Archivo para la categoría ‘Teoría de la recapitulación de Oken’

Errores, fraudes y trampas del darwinismo: Actualidad y extensión de la clasificación de Pierre Flourens (1864)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pierre Flourens (1794-1867). Miembro de la Academia de Ciencias Francesa desde 1828 y su secretario permanente (Secrétaire perpétuel) entre los años de 1833 y 1866.

Elegido miembro de la Academia Francesa en 1840 en competición con Victor Hugo, quien tuvo que esperar a otra ocasión.

 

Habíamos visto recientemente la carta dirigida por el Dr Sutton a la Royal Society pidiendo una explicación acerca de la prioridad que la institución sigue dando a Darwin cuando quien describió primero la selección natural era Matthew.  Darwin y Wallace copiaron y desarrollaron una idea que no era suya (y que tampoco era particularmente buena como teoría científica).

Al parecer la Royal Society no ha contestado a la carta del Dr Sutton y esto nos parece preocupante. Significa esta ausencia de respuesta una de dos cosas: 1) Que la Royal Society  admite que la prioridad en el descubrimiento de la Selección Natural no tiene ninguna importancia porque la Selección Natural no existe y es el fruto de un error, en lo cual estaríamos de acuerdo siempre que suspendieran el Premio Darwin;  o bien que: 2) la Royal Society admite que tiene razón el Dr. Sutton y que Darwin copió de Matthew. También es posible que sean ciertas las dos cosas y que tanto si la Royal Society  las admite como si no, no tiene a bien contestar. En cualquier caso debería desaparecer toda mención a Darwin en relación con premios, celebraciones y festivales y aparecer como lo que verdaderamente es: el autor de un plagio, un fraudulento copión.

Por muchas vueltas que le demos no podremos pensar que exista otra opción distinta. Si el Dr Sutton estuviese equivocado, la Royal Society  habría contestado enérgicamente, puesto que no estamos hablando de una cuestión anecdótica y quien firma la carta es un prestigioso criminólogo con un libro y una publicación revisada por pares y publicada defendiendo la tesis del plagio de Darwin.

Varios autores antes que Darwin habían expresado prácticamente las mismas ideas y de manera más clara. Para Darwin la selección tiene una función doble y ciertamente contradictoria que consiste tanto en eliminar variedades y formas desfavorables (modo de extinción) como en crear otras nuevas (?). En otros tiempos, cuando los autores de Historia Natural cuidaban el lenguaje,  era más corriente el uso del término en el primer sentido, puesto que la selección es que a partir de un conjunto inicial son eliminados algunos de sus miembros. No hay creación posible mediante la selección. Buscar un efecto positivo a partir de ella es pedirle peras al olmo y para verlo hay que cometer el error de confundir selección con mejora que es lo que hace Darwin. A partir de ahí todo deviene posible pero sólo a condición de tomar a broma el lenguaje, lo cual es lamentable y, dicho de paso, fraudulento.

Al leer la primera traducción de El Origen de las Especies al francés de Mme Clemènce Royer (1830-1902),  racionalista y fundadora de una logia masónica,  Pierre Flourens había visto todo esto con una claridad meridiana, ayudado porque Mme Royer había traducido Natural Selection como Election Naturelle, algo que a Flourens le producía sensaciones contradictorias con predominio del sarcasmo.

Flourens había detectado cuatro conjuntos de problemas graves en la obra de Darwin que, no sólo se han mantenido,  sino que han aumentado exponencialmente con la ya larga historia del darwinismo. Veamos primero a grandes rasgos cuáles son estos cuatro grupos de errores, grabados con letras de fuego en el epitafio de la Historia Natural:

 

1) Abuso del lenguaje.

2) Desconocimiento de la Historia Natural.

3) Falta de originalidad y plagio de otros autores: Lamarck.

4) Eugenesia.

Cuatro grupos de errores que se han ido confirmando y ampliando con los años.

Por un lado se han estudiado en Darwin encontrándose tanto sus  detalles como nuevos ejemplos. Ahora sabemos que el punto número 3) Plagio de otros autores en Darwin no se limita a Lamarck, sino que se amplia, por ahora a Edward Blyth, Patrick Matthew, Pierre Trémaux, y otros.

 

Y por otro lado el número de problemas en cada uno de los grupos crece al considerar la labor de otros autores porque la tradición darwinista ha seguido fiel a su maestro en cada uno de los cuatro puntos. La máquina incapaz de distinguir originada por Darwin en El Origen de las Especies continúa su obra de destrozo del lenguaje y la generación y empleo continuado de la ambigüedad y de las contradicciones  es de tal magnitud que resulta difícil hacer una selección de ejemplos.  Lo grave del caso es que se ha considerado normal una manera de hablar totalmente irrespetuosa, ambigua y plagada de contradicciones. La generación de esta neolengua no es casual porque tiene una finalidad muy clara que es la de poner a la ciencia al servicio de la autoridad. Como dice muy bien el crítico Bethell:

This is the great problem with science today: That authority more and more replaces evidence

Que viene a confirmar lo que dijera Thompson (1887-1972):

El éxito del darwinismo fue acompañado por una decadencia en la integridad científica

 

Se habla en neolengua cuando se habla de genes egoístas, de la sociedad de los genes, de las mutaciones aleatorias, del DNA chatarra, y toda una serie de oxímoron sin fin. Nadie se ve obligado a disculparse ni a escribir retractación alguna porque es precisamente la autoridad la que aplaude este modo de expresión y cada error se sigue tapando con una cadena de nuevos errores,  como desde el principio. Nada hay mejor para tapar un agujero que hacer un agujero más grande.

 

También pertenecen al Diccionario de Neolengua otros conceptos como los de macro- y micro-evolución, confundiendo cosas tan dispares como cambios en las poblaciones y la formación de una especie. La máquina incapaz de distinguir que a punto había estado de denunciar Richard Lewontin trabaja a pleno rendimiento produciendo expresiones sin sentido, contradicciones, falsas disyuntivas y oxímoron. No interesa distinguir porque  la autoridad medra en la confusión. Por ejemplo el juego de palabras falso entre macro- y micro-evolución permite introducir en la Evolución todo un arsenal de fórmulas matemáticas que desde Fischer, han ido creciendo sin aportar nada a este terreno, pero que cumplen su función principal de hacerlo incomprensible.  Así trabajará quien decrete la autoridad y se publicarán los artículos de quienes le sean fieles.

Sería muy difícil identificar todos los casos de abuso del lenguaje, aunque si fuese necesario mencionar algún ejemplo entre los más notables, tendríamos que poner el de Richard Dawkins y su lamentable obra titulada El gen egoísta, ejemplo de panfleto seudocientífico, del cual debería ya haber escrito una retractación en lugar de haberse metido a embadurnar con obras posteriores los terrenos de la teología que desconoce. Pero cuenta con el apoyo de la autoridad y su obra lamentable se imprime en varios idiomas.

El segundo de los sectores de errores detectados por Flourens, el desconocimiento de la Historia Natural debe mantenerse a ultranza so pena de que se derrumben los fundamentos. Bien sabía Dobzhansky que:

No es una paradoja decir que si alguien consigue aportar una definición estática y aplicable universalmente de las especies, pondría en serias dudas la validez de la teoría de la evolución

Por eso se han ocultado obras fundamentales de la Historia Natural como las de von Baer, del que ha desaparecido hasta la carta que escribió a Darwin, a pesar de la ingente recopilación de correspondencia inútil que se acumula en torno a este autor. La obra Entwickelungsgeschitche, que para Haeckel era el trabajo más significante de toda la literatura sobre la ontogenia ha desaparecido del mapa. ¿Alguien ha visto alguna vez un ejemplar de esta obra? ¿Se ha traducido a algún idioma?  Del mismo modo tampoco se ha traducido la crítica de Alfred Kölliker titulada Über die Darwin’sche schöpfungstheorie que puede leerse en Google.

¿Puede por favor traducirla alguien?

Durante muchos años se perdió también o se ocultó información sobre el Yacimiento de Burguess Shale, pues contenía restos fósiles que no eran del gusto darwinista más acorde con el cambio gradual que no con lo que ahí se veía.

 

Entre otros fraudes relacionados con la invención, fabricación o falsificación de datos tenemos el caso del Hombre de Piltdown, el de la Biston betularia, el invento del Bathybius haeckelii, el de la barrera somático germinal de Weismann, las teorías telomática y de la enación, los antepasados del caballo, los dibujos falsificados de Haeckel, la interpretación forzosa del papel de las mutaciones al azar en la evolución. Claro que esto es sólo un puñado de casos de los más conocidos, habrá muchos más, cientos, miles. Unos en relación con la biología, algunos más con la sociología, la psicología “evolutiva”, o sus híbridos (sociobiología, psicobiología, etc, etc. ), otros relacionados con ese dislate de la selección sexual y sus derivaciones. Muchos fraudes han aparecido, otros aparecerán pronto y otros más tarde, pero hay tantos que el problema es que ya casi no interesa encontrar ni describir los nuevos hallazgos. ¿Para qué?

En cuanto a la vinculación del darwinismo con la Eugenesia es un aspecto del mayor interés que tendrá que analizarse con paciencia pero antes quizás podríamos mencionar algunos ejemplos de abuso del lenguaje…

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Biología, Ciencia a debate, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Doblepensar, Edward Blyth, Equilibrio puntuado, Estructuralismo, Eugenesia, Eugenesia en OSMNS, Evolución, fantasma semántico, Filosofía, Flatus vocis, Flourens, Fraude, General, Haeckel, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Huxley, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Máquina incapaz de distinguir, Metonimia, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Neolengua, Objetivos de la biología, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, OSMNS, OSMNS Ambigüedades, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Oxímoron, Personificación, Personificación, Pierre Trémaux, Post-darwinismo, Pseudociencia, Retórica, Revoluciones, Royal Society, Sectarismo, Selección Natural, Tautología, Taxonomía, Teoría de la recapitulación de Oken, Wallace

SOBRE LA UNIDAD DE COMPOSICIÓN Y EL DEBATE ENTRE CUVIER Y GEOFFROY SAINT-HILAIRE

 

 

Presentamos aquí la primera traducción al español del libro titulado De l’Unité de Composition et du Debat entre Cuvier et Geoffroy Saint Hilaire (1865), última obra publicada de Pierre Flourens.
Justo es comenzar por responder a esta pregunta: ¿Quíén era Pierre Flourens?

 

 

Pierre Flourens nació el 13 de abril de 1794 en Maureilhan, un pueblo próximo a Béziers, en el sudeste francés. Estudió Medicina en la Universidad de Montpellier y en 1814 fue a París a estudiar fisiología con Georges Cuvier (1769-1832). Sus trabajos iniciales incluían la investigación en la base física de sensación y lo llevaron a la concesión del prestigioso premio Montyon (1824 y 1825), dedicándose después durante muchos años a la neurofisiología. En París trabajó con el botánico Agustín de Candolle (1779-1841) y con el zoólogo Etienne Geoffroy Saint Hilaire (1772-1844). Fundador de la neurobiología, fue uno de los principales rivales de la frenología, teoría propuesta por el alemán Franz Joseph Gall (1758-1825) que proponía la localización de funciones mentales en áreas específicas del cerebro, con lo cual el aspecto del cráneo podría dar una idea de la constitución mental del individuo. Flourens se opuso a Gall y a la frenología con el argumento de que el cerebro es una unidad. A tal fin realizó numerosos experimentos con palomas reconociendo la existencia de una acción propia en cada zona del cerebro, supeditada a una acción común para la totalidad del órgano. Los resultados de sus investigaciones se reúnen en la que fue una de sus obra principales: Recherches expérimentales sur les propriétés et les fonctions du système nerveux dans les animaux vertébrés.

En neurobiología, sus teorías anticipan los conceptos de equipotencialidad y acción masiva posteriormente formulados por KS Lashley (Brain Mechanisms and Intelligence, p 120 y siguientes; University of Chicago Press, 1929). En 1833, Flourens fue nombrado profesor de anatomía en el Collège de France y en 1838, diputado por la comuna de Béziers. Elegido miembro de la Academia Francesa en 1840, en competición con Víctor Hugo (1802-1885), recibió la Légion d’honneur en 1845. Se retiró completamente de la vida política en 1848 para dedicarse exclusivamente a la ciencia, aceptando la cátedra de Historia Natural en el Colegio de Francia en 1855. Asimismo fue miembro de l’Académie des Sciences de France desde 1828 y su secretario permanente (Secrétaire perpétuel) entre los años de 1833 y 1866.
Aunque las páginas web de la Academie des Sciences indican en 1868 la fecha final del mandato de Flourens como Secrétaire perpétuel, en la página 424 de la publicación titulada L’Année Scientifique et Industrielle, de 1867, al comenzar la sección dedicada a Académies et Sociétés Savantes, en la sección 1: Séance Publique Annuelle de l’Academie des Sciences, du 5 mai 1866, se lee:
Un intêrét particulier s’attachait à cette séance. M. Coste, qui depuis un an reemplace M. Flourens, gravement malade, et atteint peut-être sans retour, devait prononcer l’éloge de rigueur…
(Un interés particular se centraba en esta sesión. M Coste, que desde hace un año reemplazaba a M Flourens, gravemente enfermo, y probablemente sin retorno, debía pronunciar el elogio de rigor…).

Gravemente enfermo en la sesión de 1866, Flourens falleció en Montgeron, cerca de Paris, el 6 de diciembre de 1867. Su penúltimo libro, publicado en 1864 cuando su autor contaba setenta años, fue: “Examen du Livre de Darwin sur l’Origine des Especes”. En él muestra un rigor notable al criticar punto por punto el Origen de las Especies, obra de Darwin que, sin duda había leído a conciencia.
Flourens es reconocido como un pionero de la teoría moderna de la función cerebral, según la cual el cerebro actúa como unidad funcional, aunque determinadas funciones son controladas por partes específicas. Llegó a esta teoría utilizando métodos de ablación y estimulación y realizando muchas investigaciones experimentales con mamíferos, especialmente conejos y también con palomas. La extracción del cerebelo conducía a la pérdida del sentido del equilibrio y a la falta de coordinación muscular del animal. Al separar los hemisferios cerebrales se interrumpían todas las funciones cognitivas en las palomas. Propuso Flourens que la corteza cerebral, el cerebelo y el tronco del encéfalo funcionan a nivel global como un conjunto completo, equipotencial y coordinado con todas las demás partes. Flourens avanzó en la obra de Julien-Cesar Legallois (1770-1814)….

Seguir leyendo el libro en Digital CSIC…

Etiquetas:

Derechos de autor: Un desconocido detrás de cada teoría científica

En estos momentos en que la SGAE llena sus arcas cobrando derechos de autor a diestro y siniestro es oportuno plantearse cuestiones sobre los autores de las teorías científicas de mayor calado, aquellas que se conocen por lo general en su versión de segunda o tercera mano y vienen atribuyéndose a autores inadecuados.  Glorias debidas  a plagios y a re-adaptaciones con cambios de los cuales el principal a menudo consistió en la firma : frecuentemente una teoría pasa de manos de su genuino autor a otro seguramente menos original pero más adaptado a su entorno, más cercano a los medios de manipulación de masas.

Los naturalistas del periodo romántico en Alemania han sido víctimas de éste sistema en múltiples ocasiones. Como, por avatares históricos y políticos, los puntos de vista generales de los románticos vinieron a caer en desgracia, andando el tiempo esto sirvió para que algunas de sus teorías más originales fuesen tomadas por autores posteriores más afines con la mentalidad especializada y materialista de la época. Esto sirvió como no podía ser de otra manera para denostar a los románticos diciendo que sus filosofías estaban agotadas de antemano (agotadas por los que vendrían después a apropiarse de sus ideas, claro). Tal es el caso de Lorenz Oken (1779-1851), cuya original Teoría de la Recapitulación (elaborada por Oken y Kieser entre 1806 y 1807), convenientemente aderezada y modificada (y a menudo ilustrada con imágenes fraudulentas) pasó a ser años después la Teoría de Recapitulación de Haeckel. Al mismo autor (Oken) podría deberse la paternidad de la Teoría Celular que con el tiempo pasó a manos de Schleiden y Schwann.

(más…)

Etiquetas: ,

El exceso de fe puede llevar al fraude: Ernest Haeckel

                     

La dama con vestido blanco y un sombrero en las manos es Isadora Duncan (1878-1928), una bailarina estadounidense de fama mundial. El caballero que la acompaña y que se protege de los rayos del sol con un sombrero es Ernest Haeckel, a quien vemos en otra imagen posterior pintando una acuarela del natural.

                                       

Un hecho que merece cierta atención es que, al principio, es decir antes de ser universalmente aceptado, Darwin encontró mayor audiencia en Alemania que en Francia. En su libro “Les transformations du monde animal”, Depéret nos lo explica porque en Francia dominaban las ideas y puntos de vista de Cuvier, opuesto a la transformación de las especies. Puede ser. Cierto es, también, que en Alemania el darwinismo pronto encontró dos apoyos incondicionales. Uno en Haeckel (1834-1919), otro en Weismann (1834-1914).

 Haeckel fue un tenaz defensor de las tesis darwinistas. Su legado incluye enormes árboles filogenéticos como el de la figura cuyo trazado revela, a menudo, una gran imaginación, característica que, si bien puede ser útil en muchas ocasiones, también por ser utilizada sin el debido freno, puede ser fuente de errores que el tiempo se encarga de ir mostrando.

                                            

 

A pesar de haberse trazado sin la base científica suficiente, los árboles filogenéticos de Haeckel tuvieron una enorme difusión y todavía persisten en muchos libros de texto y tratados de biología. En el curso del tiempo, el conocimiento científico ha realizado podas despiadadas en dichos árboles, que han afectado sobre todo a los troncos principales dejándo un resto como de árbol desarbolado, es decir convertido en montón de leña.

En su libro titulado “Les transformations du monde animal”, (1929), Depéret no sigue uno por uno todos los detalles de la evolución de todos los tipos incluidos en los esquemas de Haeckel, pero sin embargo sí examina con cuidado las bases paleontológicas sobre las que reposan algunas de sus deducciones. Dice, por ejemplo:

 

(más…)

Etiquetas:

Naturalistas románticos: Oken, Carus y Kieser

Imagen: El horno romano de Carl Gustav Carus.

La Filosofía Natural Romántica, en Alemania, surge posteriormente a la filosofía de Kant (1724-1804), que ha marcado nuestra manera de ver el mundo y es contemporánea del idealismo de Fichte (1762-1814) y de la dialéctica de Hegel (1770-1831). Schopenhauer (1788-1860) estuvo próximo a este movimiento. Entre sus representantes más destacados se encuentran Achim von Arnim (1781-1831), Chamisso (1781-1838), Clemens Brentano (1788-1842), Johann Gottfried von Herder (1744-1803), E.T.A. Hoffmann (1776-1822), Friedrich Hölderlin (1770-1843), Novalis (1772-1801), FWJ von Schelling (1775-1854), Friedrich von Schlegel (1772-1829), August Wilhelm Schlegel (1767-1845), Ludwig Tieck (1773-1853), y,….. ya más en el entorno de la Historia Natural, Lorenz Oken (1770-1851) Carl Gustav Carus (1789-1869) y Dietrich Georg Kieser (1779-1862).

Oken no estaba especialmente interesado en las aplicaciones prácticas de la ciencia, sino que su interés se centraba más bien en un plantemiento filosófico amplio y en la propia actividad intelectual. Su teoría vertebral del cráneo publicada en su Naturgeschichte für alle Stände (1835) está en la linea del pensamiento de Goethe y de Geoffroy. En su obra se discute acerca de las células y del protoplasma mucho antes de la Teoría Celular.

(más…)

Etiquetas: ,