‘Clasificación’

Aumentando el valor de las producciones en el párrafo octingentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies

Una vez que nos hayamos cargado la taxonomía, que era básicamente lo que se proponía en los párrafos anteriores, entonces… Entonces, en este párrafo podemos ver cuáles serán las consecuencias de tamaño disparate. No sorprende ver entre ellas lo siguiente:

 

El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor.

 

 

Efectivamente. Con las producciones domésticas empezaba la obra y con las producciones domésticas termina. Objetivo cumplido. Si los ganaderos y los granjeros aumentan el valor de sus producciones entonces el autor puede ir a dormir tranquilo. El resto le importa un bledo.

 

El disparate llega a cotas inauditas, pero proféticas:

 

Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas.

 

835.

A grand and almost untrodden field of inquiry will be opened, on the causes and laws of variation, on correlation, on the effects of use and disuse, on the direct action of external conditions, and so forth. The study of domestic productions will rise immensely in value. A new variety raised by man will be a far more important and interesting subject for study than one more species added to the infinitude of already recorded species. Our classifications will come to be, as far as they can be so made, genealogies; and will then truly give what may be called the plan of creation. The rules for classifying will no doubt become simpler when we have a definite object in view. We possess no pedigree or armorial bearings; and we have to discover and trace the many diverging lines of descent in our natural genealogies, by characters of any kind which have long been inherited. Rudimentary organs will speak infallibly with respect to the nature of long-lost structures. Species and groups of species which are called aberrant, and which may fancifully be called living fossils, will aid us in forming a picture of the ancient forms of life. Embryology will often reveal to us the structure, in some degree obscured, of the prototypes of each great class.

 

Se abrirá un campo de investigación, grande y casi no pisado, sobre las causas y leyes de la variación, la correlación, los efectos del uso y del desuso, la acción directa de las condiciones externas, y así sucesivamente. El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor. Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas. Nuestras clasificaciones llegarán a ser genealógicas hasta donde puedan hacerse de este modo, y entonces expresarán verdaderamente lo que puede llamarse el plan de creación. Las reglas de la clasificación, indudablemente, se simplificarán cuando tengamos a la vista un fin definido. No poseemos ni genealogías ni escudos de armas, y hemos de descubrir y seguir las numerosas líneas genealógicas divergentes en nuestras genealogías naturales, mediante los caracteres de todas clases que han sido heredados durante mucho tiempo. Los órganos rudimentarios hablarán infaliblemente sobre la naturaleza de conformaciones perdidas desde hace mucho tiempo; especies y grupos de especies llamadas aberrantes, y que pueden elegantemente llamarse fósiles vivientes, nos ayudarán a formar una representación de las antiguas formas orgánicas. La embriología nos revelará muchas veces la conformación, en algún grado obscurecida, de los prototipos de cada una de las grandes clases.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Agricultura, Antropomorfismo, Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, Ciencia ficción, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Divina Comedia, Doblepensar, El destino del hombre en la Naturaleza, Episteme, Eugenesia, Evolución, Filosofía, Fraude, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Materialismo, Origen de la biología, Progreso, Pseudociencia, reduccionismo, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Selección Natural, Ser humano, Significado de biología, Taxonomía, Último Escolástico, Visión del Mundo, Zoología

Atentado contra la Taxonomía en el párrafo octingentésimo trigésimo tercero de El Origen de las Especies

Como indicaba al comentar el párrafo anterior, esta obra es una amenaza muy seria para la taxonomía y, por lo tanto, tomarla en serio constituye un grave peligro para la Historia Natural.

El párrafo presente empieza con una afirmación digna de un análisis muy profundo.

Parecería a primera vista una falsedad que el autor acepta como verdad si leyésemos sólo esto:

 

..la sola distinción entre especies y variedades bien marcadas es que de estas últimas se sabe, o se cree, que están unidas actualmente por gradaciones intermedias, mientras que las especies lo estuvieron en otro tiempo.

