‘OSMNS Chapter 4’

La Nave de los Locos: El Origen de las Especies a la Luz de la Nueva Retórica

 

La nave de los locos, además de un famoso cuadro de El Bosco, es el título de una obra del teólogo, jurista y humanista Sebastian Brand publicada en Basilea en 1494. En sus páginas dice:

The world loves to be deceived.
(El mundo se complace en ser engañado)

Afirmación confirmada en los últimos ciento sesenta años por el éxito de la obra de Darwin titulada Sobre el Origen de las Especies por medio de la Selección Natural o la supervivencia delas Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida.

La palabra oxímoron procede de la combinación de los vocablos griegos Oxi, agudo y Môron: locura, e indica la cualidad de una expresión que no tiene significado alguno por consistir en la combinación de dos términos incompatibles. Oxímoron son aduaneros sin fronteras, banca amiga, desarrollo sostenible y cientos de expresiones en las que la presencia de un término anula el significado del otro.

Pero a pesar de su incompetencia semántica los oxímora han proliferado en las últimas décadas porque tienen una utilidad notable para el control social que consiste en su capacidad de alienación afirmando la capacidad de un interlocutor para someter al otro.

Herramientas de disciplina social basadas en la destrucción del lenguaje, los oxímora son particularmente abundantes en las áreas de Economía y Biología. Las obras fundamentales de dos pilares de estas disciplinas, Carlos Marx y Carlos Darwin, se basan en sendos oxímoron que son respectivamente La dictadura del proletariado y la selección natural.

Para hacer pasar un oxímoron por teoría científica hace falta cometer muchos errores, pero lo mismo que Pulgarcito dejaba un rastro de garbanzos para encontrar el camino de su casa, en este libro hemos seguido el rastro de los errores dejados por Carlos Darwin para descubrir su oxímoron fundamental: La Selección Natural.

El libro La Nave de los Locos: El Origen de las Especies a la Luz de la Nueva Retórica, de Emilio Cervantes y Guillermo Pérez Galicia puede descargarse gratis aquí:

http://www.darwinodi.com/gratis/pdfs/978-1981532117.pdf

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Detallamiento, Diccionario de Neolengua, Diseño, Diseño Inteligente (ID), Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Épica, Episteme, Equilibrio puntuado, Estructuralismo, Eugenesia, Eugenio D'Ors, Evolución, Falsa disyuntiva, Filosofía, Flatus vocis, Fraude, Fundación del Creacionismo en OSMNS, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Hooker JD, Huxley, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, Lamarck, Lamarck en OSMNS, Lamarckismo, Lenguaje, Máquina incapaz de distinguir, Materialismo, Método Científico, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life, Orwell, OSMNS, OSMNS Ambigüedades, OSMNS Chapter 1, OSMNS Chapter 2, OSMNS Chapter 3, OSMNS Chapter 4, OSMNS Chapter 5, OSMNS Chapter 6, OSMNS Chapter 7, OSMNS Chapter 8, OSMNS chapter IX, OSMNS Chapter X, OSMNS Chapter XI, OSMNS Chapter XII, OSMNS Chapter XII, OSMNS Chapter XIII, OSMNS chapter XIV, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Pierre Trémaux, Pleonasmo, Post-darwinismo, Prosopopeya, Pseudociencia, Religión, Retórica, Revoluciones, Richard Owen, Royal Society, Sectarismo, Selección Natural, Significado de biología, Tautología, Vida y costumbres de Charles Darwin

Error fundamental del darwinismo

¿Cuál es el error fundamental del darwinismo?

 

En su libro El Origen de las Especies, Darwin confunde selección con Mejora.

 

Por ejemplo, donde dice:

 

but, as a general rule, it cannot be doubted that the continued selection of slight variations, either in the leaves, the flowers, or the fruit, will produce races differing from each other chiefly in these characters.

por regla general, no se puede dudar que la selección continuada de ligeras variaciones, tanto en las hojas como en las flores o frutos, producirá razas que difieran entre sí principalmente en estos caracteres.

 

 

 

Debería decir:

 

 

 

but, as a general rule, it cannot be doubted that the continued breeding for slight variations, either in the leaves, the flowers, or the fruit, will produce races differing from each other chiefly in these characters.

 

 

 

por regla general, no se puede dudar que la mejora genética dirigida a obtener ligeras variaciones, tanto en las hojas como en las flores o frutos, producirá razas que difieran entre sí principalmente en estos caracteres.

 

Referencia:

Cervantes E, Pérez Galicia G. 2015. ¿Está usted de broma Mr Darwin? La retórica en el corazón del darwinismo. OIACDI. Amazon.

 

Etiquetas:

Importancia y actualidad de la Retórica

 

Que una disciplina tenga dos o tres mil años de antigüedad no significa, ni mucho menos, que quienes se dedican a ella sean unos ignorantes, ociosos o renegados.

La Retórica, análisis del discurso practicado desde los presocráticos, es hoy disciplina de la máxima actualidad puesto que nos permite sacudir los textos hablados y escritos y cribar, seleccionar lo que en ellos hay de grano y lo que hay de paja descubriendo que, lamentablemente, esta última es muy abundante en los tiempos que corren.

Sacudido, el discurso de nuestros políticos y gobernantes deja caer un montón de falacias de todo tipo. Exprimido, sometido a las herramientas de la retórica, es fuente de contradicciones, confusiones, y giros verbales demostrando que donde no hay ideas no tienen por qué escasear las palabras, sino todo lo contrario. El exceso verbal, detallamiento, es prueba a menudo de otros muchos errores.

Así, mediante las herramientas de la Retórica, hemos analizado el libro de Darwin, titulado “Sobre el Origen de las Especies por medio de la Selección Natural o la supervivencia de las Razas Favorecidas en la lucha por la vida”, y más concretamente su capítulo IV en el que se expone la parte central: la Selección Natural. Una idea abstrusa que parte de un error: Al describir las actividades de los ganaderos, Darwin confunde el todo con la parte y llama al proceso de Mejora genética (Breeding en inglés), selección. Grave error que, para disimularlo, se ve obligado a cubrir con otro y otro, y así sucesivamente.

Acuñando el concepto Selección Natural, necesario pues no podría hablar de “Mejora Natural”, tropieza de nuevo y construye un oxímoron, expresión viciada en la que una mitad contradice a la otra: Es imposible que la naturaleza seleccione. Para salvarse de este segundo error acude a un tercero y así se contesta a sí mismo a la pregunta ¿Qué es la selección natural? Mediante un Pleonasmo: La supervivencia de los más aptos. Claro, ¿Y de quién si no? ¿Cómo va a sobrevivir alguien o algo que no sea el o lo más apto? Larga cadena de errores y disparates que no acaba ahí, pues para mantenerse necesita crear un cuarto error, este bien sonoro: Otorgar un conjunto de actividades a sus construcciones verbales carentes de significado.

Así veremos también como la selección natural, que no es nada, cobra vida y hace, crea, modifica. La lucha por la supervivencia que tampoco es nada, actúa, efectúa, impone. La supervivencia de los más aptos, expresión sin significado alguno es hipótesis, causa y teoría, explicación.

La retórica darwiniana fluye libre y alcanza su cénit mediante ese recurso formal que se llama Prosopopeya, personificación, y que tan bien detectó su contemporáneo, el científico francés Pierre Flourens.

Analizando hoy la retórica darwiniana se explica uno por qué les cuesta a los darwinistas responder preguntas tan sencillas como ¿Qué es la selección natural? ¿Es una magnitud? ¿En qué unidades puede medirse?

Nuestros lectores se ahorrarán muchos esfuerzos vanos dedicados a entender páginas y páginas impresas con textos incomprensibles, verdaderos trabalenguas. El problema no se limita al darwinismo, ni se restringe dentro de los límites de la ciencia. En la sociedad contemporánea, muchos de los textos producidos a diario tienen como principal objetivo generar confusión. Las personas confusas son más manipulables. Así funciona el binomio Con-Con desde Darwin y aún antes, desde los presocráticos. Quien genera confusión aumentará el control.

 

 

¿Está usted de broma Mr Darwin? La Retórica en el corazón del darwinismo. Emilio Cervantes y Guillermo Pérez Galicia. OIACDI. 2015. 306 pp.

 

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Binomio Con-Con, Biología, confusión, Confusión mental, contradicción, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Detallamiento, Divulgación científica, Doblepensar, Evolución, Falsa disyuntiva, Filosofía, Flatus vocis, Flourens, Fraude, General, Hipótesis, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, Lenguaje, Máquina incapaz de distinguir, Materialismo, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, OSMNS Chapter 4, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Personificación, Pleonasmo, Prosopopeya, Pseudociencia, Retórica, Selección Natural, trabalenguas, Trampa semántica

¿Está Usted de Broma Mr. Darwin?: La retórica en el corazón del darwinismo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es un placer anunciar la publicación en Amazon del libro:

¿Está Usted de Broma Mr. Darwin?: La retórica en el corazón del darwinismo

Del que somos autores:

de Emilio Cervantes (Autor), Guillermo Pérez Galicia (Autor)

Ver el libro en Amazon.com

 

Descargar el PDF gratis en la web del editor

 

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La selección natural no existe: algunas explicaciones rápidas

lets-make-history

Desde la web titulada Welcome Let’s make history, en about.me, GH Estrada pide información sobre la afirmación “la Selección Natural no existe”.  Este es el contenido de su e-mail:

- ¿Por qué dice Usted que la Selección Natural no existe? ¿Se trata de un concepto filosófico, o en realidad es una idea basada en la biología? Un saludo.

 

Y esta es mi respuesta:

Basado en la filosofía: Corresponde a quien dice que existe algo, el probar su existencia. Es imposible (salvo en casos flagrantes, como éste) probar que no existe algo que no existe.

Basado en el lenguaje: Selección natural es oxímoron. Selección es, por definición, algo artificial.

Basado en la Historia de la Ciencia: Darwin confundió selección con Mejora (Breeding). La selección es parte del proceso que llamamos Mejora Genética (Breeding). ¿Concibe usted algo que pueda llamarse Mejora Natural? A este error Darwin añadió otros muchos, como por ejemplo una de sus definiciones de selección natural: supervivencia del más apto; es decir, supervivencia del que sobrevive, esto es un Pleonasmo: El más apto es, por definición el que sobrevive. Hay otras muchas definiciones de Selección Natural, ninguna tiene sentido, ninguna define nada y son , entre ellas, contradictorias.

 

Reciba un cordial saludo,

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La selección natural o supervivencia del más apto, que no es una teoría científica, explicada con la inestimable ayuda de Franz Kafka: Resumen del capítulo cuarto de OSMNS

 

Eran sin duda contradicciones  tan evidentes  que tenían que ser intencionadas.

(Capítulo 2. El Castillo. Franz Kafka)

 

El capítulo cuarto de OSMNS, titulado la Selección Natural o la Supervivencia de los más Aptos contiene lo que podríamos esperar que iba a ser la parte central  de la obra: La Exposición de la “Teoría” que nos explique el  origen de las especies.  Porque esa y no otra es la función de toda Teoría Científica: Explicar.

Caben dos posibilidades: 1,  que la Selección Natural sea una Teoría Científica, es decir una explicación de la transformación de las especies y 2,  que no lo sea. El propio título del capítulo sugiere la segunda puesto que la Supervivencia del más Apto no explica nada. Pero para resolver la disyuntiva analizaremos con cierto detalle el capítulo.

Después de un primer capítulo dedicado a la variación en condiciones de cautividad  del que no podemos obtener información alguna en relación con la formación de especies nuevas (la vida en la granja nada tiene que ver con la naturaleza, la variación en cautividad poco o nada aporta a la evolución),  leíamos un segundo capítulo en el que la variación en la naturaleza se presentaba de modo tan limitado como miope: sin alusión alguna a Linneo ni a las categorías taxonómicas y centrándose en algunos ejemplos dudosos de especies. Aparecía así un buen ejemplo de Escritura Ideológica, que es aquella centrada en aspectos parciales de la realidad, interesadamente. El tercer capítulo, escrito con un tono autoritario estaba dedicado a la exaltación de la lucha, atemorizando al lector y dejándolo ahogado, sin posibilidad alguna de intervenir en el discurso. Tanto la Escritura Autoritaria como la Escritura Ideológica han sido descritas por múltiples autores desde tiempo inmemorial.  Pero no estamos ahora para hablar de retórica. No por ahora………..

Llegados al capítulo cuarto de OSMNS nos encontramos ahora en el momento de la verdad: exponer una teoría para explicar unos hechos cuya naturaleza todavía  no se ha indicado claramente ni se han expuesto ejemplos y que consisten ni más ni menos que en el Origen de las Especies, Misterio de los Misterios para cuya aclaración, el autor debería mostrar como indicaba aquel artículo anónimo en The Edinburgh Review, los signos del poder intelectual que se encuentran en la claridad de expresión y en la ausencia de todo término ambiguo o sin sentido. Algo diametralmente opuesto a lo que nos hemos encontrado en la lectura de este capítulo.

Si la Teoría que nos viene a explicar el origen de las especies se llama de “Selección Natural” tenemos que ver en primer lugar en qué consiste la tal Selección Natural y hasta donde llega su alcance, su poder explicatorio. En cuanto a la pregunta ¿qué es?  suponemos de entrada que es una teoría y por tanto no podrá ser otra cosa: Ni dogma, ni ley, ni metáfora ni juego de palabras, tampoco mecanismo ni proceso y mucho menos serán hechos porque el relato de unos hechos no constituye jamás teoría alguna. Pero veamos. Dejémonos sorprender porque en este capítulo encontraremos todo tipo de respuestas a dicha  pregunta. ¿Qué es pues la Selección Natural según explica el autor de este importantísimo capítulo? La Selección Natural no es una sino varias cosas distintas, independientes y lo que es peor, contradictorias. Muy contradictorias. Tanto que, como indicaba Kafka en El Castillo, semejantes contradicciones han de ser intencionadas. Veámoslas puntualmente:

 

1.      Principio. Ya en el primer párrafo sorprende encontrar que el autor se refiere a la selección natural como principio, el principio de selección:

¿Cómo obrará La lucha por la existencia, brevemente discutida en el capítulo anterior, en lo que se refiere a la variación?  El principio de la selección, que hemos visto es tan potente en las manos del hombre, ¿puede tener aplicación en las condiciones naturales?

Pero no existe ningún principio de selección ni en manos del hombre ni en la naturaleza. El hombre selecciona durante el proceso de mejora genética pero su selección es algo bien simple que no merece llamarse principio. Siendo así es lógico que pronto en este capítulo aparezca un segundo significado bien diferente para Selección Natural: El único razonable.

 

2.      Una expresión falsa. Pronto, en el segundo párrafo,  aparece esta acepción:

En el sentido literal de la palabra, indudablemente, selección natural es una expresión falsa

 

Sin duda esta es la definición más acertada: un fantasma semántico o Flatus vocis. Expresión sin valor alguno. Llama la atención que sea el autor quien lo admite tan claramente utilizando esta virtud (la claridad) por primera y única vez en su obra. Lamentablemente el autor no queda satisfecho con esa definición que, como digo es la única posible y pronto aporta más acepciones diferentes y opuestas entre sí:

 3.      Acción: Ya en el párrafo primero, en donde se indicaba que la selección natural era principio se indicaba asimismo que era acción. No obstante se indican distintos tipos de acción:

 

3.1  Algo semejante a la selección humana que tendría (¿) lugar en la naturaleza:

A esta conservación de las diferencias y variaciones individualmente favorables y la destrucción de las que son perjudiciales la he llamado yo selección natural o supervivencia de los más adecuados. Las variaciones ni útiles ni perjudiciales no se verían afectadas por la selección natural, permaneciendo como un elemento fluctuante, como tal vez lo vemos en ciertas especies polimorfas, o en última instancia convirtiéndose en fijo, debido a la naturaleza del organismo y la naturaleza de las condiciones

Pero esto es fruto del error del autor que confunde, entre otras cosas, selección con mejora. Si imposible es la mejora en la naturaleza, imposible es también la selección que solamente es parte del proceso artificial de mejora genética que, como tal proceso artificial, no tiene lugar en la naturaleza en donde tampoco hay nadie seleccionando.

3.2  Algo que conserva las variedades beneficiosas:

Algunos hasta han imaginado que la selección natural produce la variabilidad, siendo así que implica solamente la conservación de las variedades que aparecen y son beneficiosas al ser en sus condiciones de vida

 

Y con el mismo sentido en el párrafo 113 y más adelante (párrafo 156):

 

Natural selection acts solely through the preservation of variations in some way advantageous, which consequently endure.

 

La selección natural obra sólo mediante la conservación de variaciones en algún modo ventajosas, y que, por consiguiente, persisten. Para el autor es lo mismo seleccionar que conservar. Pero hay más……

 

 

3.3. La SN como Acción aparece en otros párrafos (p e. 153 y 157). En este caso para la producción de nuevas especies:

 

Resumiendo, hasta donde la extrema complicación del asunto lo permite, las circunstancias favorables y desfavorables para la producción de nuevas especies por selección natural,

 

 

3.4. Acción: Cuidar por el bien de los seres:

 1.      El hombre selecciona solamente para su propio bien; la Naturaleza lo hace sólo para el bien del ser que tiene a su cuidado

 2.      obrar solamente por el bien y para el bien de cada ser,

 

3.5. Acción: Influir en los seres orgánicos y modificarlos:

 

la selección natural podrá influir en los seres orgánicos y modificarlos en cualquier edad por la acumulación, en esta edad, de variaciones útiles, y por su herencia en la edad correspondiente.

La selección natural puede modificar y adaptar la larva de un insecto a una porción de circunstancias completamente diferentes de las que conciernen al insecto adulto, y estas modificaciones pueden influir, por correlación, en la estructura del adulto. También, inversamente, modificaciones en el adulto pueden influir en la estructura de la larva; pero en todos los casos la selección natural garantizará que no sean perjudiciales, pues si lo fuesen, la especie llegaría a extinguirse.

 

3.6. Acción: Suplantar y exterminar a sus predecesores y a su tronco primitivo

 

El producto más remarcable de esta confusión es que muchas de estas acciones son incompatibles entre sí. Es decir nada puede haber que a la vez cuide por el bien de los seres y los extermine, como tampoco puede haber nada que a la vez los extermine y haga aparecer nuevas especies. Pero no preocuparse porque hay más. Una acción no es un agente. Pues bien la selección natural sí que es a la vez acción y agente:

 

4.       Agente. No contento con presentar a la Selección Natural como diversas acciones diferentes e incompatibles, el autor la presenta también como agente:

 

4.1. Agente de perfeccionamiento (párrafo 114):

 

En estos casos, modificaciones ligeras, que en modo alguno favorecen a los individuos de una especie, tenderían a conservarse, por adaptarlos mejor a las condiciones modificadas, y la selección natural tendría campo libre para la labor de perfeccionamiento.

 

 

4.2. Agente de la economía natural (natural policy) párrafo 154:

 

That natural selection generally acts with extreme slowness I fully admit. It can act only when there are places in the natural polity of a district which can be better occupied by the modification of some of its existing inhabitants.

 

Que la selección natural obra generalmente con extrema lentitud, lo admito por completo. Sólo puede obrar cuando en la economía natural de una región haya puestos que puedan estar mejor ocupados mediante la modificación de algunos de los habitantes que en ella viven.

 5.       Además de Principio, expresión falsa, acción y agente, la selección natural es también proceso. Así leemos también en este capítulo:

 

Por lento que pueda ser el proceso de selección, si el hombre, tan débil, es capaz de hacer mucho por selección artificial, no puedo ver ningún límite para la cantidad de variación, para la belleza y complejidad de las adaptaciones de todos los seres orgánicos entre sí, o con sus condiciones físicas de vida, que pueden haber sido realizadas, en el largo transcurso de tiempo, mediante el poder de la selección de la naturaleza; esto es: por la supervivencia de los más aptos.

6.       La supervivencia de los más aptos

 

En el mismo párrafo en que se indica que la selección natural es proceso, algo que evidentemente es contrario con la más elemental observación de la naturaleza se nos indica asimismo la definición de Selección Natural: la supervivencia de los más aptos. Darse cuenta del significado de esta expresión significa volver al significado segundo que, como decíamos arriba es el único posible puesto que ¿Quién iba a sobrevivir sino los más aptos? La selección natural es pues, una expresión falsa, un fantasma semántico, o flatus vocis. Pero el autor sigue dando significados múltiples y contradictorios y ahora también …….La selección natural es creencia. Y si no se lo creen veamos:

 

7.        Creencia que va a desterrar a otra creencia:

la selección natural desterrará la creencia de la creación continua de nuevos seres orgánicos o de cualquier modificación grande y súbita en su estructura.

 

El autor se empeña en mostrar cómo actúa la selección natural y a tal efecto presenta al final de este largo capítulo un esquema imaginario y dibujado según su visión parcial remotamente alejada de toda observación de la naturaleza. La explicación del esquema ocupa varios párrafos y en ella se pone de manifiesto que para el autor no existen las categorías taxonómicas y que los cambios en poblaciones a la larga resultan en cambios de especie que, a su vez, a largo plazo dan cambios en géneros y en familias. Es curioso que ahora el autor venga a hablar así de las categorías taxonómicas que no se había tomado la molestia de definir ni de presentar con anterioridad. Siendo el  diagrama arbitrario y conteniendo serios defectos, siendo su explicación rudimentaria, empero la crítica mayor procede de su carácter imaginario. Ni un solo ejemplo del mundo real ha aportado el autor que se asemeje a tal diagrama. Así dice:

Thus, as I believe, species are multiplied and genera are formed.

De este modo, creo yo, se multiplican las especies y se forman los géneros.

Demostrando que su diagrama, el conjunto del capítulo y de la obra OSMNS, no son sino expresión de su fe. No en vano había dicho Thompson, lucido comentarista de la obra:

Darwin no presentó en el Origen que las especies se hubiesen originado por la selección natural, sino que simplemente demostró, sobre la base de ciertos hechos y suposiciones, cómo esto podría haber sucedido, y así como él se había convencido a sí mismo, así también fue capaz de convencer a los demás “(Thompson. , WR, “Introducción”, en Darwin CR, “El Origen de las Especies Mediante la Selección Natural”, Sexta Edición, 1872, Biblioteca Everyman, JM Dent & Sons: Londres, 1967, reimpresión, p.xi)

Más allá de los límites de toda explicación, todavía el autor encuentra argumentos extraordinarios al final del capítulo en el que debería haber presentado supuestamente su teoría sobre la Evolución de las Especies por Selección Natural:

Pero, como hice observar hacia el final de la introducción, nadie debe sorprenderse de lo mucho que todavía queda inexplicado sobre el origen de las especies, si nos hacemos el cargo debido de nuestra profunda ignorancia sobre las relaciones de los habitantes del mundo en los tiempos presentes, y todavía más en las edades pasadas.

Siguen, en los párrafos finales de este farragoso capítulo una serie de argumentaciones tan confusas y oscuras que ya no me molestaré en copiar ni en discutir.

Acabamos de leer el capítulo cuarto de  El Origen de las Especies por medio de la Selección Natural o la Supervivencia del más apto en la Lucha por la Existencia (OSMNS) titulado precisamente  “la Selección Natural o la Supervivencia de los Más Aptos” y nos encontramos por lo tanto en el mejor momento para responder a la pregunta clave:

¿Qué es la Selección Natural?

Principio, expresión falsa, acción (distintas acciones sobre diferentes sujetos), agente, proceso, creencia. Son significados atribuidos a la SN y evidentemente contradictorios.

A estos significados aquí expresados pronto se añaden otros: agente, Doctrina, hecho, teoría,….. Y la historia del darwinismo añade más: Teorema, Ley, Ley natural, Mecanismo, Proceso,……

Demasiada contradicción. Parece que el autor y sus seguidores no saben bien de qué hablan…..Curiosa situación si no tuviésemos a mano El Castillo, de Kafka, en donde todo queda explicado desde el momento en que se indica:

Eran sin duda contradicciones  tan evidentes  que tenían que ser intencionadas.

(Capítulo 2. El Castillo. Franz Kafka. Cátedra Letras Universales. Traducción de Luis Acosta. Madrid 1998).

No en vano Hodge, contemporáneo de Darwin había descubierto su finalidad:

No es, sin embargo, ni la evolución ni la selección natural, lo que da al darwinismo su peculiar carácter e importancia. Es el hecho de que Darwin rechaza toda teleología, o la doctrina de las causas finales. Niega diseño en cualquiera de los organismos en el mundo vegetal o animal. Él enseña que el ojo se formó sin ningún propósito de producir un órgano de la visión.

Y más adelante en su misma obra:

Sería absurdo decir nada irrespetuoso de un hombre como el Sr. Darwin, y no menos absurdo permitirse extravagancias del lenguaje, sin embargo, estamos expresando nuestra propia experiencia, cuando decimos que consideramos los libros de Darwin la mejor refutación de la teoría de Darwin.

Constantemente nos indica la alternativa de tener que decidir entre creer que el ojo es o bien un producto de diseño o el producto de la acción involuntaria de causas físicas ciegas.

Para cualquier mente normalmente constituida, es absolutamente imposible creer que no es un producto de diseño. Para Darwin mismo, es evidente, aún a pesar de su teoría, apenas puede creerlo.

 

La selección natural  explicada con la  ayuda de Franz Kafka: Resumen del capítulo cuarto de OSMNS. Artículo publicado en Digital CSIC en Octubre de 2012

 

Etiquetas: , , , , , ,

Fin de un capítulo imposible y receta para el insomnio en el párrafo centésimo nonagésimo séptimo de El Origen de las Especies

 

Largo es éste último párrafo de tan central capítulo. Encontraremos en él gran diversidad de objetos: un ornitorrinco, un gran árbol con  sus ramitas verdes que matan a las de alrededoren la gran batalla por la vida, ramas grandes y también otras ramas caídas, de varios tamaños. Con éstas últimas así como con otros objetos variados bien podría hacerse un buen fuego.

Tan sólo un consejo en relación con este párrafo, último de tan crucial capítulo: Reservarlo para las noches de insomnio. Su lectura es soporífera.

 

 

197.

The affinities of all the beings of the same class have sometimes been represented by a great tree. I believe this simile largely speaks the truth. The green and budding twigs may represent existing species; and those produced during former years may represent the long succession of extinct species. At each period of growth all the growing twigs have tried to branch out on all sides, and to overtop and kill the surrounding twigs and branches, in the same manner as species and groups of species have at all times overmastered other species in the great battle for life. The limbs divided into great branches, and these into lesser and lesser branches, were themselves once, when the tree was young, budding twigs; and this connexion of the former and present buds by ramifying branches may well represent the classification of all extinct and living species in groups subordinate to groups. Of the many twigs which flourished when the tree was a mere bush, only two or three, now grown into great branches, yet survive and bear the other branches; so with the species which lived during long-past geological periods, very few have left living and modified descendants. From the first growth of the tree, many a limb and branch has decayed and dropped off; and these fallen branches of various sizes may represent those whole orders, families, and genera which have now no living representatives, and which are known to us only in a fossil state. As we here and there see a thin, straggling branch springing from a fork low down in a tree, and which by some chance has been favoured and is still alive on its summit, so we occasionally see an animal like the Ornithorhynchus or Lepidosiren, which in some small degree connects by its affinities two large branches of life, and which has apparently been saved from fatal competition by having inhabited a protected station. As buds give rise by growth to fresh buds, and these, if vigorous, branch out and overtop on all sides many a feebler branch, so by generation I believe it has been with the great Tree of Life, which fills with its dead and broken branches the crust of the earth, and covers the surface with its ever-branching and beautiful ramifications.

 

 

Las afinidades de todos los seres de la misma clase se han representado algunas veces por un gran árbol. Creo que este ejemplo expresa mucho la verdad; las ramitas verdes y que dan brotes pueden representar especies vivientes, y las producidas durante años anteriores pueden representar la larga sucesión de especies extinguidas. En cada período de crecimiento, todas las ramitas que crecen han procurado ramificarse por todos lados y sobrepujar y matar a los brotes y ramas de alrededor, del mismo modo que las especies y grupos de especies, en todo tiempo han dominado a otras especies en la gran batalla por la vida. Las ramas mayores, que arrancan del tronco y se dividen en ramas grandes, las cuales se subdividen en ramas cada vez menores, fueron en un tiempo, cuando el árbol era joven, ramitas que brotaban, y esta relación entre los brotes pasados y los presentes, mediante la ramificación, puede representar bien la clasificación de todas las especies vivientes y extinguidas en grupos subordinados unos a otros. De las muchas ramitas que florecieron cuando el árbol era un simple arbolillo, sólo dos o tres, convertidas ahora en ramas grandes, sobreviven todavía y llevan las otras ramas; de igual modo, de las especies que vivieron durante períodos geológicos muy antiguos, poquísimas han dejado descendientes vivos modificados. Desde el primer crecimiento del árbol, muchas ramas de todos tamaños se han secado y caído, y estas ramas caídas, de varios tamaños, pueden representar todos aquellos órdenes, familias y géneros enteros que no tienen actualmente representantes vivientes y que nos son conocidos tan sólo en estado fósil. Del mismo modo que, de vez en cuando, vemos una ramita perdida que sale de una ramificación baja de un árbol, y que por alguna circunstancia ha sido favorecida y está todavía viva en su punta, también de vez en cuando encontramos un animal, como el Ornithorhynchus o el Lepidosiren, que, hasta cierto punto, enlaza, por sus afinidades, dos grandes ramas de la vida, y que, al parecer, se ha salvado de competencia fatal por haber vivido en sitios protegidos. Así como los brotes, por crecimiento, dan origen a nuevos brotes, y éstos, si son vigorosos, se ramifican y sobrepujan por todos lados a muchas ramas más débiles, así también, a mi parecer, ha ocurrido, mediante generación, en el gran Árbol de la Vida, que con sus ramas muertas y rotas llena la corteza de la tierra, cuya superficie se llena con progresivas y hermosas  ramificaciones.

 

 

 

 

Etiquetas:

¿A dónde conduce la Selección Natural? Resumiendo sus maravillas y otros disparates en el párrafo centésimo nonagésimo sexto de El Origen de las Especies

Ya casi hemos acabado de leer el capítulo cuarto dedicado precisamente a la Selección Natural. Ya deberíamos saber qué es la Selección Natural y ser capaces de responder algunas preguntas. Por ejemplo: ¿A dónde conduce la Selección Natural? podríamos preguntar a cualquier escasísimo y rarísimo lector que atentamente haya entregado parte de su valioso tiempo para leer hasta este punto. La respuesta variaría en función del lector. Si el lector fuese honesto sería:

A todo y a ninguna parte, porque según hemos visto la selección natural puede ser cualquier cosa que le interese al autor.

 

Si el lector, en vez de honesto fuese una especie de alumno aventajado de estos que siempre buscan dar la razón al profesor podría responder:

 

A la formación de nuevas especies. Sin duda.

 

Pero ni lo uno ni lo otro. Quién haya leído con atención hasta este punto, según el autor, debería responder a tal pregunta de esta curiosa manera:

 

La selección natural, como se acaba de hacer observar, conduce a la divergencia de caracteres y a mucha extinción de las formas orgánicas menos perfeccionadas y de las intermedias.

 

Esto es: a la divergencia de caracteres. No se ve muy bien cómo y también a la extinción de las formas orgánicas menos perfeccionadas. Pero no sólo a las menos perfeccionadas. También a las intermedias. ¿Cómo explicará esto la formación de una especie? Nos quedamos sin saberlo a falta de la lectura de un último párrafo de este capítulo.

¿E xplicará el autor cómo se forma una especie en el párrafo que nos queda por leer? o por el contrario,….¿ nos brindará otro ejemplo de lo que puede llegar a ser juntar palabras sin decir nada,   la escritura inútil, la escritura soporífera al servicio del poder? Pronto lo veremos………………..

 

 

 

196.

We have seen that it is the common, the widely diffused, and widely ranging species, belonging to the larger genera within each class, which vary most; and these tend to transmit to their modified offspring that superiority which now makes them dominant in their own countries. Natural selection, as has just been remarked, leads to divergence of character and to much extinction of the less improved and intermediate forms of life. On these principles, the nature of the affinities, and the generally well defined distinctions between the innumerable organic beings in each class throughout the world, may be explained. It is a truly wonderful fact—the wonder of which we are apt to overlook from familiarity—that all animals and all plants throughout all time and space should be related to each other in groups, subordinate to groups, in the manner which we everywhere behold—namely, varieties of the same species most closely related, species of the same genus less closely and unequally related, forming sections and sub-genera, species of distinct genera much less closely related, and genera related in different degrees, forming sub-families, families, orders, sub-classes, and classes. The several subordinate groups in any class cannot be ranked in a single file, but seem clustered round points, and these round other points, and so on in almost endless cycles. If species had been independently created, no explanation would have been possible of this kind of classification; but it is explained through inheritance and the complex action of natural selection, entailing extinction and divergence of character, as we have seen illustrated in the diagram.

 

Hemos visto que las especies comunes, muy difundidas, que ocupan grandes extensiones y que pertenecen a los géneros mayores dentro de cada clase, son precisamente las que más varían, y éstas tienden a transmitir a su modificada descendencia aquella superioridad que las hace ahora predominantes en su propio país. La selección natural, como se acaba de hacer observar, conduce a la divergencia de caracteres y a mucha extinción de las formas orgánicas menos perfeccionadas y de las intermedias. Según estos principios, puede explicarse la naturaleza de las afinidades y de las diferencias, generalmente bien definidas, que existen entre los innumerables seres orgánicos de cada clase en todo el mundo. Es un hecho verdaderamente maravilloso -lo maravilloso del cual propendemos a dejar pasar inadvertido por estar familiarizados con él- que todos los animales y todas las plantas, en todo tiempo y lugar, estén relacionados entre sí en grupos subordinados a otros grupos, del modo que observamos en todas partes, o sea: las variedades de una misma especie, muy estrechamente relacionadas entre sí; las especies del mismo género, menos relacionadas y de modo desigual, formando secciones o subgéneros; las especies de géneros distintos, mucho menos relacionadas; y los géneros, relacionados en grados diferentes, formando subfamilias, familias, órdenes, subclases y clases. Los diferentes grupos subordinados no pueden ser ordenados en una sola fila, sino que parecen agrupados alrededor de puntos, y éstos alrededor de otros puntos, y así, sucesivamente, en círculos casi infinitos. Si las especies hubiesen sido creadas independientemente, no hubiera habido explicación posible de este género de clasificación, que se explica mediante la herencia y la acción compleja de la selección natural, que producen la extinción y la divergencia de caracteres, como lo hemos visto gráficamente en el diagrama.

Etiquetas:

La selección natural suplanta a la adaptación en el párrafo centésimo nonagésimo quinto de El Origen de las Especies

 

Es un hecho que las formas orgánicas están adaptadas luego por lo tanto es la selección natural quien las ha adaptado, viene a decir este peligroso párrafo, remitiéndose a los capítulos por venir para explicar una teoría que no ha quedado explicada en ningún lugar y que no puede serlo puesto que no es teoría sino en caso de ser algo más que un fantasma semántico, como mucho acción o torpe descripción de los hechos y la acción no es teoría.

 

 

 

195.

Whether natural selection has really thus acted in adapting the various forms of life to their several conditions and stations, must be judged by the general tenour and balance of evidence given in the following chapters. But we have already seen how it entails extinction; and how largely extinction has acted in the world’s history, geology plainly declares. Natural selection, also, leads to divergence of character; for the more organic beings diverge in structure, habits and constitution, by so much the more can a large number be supported on the area, of which we see proof by looking to the inhabitants of any small spot, and to the productions naturalised in foreign lands. Therefore, during the modification of the descendants of any one species, and during the incessant struggle of all species to increase in numbers, the more diversified the descendants become, the better will be their chance of success in the battle for life. Thus the small differences distinguishing varieties of the same species, steadily tend to increase, till they equal the greater differences between species of the same genus, or even of distinct genera.

 

Si la selección natural ha obrado positivamente de este modo, adaptando las diferentes formas orgánicas a las diversas condiciones y estaciones, es cosa que tiene que juzgarse por el contenido general de los capítulos siguientes y por la comparación de las pruebas que en ellos se dan. Pero ya hemos visto que la selección natural ocasiona extinción, y la Geología manifiesta claramente el importante papel que ha desempeñado la extinción en la historia del mundo. La selección natural lleva también a la divergencia de caracteres, pues cuanto más difieren los seres orgánicos en estructura, costumbres y constitución, tanto mayor es el número que puede sustentar un territorio, de lo que vemos una prueba considerando los habitantes de cualquier región pequeña y las producciones aclimatadas en países extraños. Por consiguiente, durante la modificación de los descendientes de una especie y durante la incesante lucha de todas las especies por aumentar en número de individuos, cuanto más diversos lleguen a ser los descendientes, tanto más aumentarán sus probabilidades de triunfo en la lucha por la vida. De este modo, las pequeñas diferencias que distinguen las variedades de una misma especie tienden constantemente a aumentar hasta que igualan a las diferencias mayores que existen entre las especies de un mismo género o aun de géneros distintos.

Etiquetas:

Sigue el resumen imposible de un capítulo farragoso en el párrafo centésimo nonagésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Fácilmente,  y para ir terminando ya este capítulo farragoso, puede obrar la selección natural modificando lo que sea necesario: huevos, semillas, jóvenes y adultos. Todo se explica por obra y gracia de la selección natural. Es decir, el proceso o como decía recientemete un darwinista disfrazado de Alicia, el complejo fenómeno, pretende también ser su propia explicación. También acción, agente y acción de una acción hemos visto que puede ser todo lo mismo. Bueno,  a veces interviene también la selección sexual que es la que hace crecer la barba…… y estos caracteres que se transmitirán a un sexo, o a ambos sexos, según la forma de herencia que predomine. Amén.

 

 

 194.

Natural selection, on the principle of qualities being inherited at corresponding ages, can modify the egg, seed, or young as easily as the adult. Among many animals sexual selection will have given its aid to ordinary selection by assuring to the most vigorous and best adapted males the greatest number of offspring. Sexual selection will also give characters useful to the males alone in their struggles or rivalry with other males; and these characters will be transmitted to one sex or to both sexes, according to the form of inheritance which prevails.

 

La selección natural, por el principio de que las cualidades se heredan a las edades correspondientes, puede modificar el huevo, la semilla o el individuo joven tan fácilmente como el adulto. En muchos animales, la selección sexual habrá prestado su ayuda a la selección ordinaria, asegurando a los machos más vigorosos y mejor adaptados el mayor número de descendientes. La selección sexual dará también caracteres útiles sólo a los machos en sus luchas o rivalidades con otros machos, y estos caracteres; se transmitirán a un sexo, o a ambos sexos, según la forma de herencia que predomine.

Etiquetas: