpretar las caras de los estudiantes, a descubrir sus peculiaridades y necesidades, a interesarnos por su desarrollo intelectual, a estimular sus capacidades de aprendizaje, estudio, esfuerzo y motivación. A su vez, también sería conveniente que el desbloqueo nos permitiera reconocer los rostros de los compañeros con quienes colaboramos en el trabajo. Reconocer, interpretar  e identificar a los demás y a nosotros mismos son  procesos complejos que integran muchas capacidades del cerebro. Es, pues, conveniente tener conciencia de las mismas y ponerlas al servicio de un desempeño laboral rico y efectivo. Considerar a los demás y a nosotros  es una actividad muy humana. Desde estas líneas deseo a toda la comunidad universitaria un  provechoso curso 2012-2013, pleno de encuentros saludables y fructíferos.

Ver a continuación la entrada titulada

Darwinismo y Prosopagnosia: Algo más que un simple parecido

Etiquetas:

Conferencia: De imágenes a modelos: La interpretación de las plantas en la historia. Dia de la Fascinación por las Plantas el próximo jueves, 18 de mayo

 

El jueves, 18 de mayo se celebró el Fascination of Plants Day: El día de la fascinación por las plantas.

 

Promovido por EPSO (European Plant Science Organization), su objetivo es conseguir que la mayor cantidad posible de gente de todo el mundo se fascine por las plantas. Es decir,  muestre su entusiasmo acerca de la importancia de la ciencia de las plantas para la agricultura, la producción de alimentos de manera sostenible, así como la horticultura, la silvicultura, y otros  productos tales como papel, madera, productos químicos, energía y productos farmacéuticos. El papel de las plantas en la conservación del medio ambiente también será un mensaje clave.

 

Todo ello dentro de los objetivos de la EPSO y, como vemos con una orientación marcadamente práctica.

 

En el IRNASA (Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca) se celebra el Dia de la Fascinación por las Plantas con la conferencia:

De imágenes a modelos:  La interpretación de las plantas en la historia

(Impartida por Emilio Cervantes)

Breve resumen:

Se presentarán dos visiones alternativas del Reino Vegetal. La primera contempla a las plantas como medios de producción de distintos bienes. El desarrollo de la ciencia, impulsado notablemente desde la Ilustración, ha estimulado esta visión.  La especialización, la división del mundo en sectores y el predominio de la razón práctica han contribuido a que las plantas sean vistas como objetos de producción y una importante función de la ciencia consista en incrementar los beneficios obtenidos de las plantas. Surgen así las investigaciones basadas en sistemas modelo con la idea de que el modelo permitirá ampliar nuestro conocimiento de los sistemas vegetales y así obtendremos más beneficios: Más abrigo, más alimento, más remedio para la enfermedad, etc…El desarrollo de sistemas-modelo entre las plantas apoya esta visión propia de la fe en el progreso que tiene lugar en la Ilustración. Los resultados obtenidos con los modelos son importantes para aumentar los beneficios y así se realiza el anhelado progreso. Pero, los modelos sirven también para mostrar otro aspecto en los vegetales……
Las plantas no podrían ser fuente de tantos beneficios si no fuesen asimismo, imágenes, es decir representaciones de un orden existente en la naturaleza. Cabe la posibilidad de que la visión de las plantas como imágenes de un orden natural fuese más importante en la antigüedad que en nuestra moderna sociedad tecnificada.
Se presentarán algunos inconvenientes de la aplicación del concepto de sistema modelo en plantas, algunos ejemplos de cómo algunos autores así como medios editoriales han intentado evitar la idea de un orden existente y finalmente, se mencionarán ejemplos de un orden que une a las plantas con el mundo de las matemáticas.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Imagen: Tulipan Semper Augustus. De Kiva Stories from the field. Un bulbo de este tulipán fue cambiado en el siglo XVII por unos 50000 metros cuadrados de tierra, según informa el diccionario de Neolengua en su entrada Tulip mania.

 

 


Etiquetas:

Evolución: las hojas del ranúnculo

 

25. Del  mismo modo, la anastomosis de los vasos que nacen de las nervaduras, que tratan de unirse con sus extremos los unos con los otros y que forman las membranas de las hojas, esa anastomosis, digo, se ve considerablemente propiciada, o quizá totalmente causada, por la acción de modalidades más finas de aire. Cuando las hojas de muchas plantas que crecen debajo del agua, son filamentosas o adoptan la forma de cornamentas, nos inclinamos a atribuirlo a una falta de anastomosis completa. Esto lo pone en evidencia el crecimiento del Ranunculus acquaticus, cuyas hojas producidas bajo el agua constan de nervaduras filiformes, en tanto que las desarrolladas sobre el agua se presentan completamente anastomosadas, integrando una superficie continua. En efecto se puede notar exactamente la transición en hojas de esta planta, mitad anastomosadas, mitad filiformes.

 

25. Auf gleiche Weise wird die Anastomose der aus den Rippen entspringenden und sich mit ihren Enden einander aufsuchenden, die Blatthäutchen bildenden Gefäße durch feinere Luftarten, wo nicht allein bewirkt, doch wenigstens sehr befördert. Wenn Blätter vieler Pflanzen, die unter dem Wasser wachsen, fadenförmig sind, oder die Gestalt von Geweihen annehmen, so sind wir geneigt, es dem Mangel einer vollkommenen Anastomose zuzuschreiben. Augenscheinlich belehrt uns hiervon das Wachstum des Ranunculus aquaticus, dessen unter dem Wasser erzeugte Blätter aus fadenförmigen Rippen bestehen, die oberhalb des Wassers entwickelten aber völlig anastomosiert und zu einer zusammenhängenden Fläche ausgebildet sind. Ja es läßt sich an halb anastomosierten, halb fadenförmigen Blättern dieser Pflanze der Übergang genau bemerken.

 

25. In the same way, the anastomosis grows of the arising out of the ridges, and themselves scouting one another  with their ends, the leaf membranes forming vessels by means of subtler kinds of air where nothing effectuates on its own; however, (it) at least advances greatly.  When leaves of many plants which grow under the water are threadlike, or assume the form of antlers, so we are inclined to attribute it to the absence of a perfect anastomosis.  The growth of the Ranunculus aquaticus advises us evidently thereof, whose leaves, originated under the water, are composed of filamentous veins which develop above the water, but anastomose perfectly and are constructed in a contiguous surface area.  Yes, the transition of these plants to half-anastomosed, half-filamentous leaves, can be closely observed.

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vasco. Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org. Versión en inglés de Starkliteraria.

Imagen de arriba de Ranunculus aquaticus, del Fuchs Botanical, 1545; Yale Medical library)

Imagen de abajo de Ranunculus aquaticusde Starkliteraria

 

Etiquetas: ,