 

Pero es que esto tiene materia suficiente para un análisis muy profundo puesto que no es una simple afirmación sino que lleva ese complemento añadido (se cree) y la afirmación final precisamente de aquello que estamos cuestionando (mientras que las especies lo estuvieron en otro tiempo.) . Esto, que como digo merece análisis a parte, va precedido de esto otro:

 

En lo futuro nos veremos obligados a reconocer que

Y pregunto yo: ¿Acaso no es el propio autor de este libro  quien nos obligará a creer lo que él dice?

El resto es un conjunto de disparates que nunca debió ser publicado. Un verdadero atentado contra la taxonomía que, como indicaba arriba, reclama un análisis en profundidad que está todavía por hacer.

 

 

833.

 

 

Hereafter we shall be compelled to acknowledge that the only distinction between species and well-marked varieties is, that the latter are known, or believed to be connected at the present day by intermediate gradations, whereas species were formerly thus connected. Hence, without rejecting the consideration of the present existence of intermediate gradations between any two forms, we shall be led to weigh more carefully and to value higher the actual amount of difference between them. It is quite possible that forms now generally acknowledged to be merely varieties may hereafter be thought worthy of specific names; and in this case scientific and common language will come into accordance. In short, we shall have to treat species in the same manner as those naturalists treat genera, who admit that genera are merely artificial combinations made for convenience. This may not be a cheering prospect; but we shall at least be freed from the vain search for the undiscovered and undiscoverable essence of the term species.

 

En lo futuro nos veremos obligados a reconocer que la sola distinción entre especies y variedades bien marcadas es que de estas últimas se sabe, o se cree, que están unidas actualmente por gradaciones intermedias, mientras que las especies lo estuvieron en otro tiempo. Por consiguiente, sin excluir la consideración de la existencia actual de gradaciones intermedias entre dos formas, nos veremos llevados a medir más cuidadosamente la intensidad real de la diferencia entre ellas y a concederle mayor valor. Es perfectamente posible que formas reconocidas hoy generalmente como simples variedades se las pueda, en lo futuro, juzgar dignas de nombres específicos, y en este caso el lenguaje científico y el corriente se pondrán de acuerdo. En una palabra, tendremos que tratar las especies del mismo modo que tratan los géneros los naturalistas que admiten los géneros como simples combinaciones artificiales hechas por conveniencia. Esta puede no ser una perspectiva tentadora; pero, por lo menos, nos veremos libres de las infructuosas indagaciones tras la esencia indescubierta e indescubrible del término especie.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La audacia irreparable de Haeckel en el septingentésimo trigésimo octavo párrafo de Sobre el Origen de las Especies

En medio del fárrago aparecen frases de una claridad meridiana. Podríamos decir, proféticas:

De este modo ha empezado audazmente una gran labor y nos muestra cómo la clasificación será tratada en el porvenir

Efectivamente, Haeckel empezó una gran labor y lo hizo audazmente: Falsificando las imágenes de los embriones.

Tomamos por ejemplo la siguente frase de un artículo de Elizabeth Pennisi en la revista Science:

 

Using modern techniques, a British researcher has photographed embryos like those pictured in the famous, century-old drawings by Ernst Haeckel–proving that Haeckel’s images were falsified. Haeckel once admitted to his peers that he doctored the drawings, but that confession was forgotten.

 

El hombre de Piltdown, la Biston betularia, los embriones de Haeckel,…  Un número elevado de fraudes en torno al darwinismo. En cuanto al trato dado a la taxonomía, de  acuerdo con el expresado en esta obra: La indiferencia más absoluta. Una falta de respeto integral. ¿Consecuencias? Miren a su alrededor y ya nos dicen…

 

 

738.

 

Professor Haeckel in his “Generelle Morphologie” and in another works, has recently brought his great knowledge and abilities to bear on what he calls phylogeny, or the lines of descent of all organic beings. In drawing up the several series he trusts chiefly to embryological characters, but receives aid from homologous and rudimentary organs, as well as from the successive periods at which the various forms of life are believed to have first appeared in our geological formations. He has thus boldly made a great beginning, and shows us how classification will in the future be treated.

 

El profesor Häckel, en su Generelle Morphologie y en otras obras, ha empleado su gran conocimiento y capacidad en lo que él llama filogenia, o sea las líneas genealógicas de todos los seres orgánicos. Al formar las diferentes series cuenta principalmente con los caracteres embriológicos; pero se ayuda con los datos que proporcionan los órganos homólogos y rudimentarios, y también los sucesivos períodos en que se cree que han aparecido por vez primera en nuestras formaciones geológicas las diferentes formas orgánicas. De este modo ha empezado audazmente una gran labor y nos muestra cómo la clasificación será tratada en el porvenir.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Las especies aberrantes u osculantes en el párrafo septingentésimo trigésimo tercero de El Origen de las Especies

Ignoro si en inglés la palabra osculant puede tener algún significado. Pienso que no porque tras consultar algunos diccionarios no consigo verla escrita en ninguno. En español, desde luego, osculante no significa nada. Llamar aberrante a una especie es en sí una aberración. Es así como se ha construido este párrafo: sobre palabras sin significado y aberraciones.

 

 

733.

 

In the chapter on geological succession I attempted to show, on the principle of each group having generally diverged much in character during the long-continued process of modification, how it is that the more ancient forms of life often present characters in some degree intermediate between existing groups. As some few of the old and intermediate forms having transmitted to the present day descendants but little modified, these constitute our so-called osculant or aberrant groups. The more aberrant any form is, the greater must be the number of connecting forms which have been exterminated and utterly lost. And we have evidence of aberrant groups having suffered severely from extinction, for they are almost always represented by extremely few species; and such species as do occur are generally very distinct from each other, which again implies extinction. The genera Ornithorhynchus and Lepidosiren, for example, would not have been less aberrant had each been represented by a dozen species, instead of as at present by a single one, or by two or three. We can, I think, account for this fact only by looking at aberrant groups as forms which have been conquered by more successful competitors, with a few members still preserved under unusually favourable conditions.

 

En el capítulo sobre la Sucesión Geológica procuré explicar, según la teoría de que en cada grupo ha habido mucha divergencia de caracteres durante el largo proceso de modificación, por qué las formas orgánicas más antiguas presentan con frecuencia caracteres en algún modo intermedios entre los de grupos vivientes. Como un corto número de las formas antiguas e intermedias han transmitido hasta la actualidad descendientes muy poco modificados, éstos constituyen las llamadas especies aberrantes u osculantes. Cuanto más aberrante es una forma, tanto mayor tiene que ser el número de formas de enlace exterminadas y completamente perdidas. Y tenemos pruebas de que los grupos aberrantes han sufrido rigurosas extinciones, pues están representados casi siempre por poquísimas especies y éstas generalmente difieren mucho entre sí: lo que también implica extinciones. Los géneros Ornithorhynchus y Lepidosiren, por ejemplo, no habrían sido menos aberrantes si cada uno hubiese estado representado por una docena de especies en lugar de estarlo, como actualmente ocurre, por una sola, o por dos o tres. Podemos, creo yo, explicar solamente este hecho considerando los grupos aberrantes como formas que han sido vencidas por competidores más afortunados, quedando un corto número de representantes que se conservan todavía en condiciones extraordinariamente favorables.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Naturaleza de las afinidades que unen los seres orgánicos en el párrafo septingentésimo trigésimo segundo de El Origen de las Especies

Es increíble que el tema que toca este párrafo, es decir, la Naturaleza de las afinidades que unen los seres orgánicos, no se haya tratado antes. ¿Cómo quiere tratar el autor del origen de las especies sin considerar la naturaleza de las afinidades? ¿Con qué fundamento ha escrito su obra?

¿No se ha dado cuenta todavía el autor de que los trabajos de los granjeros y de los mejoradores de palomas son totalmente irrelevantes para la evolución de las especies? En vez de escribir más y más sobre un tema que desconoce, lo que debería hacer (haber hecho), es borrar la totalidad del contenido de los primeros capítulos que sólo sirven para generar confusión. No haberlos dado jamás a la imprenta.

 

La respuesta a nuestras cuestiones queda clara al leer el párrafo: El autor no es un naturalista ni escribe motivado por la curiosidad. Al contrario, escribe movido por una ideología: La dismal science, la sombría doctrina económica del clérigo Malthus.

 

 

 

732.

 

ON THE NATURE OF THE AFFINITIES CONNECTING ORGANIC BEINGS.

 

As the modified descendants of dominant species, belonging to the larger genera, tend to inherit the advantages which made the groups to which they belong large and their parents dominant, they are almost sure to spread widely, and to seize on more and more places in the economy of nature. The larger and more dominant groups within each class thus tend to go on increasing in size, and they consequently supplant many smaller and feebler groups. Thus, we can account for the fact that all organisms, recent and extinct, are included under a few great orders and under still fewer classes. As showing how few the higher groups are in number, and how widely they are spread throughout the world, the fact is striking that the discovery of Australia has not added an insect belonging to a new class, and that in the vegetable kingdom, as I learn from Dr. Hooker, it has added only two or three families of small size.

 

Naturaleza de las afinidades que unen los seres orgánicos. -Como los descendientes modificados de las especies dominantes que pertenecen a los géneros mayores tienden a heredar las ventajas que hicieron grandes a los grupos a que ellas pertenecen y que hicieron predominantes a sus antepasados, es casi seguro que se extenderán mucho y que ocuparán cada vez más puestos en la economía de la naturaleza. Los grupos mayores y predominantes dentro de cada clase tienden de este modo a continuar aumentando la extensión y, en consecuencia, suplantan a muchos grupos más pequeños y más débiles. Así podemos explicar el hecho de que todos los organismos vivientes y extinguidos están comprendidos en un corto número de grandes órdenes y en un número menor de clases. Como demostración de lo pequeño que es el número de grupos y de lo muy extendidos que están por todo el mundo, es notable el hecho de que el descubrimiento de Australia no ha añadido un solo insecto que pertenezca a una nueva clase, y en el reino vegetal, según veo por el doctor Hooker, ha añadido sólo dos o tres familias de poca extensión.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Diferentes tipos de caracteres en el párrafo septingentésimo vigésimo cuarto de El Origen de las Especies

Lo importante es la genealogía, afirma el autor. Si los caracteres sirven para la clasificación, será porque revelan una genealogía. Pero caracteres muy similares podrán no servir por no ser el resultado de genealogía alguna, sino de adaptación. Así, podemos encontrarnos en el siguiente caso, que es difícil de resolver:

 

…animales que pertenecen a dos líneas genealógicas completamente distintas pueden haber llegado a adaptarse a condiciones semejantes y, de este modo, haber adquirido una gran semejanza externa.

 

Distinguiremos, por lo tanto las analogías de las verdaderas afinidades. Pero la distinción es imposible sin un criterio basado en la taxonomía. Ya saben: Especies, géneros, familias, órdenes, clases,…

 

 

724.

 

On the view of characters being of real importance for classification, only in so far as they reveal descent, we can clearly understand why analogical or adaptive characters, although of the utmost importance to the welfare of the being, are almost valueless to the systematist. For animals, belonging to two most distinct lines of descent, may have become adapted to similar conditions, and thus have assumed a close external resemblance; but such resemblances will not reveal—will rather tend to conceal their blood-relationship. We can thus also understand the apparent paradox, that the very same characters are analogical when one group is compared with another, but give true affinities when the members of the same group are compared together: thus the shape of the body and fin-like limbs are only analogical when whales are compared with fishes, being adaptations in both classes for swimming through the water; but between the several members of the whale family, the shape of the body and the fin-like limbs offer characters exhibiting true affinity; for as these parts are so nearly similar throughout the whole family, we cannot doubt that they have been inherited from a common ancestor. So it is with fishes.

 

Admitiendo que los caracteres son de importancia real para la clasificación sólo en cuanto revelan la genealogía, podemos comprender claramente por qué los caracteres analógicos o de adaptación, aun cuando sean de la mayor importancia para la prosperidad del ser, carecen casi de valor para el sistemático; pues animales que pertenecen a dos líneas genealógicas completamente distintas pueden haber llegado a adaptarse a condiciones semejantes y, de este modo, haber adquirido una gran semejanza externa; pero estas semejanzas no revelarán su consanguinidad, y más bien tenderán a ocultarla. De este modo podemos comprender la aparente paradoja de que los mismos caracteres, exactamente, sean analógicos cuando se compara un grupo con otro y den verdaderas afinidades cuando se comparan entre sí los miembros de un mismo grupo; así, la forma del cuerpo y los miembros en forma de aleta son caracteres sólo analógicos cuando se comparan las ballenas con los peces, pues son en ambas clases adaptaciones para nadar; pero entre los diferentes miembros de la familia de las ballenas la forma del cuerpo y los miembros en forma de aleta ofrecen caracteres que ponen de manifiesto afinidades verdaderas; pues como estas partes son tan semejantes en toda la familia, no podemos dudar de que han sido heredadas de un antepasado común. Lo mismo ocurre en los peces.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Linneo burlado en el párrafo septingentésimo vigésimo tercero de El Origen de las Especies

 

Se permite en este párrafo el autor citar a Linneo, cosa que debería haber hecho en la primera página de su libro y no ahora. Según su costumbre, prefiere el autor citar a sus maestros para enmendarles la plana o corregirlos. Así hacía con Lamarck cuando, al indicar sus ideas principales no lo mencionaba y sin embargo  lo mencionaba al tratar de la generación espontánea, para criticarlo. Así,  ahora menciona  a Linneo también para quitarle mérito, para criticarlo. Repetimos: difícilmente puede hablar de diferencias entre afinidades reales y semejanzas analógicas un autor que no se ha tomado la molestia de distinguir y definir las categorías taxonómicas y para el cual especie es lo mismo que variedad.

 

Al final una frase para la antología:

La semejanza entre el lebrel y el caballo de carrera apenas es más caprichosa que las analogías que han encontrado algunos autores entre animales muy diferentes

 

 

723.

 

Among insects there are innumerable instances; thus Linnaeus, misled by external appearances, actually classed an homopterous insect as a moth. We see something of the same kind even with our domestic varieties, as in the strikingly similar shape of the body in the improved breeds of the Chinese and common pig, which are descended from distinct species; and in the similarly thickened stems of the common and specifically distinct Swedish turnip. The resemblance between the greyhound and race-horse is hardly more fanciful than the analogies which have been drawn by some authors between widely different animals.

 

Entre los insectos hay innumerables casos parecidos; así Linneo, engañado por las apariencias externas, clasificó positivamente un insecto homóptero como lepidóptero. Vemos algo de esto aun en nuestras variedades domésticas, como en la forma, llamativamente semejante, del cuerpo en las razas perfeccionadas de cerdo chino y cerdo común, que han descendido de especies diferentes, y en las raíces, de grueso semejante, del colinabo y del nabo de Suecia, que es específicamente distinto. La semejanza entre el lebrel y el caballo de carrera apenas es más caprichosa que las analogías que han encontrado algunos autores entre animales muy diferentes.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Siguiendo de nuevo a Lamarck, inteligentemente, en el párrafo septingentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

 

Comienza ahora una sección sobre semejanzas analógicas. Las semejanzas en la forma del cuerpo entre las ballenas y los peces, dice, son analógicas. Se dan otros ejemplos de semejanzas sin que haya proximidad. Todo esto no tiene ningún sentido en una obra en la que el autor no se ha molestado nada en describir las categorías taxonómicas pues no tenemos otro criterio que el de las categorías taxonómicas para distinguir si esta proximidad existe o no.

 

 

722.

 

ANALOGICAL RESEMBLANCES.

 

We can understand, on the above views, the very important distinction between real affinities and analogical or adaptive resemblances. Lamarck first called attention to this subject, and he has been ably followed by Macleay and others. The resemblance in the shape of the body and in the fin-like anterior limbs between dugongs and whales, and between these two orders of mammals and fishes, are analogical. So is the resemblance between a mouse and a shrew-mouse (Sorex), which belong to different orders; and the still closer resemblance, insisted on by Mr. Mivart, between the mouse and a small marsupial animal (Antechinus) of Australia. These latter resemblances may be accounted for, as it seems to me, by adaptation for similarly active movements through thickets and herbage, together with concealment from enemies.

 

Semejanzas analógicas. -Según las opiniones precedentes, podemos comprender la importantísima diferencia entre las afinidades reales y las semejanzas analógicas o de adaptación. Lamarck fue el primero que llamó la atención sobre este asunto, y ha sido inteligentemente seguido por Macleay y otros. Las semejanzas en la forma del cuerpo y en los miembros anteriores, en forma de aletas, que existe entre los dugongs y las ballenas, y entre estos dos órdenes de mamíferos y los peces, son semejanzas analógicas. También lo es la semejanza entre un ratón y una musaraña (Sorex) que pertenecen a órdenes diferentes, y la semejanza todavía mayor, sobre la cual ha insistido míster Mivart, entre el ratón y un pequeño marsupial (Antechinus) de Australia. Estas últimas semejanzas pueden explicarse, a mi parecer, por adaptación a movimientos activos similares, entre la hierba y los matorrales, y a ocultarse de los enemigos.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Con seguridad, más confusión en el párrafo septingentésimo vigésimo primero de El Origen de las Especies

Extraña situación la que se nos plantea al comienzo de este párrafo:

Podemos comprender por qué una especie, o un grupo de especies, puede separarse de sus afines en algunas de sus características más importantes, y, sin embargo, puede clasificarse con seguridad junto con ellas.

 

Puesto que si las especies son afines es seguro que, además de separarse por algunas características,  se unirán por otras. Pero la cosa sigue:

 

Esto puede hacerse con seguridad -y muchas veces se hace- mientras un número suficiente de caracteres, por poco importantes que sean, revela el oculto lazo de comunidad de origen

 

¿He leído bien? Veamos:

 

mientras un número suficiente de caracteres, por poco importantes que sean, revela el oculto lazo de comunidad de origen

 

 

No puede ser. Si hay caracteres que lo revelan, entonces la comunidad de origen no puede constituir ningún lazo oculto.

 

Pero la confusión sigue:

 

Supongamos dos formas que no tienen un solo carácter común; sin embargo, si estas formas extremas están unidas por una cadena de grupos intermedios, podemos deducir en seguida su comunidad de origen y colocarlas todas en una misma clase.

 

Pero…¿A qué formas se refiere?, ¿De qué estamos hablando?

 

721.

 

We can understand why a species or a group of species may depart from its allies, in several of its most important characteristics, and yet be safely classed with them. This may be safely done, and is often done, as long as a sufficient number of characters, let them be ever so unimportant, betrays the hidden bond of community of descent. Let two forms have not a single character in common, yet, if these extreme forms are connected together by a chain of intermediate groups, we may at once infer their community of descent, and we put them all into the same class. As we find organs of high physiological importance—those which serve to preserve life under the most diverse conditions of existence—are generally the most constant, we attach especial value to them; but if these same organs, in another group or section of a group, are found to differ much, we at once value them less in our classification. We shall presently see why embryological characters are of such high classificatory importance. Geographical distribution may sometimes be brought usefully into play in classing large genera, because all the species of the same genus, inhabiting any distinct and isolated region, are in all probability descended from the same parents.

 

Podemos comprender por qué una especie, o un grupo de especies, puede separarse de sus afines en algunas de sus características más importantes, y, sin embargo, puede clasificarse con seguridad junto con ellas. Esto puede hacerse con seguridad -y muchas veces se hace- mientras un número suficiente de caracteres, por poco importantes que sean, revela el oculto lazo de comunidad de origen. Supongamos dos formas que no tienen un solo carácter común; sin embargo, si estas formas extremas están unidas por una cadena de grupos intermedios, podemos deducir en seguida su comunidad de origen y colocarlas todas en una misma clase. Como encontramos que los órganos de gran importancia fisiológica -los que sirven para conservar la vida en las más diversas condiciones de existencia- son generalmente los más constantes, les atribuimos especial valor; pero si estos mismos órganos, en otro grupo o sección de un grupo, se ve que difieren mucho, en seguida les atribuimos menos valor en nuestra clasificación. Veremos en seguida por qué los caracteres embriológicos son de tanta importancia en la clasificación. La distribución geográfica puede a veces ser útilmente empleada al clasificar géneros extensos, porque todas las especies del mismo género, que viven en una región determinada y aislada, han descendido, según todas las probabilidades, de los mismos antepasados.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Una clasificación natural en el párrafo septingentésimo décimo primero de El Origen de las Especies

¿Cómo es posible que cuando la obra está terminando venga a hacer tanto énfasis en la clasificación natural? Cualquier clasificación natural comienza por reconocer un orden que es incompatible con la selección natural.

¿Será posible que alguien crea, como indica el final de este párrafo, que los caracteres que poseen un valor grande en la clasificación se deben a que el sistema natural es genealógico en su disposición? ¿No será exactamente lo contrario?

 

 

711.

We can see why characters derived from the embryo should be of equal importance with those derived from the adult, for a natural classification of course includes all ages. But it is by no means obvious, on the ordinary view, why the structure of the embryo should be more important for this purpose than that of the adult, which alone plays its full part in the economy of nature. Yet it has been strongly urged by those great naturalists, Milne Edwards and Agassiz, that embryological characters are the most important of all; and this doctrine has very generally been admitted as true. Nevertheless, their importance has sometimes been exaggerated, owing to the adaptive characters of larvae not having been excluded; in order to show this, Fritz Muller arranged, by the aid of such characters alone, the great class of crustaceans, and the arrangement did not prove a natural one. But there can be no doubt that embryonic, excluding larval characters, are of the highest value for classification, not only with animals but with plants. Thus the main divisions of flowering plants are founded on differences in the embryo—on the number and position of the cotyledons, and on the mode of development of the plumule and radicle. We shall immediately see why these characters possess so high a value in classification, namely, from the natural system being genealogical in its arrangement.

 

Podemos comprender por qué los caracteres procedentes del embrión hayan de ser de igual importancia que los procedentes del adulto, pues una clasificación natural comprende evidentemente todas las edades; pero dentro de la teoría ordinaria no está en modo alguno claro que la estructura del embrión tenga que ser más importante para este fin que la del adulto, que desempeña sola su papel completo en la economía de la naturaleza. Sin embargo, los grandes naturalistas Milne Edwards y Agassiz han insistido en que los caracteres embriológicos son los más importantes de todos, y esta doctrina ha sido admitida casi universalmente corno verdadera. Sin embargo, ha sido a veces exagerada, debido a que no han sido excluidos los caracteres de adaptación de las larvas; para demostrar lo cual, Fritz Müller ordenó, mediante estos caracteres solos, la gran clase de los crustáceos, y esta manera de ordenarlos no resultó ser natural. Pero es indudable que los caracteres embrionarios -excluyendo los caracteres larvarios- son de sumo valor para la clasificación, no sólo en los animales, sino también en las plantas. Así, las divisiones principales de las fanerógamas están fundadas en diferencias existentes en el embrión -en el número y posición de los cotiledones y en el modo de desarrollo de la plúmula y radícula-. Comprenderemos inmediatamente por qué estos caracteres poseen un valor tan grande en la clasificación: porque el sistema natural es genealógico en su disposición.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: