Archivo para la categoría ‘Royal Society’

Errores, fraudes y trampas del darwinismo: Actualidad y extensión de la clasificación de Pierre Flourens (1864)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pierre Flourens (1794-1867). Miembro de la Academia de Ciencias Francesa desde 1828 y su secretario permanente (Secrétaire perpétuel) entre los años de 1833 y 1866.

Elegido miembro de la Academia Francesa en 1840 en competición con Victor Hugo, quien tuvo que esperar a otra ocasión.

 

Habíamos visto recientemente la carta dirigida por el Dr Sutton a la Royal Society pidiendo una explicación acerca de la prioridad que la institución sigue dando a Darwin cuando quien describió primero la selección natural era Matthew.  Darwin y Wallace copiaron y desarrollaron una idea que no era suya (y que tampoco era particularmente buena como teoría científica).

Al parecer la Royal Society no ha contestado a la carta del Dr Sutton y esto nos parece preocupante. Significa esta ausencia de respuesta una de dos cosas: 1) Que la Royal Society  admite que la prioridad en el descubrimiento de la Selección Natural no tiene ninguna importancia porque la Selección Natural no existe y es el fruto de un error, en lo cual estaríamos de acuerdo siempre que suspendieran el Premio Darwin;  o bien que: 2) la Royal Society admite que tiene razón el Dr. Sutton y que Darwin copió de Matthew. También es posible que sean ciertas las dos cosas y que tanto si la Royal Society  las admite como si no, no tiene a bien contestar. En cualquier caso debería desaparecer toda mención a Darwin en relación con premios, celebraciones y festivales y aparecer como lo que verdaderamente es: el autor de un plagio, un fraudulento copión.

Por muchas vueltas que le demos no podremos pensar que exista otra opción distinta. Si el Dr Sutton estuviese equivocado, la Royal Society  habría contestado enérgicamente, puesto que no estamos hablando de una cuestión anecdótica y quien firma la carta es un prestigioso criminólogo con un libro y una publicación revisada por pares y publicada defendiendo la tesis del plagio de Darwin.

Varios autores antes que Darwin habían expresado prácticamente las mismas ideas y de manera más clara. Para Darwin la selección tiene una función doble y ciertamente contradictoria que consiste tanto en eliminar variedades y formas desfavorables (modo de extinción) como en crear otras nuevas (?). En otros tiempos, cuando los autores de Historia Natural cuidaban el lenguaje,  era más corriente el uso del término en el primer sentido, puesto que la selección es que a partir de un conjunto inicial son eliminados algunos de sus miembros. No hay creación posible mediante la selección. Buscar un efecto positivo a partir de ella es pedirle peras al olmo y para verlo hay que cometer el error de confundir selección con mejora que es lo que hace Darwin. A partir de ahí todo deviene posible pero sólo a condición de tomar a broma el lenguaje, lo cual es lamentable y, dicho de paso, fraudulento.

Al leer la primera traducción de El Origen de las Especies al francés de Mme Clemènce Royer (1830-1902),  racionalista y fundadora de una logia masónica,  Pierre Flourens había visto todo esto con una claridad meridiana, ayudado porque Mme Royer había traducido Natural Selection como Election Naturelle, algo que a Flourens le producía sensaciones contradictorias con predominio del sarcasmo.

Flourens había detectado cuatro conjuntos de problemas graves en la obra de Darwin que, no sólo se han mantenido,  sino que han aumentado exponencialmente con la ya larga historia del darwinismo. Veamos primero a grandes rasgos cuáles son estos cuatro grupos de errores, grabados con letras de fuego en el epitafio de la Historia Natural:

 

1) Abuso del lenguaje.

2) Desconocimiento de la Historia Natural.

3) Falta de originalidad y plagio de otros autores: Lamarck.

4) Eugenesia.

Cuatro grupos de errores que se han ido confirmando y ampliando con los años.

Por un lado se han estudiado en Darwin encontrándose tanto sus  detalles como nuevos ejemplos. Ahora sabemos que el punto número 3) Plagio de otros autores en Darwin no se limita a Lamarck, sino que se amplia, por ahora a Edward Blyth, Patrick Matthew, Pierre Trémaux, y otros.

 

Y por otro lado el número de problemas en cada uno de los grupos crece al considerar la labor de otros autores porque la tradición darwinista ha seguido fiel a su maestro en cada uno de los cuatro puntos. La máquina incapaz de distinguir originada por Darwin en El Origen de las Especies continúa su obra de destrozo del lenguaje y la generación y empleo continuado de la ambigüedad y de las contradicciones  es de tal magnitud que resulta difícil hacer una selección de ejemplos.  Lo grave del caso es que se ha considerado normal una manera de hablar totalmente irrespetuosa, ambigua y plagada de contradicciones. La generación de esta neolengua no es casual porque tiene una finalidad muy clara que es la de poner a la ciencia al servicio de la autoridad. Como dice muy bien el crítico Bethell:

This is the great problem with science today: That authority more and more replaces evidence

Que viene a confirmar lo que dijera Thompson (1887-1972):

El éxito del darwinismo fue acompañado por una decadencia en la integridad científica

 

Se habla en neolengua cuando se habla de genes egoístas, de la sociedad de los genes, de las mutaciones aleatorias, del DNA chatarra, y toda una serie de oxímoron sin fin. Nadie se ve obligado a disculparse ni a escribir retractación alguna porque es precisamente la autoridad la que aplaude este modo de expresión y cada error se sigue tapando con una cadena de nuevos errores,  como desde el principio. Nada hay mejor para tapar un agujero que hacer un agujero más grande.

 

También pertenecen al Diccionario de Neolengua otros conceptos como los de macro- y micro-evolución, confundiendo cosas tan dispares como cambios en las poblaciones y la formación de una especie. La máquina incapaz de distinguir que a punto había estado de denunciar Richard Lewontin trabaja a pleno rendimiento produciendo expresiones sin sentido, contradicciones, falsas disyuntivas y oxímoron. No interesa distinguir porque  la autoridad medra en la confusión. Por ejemplo el juego de palabras falso entre macro- y micro-evolución permite introducir en la Evolución todo un arsenal de fórmulas matemáticas que desde Fischer, han ido creciendo sin aportar nada a este terreno, pero que cumplen su función principal de hacerlo incomprensible.  Así trabajará quien decrete la autoridad y se publicarán los artículos de quienes le sean fieles.

Sería muy difícil identificar todos los casos de abuso del lenguaje, aunque si fuese necesario mencionar algún ejemplo entre los más notables, tendríamos que poner el de Richard Dawkins y su lamentable obra titulada El gen egoísta, ejemplo de panfleto seudocientífico, del cual debería ya haber escrito una retractación en lugar de haberse metido a embadurnar con obras posteriores los terrenos de la teología que desconoce. Pero cuenta con el apoyo de la autoridad y su obra lamentable se imprime en varios idiomas.

El segundo de los sectores de errores detectados por Flourens, el desconocimiento de la Historia Natural debe mantenerse a ultranza so pena de que se derrumben los fundamentos. Bien sabía Dobzhansky que:

No es una paradoja decir que si alguien consigue aportar una definición estática y aplicable universalmente de las especies, pondría en serias dudas la validez de la teoría de la evolución

Por eso se han ocultado obras fundamentales de la Historia Natural como las de von Baer, del que ha desaparecido hasta la carta que escribió a Darwin, a pesar de la ingente recopilación de correspondencia inútil que se acumula en torno a este autor. La obra Entwickelungsgeschitche, que para Haeckel era el trabajo más significante de toda la literatura sobre la ontogenia ha desaparecido del mapa. ¿Alguien ha visto alguna vez un ejemplar de esta obra? ¿Se ha traducido a algún idioma?  Del mismo modo tampoco se ha traducido la crítica de Alfred Kölliker titulada Über die Darwin’sche schöpfungstheorie que puede leerse en Google.

¿Puede por favor traducirla alguien?

Durante muchos años se perdió también o se ocultó información sobre el Yacimiento de Burguess Shale, pues contenía restos fósiles que no eran del gusto darwinista más acorde con el cambio gradual que no con lo que ahí se veía.

 

Entre otros fraudes relacionados con la invención, fabricación o falsificación de datos tenemos el caso del Hombre de Piltdown, el de la Biston betularia, el invento del Bathybius haeckelii, el de la barrera somático germinal de Weismann, las teorías telomática y de la enación, los antepasados del caballo, los dibujos falsificados de Haeckel, la interpretación forzosa del papel de las mutaciones al azar en la evolución. Claro que esto es sólo un puñado de casos de los más conocidos, habrá muchos más, cientos, miles. Unos en relación con la biología, algunos más con la sociología, la psicología “evolutiva”, o sus híbridos (sociobiología, psicobiología, etc, etc. ), otros relacionados con ese dislate de la selección sexual y sus derivaciones. Muchos fraudes han aparecido, otros aparecerán pronto y otros más tarde, pero hay tantos que el problema es que ya casi no interesa encontrar ni describir los nuevos hallazgos. ¿Para qué?

En cuanto a la vinculación del darwinismo con la Eugenesia es un aspecto del mayor interés que tendrá que analizarse con paciencia pero antes quizás podríamos mencionar algunos ejemplos de abuso del lenguaje…

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Biología, Ciencia a debate, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Doblepensar, Edward Blyth, Equilibrio puntuado, Estructuralismo, Eugenesia, Eugenesia en OSMNS, Evolución, fantasma semántico, Filosofía, Flatus vocis, Flourens, Fraude, General, Haeckel, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Huxley, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Máquina incapaz de distinguir, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, Objetivos de la biología, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, OSMNS, OSMNS Ambigüedades, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Personificación, Pierre Trémaux, Post-darwinismo, Pseudociencia, Retórica, Revoluciones, Royal Society, Sectarismo, Selección Natural, Tautología, Taxonomía, Teoría de la recapitulación de Oken, Wallace

Nullius in verba. Carta del Dr Sutton a la Royal Society sobre el fraude de Darwin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La frase latina Nullius in verba, lema de la Royal Society, procede las Epístolas de Horacio, quien en ellas se compara con un gladiador libre de la servidumbre  a dueño alguno:

Nullius addictus iurare in verba magistri,  quo me cumque rapit tempestas, deferor hospes.

(«no me veo obligado a jurar por las palabras de maestro alguno,  me dejo llevar como huésped de paso a donde me arrebata la tempestad.)

 

 

 

 

 

 

 

La Royal Society pretende, mediante esta frase, mostrarse como asociación de personas libres de la obediencia a dogmas  imperantes o a autoridad alguna:

“[...] it is an established rule of the Society, to which they will always adhere, never to give their opinion, as a Body, upon any subject, either of Nature or Art, that comes before them

(«… es una regla establecida de la Sociedad, a la que siempre se adherirá, nunca dar su opinión, como Cuerpo, sobre ningún tema, ni de Naturaleza ni de Arte, que llegue ante ella.»)

Difícil tarea la de mantener con firmeza este lema de gladiadores viejos ante la cual tenemos que preguntar:

¿Cumplen los miembros de la Royal  Society la obediencia debida a  su lema o por el contrario en contra del mismo deben tener una opinión unánime sobre algún tema?

Y la respuesta es No. En lo que respecta a mantener encumbrada la figura de Darwin la Royal Society no sigue su propio Slogan.

En su libro precisamente titulado Nullius in verba el Dr. Mike Sutton, basándose en una serie exhaustiva de búsquedas bibliográficas, presenta pruebas de que Darwin copió de Patrick Matthew su idea de la selección natural.

Según Sutton, representantes darwinistas en posiciones clave de la British Association for Advancement of Science y la Royal Society of London mantienen privilegios especiales para Darwin y Wallace y perjuicios especiales para Matthew.

Con el fin de aclarar este punto tan importante y polémico el Dr Sutton envió la siguiente carta a la Royal Society con fecha 20 de enero de 2015. Al no haber recibido respuesta en algo más de dos años, atribuimos el silencio de la Royal Society a la solidez de las tesis del Dr Sutton.

 

 

Ofrecemos la traducción de la carta al español con intención de darle difusión y facilitar su apoyo:

 

Estimada Royal Society

Charles Darwin (FRS), Alfred Russel Wallace y Richard Dawkins (FRS) y otros, entre los que me incluyo, reconocemos que Patrick Matthew (1831) – en su libro On Naval Timber and Arboriculture - publicó la teoría completa de la selección natural muchos años antes de que Darwin y Wallace pusieran la pluma en papel sobre el tema y 28 años antes de que Darwin y Wallace (1858) leyesen sus documentos ante la Linnean Society.

Matthew singularmente acuñó su descubrimiento como el “proceso natural de selección” y 29 años más tarde Darwin barajó únicamente los términos de Matthew en su propia re-acuñación única como el “proceso de selección natural”. Darwin y Wallace afirmaban haber llegado a la misma teoría, usar la misma terminología y los mismos ejemplos explicativos únicos, independientemente de Matthew e independientemente uno del otro.

El propósito de mi carta abierta, por lo tanto, es solicitar a la Royal Society una declaración oficial para explicar si acaso la Royal Society tendrá a bien afirmar si se debería conceder a Patrick Matthew, por su logro en publicar primero uno de los mayores descubrimientos de la ciencia, la máxima prioridad sobre ambos, Darwin y Wallace, por su gran avance único.

Supongo que la Royal Society no habrá cambiado extraoficialmente sus opiniones sobre las reglas de prioridad. En este sentido deseo recordar a la Royal Society el Efecto Arago al que se ha adherido en todas las demás disputas sobre la prioridad del descubrimiento en la ciencia -que es que ser el primero es todo.

Haciendo caso omiso de la convención de prioridad – específicamente ignorando el efecto Arago – Richard Dawkins y otros han creado un precedente único en la historia del descubrimiento científico – la ” Dawkins’ Demand ” que dice que Matthew no debería tener prioridad sobre Darwin y Wallace, por su previa creencia del conocimiento “que los puntos de vista de Matthew pasaron desapercibidos”. Sin embargo, las nuevas técnicas de investigación de Big Data revelan que el libro de Matthew (1831) fue de hecho (antes de 1858) citado por otros naturalistas conocidos por Darwin / Wallace – incluyendo a Loudon (que editó y publicó dos de los influyentes papeles de Blyth), Robert Chambers, quien escribió el muy influyente libro sobre la evolución – Los vestigios de la creación) y Prideaux John Selby (quien editó y publicó el artículo de Wallace Sarawak). (Ver: mi documento revisado por colegas para esta nueva evidencia http://britsoccrim.org/new/volume14/pbcc_2014_sutton.pdf).

En resumen, ¿podría la Royal Society  hacer una declaración oficial sobre si ha abandonado o no su aceptación anterior del Efecto Arago? (Véanse las referencias a los documentos sobre el mismo:

http://www.bestthinking.com/thinkers/science/social_sciences/sociology/m…

Si la Royal Society está haciendo una excepción a la regla de prioridad en el caso de Patrick Matthew tendría por favor la bondad de explicar por qué y hacer una declaración oficial en el sentido de que esto no es simplemente una regla sesgada darwinista “hecha especialmente para Matthew”?

 

Sinceramente suyo

 

Dr Mike Sutton (Reader in Criminology and Sociology)

School of Social Sciences

Nottingham Trent University

 

 

 

 

Siendo así probado que Darwin copió de Matthew parece inadecuado que la Royal Society mantenga el premio Darwin, pero ocurre que este caso de preferencia indebida que ha denunciado Sutton no es el único caso de fraude, trampa o error que concierne a Darwin.

Pronto veremos alguno más…

Guardar

Etiquetas:

¿Cuán bajo hemos caído? El oxímoron como medida del deterioro del lenguaje

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los oxímoron son expresiones, habitualmente de dos términos, en las que ambos se contradicen, disputan entre sí un espacio que no puede ser ocupado por ambos puesto que lo que uno significa no es compatible con el otro.

El diccionario de oxímoron cuenta con más de cien de estas expresiones. La parte más sencilla en la elaboración de este diccionario es la que consiste en dar las definiciones de estas expresiones puesto que son todas ellas iguales entre sí e iguales a cero: ninguna significa nada. Pero cuidado que esto no quiere decir que estas expresiones no tengan valor. Al contrario, pueden servir  para la destrucción del lenguaje. Son muy útiles para la generación de confusión y por eso a veces se utilizan en procesos de lavado de cerebro masivo. Es por eso que son cada vez más frecuentes en los terrenos de la política y de la educación.

En español se ha denominado a estas expresiones flatus vocis o también fantasmas semánticos.

La cantidad de oxímoron en un lenguaje es indicador de su deterioro y así en el español contemporáneo vemos que hemos caído verdaderamente bajo cuando tan abundantes son los casos encontrados a diario.

Con el desarrollo de las especialidades académicas se han revelado algunas particularmente fecundas en oxímoron. Tal es el caso de la Economía, de las Ciencias de la Educación, por supuesto de la Filosofía y también, como no, de la Biología.

La Economía se basa en gran medida en la gestión y proliferación de este tipo de expresiones y así tenemos la enorme familia de los oxímoron relacionados con el capital y el capitalismo (Capital humano, Capitalismo avanzado, Capitalismo de Estado, etc.) o aquellos en relación con la banca (Banca amiga, Banca ética, Banca solidaria, etc.).

La cultura de masas, la cultura tecnológica o la educación financiera serán ejemplos de oxímoron en el campo de las Ciencias de la Educación. La filosofía materialista es un buen ejemplo del dominio de la Filosofía, cultivada y abonada desde hace décadas por muchos grupos de expertos internacionalmente reconocidos y retribuidos, pero entre los flatos verbales más notables de todos los tiempos tenemos a la selección natural y la inteligencia artificial. El primero nacido y cultivado con esmero en los terrenos de la Biología,  el segundo de la cibernética que viene a ser la interfaz entre aquella y la informática.

Al admitir tales nociones auto-contradictorias e imposibles, el pensamiento queda bloqueado; su mejor parte anulada: la crítica y la auto-crítica desaparecen. El pensamiento se esfuma para dejar lugar a  la ideología. ¿Cuál es la diferencia entre uno, el pensamiento y la otra, la ideología? El primero es abierto y la segunda es cerrada, limitada. El primero extiende los límites de la razón, la segunda los recorta.

El oxímoron vuelve loco al hablante y lo domina. La selección natural no requiere explicación otra que su propia definición (tautología): sobreviven los más aptos, esto es los que sobreviven. La teoría científica queda degradada y la Ciencia convertida en anti-ciencia. Al admitir la inteligencia artificial el hablante se reconoce uno más entre los robots, máqinas pensantes y engendros cibernéticos. El hablante reconoce su propia estupidez, confiesa su incapacidad, y renuncia así a su cualidad principal, el pensamiento, al que entrega en manos de la autoridad del partido. Pero no importa,  dentro de cincuenta años nadie entenderá ya de qué estamos hablando. ¿Verdad?

 

 

 

 

Guardar

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), adaptación, Binomio Con-Con, Biología, Blog del día Mi+d, Caracteres adquiridos, Ciencia a debate, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Crítica, Curiosidades y anécdotas, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Diccionario de Neolengua, Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, Estructuralismo, fantasma semántico, Filosofía, Flatus vocis, Fraude, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Literatura, Máquina incapaz de distinguir, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Naturaleza fantástica, Neolengua, Objetivos de la biología, Orwell, OSMNS, Oxímoron, Post-darwinismo, Pseudociencia, Retórica, Revoluciones, Royal Society, Sectarismo, Selección Natural, Tautología, trabalenguas, Trampa semántica, Último Escolástico

The Independent Veracity Institute: Propuesta de un Instituto Independiente para la Veracidad

Durante más de 155 años, las instituciones científicas y  académicas han apoyado los esfuerzos de sus miembros para mantener el paradigma de que Charles Darwin y Alfred Wallace concibieron independientemente la hipótesis de macro evolución por selección natural que había sido descrita y publicada anteriormente por Patrick Matthew.

Los hechos comprobables y verificados, algunos conocidos desde hace tiempo y otros recién descubiertos, que han sido ocultados y perseguidos mediante un esfuerzo aberrante del mundo científico, se presentan en diez grupos principales con citas de sus fuentes en el blog de Patrick Matthew, aquí.

 

¿Será necesario un Instituto Independiente de la Veracidad  que se ocupe de todas aquellas publicaciones en las que hechos comprobables rompen paradigmas muy frecuentes y luego encuentran la resistencia feroz de aquellos cuyas carreras e intereses financieros se mantienen apuntalados precisamente por soportar las premisas que apoyan aquellos paradigmas,  inflados con la negación de hechos, ceguera selectiva, miopía cognoscitiva comportamientos pseudo-académicos, propaganda, adulación, mitomanía,  abono de errores, abusos obscenos y mentiras?

 

Etiquetas:

Preparando el terreno

 

 

 

 

 

 

 

En un ensayo publicado en 1849 Darwin decía:

 

“… if the first description was originally imperfect, & had been superseded by any better description, it wd perhaps be better to omit all reference to it, for the sooner such an author’s name was buried in oblivion the better.”

 

Que traduzco:

 

Si la primera descripción era originalmente imperfecta  y ha sido superada por otra mejor, entonces sería mejor omitir toda referencia a ella, ya que cuanto antes se enterrase un autor semejante en el olvido, mejor.

 

Y que me gustaría completar y corregir para dejar de esta manera:

 

Si la primera descripción era originalmente imperfecta  y ha sido superada por otra mejor, entonces convendría olvidar la primera y así dar crédito a quien se ha limitado simplemente a copiar, sobre todo si este autor cuenta con el apoyo de la autoridad como en mi caso.

 

 

 

Aunque el ensayo original se perdió, afortunadamente su corresponsal Strickland guardó una copia de lo que en el se proponía. Ahora ha sido el Dr Sutton quien en su libro Nullius in Verba – Darwin’s Greatest Secret, nos ha recordado este entrañable caso para la historia.

 

Etiquetas:

Dr Sutton’s case in favor of Science

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi comentario al artículo del  Prof. Mike Sutton en Bestthinking:

The De Facto “MacDarwin Industry” and it’s Member’s Pseudo-Scholarly Corporate Denial of the Very Existence of Uncomfortable New Facts

One of the major problems of contemporary Science is fraud: The extension of it and the lack of adequate mechanisms to stop and prevent it.

But fraud is not reduced to several hundred (or thousand) cases where results are invented, data modified or figures falsified according to the convenience of the authors. Fraud is not even limited to cases where articles in peer review journals, or even whole journals, are produced to satisfy particular interests.

Scientific fraud has profound causes that need to be investigated and uncovered. Some of them concern abusive use of language and excess of importance given to tradition. Both abuse of language and excessive support of tradition, can be done in favour of an authority, whose arguments are not anymore scientific.

Fraud includes also to copy, plagiarise results or ideas of another scientist.

Pierre Flourens (1794-1867), founder of Neurobiology and perpetual secretary of the Academy of Sciences of France during decades, in his book entitled Examen du livre de M Darwin sur l’Origine des Especes (1864) wrote:

Le fait est que Lamarck est le père de M. Darwin. Il a commencé son système.

Toutes les idées de Lamarck sont, au fond, celles de M. Darwin. M. Darwin ne le dit pas d’abord; il a trop d’art pour cela. Il effaroucherait son lecteur, et il veut le séduire; mais, quand il juge le moment venu, il le dit nettement et formellement.

(The fact is that Lamarck is the father of M. Darwin. He was who began his system.

All of Lamarck’s ideas are, basically, those of Mr. Darwin. Mr. Darwin did not say it first, he had too much art to say it. It would have frightened his readers, and what he wanted was to seduce them, but the moment arrived, he says it clearly and formally.)

In fact, at the time of publication of The Origin of Species, it was known that Darwin had copied from Lamarck, who was the first to develop a theory of Evolution, more than he recognized in his book. It was also known that Darwin had copied from Patrick Matthew and from Edward Blyth, who wrote about Natural Selection before Darwin, without giving to these authors due credit in The Origin of Species.

To solve these questions, from the third edition of The Origin of Species Darwin wrote an Historical Sketch that is included before the Introduction and by which he tries to give credit to many authors he apparently “forgot” to quote properly in the course of the book.

Nevertheless though obvious for some, it was not so generally known that Darwin had read a book by PierreTrémaux, whose information he used in the Origin of Species without quoting the author. Trémaux is not even mentioned in the Historical Sketch.

Darwin copied. That was known at the time of publication of The Origin of Species. But in Science to know is not enough. Once you know something, you have to give proofs of it. And proofs depend of the technologies available at each moment.

Now, new technologies of information search in the Internet, have allowed Dr Sutton to prove that indeed Darwin copied from Patrick Matthew.

The data obtained by Dr Sutton and the way he has presented the results, in a book and a peer review scientific journal, are impeccable.

But now it seems that these results are not of the taste of the establishment. The scientific establishment (SE) wants, it seems, to maintain Darwin as the founding father of Evolution while the founding father of Evolution is Lamarck. The SE also wants to maintain Darwin as the inventor of Natural Selection. But! 1) The inventor of Natural Selection is Patrick Matthew and 2) Natural Selection is an erroneous concept that results from the mistake of confounding selection with breeding, demonstrating the lack of understanding of the role of selection in the breeding process.Selection is limited to the farms and there is no selection in nature. The farm is never a model for nature.

In his book, Pierre Flourens also indicated that Darwin was abusing of language and that Natural Selection was an erroneous concept (he called in French natural election to remark the oxymoron).

Playing with words is one of the main strategies of the authority (SE) to maintain a position of force. But in science, scientific authority is also oxymoron, because the only authority in science (SE) must be based in reason, not in word games.

Not surprisingly then, one of the first effects of confronting Darwinism that Dr Sutton has experienced, has been the confrontation with the Wikipedia editors. Wikipedia, the Newspeak Dictionary that Orwell predicted in his novel 1984, is an important strategy made by the Party to maintain the authority. The authority of the Party is interested in maintaining Darwin and Natural Selection at the basis of Science. But Darwin copied from Matthew and Natural Selection is an oxymoron, a play of words that only generates much confusion.

Dr Sutton has published results showing that Darwin copied from Matthew. One would expect the general recognition of these results and as a consequence, many letters and articles of apologies and retractations by those authors that defend Darwin or have quoted him in the place where Matthew should be quoted. But what we see is completely different:

Instead or receiving acknowledgments for his discoveries, resulting of a well done work, Dr Sutton receives insults.

This is, unfortunately, the only signal that indicates the quality and irrefutability of Dr Sutton discovery. Insults only demonstrate the absence of arguments against Dr Sutton discoveries, i.e. claim the absence of arguments in defense of Darwin. Darwin copied.

It may take a longtime to recognize in the Scientific World that Darwin copied. This information is not coming from the sermon of a Creationist, but from hard and methodic work. The problem is that Pierre Flourens already wrote it in 1864.

Etiquetas:

Conferencia-Debate sobre el fraude científico. El fraude científico a la luz del Método Científico

 

 

 

 

 

 

 

 

En algunas actividades humanas existen estrictos códigos de conducta. A nadie le resultará difícil indicar ejemplos. Pero: ¿Es este el caso en la Investigación Científica?

Si no lo fuese ¿Cómo sería posible, no ya denunciar, si no ya ni siquiera detectar el fraude?

La observación de un motorista a 100 por hora en una calle en donde la velocidad está limitada a 60 hace saltar nuestros resortes: ¡Infracción! , ¡Multa!

Pero…: ¿Cuándo saltarán dichos resortes en un caso de fraude científico?

El simple planteamiento de la cuestión nos proporciona ya una información interesante: El Método científico existe. En ciencia no vale actuar de cualquier modo.  Es necesario respetar un método.

Ahora bien ¿Cuáles son las principales características del Método Científico?

Ciencia -> Método (Respeto) -> Lenguaje (claridad) -> Originalidad:

  • Modelos
  • Valores y jerarquía

 

Se discutirán tres artículos sobre el Fraude Científico:

 

1. Henry Bauer. Science in the 21st Century: Knowledge Monopolies and Research Cartels. Journal of Scientific Exploration, 18 (4), 643-660, 2004. Traducción de Emilio Cervantes disponible en plataforma Moodle de la asignatura y en Digital CSIC.

 

2. Brey Abalo, JJ. El fraude en la investigación científica.

 

3. Bosch, X. Historia reciente del fraude en la investigación biomédica.

 

 

Etiquetas:

La muerte de un caballo y una metáfora sobre la ciencia

La noticia reciente de un caballo muerto en Barcelona debido a un golpe de calor trae a la memoria una metáfora que Adrian Desmond relata en su biografía de Thomas Henry Huxley.

Al parecer en los años cincuenta del siglo XIX se estaba reestructurando la Ciencia en Inglaterra. El dominio de los grupos conservadores liderados par la aristocracia y la jerarquía eclesiástica debería dejar lugar a otras parcelas de poder que estarían representadas por científicos de apariencia más independiente. En aquella época,  nos cuenta Desmond,  la ciencia debería venir a ser como los caballos que tirasen del carro de la Industria. Muy bien. Aplaudimos hasta ahí la metáfora: Una nueva ciencia a la que se le pide músculo.

El cambio tuvo un enorme éxito y desde entonces se viene pidiendo a la Ciencia eso: Músculo, potencia para tirar de carro de la industria.  Más músculo que reflexión,  sin duda, porque lo que no dice Desmond es quién iría sentado en el pescante gobernando las riendas de dicho carro que portaría la carga de la industria y sería arrastrado por la potencia equina de la ciencia. ¿Quién llevará las riendas en el carro de su metáfora, Mr Desmond? ¿Tal vez la banca?

Etiquetas:

Ahora si, Wallace, en el párrafo septingentésimo trigésimo de El Origen de las Especies

Exacto, fue Wallace quien describió los casos antes citados de Ithomia y Leptalis. No entendemos entonces por qué no se citó entonces en lugar de hacerlo ahora. Sospechamos que puede ser debido a que no conviene dar realce a su figura. Si el autor y Wallace son quienes defienden a la Selección Natural, no conviene que sus motivos sean los mismos, puesto que es bien sabido que sus apoyos en la Royal Society si que lo son.

 

 

730.

 

Messrs. Wallace and Trimen have likewise described several equally striking cases of imitation in the Lepidoptera of the Malay Archipelago and Africa, and with some other insects. Mr. Wallace has also detected one such case with birds, but we have none with the larger quadrupeds. The much greater frequency of imitation with insects than with other animals, is probably the consequence of their small size; insects cannot defend themselves, excepting indeed the kinds furnished with a sting, and I have never heard of an instance of such kinds mocking other insects, though they are mocked; insects cannot easily escape by flight from the larger animals which prey on them; therefore, speaking metaphorically, they are reduced, like most weak creatures, to trickery and dissimulation.

 

Míster Wallace y míster Trimen han descrito también varios casos igualmente notables de imitación en los lepidópteros del Archipiélago Malayo y de África, y en algunos otros insectos. Míster Wallace ha descubierto también un caso análogo en las aves; pero no tenemos ninguno en los mamíferos grandes. El ser mucho más frecuente la imitación en los insectos que en otros animales es probablemente una consecuencia de su pequeño tamaño: los insectos no pueden defenderse, excepto, evidentemente, las especies provistas de aguijón, y nunca he oído de ningún caso de insectos de estas especies que imiten a otros, aun cuando ellas son imitadas; los insectos no pueden fácilmente escapar volando de los animales mayores que los apresan, y por esto, hablando metafóricamente, están reducidos, como la mayor parte de los seres débiles, al engaño y disimulo.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: