Archivo para la categoría ‘Edward Blyth’

Errores, fraudes y trampas del darwinismo: Actualidad y extensión de la clasificación de Pierre Flourens (1864)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pierre Flourens (1794-1867). Miembro de la Academia de Ciencias Francesa desde 1828 y su secretario permanente (Secrétaire perpétuel) entre los años de 1833 y 1866.

Elegido miembro de la Academia Francesa en 1840 en competición con Victor Hugo, quien tuvo que esperar a otra ocasión.

 

Habíamos visto recientemente la carta dirigida por el Dr Sutton a la Royal Society pidiendo una explicación acerca de la prioridad que la institución sigue dando a Darwin cuando quien describió primero la selección natural era Matthew.  Darwin y Wallace copiaron y desarrollaron una idea que no era suya (y que tampoco era particularmente buena como teoría científica).

Al parecer la Royal Society no ha contestado a la carta del Dr Sutton y esto nos parece preocupante. Significa esta ausencia de respuesta una de dos cosas: 1) Que la Royal Society  admite que la prioridad en el descubrimiento de la Selección Natural no tiene ninguna importancia porque la Selección Natural no existe y es el fruto de un error, en lo cual estaríamos de acuerdo siempre que suspendieran el Premio Darwin;  o bien que: 2) la Royal Society admite que tiene razón el Dr. Sutton y que Darwin copió de Matthew. También es posible que sean ciertas las dos cosas y que tanto si la Royal Society  las admite como si no, no tiene a bien contestar. En cualquier caso debería desaparecer toda mención a Darwin en relación con premios, celebraciones y festivales y aparecer como lo que verdaderamente es: el autor de un plagio, un fraudulento copión.

Por muchas vueltas que le demos no podremos pensar que exista otra opción distinta. Si el Dr Sutton estuviese equivocado, la Royal Society  habría contestado enérgicamente, puesto que no estamos hablando de una cuestión anecdótica y quien firma la carta es un prestigioso criminólogo con un libro y una publicación revisada por pares y publicada defendiendo la tesis del plagio de Darwin.

Varios autores antes que Darwin habían expresado prácticamente las mismas ideas y de manera más clara. Para Darwin la selección tiene una función doble y ciertamente contradictoria que consiste tanto en eliminar variedades y formas desfavorables (modo de extinción) como en crear otras nuevas (?). En otros tiempos, cuando los autores de Historia Natural cuidaban el lenguaje,  era más corriente el uso del término en el primer sentido, puesto que la selección es que a partir de un conjunto inicial son eliminados algunos de sus miembros. No hay creación posible mediante la selección. Buscar un efecto positivo a partir de ella es pedirle peras al olmo y para verlo hay que cometer el error de confundir selección con mejora que es lo que hace Darwin. A partir de ahí todo deviene posible pero sólo a condición de tomar a broma el lenguaje, lo cual es lamentable y, dicho de paso, fraudulento.

Al leer la primera traducción de El Origen de las Especies al francés de Mme Clemènce Royer (1830-1902),  racionalista y fundadora de una logia masónica,  Pierre Flourens había visto todo esto con una claridad meridiana, ayudado porque Mme Royer había traducido Natural Selection como Election Naturelle, algo que a Flourens le producía sensaciones contradictorias con predominio del sarcasmo.

Flourens había detectado cuatro conjuntos de problemas graves en la obra de Darwin que, no sólo se han mantenido,  sino que han aumentado exponencialmente con la ya larga historia del darwinismo. Veamos primero a grandes rasgos cuáles son estos cuatro grupos de errores, grabados con letras de fuego en el epitafio de la Historia Natural:

 

1) Abuso del lenguaje.

2) Desconocimiento de la Historia Natural.

3) Falta de originalidad y plagio de otros autores: Lamarck.

4) Eugenesia.

Cuatro grupos de errores que se han ido confirmando y ampliando con los años.

Por un lado se han estudiado en Darwin encontrándose tanto sus  detalles como nuevos ejemplos. Ahora sabemos que el punto número 3) Plagio de otros autores en Darwin no se limita a Lamarck, sino que se amplia, por ahora a Edward Blyth, Patrick Matthew, Pierre Trémaux, y otros.

 

Y por otro lado el número de problemas en cada uno de los grupos crece al considerar la labor de otros autores porque la tradición darwinista ha seguido fiel a su maestro en cada uno de los cuatro puntos. La máquina incapaz de distinguir originada por Darwin en El Origen de las Especies continúa su obra de destrozo del lenguaje y la generación y empleo continuado de la ambigüedad y de las contradicciones  es de tal magnitud que resulta difícil hacer una selección de ejemplos.  Lo grave del caso es que se ha considerado normal una manera de hablar totalmente irrespetuosa, ambigua y plagada de contradicciones. La generación de esta neolengua no es casual porque tiene una finalidad muy clara que es la de poner a la ciencia al servicio de la autoridad. Como dice muy bien el crítico Bethell:

This is the great problem with science today: That authority more and more replaces evidence

Que viene a confirmar lo que dijera Thompson (1887-1972):

El éxito del darwinismo fue acompañado por una decadencia en la integridad científica

 

Se habla en neolengua cuando se habla de genes egoístas, de la sociedad de los genes, de las mutaciones aleatorias, del DNA chatarra, y toda una serie de oxímoron sin fin. Nadie se ve obligado a disculparse ni a escribir retractación alguna porque es precisamente la autoridad la que aplaude este modo de expresión y cada error se sigue tapando con una cadena de nuevos errores,  como desde el principio. Nada hay mejor para tapar un agujero que hacer un agujero más grande.

 

También pertenecen al Diccionario de Neolengua otros conceptos como los de macro- y micro-evolución, confundiendo cosas tan dispares como cambios en las poblaciones y la formación de una especie. La máquina incapaz de distinguir que a punto había estado de denunciar Richard Lewontin trabaja a pleno rendimiento produciendo expresiones sin sentido, contradicciones, falsas disyuntivas y oxímoron. No interesa distinguir porque  la autoridad medra en la confusión. Por ejemplo el juego de palabras falso entre macro- y micro-evolución permite introducir en la Evolución todo un arsenal de fórmulas matemáticas que desde Fischer, han ido creciendo sin aportar nada a este terreno, pero que cumplen su función principal de hacerlo incomprensible.  Así trabajará quien decrete la autoridad y se publicarán los artículos de quienes le sean fieles.

Sería muy difícil identificar todos los casos de abuso del lenguaje, aunque si fuese necesario mencionar algún ejemplo entre los más notables, tendríamos que poner el de Richard Dawkins y su lamentable obra titulada El gen egoísta, ejemplo de panfleto seudocientífico, del cual debería ya haber escrito una retractación en lugar de haberse metido a embadurnar con obras posteriores los terrenos de la teología que desconoce. Pero cuenta con el apoyo de la autoridad y su obra lamentable se imprime en varios idiomas.

El segundo de los sectores de errores detectados por Flourens, el desconocimiento de la Historia Natural debe mantenerse a ultranza so pena de que se derrumben los fundamentos. Bien sabía Dobzhansky que:

No es una paradoja decir que si alguien consigue aportar una definición estática y aplicable universalmente de las especies, pondría en serias dudas la validez de la teoría de la evolución

Por eso se han ocultado obras fundamentales de la Historia Natural como las de von Baer, del que ha desaparecido hasta la carta que escribió a Darwin, a pesar de la ingente recopilación de correspondencia inútil que se acumula en torno a este autor. La obra Entwickelungsgeschitche, que para Haeckel era el trabajo más significante de toda la literatura sobre la ontogenia ha desaparecido del mapa. ¿Alguien ha visto alguna vez un ejemplar de esta obra? ¿Se ha traducido a algún idioma?  Del mismo modo tampoco se ha traducido la crítica de Alfred Kölliker titulada Über die Darwin’sche schöpfungstheorie que puede leerse en Google.

¿Puede por favor traducirla alguien?

Durante muchos años se perdió también o se ocultó información sobre el Yacimiento de Burguess Shale, pues contenía restos fósiles que no eran del gusto darwinista más acorde con el cambio gradual que no con lo que ahí se veía.

 

Entre otros fraudes relacionados con la invención, fabricación o falsificación de datos tenemos el caso del Hombre de Piltdown, el de la Biston betularia, el invento del Bathybius haeckelii, el de la barrera somático germinal de Weismann, las teorías telomática y de la enación, los antepasados del caballo, los dibujos falsificados de Haeckel, la interpretación forzosa del papel de las mutaciones al azar en la evolución. Claro que esto es sólo un puñado de casos de los más conocidos, habrá muchos más, cientos, miles. Unos en relación con la biología, algunos más con la sociología, la psicología “evolutiva”, o sus híbridos (sociobiología, psicobiología, etc, etc. ), otros relacionados con ese dislate de la selección sexual y sus derivaciones. Muchos fraudes han aparecido, otros aparecerán pronto y otros más tarde, pero hay tantos que el problema es que ya casi no interesa encontrar ni describir los nuevos hallazgos. ¿Para qué?

En cuanto a la vinculación del darwinismo con la Eugenesia es un aspecto del mayor interés que tendrá que analizarse con paciencia pero antes quizás podríamos mencionar algunos ejemplos de abuso del lenguaje…

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Biología, Ciencia a debate, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Doblepensar, Edward Blyth, Equilibrio puntuado, Estructuralismo, Eugenesia, Eugenesia en OSMNS, Evolución, fantasma semántico, Filosofía, Flatus vocis, Flourens, Fraude, General, Haeckel, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Huxley, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Máquina incapaz de distinguir, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, Objetivos de la biología, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, OSMNS, OSMNS Ambigüedades, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Personificación, Pierre Trémaux, Post-darwinismo, Pseudociencia, Retórica, Revoluciones, Royal Society, Sectarismo, Selección Natural, Tautología, Taxonomía, Teoría de la recapitulación de Oken, Wallace

Dr Sutton’s case in favor of Science

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi comentario al artículo del  Prof. Mike Sutton en Bestthinking:

The De Facto “MacDarwin Industry” and it’s Member’s Pseudo-Scholarly Corporate Denial of the Very Existence of Uncomfortable New Facts

One of the major problems of contemporary Science is fraud: The extension of it and the lack of adequate mechanisms to stop and prevent it.

But fraud is not reduced to several hundred (or thousand) cases where results are invented, data modified or figures falsified according to the convenience of the authors. Fraud is not even limited to cases where articles in peer review journals, or even whole journals, are produced to satisfy particular interests.

Scientific fraud has profound causes that need to be investigated and uncovered. Some of them concern abusive use of language and excess of importance given to tradition. Both abuse of language and excessive support of tradition, can be done in favour of an authority, whose arguments are not anymore scientific.

Fraud includes also to copy, plagiarise results or ideas of another scientist.

Pierre Flourens (1794-1867), founder of Neurobiology and perpetual secretary of the Academy of Sciences of France during decades, in his book entitled Examen du livre de M Darwin sur l’Origine des Especes (1864) wrote:

Le fait est que Lamarck est le père de M. Darwin. Il a commencé son système.

Toutes les idées de Lamarck sont, au fond, celles de M. Darwin. M. Darwin ne le dit pas d’abord; il a trop d’art pour cela. Il effaroucherait son lecteur, et il veut le séduire; mais, quand il juge le moment venu, il le dit nettement et formellement.

(The fact is that Lamarck is the father of M. Darwin. He was who began his system.

All of Lamarck’s ideas are, basically, those of Mr. Darwin. Mr. Darwin did not say it first, he had too much art to say it. It would have frightened his readers, and what he wanted was to seduce them, but the moment arrived, he says it clearly and formally.)

In fact, at the time of publication of The Origin of Species, it was known that Darwin had copied from Lamarck, who was the first to develop a theory of Evolution, more than he recognized in his book. It was also known that Darwin had copied from Patrick Matthew and from Edward Blyth, who wrote about Natural Selection before Darwin, without giving to these authors due credit in The Origin of Species.

To solve these questions, from the third edition of The Origin of Species Darwin wrote an Historical Sketch that is included before the Introduction and by which he tries to give credit to many authors he apparently “forgot” to quote properly in the course of the book.

Nevertheless though obvious for some, it was not so generally known that Darwin had read a book by PierreTrémaux, whose information he used in the Origin of Species without quoting the author. Trémaux is not even mentioned in the Historical Sketch.

Darwin copied. That was known at the time of publication of The Origin of Species. But in Science to know is not enough. Once you know something, you have to give proofs of it. And proofs depend of the technologies available at each moment.

Now, new technologies of information search in the Internet, have allowed Dr Sutton to prove that indeed Darwin copied from Patrick Matthew.

The data obtained by Dr Sutton and the way he has presented the results, in a book and a peer review scientific journal, are impeccable.

But now it seems that these results are not of the taste of the establishment. The scientific establishment (SE) wants, it seems, to maintain Darwin as the founding father of Evolution while the founding father of Evolution is Lamarck. The SE also wants to maintain Darwin as the inventor of Natural Selection. But! 1) The inventor of Natural Selection is Patrick Matthew and 2) Natural Selection is an erroneous concept that results from the mistake of confounding selection with breeding, demonstrating the lack of understanding of the role of selection in the breeding process.Selection is limited to the farms and there is no selection in nature. The farm is never a model for nature.

In his book, Pierre Flourens also indicated that Darwin was abusing of language and that Natural Selection was an erroneous concept (he called in French natural election to remark the oxymoron).

Playing with words is one of the main strategies of the authority (SE) to maintain a position of force. But in science, scientific authority is also oxymoron, because the only authority in science (SE) must be based in reason, not in word games.

Not surprisingly then, one of the first effects of confronting Darwinism that Dr Sutton has experienced, has been the confrontation with the Wikipedia editors. Wikipedia, the Newspeak Dictionary that Orwell predicted in his novel 1984, is an important strategy made by the Party to maintain the authority. The authority of the Party is interested in maintaining Darwin and Natural Selection at the basis of Science. But Darwin copied from Matthew and Natural Selection is an oxymoron, a play of words that only generates much confusion.

Dr Sutton has published results showing that Darwin copied from Matthew. One would expect the general recognition of these results and as a consequence, many letters and articles of apologies and retractations by those authors that defend Darwin or have quoted him in the place where Matthew should be quoted. But what we see is completely different:

Instead or receiving acknowledgments for his discoveries, resulting of a well done work, Dr Sutton receives insults.

This is, unfortunately, the only signal that indicates the quality and irrefutability of Dr Sutton discovery. Insults only demonstrate the absence of arguments against Dr Sutton discoveries, i.e. claim the absence of arguments in defense of Darwin. Darwin copied.

It may take a longtime to recognize in the Scientific World that Darwin copied. This information is not coming from the sermon of a Creationist, but from hard and methodic work. The problem is that Pierre Flourens already wrote it in 1864.

Etiquetas:

El plagio de Darwin en El Origen de las Especies

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Le fait est que Lamarck est le père de M. Darwin. Il a commencé son système.
Toutes les idées de Lamarck sont, au fond, celles de M. Darwin.
M. Darwin ne le dit pas d’abord; il a trop d’art pour cela.
Il effaroucherait son lecteur, et il veut le séduire;
mais, quand il juge le moment venu, il le dit nettement et formellement.

 

(El hecho es que Lamarck fue el padre del señor Darwin. Fue él quien comenzó su sistema.
Todas las ideas de Lamarck son, básicamente, las de Mr. Darwin.
Mr. Darwin no lo dijo primero, él tenía demasiado arte para decirlo.
Habría espantado a sus lectores, y lo que quería era seducirlos
pero llegado el momento, lo dice clara y formalmente. )

Pierre Flourens (1794-1867). En Examen du libre de M. Darwin sur l’Origine des Espèces.


 

 

 

 

 

  















It is 100 per cent proven that Darwin committed  plagiarism. Dr Mike Sutton (1959- ). 

http://patrickmatthew.com/ 

 

 

 

 

 

 

 

Remember:

 After having demonstrated to the fanatics that they are wrong, it is necessary not forget that they want to be wrong.


				
Etiquetas:

Malas noticias para la secta darwinista

Michael Sutton es criminólogo, Editor General y Fundador de la revista Journal of Criminology. Profesor de Criminología y Director del Study and Reduction of Hate Crimes de la Universidad Nottingham Trent. Ha publicado artículos en los temas de relaciones interraciales y violencia.

Desde hace años el Dr Michael Sutton lleva a cabo una investigación sobre el plagio que realizaron Darwin y Wallace de la obra de un autor anterior: Patrick Matthew.

El trabajo del Dr Sutton le conducirá, con el tiempo, a dos resultados espectaculares. El primero ya ha tenido lugar y es que Darwin y Wallace copiaron de Matthew sin darle el debido crédito. Algo obvio pero que el Dr Sutton ha documentado con una moderna investigación fundamentada en las nuevas tecnologías que le ha permitido acumular una serie de evidencias que lo convierten en un trabajo impecable y exahustivo.

Su investigación se ha concretado en los siguientes resultados:

 

El libro: Nullius in Verba: Darwin’s Greatest Secret.

 

Artículo: On Knowledge Contamination: New Data Challenges Claims of Darwin’s and Wallace’s Independent Conceptions of Matthew’s Prior-Published Hypothesis

Este artículo es ahora fuente de novedades pues parece que uno de los editores de la revista ha renunciado a su cargo a raíz de haberse publicado. Esta es la información de hoy al respecto:

http://thedailyjournalist.com/headlines/expert-darwin-advisor-resigns-immediately-following-new-revelations-of-darwin-s-proven-lies/

Blog:

http://patrickmatthew.com/

Twiter:

https://twitter.com/Criminotweet

 

Entre toda esta información es recomendable leer la carta del Dr Sutton a la Royal Society:

http://patrickmatthew.com/protest%20to%20the%20royal%20society.html

Además de todos estos resultados, el Dr Sutton es protagonista también de una diatriba verbal con los editores de Wikipedia, con lo que demuestra de nuevo que Wikipedia es el Diccionario de Neolengua y que sus editores tienen un enorme interés en mantener a flote las mentiras y las falacias del darwinismo.

 

El segundo descubrimiento del Dr Matthew está todavía por venir, pero caerá por su propio peso una vez que el primero haya tenido la difusión necesaria. El segundo descubrimiento consistirá en que lo que Darwin y Wallace copiaron de Matthew y que intentaron pasar por teoría no tiene valor ninguno en ciencia. La naturaleza no selecciona y el concepto Selección Natural es simplemente un error del lenguiaje. Juegos de palabras.

 

 

 

Etiquetas:

Un error y otra ausencia importante en el octavo párrafo de El Origen de las Especies

 

 

El autor aborda, al comienzo de éste párrafo una cuestión fundamental y que todavía está pendiente entre los darwinistas: Explicar a sus lectores qué es la selección natural. Veamos si en esta ocasión lo consigue, porque, de lo contrario, es decir en ausencia de la debida explicación, seguiremos pensando que la Selección Natural no es otra cosa que un dogma de fe algo rancio o un fantasma semántico

Puesto a explicar qué es la Selección Natural en este párrafo de la introducción, Darwin se contradice.

Su contradicción es el resultado de una estrategia habitual en él: Presentar al público la mitad de la información,  ocultando descaradamente la otra mitad.

Así, por un lado nos dice que la Selección Natural es la causa de una gran extinción de las formas menos perfeccionadas de la vida. Podría ser:

natural selection almost inevitably causes much extinction of the less improved forms of life,….

 

Pero por otro lado y de manera bien misteriosa, nos indica también que causa la divergencia del carácter:

 

……and leads to what I have called divergence of character

 

La existencia de una fuerza en la naturaleza que mantiene las características de las especies había sido reconocida desde antiguo y descrita meticulosamente por otros autores.  En cualquier caso y sea cual sea esa fuerza, no parece que Darwin haya sido su descubridor. Compárense si no éstos  dos párrafos:

 

Primero:

The last of these divisions to which I more peculiarly restrict the term variety, consists of what are, in fact, a kind of deformities, or monstrous births, the peculiarities of which, from reasons already mentioned, would very rarely, if ever, be perpetuated in a state of nature;

Segundo:

“It may be doubted whether sudden and considerable deviations of structure such as we see in our domestic productions … are ever permanently propagated in a state of nature.

 

El primero es de Edward Blyth, el segundo de Charles  Darwin. En sus publicaciones, que Darwin conoció, pero no citó, Blyth describe esa tendencia a mantener las características propias de la especie y eliminar a las “desviaciones del tipo” que ahora Darwin ha venido a llamar Selección Natural. Pero en sus publicaciones, Blyth también reconoce que en la naturaleza pueden surgir nuevas combinaciones, de modo similar a como ocurre mediante selección:

 

It is a general law of nature, for all creatures to propagate the like of themselves: and this extends even to the most trivial minutiae, to the slightest peculiarities; and thus, among ourselves, we see a family likeness transmitted from generation to generation. When two animals are matched together, each remarkable for a certain peculiarity, no matter how trivial, there is also a decided tendency in nature for that peculiarity to increase; and if the produce of these animals be set apart, and only those in which the same peculiarity is most apparent, be selected to breed from, the next generation will possess it in a still more remarkable degree; and so on, till at length the variety I designate a breed is formed, which may be very unlike the original type.

 

El doctor Andrew Bradbury piensa que Darwin  se “inspiró” en Blyth. Tanto la  conservación del tipo correspondiente a una especie, como la formación de nuevas combinaciones y tipos mediante un proceso análogo a la selección, habían sido descritas por Blyth, a quien Darwin tampoco cita adecuadamente en su obra. Pero el problema no acaba ahí. Blyth había descrito dos procesos diferentes: eliminación de desviaciones y creación de nuevas combinaciones.  Cuando Darwin, apresuradamente, presenta su obra, no sólo omite citar adecuadamente el trabajo de Blyth, sino que con-funde ambos procesos, para crear un fantasma semántico: la Selección Natural. En el noveno párrafo, último de la introducción,  nos demostrará que admitirlo o no es una pura cuestión de fe y nada tiene que ver con la ciencia. De momento leamos el octavo párrafo entero:

 

 

 

 

 

This fundamental subject of natural selection will be treated at some length in the fourth chapter; and we shall then see how natural selection almost inevitably causes much extinction of the less improved forms of life, and leads to what I have called divergence of character. In the next chapter I shall discuss the complex and little known laws of variation. In the five succeeding chapters, the most apparent and gravest difficulties in accepting the theory will be given: namely, first, the difficulties of transitions, or how a simple being or a simple organ can be changed and perfected into a highly developed being or into an elaborately constructed organ; secondly the subject of instinct, or the mental powers of animals; thirdly, hybridism, or the infertility of species and the fertility of varieties when intercrossed; and fourthly, the imperfection of the geological record. In the next chapter I shall consider the geological succession of organic beings throughout time; in the twelfth and thirteenth, their geographical distribution throughout space; in the fourteenth, their classification or mutual affinities, both when mature and in an embryonic condition. In the last chapter I shall give a brief recapitulation of the whole work, and a few concluding remarks.

 

 

Este tema fundamental de la selección natural será tratado con alguna extensión en el cuarto capítulo, y entonces veremos cómo la selección natural, casi inevitablemente, causa una gran extinción de las formas menos perfeccionadas de la vida, y conduce a lo que he llamado divergencia de caracteres. En el capítulo siguiente discutiré las leyes complejas y poco conocidas de la variación. En los cinco capítulos siguientes, las dificultades más evidentes y más graves en la aceptación de la teoría, a saber: en primer lugar, las dificultades de las transiciones, o cómo un ser sencillo o un órgano sencillo puede ser cambiado y perfeccionado en un ser altamente desarrollado o en un órgano primorosamente construido, en segundo lugar el tema del instinto o los poderes mentales de los animales, en tercer lugar, hibridismo, o la esterilidad de las especies y la fecundidad de las variedades cuando se cruzan, y en cuarto lugar, la imperfección del registro geológico. En el siguiente capítulo, consideraré la sucesión geológica de los seres orgánicos a través del tiempo, en el XII y XIII, su distribución geográfica en todo el espacio, en el siglo XIV, su clasificación y afinidades mutuas, tanto en la madurez y en un estado embrionario. En el último capítulo daré una breve recapitulación de toda la obra, y algunas observaciones finales.

 

 

Referencias

 

Blyth Edward 1835. An attempt to classify the “varieties” of animals, with observations on the marked seasonal and other changes which naturally take place in various British species, and which do not constitute “varieties”. Magazine of Natural History Volume 8 pages 40-53.

Eiseley, Loren. 1979. Darwin and the misterious Mr X. New light on the evolutionists. EP Dutton. New York.

 

 

Imagen de The Darwin Papers

Etiquetas: ,

Edward Blyth, la historia jamás contada (por ahora)

En la historia de las teorías evolutivas hay mucha enjundia y misterio. Por ejemplo, no me cabe la menor duda de que muchas veces, obrando de manera consciente o inconsciente, se ha fomentado la confusión  con intereses particulares. Así, si en la redacción de un artículo o de un libro admitimos sin problemas las historias y las teorías científicas tal y como se nos vienen contando, podremos llegar a nuestros objetivos antes que si, a cada frase, nos tenemos que detener cuestionando la exactitud de lo que viene dándosenos como “verdad asumida”. Y es que el andar por un camino llano y bien pavimentado es mucho más confortable que hacerlo por un sendero pedregoso. La vía del éxito está marcada y se accede antes viajando en un coche de lujo (aceptar los paradigmas) que en una bicicleta roñosa (si tomamos posturas críticas).

Es mediante este sencillo proceso de aceptación conformista e indiscutida de las versiones más en boga de los hechos, como las imágenes públicas de determinadas figuras históricas van creciendo como bolas de nieve hasta tropezar en una pared o caer al río. Es entonces cuando, desde un punto de vista global, puede sorprender cuán diferente hubo de ser la realidad de lo que vino a ser la proyección de su imagen en el futuro.

(más…)

Etiquetas: