‘Genética’

Analizando la obra de Darwin sobre El Origen de las Especies: Enrique Cuñado entrevista a Emilio Cervantes

(Enrique Cuñado es profesor de Filosofía de Secundaria)

 

–        Desde nuestra asignatura, lo primero que llama nuestra atención es que como científico usted parece tener mucho interés en cuestiones filosóficas o relacionadas con las Humanidades y no sólo con las Ciencias Naturales, tal como refleja el título de su blog personal, “Biología y pensamiento”. ¿A qué se debe esto?

La Ciencia es una actividad social. Tradicionalmente se vienen explicando las diferentes disciplinas científicas por separado y es cierto que para comprender algunas teorías, aspectos puntuales o aplicados de la Ciencia no es necesario tener un gran conocimiento de la Historia, no obstante esta especialización conlleva el enorme riesgo que consiste en que bajo el nombre de Ciencia se pueda llegar a cualquier conclusión, so pretexto de que sólo un grupo de expertos lo entiende bien. Comprender el significado de cada aportación científica significa tener un conocimiento profundo de la Historia de la Ciencia, que es una disciplina histórica.

 

 

–        Un escritor y humanista como Miguel de Cervantes afirma en una de sus obras (Los trabajos de Persiles y Sigismunda) que las puertas de la gramática son aquéllas por donde se entra a las demás ciencias. Usted ha dedicado sus últimas obras a la retórica en la obra de Darwin, ¿qué importancia tiene el lenguaje en la ciencia?

 

El lenguaje es fundamental en la Ciencia por dos motivos: 1) La Ciencia se establece enteramente sobre la base del lenguaje y 2) La precisión requerida por la Ciencia sólo puede obtenerse mediante el uso adecuado del lenguaje. Para la Ciencia no basta con un lenguaje cualquiera usado de cualquier modo, sino que hay que aspirar a un lenguaje apropiado, metódico y cuidarlo con esmero todos los días. Cervantes era un hombre de armas y de letras, pero lo mismo que él reconocía en el Persiles, lo reconocía doscientos años después Lavoisier, y Lavoisier no era de armas ni de letras porque fue científico y uno de los fundadores de la Química. Hoy en día la mayoría de los científicos no parecen darse cuenta de esta incómoda realidad: Sus disciplinas se basan en el lenguaje. A menudo se oye hablar con desprecio de las disciplinas tradicionales como la retórica o la semántica y esto es lamentable.

(más…)

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Biología, Charles Lyell, Ciencia a debate, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, Contenido e índices, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Diseño, Diseño Inteligente (ID), Dogmas, Épica, Equilibrio puntuado, Eugenesia, Eugenesia en OSMNS, Evolución, Filosofía, Fraude, Fundación del Creacionismo en OSMNS, General, Genética, Geología, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Huxley, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Lenguaje, Método Científico, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Post-darwinismo, presentaciones, Pseudociencia, Religión, Retórica, Revoluciones, Richard Owen, Selección Natural

La herencia y la medicina en Montaigne (1533-1592)

 

Existe cierta manera de humildad sutil que emana de presunción, como la que hace que reconozcamos nuestra ignorancia en muchas cosas y seamos tan corteses que declaremos la existencia en las obras de la naturaleza de algunas cualidades y condiciones que nos son imperceptibles, y de las cuales nuestra insuficiencia no alcanza a decir los medios y las causas.  Con esta honrada declaración de conciencia esperamos ganar la ventaja de que se nos crea igualmente en aquello que decimos comprender. Inútil es que vayamos escogiendo milagros y casos singulares extraños; paréceme que entre las cosas que ordinariamente vemos hay singularidades incomprensibles que superan la dificultad de los milagros. ¿Qué cosa más estupenda que esa gota de semilla, de la cual somos producto, incluya en ella las impresiones no ya sólo de la forma corporal, sino de los pensamientos e inclinaciones de nuestros padres? Esa gota de agua, ¿dónde acomoda un número tan infinito de formas, y cómo incluye las semejanzas por virtud de mi progreso tan temerario y desordenado que el biznieto responderá a su bisabuelo, y el sobrino al tío? En la familia de Lépido, en Roma, hubo tres individuos que nacieron (no los unos a continuación de los otros, sino por intervalos) con el ojo del mismo lado cubierto con un cartílago. En Tebas había una familia cuyos miembros llevaban estampado desde el vientre de la madre la forma de un hierro de lanza, y quien no lo tenía era considerado como ilegítimo. Aristóteles dice que en cierta nación en que las mujeres eran comunes, los hijos asignábanse por la semejanza a sus padres respectivos.

