‘Generación espontánea’

Caja de resonancia: Un programa dedicado a Dejarse Hablar

El programa de radio USAL titulado Caja de resonancia dedicó susesión del miércoles, 27 de febrero de 2016 a la serie de Debates públicos titulados Dejarse Hablar, que tiene lugar en la Biblioteca Pública de la Casa de las Conchas, en Salamanca.

Para escuchar el programa, hacer click AQUÍ

 

 

 

Etiquetas:

Los gusanos en el sermón

 

 

-          La retórica permite analizar el discurso.

-          Y bien? -Dirán algunos-, nada nuevo bajo el sol.

 

Pero… cuidado! La retórica permite también analizar el discurso científico que también es discurso. Así,  quienes pensaban que la ciencia sigue su curso independiente de las llamadas “letras” se pueden llevar grandes sorpresas.

Una sorpresa nos llevábamos el otro día al realizar el análisis retórico de El Origen de las Especies y encontrar que de las tres finalidades que Ciceron atribuía al lenguaje: Docere, movere, delectare, la obra de Darwin se dedica a la segunda (movere, conmover) y no a la primera como correspondería a un texto científico. Dicho de otro modo, que el Origen de las Especies es obra de la Épica y no de la Ciencia.

Hay, en esta obra, párrafos y sentencias que son propios de un sermón. No en vano la formación académica de Charles Darwin era la de un clérigo. Así el párrafo final que comienza de esta manera:

 

Es interesante contemplar un enmarañado ribazo cubierto por muchas plantas de varias clases, con aves que cantan en los matorrales, con diferentes insectos que revolotean y con gusanos que se arrastran entre la tierra húmeda, y reflexionar que estas formas, primorosamente construidas, tan diferentes entre sí, y que dependen mutuamente de modos tan complejos, han sido producidas por leyes que obran a nuestro alrededor.

 

Ahí están esos gusanos. Ah! los gusanos, sempiternos gusanos, tan frecuentes a lo largo y ancho de la Biblia y presentes en multitud de sermones  como éste del predicador del Oeste  que encontramos en la novela Tierra de Gigantes de OE Rolvaag:

 

Se dijo el pastor que había descendido al terreno de los lugares comunes, pero siguió hablando, poniendo todo su corazón en las palabras… La gente le escuchaba con toda atención; la madre de los tres niños cesó de ahuyentar a la mosca; daban ganas de decirle que siguiera cumpliendo su deber y no prestara atención… Pero, de pronto, pareció convertirse en la propia madre del pastor, como si esta se hallara delante en carne y hueso; y el pastor recordó como su madre había luchado y sufrido, una de tantas precursoras, primero en Illinois y después en Minnesota. Se conmovió profundamente al percibir el reflejo del destino de la que le dio el ser; sus palabras brotaron ahora fluidas, sin el menor esfuerzo… “Pero cuando un amor así existe entre una madre inmigrante y sus hijos ¿Qué no será cuando el amor se eleva hacia la divinidad, cuando el amor de quien es fuente de todo amor, de quien cuida de toda vida, si, hasta de la vida del gusano que se arrastra por la tierra?…”

 

Lectura recomendada:

 

Está usted de broma Mr Darwin? La retórica en el corazón del darwinismo.

 

 

 

Imagen: “Early bird stereograph2″ by E.R. McCollister – Library of Congress[1]. Licensed under Public Domain via Commons – https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Early_bird_stereograph2.jpg#/media/File:Early_bird_stereograph2.jpg

Etiquetas:

¿Qué es el materialismo?

Preguntaba ayer un participante en este blog :

¿exactamente de que hablamos cuando hablamos de materialismo? ¿lo contrario de materialismo es la magia?

Basándome libremente en textos de de dos  clásicos contemporáneos, los profesores Agustín García Calvo y Emanuele Severino, propongo hoy dos respuestas. Así,  el  Materialismo  puede ser esa pretensión o  fe de que nos hablan  estos autores.  Del primero por ejemplo:

la pretensión de una phýsis o realidad ajena y anterior a todo lenguaje, independiente de arbitrio y razón, la apelación a algo que está por debajo de las palabras, es justamente la convención y falsedad que constituye la apariencia que los hombres (todos y cada uno) toman como verdad de las cosas y las relaciones

Del segundo:

Si se cree y esta es la fe fundamental que envuelve ya todo cuanto sucede en la tierra, que las cosas pueden ir a la nada y salir de la nada (y, por lo tanto pueden ser aniquiladas y creadas por el hombre o por un dios), entonces se cree que existe un tiempo en el que las cosas son nada: el tiempo en que estas, una vez aniquiladas ya son nada y el tiempo en que antes de salir de la nada, son todavía una nada. Pero creer que existe un tiempo en que las cosas (es decir los no-nada) son nada es como creer que existe un tiempo en que el círculo es cuadrado. Pero el enigma del mundo se resuelve cuando se hace evidente que no puede existir ningún tiempo en que las cosas (ni siquiera la más irrelevante de ellas) son nada, y cuando se hace evidente, pues que las cosas-todas, de las más humildes a las más grandes, de las más desvanecidas a las más patentes, de las más familiares a las más inquietantes-son todas ingenerables, incorruptibles, inmutables, eternas. Lo que llamamos devenir del mundo es por tanto el aparecer y el desaparecer de lo eterno. En sentido análogo a cuando se dice que el sol sigue brillando, eterno incluso cuando desaparece de la bóveda del cielo. No sólo los dioses sino todas las cosas tienen esta naturaleza solar.

Imagen de Agustín García Calvo del blog Lineas Paralelas

Imagen de Emanuele Severino de GrandiPassione

Bibliografía

García Calvo, A.  Razón común. Zamora, Editorial Lucina, 1985, 1999, 2006.

Severino, E. El parricidio fallido. Editorial: Destino, 1991.


Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

El sopicharco, base nutritiva del materialismo

“Las condiciones de las aguas del océano primitivo durante aquellos tiempos remotos se parecían bastante a las condiciones que reproducimos en un laboratorio hoy en día. Lo que nos hace pensar que en cualquier parte de aquel océano, laguna o charco, debieron formarse unas sustancias orgánicas complejas iguales a las creadas en el matraz de Butlerov, en la vasija de Baj o en experimentos similares.”

Alexander Oparin. El origen de la vida  (p 123).

Nada sospechoso de idealismo o de inspiración religiosa,  el diccionario de Neolengua (spanish version) dice esto de Oparin:

Según el profesor Loren S. Graham en su ensayo Science, philosophy, and human behavior in the Soviet Union. New York: Columbia University Press Oparin recibió el impulso para comenzar sus investigaciones en un intento de demostrar el materialismo dialéctico en el contexto de la guerra fría en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Pero ninguno de los dos, ni Loren Graham ni la versión española del diccionario de Neolengua indica en qué consistieron las investigaciones de Oparin. Basta con acudir a la versión inglesa para darse cuenta de que no existen. El texto de Oparin es escritura libre. Su apoyo experimental, nulo:

While Oparin himself was unable to do extensive experiments to investigate any of these ideas, scientists were later able to………..

¿Qué es por lo tanto la obra de Oparin?  Un apoyo teórico al materialismo dialéctico.

¿Por qué un manifiesto se mantiene y se considera en la base del pensamiento acerca de la evolución?  Porque apoya el paradigma que conviene a la sociedad materialista.

En la antigua Unión Soviética,  para  Bodganov la Ciencia es la experiencia organizada de la sociedad humana (Constructivismo social) de acuerdo con el empirismo radical de Mach: La Ciencia como instrumento para la economía del conocimiento (Roll-Hansen, 2005).

Oparin nació en 1894 y publicó “El origen de la vida” en ruso en Moscú (1924).  Colaboró con Lysenko, cuya reputación en el entorno occidental corrió, sin duda, peor suerte. En su obra, Oparin muestra a Engels como modelo y apoya manifiestamente a Darwin (“Charles Darwin estableció en el Origen de las Especies los fundamentos biológicos de la evolución” se lee en alguna parte) lo cual confirma de nuevo a la obra de Darwin como apoyo fundamental del materialismo dialéctico.

“El origen de la vida” es un manifiesto a favor del materialismo. Dicho de otro modo: Un panfleto. Su capítulo primero se titula “El materialismo enfrentado al idealismo y la religión en torno al emocionante y polémico problema del origen de la vida” y en él se parte explícitamente de que la vida es de naturaleza material, si bien no queda claro lo que esto sea. Sus capítulos sobre el origen de las moléculas, la estructuración del protoplasma vivo y el origen de los organismos primitivos son un conjunto de disparatadas especulaciones carentes de base científica. Por ejemplo leemos (p 76-77):

Si partimos de que la vida es de naturaleza material, estudiando las leyes que la rigen debemos hacer lo que esté en nuestras manos por cambiar de forma consciente y en el sentido deseado a los seres vivos. Si por el contrario, un principio espiritual es el creador de todo aquello que está vivo, y nos es imposible conocer su esencia, no podremos hacer otra cosa que contemplar de forma pasiva la naturaleza viva, incapaz ante fenómenos que nuestro conocimiento no puede entender, y a los que se atribuye un origen sobrenatural que huye de la racionalidad característica del ser humano………

Y un poco  más adelante:

La observación, la experiencia más objetiva y la práctica de la naturaleza viva constituirán los parámetros del materialismo para dar una respuesta racional a la cuestión de la vida

Bibliografía

Nils Roll-Hansen, The Lysenko Effect: The Politics of Science. New York: Humanity Books,
2005. Pp. 335. ISBN 1-59102-262-2. £17.99 (paperback). doi:10.1017/S0007087407009739

Oparin A. El Origen de la vida. Clásicos Universales Fontana 1998.

Imagen: Cuadro de Hugo Fontela.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , ,

Los Ciclos en la Naturaleza

Una de las claves de la ciencia consiste en ver las cosas de manera diferente a la habitual, es decir, la originalidad. Aunque la originalidad surge a veces de modo espontáneo, también puede ayudar a ser original entender el modo habitual de ver las cosas.

Por lo general tendemos a ver las cosas como si ocurriesen siempre por primera y última vez, pero éste no es el único modo y puede que no sea tampoco el más acertado. Todo depende de cómo se mire. En cualquier caso, en la Naturaleza, las cosas no pasan de una vez por todas, sino que, por el contrario, todo tiene lugar en ciclos.

Una semilla germina. Esto ha ocurrido millones de veces y, por lo tanto, cada vez que sucede no se trata de un hecho independiente sino más bien de algo que se repite, una parte de un ciclo. La semilla germina para dar lugar a una planta que producirá semillas que volverán a germinar. Al germinar, la semilla repite exactamente lo que hicieran otras semillas muchos miles de veces.

La germinación de las semillas es un proceso dentro del ciclo vital de las plantas. La figura 1 representa semillas de Arabidopsis thaliana, la planta modelo:

semillas1

Figura 1: Semillas de Arabidopsis thaliana, la planta modelo. Izquierda, la semilla seca; derecha, una vez germinada.

(más…)

Etiquetas:

La trilogía de Louis Pasteur: 2. La voluntad


La obra de Louis Pasteur es el fruto de una voluntad extraordinaria, basada en la convicción personal de que las cosas pueden ser de manera diferente a como las veían sus contemporáneos; incluso pueden ser de una manera como nadie las ha pensado aún. < ?xml:namespace prefix = o />
Y si no se lo creen, lean con atención esta frase que Pierre Pachet, Profesor de Fisiología y contemporáneo de Pasteur pronunció en 1872:

(más…)

Etiquetas:

El aforismo de Virchow, la generación espontánea y la post-modernidad

                     

Decíamos que la Teoría Celular, uno de los fundamentos de la biología actual, había sido expuesta en el siglo XIX y había cristalizado en el famoso aforismo de Virchow: Omnis cellula ex cellula. (Toda célula procede de otra célula). Pero los aforismos en latín tienen los días contados cuando se refieren a la biología (sic transit gloria mundi), y……… el aforismo de Virchow no iba a ser una excepción, porque…..pensándolo bien: Si todas las células proceden de otra célula,…..entonces:
¿De dónde procede la primera célula?
Sólo quedan dos posibles respuestas:

(más…)

Etiquetas: