‘OSMNS Chapter 5’

Un asno blanco, el kulan de Pallas, cuaga y otros cuadrúpedos en el párrafo ducentésimo trigésimo noveno de El Origen de las Especies

El autor continúa describiendo casos de reversión, lo cual no es la mejor estrategia para explicar el origen de la variación como indica el título de este capítulo. Le toca el turno ahora a un asno blanco. Curiosamente es en este tipo de curiosidades cuando el autor cita a Blyth y no en relación con otras ideas importantes que constituyen el centro de su “pseudo-teoría” (ver por ejemplo aquí, y aún más aquí).

 

 

239

 

I will, however, give one curious and complex case, not indeed as affecting any important character, but from occurring in several species of the same genus, partly under domestication and partly under nature. It is a case almost certainly of reversion. The ass sometimes has very distinct transverse bars on its legs, like those on the legs of a zebra. It has been asserted that these are plainest in the foal, and from inquiries which I have made, I believe this to be true. The stripe on the shoulder is sometimes double, and is very variable in length and outline. A white ass, but NOT an albino, has been described without either spinal or shoulder stripe; and these stripes are sometimes very obscure, or actually quite lost, in dark-coloured asses. The koulan of Pallas is said to have been seen with a double shoulder-stripe. Mr. Blyth has seen a specimen of the hemionus with a distinct shoulder-stripe, though it properly has none; and I have been informed by Colonel Poole that foals of this species are generally striped on the legs and faintly on the shoulder. The quagga, though so plainly barred like a zebra over the body, is without bars on the legs; but Dr. Gray has figured one specimen with very distinct zebra-like bars on the hocks.

 

Citaré, sin embargo, un caso complejo y curioso, no ciertamente porque presente ningún carácter importante, sino porque se presenta en diferentes especies del mismo género: unas, domésticas; otras, en estado natural. Casi con seguridad, se trata de un caso de reversión. El asno tiene a veces en las patas rayas transversales muy distintas, como las de las patas de la cebra; se ha afirmado que son muy visibles mientras es pequeño y, por averiguaciones que he hecho, creo que esto es exacto. La raya de la espaldilla, o raya escapular es, a veces doble, y es muy variable en extensión y contorno. Se ha descrito un asno blanco, pero no albino, sin raya escapular ni dorsal, y estas rayas son a veces muy confusas o faltan por completo en los asnos de color obscuro. Se dice que se ha observado el kulan de Pallas con la raya escapular doble. Míster Blyth ha visto un ejemplar de hemión con una clara raya escapular, aun cuando típicamente no la tiene, y el coronel Poole me ha confirmado que los potros de esta especie generalmente son rayados en las patas y débilmente en la espaldilla. El cuaga, aunque tiene el cuerpo tan listado como la cebra, no tiene rayas en las patas; pero el profesor Gray ha dibujado un ejemplar con rayas como de cebra muy visibles en los corvejones.

Etiquetas:

Una lista de ejemplos que el autor no va a presentar en el párrafo ducentésimo trigésimo octavo de El Origen de las Especies

El autor indica poseer una lista de ejemplos de variaciones análogas que no va a aportar. Es una lástima porque nos quedamos con la duda de si realmente la lista existe, si se ha conservado hasta el momento presente y en cualquier caso del alcance de su interés.

238

 

The difficulty in distinguishing variable species is largely due to the varieties mocking, as it were, other species of the same genus. A considerable catalogue, also, could be given of forms intermediate between two other forms, which themselves can only doubtfully be ranked as species; and this shows, unless all these closely allied forms be considered as independently created species, that they have in varying assumed some of the characters of the others. But the best evidence of analogous variations is afforded by parts or organs which are generally constant in character, but which occasionally vary so as to resemble, in some degree, the same part or organ in an allied species. I have collected a long list of such cases; but here, as before, I lie under the great disadvantage of not being able to give them. I can only repeat that such cases certainly occur, and seem to me very remarkable.

 

La dificultad de separar las especies variables se debe, en gran parte, a las variedades que imitan, por decirlo así, a otras especies del mismo género. Se podría presentar también un catálogo considerable de formas intermedias entre otras dos formas, las cuales, a su vez, sólo con duda pueden ser clasificadas como especies y esto -a menos que todas estas formas tan próximas sean consideradas como creadas independientemente- demuestra que al variar han tomado algunos de los caracteres de las otras. Pero la prueba mejor de variaciones análogas nos la proporcionan los órganos o partes que generalmente son constantes, pero que a veces varían de modo que se asemejan en algún grado a los mismos órganos o partes de una especie próxima. He reunido una larga lista de estos casos, pero en esta ocasión, como antes, tengo la gran desventaja de no poder citarlos. Puedo sólo repetir que es seguro que ocurren estos casos y que me parecen remarcables.

Imagen de aquí

Etiquetas:

Más sobre la reversión y la reversión en palomas en el párrafo ducentésimo trigésimo séptimo de El Origen de las Especies

El autor abunda en el proceso de reversión. En particular se complace presentando ejemplos de reversión en palomas.

De nuevo se revela un nivel de confusión excepcional:

Como se supone que todas las especies del género descienden de un progenitor común, se podría esperar que variasen accidentalmente de una manera análoga

Pero los caracteres debidos exclusivamente a variaciones análogas serían probablemente de poca importancia, pues la conservación de todos los caracteres funcionalmente importantes habrá sido determinada por la selección natural, según las diferentes costumbres de la especie.?????????

 

237

 

As all the species of the same genus are supposed to be descended from a common progenitor, it might be expected that they would occasionally vary in an analogous manner; so that the varieties of two or more species would resemble each other, or that a variety of one species would resemble in certain characters another and distinct species, this other species being, according to our view, only a well-marked and permanent variety. But characters exclusively due to analogous variation would probably be of an unimportant nature, for the preservation of all functionally important characters will have been determined through natural selection, in accordance with the different habits of the species. It might further be expected that the species of the same genus would occasionally exhibit reversions to long-lost characters. As, however, we do not know the common ancestor of any natural group, we cannot distinguish between reversionary and analogous characters. If, for instance, we did not know that the parent rock-pigeon was not feather-footed or turn-crowned, we could not have told, whether such characters in our domestic breeds were reversions or only analogous variations; but we might have inferred that the blue colour was a case of reversion from the number of the markings, which are correlated with this tint, and which would not probably have all appeared together from simple variation. More especially we might have inferred this from the blue colour and the several marks so often appearing when differently coloured breeds are crossed. Hence, although under nature it must generally be left doubtful, what cases are reversions to formerly existing characters, and what are new but analogous variations, yet we ought, on our theory, sometimes to find the varying offspring of a species assuming characters which are already present in other members of the same group. And this undoubtedly is the case.

 

Como se supone que todas las especies del género descienden de un progenitor común, se podría esperar que variasen accidentalmente de una manera análoga, de modo que las variedades de dos o más especies se asemejasen entre sí, o que una variedad de una especie se asemejase en ciertos caracteres a otra especie distinta, no siendo esta otra especie, según nuestra teoría, más que una variedad permanente y bien marcada. Pero los caracteres debidos exclusivamente a variaciones análogas serían probablemente de poca importancia, pues la conservación de todos los caracteres funcionalmente importantes habrá sido determinada por la selección natural, según las diferentes costumbres de la especie. Se podría además esperar que las especies del mismo género presentasen de vez en cuando reversiones a caracteres perdidos desde mucho tiempo. Sin embargo, como no conocemos el antepasado común de ningún grupo natural, no podemos distinguir los caracteres debidos a variación análoga y los debidos a reversión. Si no supiésemos, por ejemplo, que la paloma silvestre, progenitora de las palomas domésticas, no tiene plumas en las pies ni plumas vueltas en la cabeza, no podríamos haber dicho si estos caracteres, en las razas domésticas, eran reversiones o solamente variaciones análogas; pero podríamos haber inferido que el color azul era un caso de reversión, por las numerosas señales relacionadas con este color, que probablemente no hubiesen aparecido todas juntas por simple variación, y especialmente podríamos haber inferido esto por aparecer con tanta frecuencia el color azul y las diferentes señales cuando se cruzan razas de diferente color. Por consiguiente, aun cuando en estado natural ha de quedar casi siempre en duda qué casos son reversiones o caracteres que existieron antes, y cuáles son variaciones nuevas y análogas, sin embargo, según nuestra teoría, deberíamos encontrar a veces en la variante descendencia de una especie caracteres que se presentan todavía en otros miembros del mismo grupo, e indudablemente ocurre así.

Etiquetas:

Somera explicación de la reversión en las palomas en el párrafo ducentésimo trigésimo sexto de El Origen de las Especies

La explicación de la reversión es somera y no oculta la ignorancia del autor de cualquier mecanismo de la herencia.

 

Las hipótesis del final del párrafo no pueden estar peor expuestas y sirven para demostrar de nuevo el nivel de confusión del autor:

 

 

Cuando un carácter perdido en una raza reaparece después de un gran número de generaciones, la hipótesis más probable no es que un individuo, de repente, se parezca a un antepasado del que dista algunos centenares de generaciones, sino que el carácter en cuestión ha permanecido latente en todas las generaciones sucesivas, y que, al fin, se ha desarrollado en condiciones favorables desconocidas. En la paloma barb, por ejemplo, que rara vez da individuos azules, es probable que haya en cada generación una tendencia latente a producir plumaje azul. La improbabilidad teórica de que esta tendencia se transmita durante un número grande de generaciones no es mayor que la de que se transmitan de igual modo órganos rudimentarios o completamente inútiles. La simple tendencia a producir un rudimento se hereda, en verdad, algunas veces de este modo.

 

236

No doubt it is a very surprising fact that characters should reappear after having been lost for many, probably for hundreds of generations. But when a breed has been crossed only once by some other breed, the offspring occasionally show for many generations a tendency to revert in character to the foreign breed—some say, for a dozen or even a score of generations. After twelve generations, the proportion of blood, to use a common expression, from one ancestor, is only 1 in 2048; and yet, as we see, it is generally believed that a tendency to reversion is retained by this remnant of foreign blood. In a breed which has not been crossed, but in which BOTH parents have lost some character which their progenitor possessed, the tendency, whether strong or weak, to reproduce the lost character might, as was formerly remarked, for all that we can see to the contrary, be transmitted for almost any number of generations. When a character which has been lost in a breed, reappears after a great number of generations, the most probable hypothesis is, not that one individual suddenly takes after an ancestor removed by some hundred generations, but that in each successive generation the character in question has been lying latent, and at last, under unknown favourable conditions, is developed. With the barb-pigeon, for instance, which very rarely produces a blue bird, it is probable that there is a latent tendency in each generation to produce blue plumage. The abstract improbability of such a tendency being transmitted through a vast number of generations, is not greater than that of quite useless or rudimentary organs being similarly transmitted. A mere tendency to produce a rudiment is indeed sometimes thus inherited.

 

Indudablemente, es un hecho muy sorprendente que los caracteres reaparezcan después de haber estado perdidos durante muchas generaciones; probablemente, durante centenares de ellas. Pero cuando una raza se ha cruzado sólo una vez con otra, los descendientes muestran accidentalmente una tendencia a volver a los caracteres de la raza extraña por muchas generaciones; algunos dicen que durante una docena o hasta una veintena. Al cabo de doce generaciones, la porción de sangre -para emplear la expresión vulgar- procedente de un antepasado es tan sólo 1/2048 y, sin embargo, como vemos, se cree generalmente que la tendencia a reversión es conservada por este resto de sangre extraña. En una casta no cruzada, pero en la cual ambos progenitores hayan perdido algún carácter que sus antepasados poseyeron, la tendencia, enérgica o débil, a reproducir el carácter perdido puede transmitirse durante un número casi ilimitado de generaciones, según se hizo observar antes, a pesar de cuanto podamos ver en contrario. Cuando un carácter perdido en una raza reaparece después de un gran número de generaciones, la hipótesis más probable no es que un individuo, de repente, se parezca a un antepasado del que dista algunos centenares de generaciones, sino que el carácter en cuestión ha permanecido latente en todas las generaciones sucesivas, y que, al fin, se ha desarrollado en condiciones favorables desconocidas. En la paloma barb, por ejemplo, que rara vez da individuos azules, es probable que haya en cada generación una tendencia latente a producir plumaje azul. La improbabilidad teórica de que esta tendencia se transmita durante un número grande de generaciones no es mayor que la de que se transmitan de igual modo órganos rudimentarios o completamente inútiles. La simple tendencia a producir un rudimento se hereda, en verdad, algunas veces de este modo.

Etiquetas:

Un ejemplo de reversión en las palomas en el párrafo ducentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies

El autor presenta en este párrafo un buen ejemplo de reversión. Nada que pueda servir a sostener la falacia de la selección natural como teoría científica. Ni tampoco ayuda alguna para comprender el Origen de la variación, sino más bien al contrario……

 

 

 

235

With pigeons, however, we have another case, namely, the occasional appearance in all the breeds, of slaty-blue birds with two black bars on the wings, white loins, a bar at the end of the tail, with the outer feathers externally edged near their bases with white. As all these marks are characteristic of the parent rock-pigeon, I presume that no one will doubt that this is a case of reversion, and not of a new yet analogous variation appearing in the several breeds. We may, I think, confidently come to this conclusion, because, as we have seen, these coloured marks are eminently liable to appear in the crossed offspring of two distinct and differently coloured breeds; and in this case there is nothing in the external conditions of life to cause the reappearance of the slaty-blue, with the several marks, beyond the influence of the mere act of crossing on the laws of inheritance.

 

En las palomas también tenemos otro caso: el de la aparición accidental, en todas las razas, de individuos de color azul de pizarra, con dos fajas negras en las alas, con la parte posterior del lomo blanca, una faja en el extremo de la cola, y las plumas exteriores de ésta orladas exteriormente de blanco junto a su arranque. Como todas estas señales son características de la paloma silvestre progenitora, creo que nadie dudará de que éste es un caso de reversión y no de una nueva variación análoga que aparece en diferentes castas. Creo que podemos llegar confiadamente a esta conclusión, porque hemos visto que estos caracteres de color propenden mucho a aparecer en la descendencia cruzada de dos razas distintas y de coloraciones diferentes; y en este caso, aparte de la influencia del simple hecho del cruzamiento sobre las leyes de la herencia, nada hay en las condiciones externas de vida que motive la reaparición del color azul de pizarra con las vanas señales.

Etiquetas:

Horror: vuelven las palomas en el párrafo ducentésimo trigésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Pertinazmente vuelve el autor por sus fueros y de nuevo agrede al lector con una lección sobre las palomas cuando el lector ya se había olvidado de ellas y pensaba que  habrían ido a descansar después de su larga y laboriosa participación en el primer capítulo. Más no. Desafortunadamente  el autor vuelve a llevar el agua a su molino y expone de nuevo en este párrafo su propuesta: Las variedades diferentes pertenecientes a una especie descienden de un antepasado común. Las especies diferentes se comportan como variedades y descienden también de un antepasado común. Todo esto se demuestra con un vistazo  a las colas de las palomas.

El autor está defendiendo la teoría científica de Lamarck que a partir de ahora pasará a ser suya, pero no como tal teoría científica sino transformada en algo nuevo:  Teoría social contra la idea de diseño en la Naturaleza. Por eso al autor le interesa hacer énfasis de nuevo en otra de sus construcciones mentales (Mantra) favorito: La teoría de creación independiente, que aparece mucho más claramente en algunas ediciones en español:

 

 Según la teoría ordinaria de que cada especie ha sido creada independientemente, tendríamos que atribuir esta semejanza en los tallos engruesados de estas tres plantas, no a la vera causa de la comunidad de descendencia y a la consiguiente tendencia a variar de modo semejante, sino a tres actos de creación separados, aunque muy relacionados

 

Que en inglés:

 

According to the ordinary view of each species having been independently created, we should have to attribute this similarity in the enlarged stems of these three plants, not to the vera causa of community of descent, and a consequent tendency to vary in a like manner, but to three separate yet closely related acts of creation.

 

 

Pero no importa porque lo fundamental es reconocer ese don de adivinar cuál sea la vera causa, al estilo más puramente clerical aplicado aquí precisamente para establecer uno de los principios más sólidos del dogmatismo ateo:

 

234 DISTINCT SPECIES PRESENT ANALOGOUS VARIATIONS, SO THAT A VARIETY OF ONE SPECIES OFTEN ASSUMES A CHARACTER PROPER TO AN ALLIED SPECIES, OR REVERTS TO SOME OF THE CHARACTERS OF AN EARLY PROGENITOR.

 

 

These propositions will be most readily understood by looking to our domestic races. The most distinct breeds of the pigeon, in countries widely apart, present sub-varieties with reversed feathers on the head, and with feathers on the feet, characters not possessed by the aboriginal rock-pigeon; these then are analogous variations in two or more distinct races. The frequent presence of fourteen or even sixteen tail-feathers in the pouter may be considered as a variation representing the normal structure of another race, the fantail. I presume that no one will doubt that all such analogous variations are due to the several races of the pigeon having inherited from a common parent the same constitution and tendency to variation, when acted on by similar unknown influences. In the vegetable kingdom we have a case of analogous variation, in the enlarged stems, or as commonly called roots, of the Swedish turnip and ruta-baga, plants which several botanists rank as varieties produced by cultivation from a common parent: if this be not so, the case will then be one of analogous variation in two so-called distinct species; and to these a third may be added, namely, the common turnip. According to the ordinary view of each species having been independently created, we should have to attribute this similarity in the enlarged stems of these three plants, not to the vera causa of community of descent, and a consequent tendency to vary in a like manner, but to three separate yet closely related acts of creation. Many similar cases of analogous variation have been observed by Naudin in the great gourd family, and by various authors in our cereals. Similar cases occurring with insects under natural conditions have lately been discussed with much ability by Mr. Walsh, who has grouped them under his law of equable variability.

 

Estas proposiciones se comprenderán más fácilmente fijándonos en las razas domésticas. Las razas más diferentes de palomas, en países muy distantes, presentan subvariedades con plumas vueltas en la cabeza y con plumas en los pies, caracteres que no posee la paloma silvestre (Columba livia), siendo éstas, pues, variaciones análogas en dos o más razas distintas. La presencia frecuente de catorce y aun diez y seis plumas rectrices en la paloma buchona puede considerarse como una variación que representa la conformación normal de otra raza, la colipavo. Creo que nadie dudará de que todas estas variaciones análogas se deben a que las diferentes ramas de palomas han heredado de un antepasado común la misma constitución y tendencia a variar cuando obran sobre ellas influencias semejantes desconocidas. En el reino vegetal tenemos un caso análogo de variación en los tallos engruesados, comúnmente llamados raíces, del nabo de Suecia y de la rutabaga, plantas que algunos botánicos consideran como variedades producidas por cultivo, descendientes de un antepasado común; si esto no fuese así, sería entonces un caso de variación análoga en dos pretendidas especies distintas, y a éstas podría añadirse una tercera, el nabo común. Según la teoría ordinaria de que cada especie ha sido creada independientemente, tendríamos que atribuir esta semejanza en los tallos engruesados de estas tres plantas, no a la vera causa de la comunidad de descendencia y a la consiguiente tendencia a variar de modo semejante, sino a tres actos de creación separados, aunque muy relacionados. Naudin ha observado muchos casos semejantes de variación análoga en la extensa familia de las cucurbitáceas, y diferentes autores los han observado en nuestros cereales. Casos semejantes que se presentan en insectos en condiciones naturales han sido discutidos con gran competencia por míster Walsh, quien los ha agrupado en su ley de variabilidad uniforme.

Etiquetas:

Más falacias, hechos llamados principio, especulaciones y trabalenguas en relación con los caracteres sexuales secundarios en el párrafo ducentésimo trigésimo tercero de El Origen de las Especies

 

 

Indica el autor al principio del párrafo que las partes más conservadas son menos variables:

 

Finally, then, I conclude that the greater variability of specific characters, or those which distinguish species from species, than of generic characters, or those which are possessed by all the species

Finalmente, pues, llego a la conclusión de que la variabilidad mayor en los caracteres específicos -o sea aquellos que distinguen unas especies de otras- que en los caracteres genéricos -o sea los que poseen todas las especies-;

 

Una  falacia seguida por un extraño argumento:

; that the frequent extreme variability of any part which is developed in a species in an extraordinary manner in comparison with the same part in its congeners; and the slight degree of variability in a part, however extraordinarily it may be developed, if it be common to a whole group of species; that the great variability of secondary sexual characters and their great difference in closely allied species; that secondary sexual and ordinary specific differences are generally displayed in the same parts of the organisation, are all principles closely connected together. All being mainly due to the species of the same group being the descendants of a common progenitor,

la variabilidad frecuentemente extrema de cualquier parte que está desarrollada en una especie de modo extraordinario, en comparación con la misma parte en sus congéneres, y la escasa variabilidad de una parte, por extraordinariamente desarrollada que esté, si es común a todo un grupo de especies; la gran variabilidad de los caracteres sexuales secundarios y su gran diferencia en especies muy próximas, y el manifestarse generalmente en las mismas partes del organismo las diferencias sexuales secundarias y las diferencias específicas ordinarias, son todos principios íntimamente ligados entre sí. Todos ellos se deben a que las especies del mismo grupo descienden de un antepasado común, del cual han heredado mucho en común;??????????????????????????

Algo confuso todo ello ¿no creen? Más no se preocupen que la solución es bien sencilla. Consiste en ir directamente al grano, al final de la frase:

All being mainly due to the species of the same group being the descendants of a common progenitor

. Todos ellos se deben a que las especies del mismo grupo descienden de un antepasado común, del cual han heredado mucho en común

Así todas nuestras dudas quedan resueltas y el terreno despejado para que de nuevo la Selección Natural entre en acción. No se pierdan la construcción de las últimas frases en tan complicado párrafo:

 

 

233

Finally, then, I conclude that the greater variability of specific characters, or those which distinguish species from species, than of generic characters, or those which are possessed by all the species; that the frequent extreme variability of any part which is developed in a species in an extraordinary manner in comparison with the same part in its congeners; and the slight degree of variability in a part, however extraordinarily it may be developed, if it be common to a whole group of species; that the great variability of secondary sexual characters and their great difference in closely allied species; that secondary sexual and ordinary specific differences are generally displayed in the same parts of the organisation, are all principles closely connected together. All being mainly due to the species of the same group being the descendants of a common progenitor, from whom they have inherited much in common, to parts which have recently and largely varied being more likely still to go on varying than parts which have long been inherited and have not varied, to natural selection having more or less completely, according to the lapse of time, overmastered the tendency to reversion and to further variability , to sexual selection being less rigid than ordinary selection, and to variations in the same parts having been accumulated by natural and sexual selection,  and thus haviong been adapted for secondary sexual, and for ordinary purposes.

Finalmente, pues, llego a la conclusión de que la variabilidad mayor en los caracteres específicos -o sea aquellos que distinguen unas especies de otras- que en los caracteres genéricos -o sea los que poseen todas las especies-; la variabilidad frecuentemente extrema de cualquier parte que está desarrollada en una especie de modo extraordinario, en comparación con la misma parte en sus congéneres, y la escasa variabilidad de una parte, por extraordinariamente desarrollada que esté, si es común a todo un grupo de especies; la gran variabilidad de los caracteres sexuales secundarios y su gran diferencia en especies muy próximas, y el manifestarse generalmente en las mismas partes del organismo las diferencias sexuales secundarias y las diferencias específicas ordinarias, son todos principios íntimamente ligados entre sí. Todos ellos se deben a que las especies del mismo grupo descienden de un antepasado común, del cual han heredado mucho en común; a que partes que han variado mucho, y recientemente, son más a propósito para continuar todavía variando que partes que han sido heredadas hace mucho tiempo y no han variado; a que la selección natural ha dominado, más o menos completamente, según el tiempo transcurrido, la tendencia a reversión y a ulterior variabilidad; a que la selección sexual es menos rígida que la ordinaria, y a que las variaciones en las mismas partes se acumulan por selección natural y sexual y se han adaptado de este modo a los fines sexuales secundarios y a los ordinarios.


Imagen de Darwin Online

Etiquetas:

Notables hechos y especulaciones en relación con los caracteres sexuales secundarios en el párrafo ducentésimo trigésimo segundo de El Origen de las Especies

 

Al igual que el rey Midas, quien hechizado por Dionisio, convertía en oro todo lo que tocaba, cada observación del autor por sencilla que esta sea se convierte a veces en ley, otras en hecho remarcable. El hecho destacado al principio del párrafo es que:

 

las diferencias secundarias entre los dos sexos de la misma especie se manifiestan, por lo común, precisamente en las mismas partes del organismo en que difieren entre sí las especies del mismo género.

 

Aunque en la sentencia anterior la expresión por lo común, hace sospechar que el hecho puede no ser tan remarcable. El autor aporta dos ejemplos: El número de artejos en los tarsos de los éngidos (coleópteros) y la nerviación de las alas en ciertos grupos de los himenópteros cavadores.

 

Uno no sabe muy bien qué puede sacar el autor de esta ley. El final del párrafo es digno de análisis aparte:

 

considero todas las especies de un mismo género como descendientes tan indudables de un antepasado común como lo son los dos sexos de una especie. Por consiguiente, si una parte cualquiera del organismo del antepasado común, o de sus primeros descendientes, se hizo variable, es sumamente probable que la selección natural y la selección sexual se aprovechasen de variaciones de esta parte para adaptar las diferentes especies a sus diferentes lugares en la economía de la naturaleza, y también para adaptar uno a otro los dos sexos de la misma especie, o para adaptar los machos a la lucha con otros machos por la posesión de las hembras.

 

¿Qué evidencias ha presentado el autor en favor de que los dos sexos de la misma especie procedan de un antepasado común? ¿Cómo puede hacerse variable una parte de un organismo? ¿Qué necesidad hay de invocar a la selección natural en toda  esta amalgama o  conjunto heteróclito de procesos?

 

 

 

 

232

 

It is a remarkable fact, that the secondary differences between the two sexes of the same species are generally displayed in the very same parts of the organisation in which the species of the same genus differ from each other. Of this fact I will give in illustration the first two instances which happen to stand on my list; and as the differences in these cases are of a very unusual nature, the relation can hardly be accidental. The same number of joints in the tarsi is a character common to very large groups of beetles, but in the Engidae, as Westwood has remarked, the number varies greatly and the number likewise differs in the two sexes of the same species. Again in the fossorial hymenoptera, the neuration of the wings is a character of the highest importance, because common to large groups; but in certain genera the neuration differs in the different species, and likewise in the two sexes of the same species. Sir J. Lubbock has recently remarked, that several minute crustaceans offer excellent illustrations of this law. “In Pontella, for instance, the sexual characters are afforded mainly by the anterior antennae and by the fifth pair of legs: the specific differences also are principally given by these organs.” This relation has a clear meaning on my view: I look at all the species of the same genus as having as certainly descended from the same progenitor, as have the two sexes of any one species. Consequently, whatever part of the structure of the common progenitor, or of its early descendants, became variable; variations of this part would, it is highly probable, be taken advantage of by natural and sexual selection, in order to fit the several places in the economy of nature, and likewise to fit the two sexes of the same species to each other, or to fit the males to struggle with other males for the possession of the females.

 

Es un hecho notable que las diferencias secundarias entre los dos sexos de la misma especie se manifiestan, por lo común, precisamente en las mismas partes del organismo en que difieren entre sí las especies del mismo género. De este hecho daré como ejemplos los dos casos que, por casualidad, son los primeros en mi lista; y como las diferencias en estos casos son de naturaleza muy extraordinaria, la relación difícilmente puede ser accidental. El tener un mismo número de artejos en los tarsos es un carácter común a grupos grandísimos de coleópteros; pero en los éngidos, como ha hecho observar Westwood, el número varia mucho, y el número difiere también en los dos sexos de la misma especie. Además, en los himenópteros cavadores, la nerviación de las alas es un carácter de suma importancia, por ser común a grandes grupos; pero, en ciertos géneros, la nerviación difiere mucho en las diversas especies, y también en los dos sexos de la misma especie. Sir J. Lubbock ha señalado recientemente que diferentes crustáceos pequeños ofrecen excelentes ejemplos de esta ley. «En Pontella, por ejemplo, las antenas y el quinto par de patas proporcionan principalmente los caracteres sexuales; estos órganos dan también principalmente las diferencias específicas». Esta explicación tiene una significación clara dentro de mi teoría: considero todas las especies de un mismo género como descendientes tan indudables de un antepasado común como lo son los dos sexos de una especie. Por consiguiente, si una parte cualquiera del organismo del antepasado común, o de sus primeros descendientes, se hizo variable, es sumamente probable que la selección natural y la selección sexual se aprovechasen de variaciones de esta parte para adaptar las diferentes especies a sus diferentes lugares en la economía de la naturaleza, y también para adaptar uno a otro los dos sexos de la misma especie, o para adaptar los machos a la lucha con otros machos por la posesión de las hembras.

Etiquetas:

Al abordaje de los caracteres sexuales secundarios en el párrafo ducentésimo trigésimo primero de El Origen de las Especies

 

Algo complicado se presenta el caso de los caracteres sexuales secundarios:

 

Cualquiera que sea la causa de la variabilidad de los caracteres sexuales secundarios, como son sumamente variables, la selección sexual habrá tenido un extenso campo de acción, y de este modo puede haber conseguido dar a las especies del mismo grupo diferencias mayores en estos caracteres que en los demás.

 

Es cierto. Allá donde hay menos variación es que la selección ha actuado más. A más variación es que la selección ha actuado menos. Resulta que lo que vemos siempre y en todo momento es el resultado de una selección. Creyendo que esto es así todo es explicable.  Basta con admitir, de partida, en nuestras premisas, aquellas conclusiones a las que queremos llegar: nada más simple.

 

 

231. SECONDARY SEXUAL CHARACTERS VARIABLE.

 

I think it will be admitted by naturalists, without my entering on details, that secondary sexual characters are highly variable. It will also be admitted that species of the same group differ from each other more widely in their secondary sexual characters, than in other parts of their organisation; compare, for instance, the amount of difference between the males of gallinaceous birds, in which secondary sexual characters are strongly displayed, with the amount of difference between the females. The cause of the original variability of these characters is not manifest; but we can see why they should not have been rendered as constant and uniform as others, for they are accumulated by sexual selection, which is less rigid in its action than ordinary selection, as it does not entail death, but only gives fewer offspring to the less favoured males. Whatever the cause may be of the variability of secondary sexual characters, as they are highly variable, sexual selection will have had a wide scope for action, and may thus have succeeded in giving to the species of the same group a greater amount of difference in these than in other respects.

 

Creo que los naturalistas admitirán, sin que entre en detalles, que los caracteres sexuales secundarios son sumamente variables. También se admitirá que las especies de un mismo grupo difieren entre sí por sus caracteres sexuales secundarios más que en otras partes de su organización; compárese, por ejemplo, la diferencia que existe entre los machos de las gallináceas, en los que los caracteres sexuales secundarios están poderosamente desarrollados, con la diferencia entre las hembras. La causa de la variabilidad primitiva de estos caracteres no es manifiesta; pero podemos ver que no se han hecho tan constantes y uniformes como otros, pues se acumulan por selección sexual, que es menos rígida en su acción que la selección ordinaria, pues no acarrea la muerte, sino que da sólo menos descendientes a los machos menos favorecidos. Cualquiera que sea la causa de la variabilidad de los caracteres sexuales secundarios, como son sumamente variables, la selección sexual habrá tenido un extenso campo de acción, y de este modo puede haber conseguido dar a las especies del mismo grupo diferencias mayores en estos caracteres que en los demás.

Etiquetas:

Distinción entre caracteres genéricos y específicos y más falacias en el párrafo ducentésimo trigésimo de El Origen de las Especies

 

El autor que hasta el momento no se ha tomado la menor molestia en diferenciar género de especie o en definir ambos conceptos, describe ahora lo que son caracteres específicos y los distingue de los caracteres genéricos.

La definición no puede ser más clara:

 

los puntos en que todas las especies del género se asemejan entre sí y en que difieren de los géneros próximos se llaman caracteres genéricos….

 

Por el contrario, los puntos en que unas especies difieren de otras del mismo género se llaman caracteres específicos;…..

 

Pero la cosa no queda ahí:

..it is probable that they should still often be in some degree variable—at least more variable than those parts of the organisation which have for a very long period remained constant.

es probable que con frecuencia sean todavía variables en algún grado; por lo menos, más variables que aquellas partes del organismo que han permanecido constantes durante un período larguísimo.

 


 

 

 

230

 

On the ordinary view of each species having been independently created, why should that part of the structure, which differs from the same part in other independently created species of the same genus, be more variable than those parts which are closely alike in the several species? I do not see that any explanation can be given. But on the view that species are only strongly marked and fixed varieties, we might expect often to find them still continuing to vary in those parts of their structure which have varied within a moderately recent period, and which have thus come to differ. Or to state the case in another manner: the points in which all the species of a genus resemble each other, and in which they differ from allied genera, are called generic characters; and these characters may be attributed to inheritance from a common progenitor, for it can rarely have happened that natural selection will have modified several distinct species, fitted to more or less widely different habits, in exactly the same manner: and as these so-called generic characters have been inherited from before the period when the several species first branched off from their common progenitor, and subsequently have not varied or come to differ in any degree, or only in a slight degree, it is not probable that they should vary at the present day. On the other hand, the points in which species differ from other species of the same genus are called specific characters; and as these specific characters have varied and come to differ since the period when the species branched off from a common progenitor, it is probable that they should still often be in some degree variable—at least more variable than those parts of the organisation which have for a very long period remained constant.

 

Según la visión ordinaria de que cada especie ha sido creada independientemente, ¿por qué la parte del organismo que difiere de la misma parte de otras especies creadas independientemente tendría que ser más variable que aquellas partes que son muy semejantes en las diversas especies? No veo que pueda darse explicación alguna. Pero, según la teoría de que las especies son solamente variedades muy señaladas y determinadas, podemos esperar encontrarlas con frecuencia variando todavía en aquellas partes de su organización que han variado en un período bastante reciente y que de este modo han llegado a diferir. O, para exponer el caso de otra manera: los puntos en que todas las especies del género se asemejan entre sí y en que difieren de los géneros próximos se llaman caracteres genéricos, y estos caracteres se pueden atribuir a herencia de un antepasado común, pues rara vez puede haber ocurrido que la selección natural haya modificado exactamente de la misma manera varias especies distintas adaptadas a costumbres más o menos diferentes; y como estos caracteres, llamados genéricos, han sido heredados antes del período en que las diversas especies se separaron de su antepasado común, y, por consiguiente, no han variado o llegado a diferir en grado alguno, o sólo en pequeño grado, no es probable que varíen actualmente. Por el contrario, los puntos en que unas especies difieren de otras del mismo género se llaman caracteres específicos; y como estos caracteres específicos han variado y llegado a diferir desde el período en que las especies se separaron del antepasado común, es probable que con frecuencia sean todavía variables en algún grado; por lo menos, más variables que aquellas partes del organismo que han permanecido constantes durante un período larguísimo.

Lectura aconsejada:


Etiquetas: ,