Puede creerse que yo debo al mío mi mal de piedra, pues murió afligidísimo por una muy gruesa que tenía en la vejiga, y sólo advirtió su mal a los sesenta y siete tiros de su edad; antes de este tiempo nunca sintió amenaza o resentimiento en los riñones, ni en los costados, ni en ningún otro lugar, y había vivido hasta entonces con salud próspera, muy poco sujeto a enfermedad. Siete años duró después del reconocimiento del mal, arrastrando un muy doloroso fin de vida. Yo nací veinticinco años, o más temprano, antes de su enfermedad, cuando se deslizaba su existencia en su mejor estado, y fui el tercero de sus hijos en el orden de nacimiento. ¿Dónde se incubó por espacio de tanto tiempo la propensión a este mal? Y cuando mi padre estaba tan lejos de él, esa ligerísima sustancia con que me edificó, ¿cómo fue capaz de producir una impresión tan grande? ¿y cómo permaneció luego tan encubierta que únicamente cuarenta y cinco años después he comenzado a resentirme, y yo sólo hasta el presente entre tantos hermanos y hermanas nacidos todos de la misma madre? A quien me aclare este problema, creeré cuantos milagros quiera, siempre y cuando que (como suele hacerse) no me muestre en pago de mi curiosidad una doctrina mucho más difícil y abstrusa que no es la cosa misma.

Que los médicos excusen algún tanto mi libertad si digo que merced a esa misma infusión e insinuación fatales he asentado en mi alma el menosprecio y el odio hacia sus doctrinas. Esa antipatía que yo profeso al arte de sanar es en mí hereditaria. Mi padre vivió setenta y cuatro años; mi abuelo sesenta y nueve, y mi bisabuelo cerca de ochenta, sin que llegaran a gustar ninguna suerte de suerte de medicina; y entre todos ellos, cuanto no pertenecía al uso ordinario de la vida era considerado como droga. La medicina se fundamenta en los ejemplos y en la experiencia; así también se engendran mis opiniones. ¿No es el que ofrecen mis abuelos un caso peregrino, prueba de experiencia y de los más ventajosos? Ignoro si los médicos acertarían a señalarme consignado en sus registros otro parecido de personas nacidas, educadas y muertas en el mismo hogar, bajo el mismo techo, que hayan pasado por la tierra bajo un régimen de vida hijo del propio dictamen. Necesario es que confiesen en este punto que si no la razón, al menos la fortuna recae en provecho mío, y téngase en cuenta que entre los médicos acaso vale tanto fortuna como la razón. Que en los momentos presentes no me tomen como argumento de sus miras, y que no me amenacen, aterrado como me encuentro, que esto sería cosa de superchería. De suerte que, a decir la verdad, yo he ganado bastante sobre los médicos con los ejemplos de mi casa, aun cuando en lo dicho se detengan. Las cosas humanas no muestran tanta constancia: doscientos años ha (ocho solamente faltan para que se cumplan) que aquel largo vivir nos dura pues el primero nació en mil cuatrocientos dos; así que, razón es ya que la experiencia comience a escaparnos. Que no me echen encara nuestros Galenos los males que a la hora presente me tienen agarrado por el pescuezo, pues haber vivido libre de ellos cuarenta y siete años, ¿no es ya suficiente? Aunque éstos sean el fin de mi carrera, considérola ya como de las más dilatadas.

 

Montaigne: Ensayos. Libro II,  Capítulo XXXVII: De la semejanza entre padres e hijo. Edición en francés aquí.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

La postmodernidad desnuda y otras bromas de mal gusto

Una famosa “broma” fue protagonizada por Alan Sokal, al enviar un artículo escrito en jerigonza, es decir en un lenguaje difícil de entender pero al parecer carente de contenido científico, a la revista Social Text.  En el momento en que el artículo fue aceptado, Sokal  envió otro a la revista Lingua Franca ridiculizando a la primera revista por haber aceptado el primero, que no iba en serio sino de broma.  No contento con la hazaña, Sokal escribió el  libro titulado Intelectual Impostures en el que, con más o menos razón, crítica los textos de otros muchos autores. No sé si todos los que están incluidos en el libro son protagonistas de engaños o imposturas, pero sí me consta que son muchos los que no están.

Conociendo la historia, es fácil calificar como impostura al  artículo que hizo famoso a Sokal (“Transgressing the Boundaries: Towards a Transformative Hermeneutics of Quantum Gravity“) , pero aún siendo éste escrito para pasar por tal impostura, hay que reconocer que  otras más graves llevan décadas pasando por no serlo. Incluso muchas de ellas permanecen en las estanterias de bibliotecas públicas en instituciones académicas y son habitualmente objeto de recomendada lectura, justa tortura para un alumnado siempre dócil. El libro de Sokal en colaboración con Bricmont parece interesante aunque seguro que no lo es tanto como el de Horace Freeman Judson;  pero,  por encima de todo,  lo que más  llama la atención es descubrir que un comentario al mismo publicado en Nature y pomposamente titulado Postmodernism Disrobed: La postmodernidad desnuda había sido escrito ni más ni menos que por ……….Richard Dawkins …..

(más…)

Etiquetas: ,

Secuestro en la torre de cristal, la reina amenazada

Eugeni d’Ors, quien como veíamos había descubierto allá por los cuarenta del siglo XX el idioma darwiniano o darvinés y su perniciosa influencia en la Historia, indicaba con cierta frecuencia en sus escritos que Darwin, lejos de ser un científico experimental al uso, tendía más bien a ser ejemplo de un sportsman o un cazador.

En cualquier caso y después de haber dado sin lugar a dudas prioridad a su propia herencia antes que a ningún  tipo de transmisión de caracteres al uso en la Ciencia, el caso es que los escritos de Darwin se multiplicaron y, ni su exagerada difusión ni la excesiva celebración de sus aniversarios,  se acompañan del  análisis cuidadoso de sus contenidos.

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Lamarck rehabilitado

Lo revolucionario es siempre el pensamiento; no hay otra cosa que el
pensamiento para revolucionar.

Juan Benet. Cartografía personal. p 132. Cuatro Ediciones. Valladolid 1997

Linaria lamarckiana. Tomada de Waste magazine

Es un placer anunciar hoy  la tan esperada rehabilitación de Lamarck.  La  investigación molecular de los mecanismos de herencia de caracteres adquiridos convertida  en realidad.

En el resumen de su artículo “Inheritance of acquired traits in plants (Reinstatement of Lamarck)” , publicado en Plant Signalling and Behaviour este mes de abril de 2010, Hiroshi Sano explica:

(más…)

Etiquetas: ,

Polémico artículo sobre la evolución de insectos con metamorfosis III : Conclusiones en las que el lector descubrirá quién fué el primer antidarwinista

Que las larvas puedan haber sido introducidas súbitamente a partir de otros grupos zoológicos en los procesos de desarrollo de insectos parece haber sido sugerido anteriormente por Balfour y Page. Si este es el caso entonces otros muchos ejemplos podrían haber seguido caminos parecidos. Si esto hubiese ocurrido con las larvas, lo mismo podría haber ocurrido con otros tipos de estructuras, por ejemplo, en plantas los granos de polen o las semillas. Posibilidades que habrá que analizar cuidadosamente.

En cualquier caso hay que reconocer que Williamson acierta cuando dice:

If larval transfer occurred the evolution of animals with larvae should be depicted by reticula rather than by dichotomous branching. Nature does not consider the convenience of taxonomists

Que traduzco:

(más…)

Etiquetas: , , ,

Pobres proteínas huérfanas, ¿dónde paran vuestros genes?


 

 

El popular y controvertido boletín de noticias de Madrimasd nos indicaba recientemente los que, a juicio del prestigioso Instituto Smithsoniano serían mayores acontecimientos científicos de la última década. El primero de ellos era el siguiente:

 

1- La secuenciación del genoma humano: La secuenciación del genoma se ha convertido en algo bastante común, con nuevas especies que los científicos añaden poco a poco a la lista (el genoma del maíz ha sido hecho público hace un par de semanas). Pero, sin duda, el más importante fue la del genoma humano, completada en 2003, que dio a los investigadores una importante herramienta para conocer la biología humana y las enfermedades.

 


 

 

Empero, un artículo reciente tiene algo importante que puntualizar al respecto……Se trata del titulado “The DING family of proteins: ubiquitous in eukaryotes, but where are the genes?” por Anne Berna, Ken Scott , Eric Chabrière , François Bernier, publicado en la revista BioEssays Volume 31, Issue 5, Pages 570-580. 2009 y que a continuación se comenta.

 


 

 

 

El artículo describe las denominadas como PstS y DING que pertenecen a una superfamilia de proteínas secretadas que unen fosfato con alta afinidad. En Pseudomonas, las PstS son transportadoras de fosfato. En eucariotas, a pesar de haberse purificado más de treinta proteínas DING, no se ha encontrado ningún gen completo que codifique para ellas en las bases de datos. Ante este sorprendente resultado, los autores indican y discuten dos posibles alternativas:

(más…)

Etiquetas: , ,

Cómo describir la labor de un científico: ejemplo con anécdota

                         

Se cumplen veintidós años desde que se publicó la reseña biográfica que el profesor Fernando Galán, catedrático de biología en la Universidad de Salamanca, escribió contando ya setenta y tantos años, sobre quien fuera su profesor, el fundador de la Genética en España, Antonio de Zulueta (en la imagen). El artículo, publicado en el Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural (Actas) en 1987 cuando ya habían transcurrido dieciseis del fallecimiento del homenajeado, es ejemplar para quienes puedan interesarse en algún momento acerca de cómo hay que describir la labor de un científico.

En dieciocho páginas ilustradas con dos fotografías y algunos dibujos y esquemas, el autor presenta datos esenciales para aproximar al lector a la obra del maestro que incluyen circunstancias históricas, rasgos de su carácter y  sobre todo, la descripción detallada de su principal descubrimiento y los hitos más destacados de su labor científica. Su lectura ha de servir como modelo en estos tiempos en que la labor del científico se viene describiendo habitualmente (y también se evalúa) como sumatorio de productos (tantas publicaciones a tanto de índice de impacto más tantas Tesis Doctorales más tantos proyectos a tantos euros cada uno). Sin entrar en más detalles por ahora, vaya como muestra una jugosa anécdota que Galán cuenta en dicha memoria:

(más…)

Etiquetas:

Del monte sale quien el monte quema: cuando el padre Mendel abrió el frasco de las esencias

                              

 
Entre los resultados que la Ciencia del siglo XIX legó para la posteridad, sobresalen las leyes de Mendel que, por su originalidad y simplicidad, son ejemplo del descubrimiento de un genio. 
Según veíamos, el genio es excepcional y su estilo consiste en el compromiso con una idea fija que puede ser contraria a lo establecido. Con su ejemplo, Mendel nos demuestra que el genio puede, asimismo, conllevar cierto aderezo de traición,………

El padre Gregor Mendel (1822-1884), agustino en un convento de Brno, en la actual República Checa, no se contentó con limitar su vida a sus oraciones, ni tampoco al cuidado de su huerto o a los placeres de una buena mesa en un convento reputado por su excelente cocina. No, no, no……

 El padre Mendel se preguntó cómo se heredan los caracteres y para responder a esta pregunta se propuso seguir un protocolo experimental detallado, aplicando el Método Científico, de forma semejante a como lo habían hecho anteriormente Pasteur y Claude Bernard. Pero,….antes de la aplicación rigurosa del Método Científico, la genialidad de su descubrimiento radica en su original punto de vista que, no por azar, surge en un convento…..

(más…)

Etiquetas:

Curiosa manera de hablar de Genética

   

La imagen presenta la portada del libro de Alfred Sturtevant titulado “A History of Genetics” que fue publicado por primera vez en 1965 por Harper & Row y en una edición más reciente (la que yo tengo) por Cold Spring Harbor Laboratory Press en 2001. Su primer capítulo, titulado Before Mendel, ocupa un poco más de siete páginas (pp 1-8). En el se mencionan algunos investigadores que realizaron cruzamientos con el fin de ver cómo se heredan los caracteres como Kölreuter, Gärtner, Herbert o Lecoq. Asimismo se cita también la obra de Darwin titulada “The variation in animals and plants under domestication”, si bien como Sturtevant reconoce:

 Darwin was looking for generalizations, and extracting them from masses of observations was his special hability. But, in the case of heredity, the method yielded very little.

 Y más adelante:

 On the origin of variability, Darwin had little to say that sounds modern.

He compuesto una tabla que contiene los autores citados en dicho capítulo y el número de veces que se cita a cada uno:

(más…)

Etiquetas: