Posts etiquetados con ‘Diccionario de neolengua’

¿Será la religión una cuestión de élites?

En su entrada titulada Relationship between religion and science, Wikipedia contiene una información que la confirma como lo que hace tiempo venimos advirtiendo: La pesadilla que Orwell predijo en su novela 1984: El Diccionario de Neolengua.

A fecha de hoy (11 de febrero de 2016), al tratar sobre la relación entre Religión y Ciencia indica:

While the conflict thesis remains popular for the public, it has lost favor among most contemporary historians of science and the majority of scientists in elite universities in the US do not hold a conflict view.

 

Es decir:

 

Mientras la tesis del conflicto sigue siendo popular, ha perdido el favor de los historiadores contemporáneos de la ciencia y de la mayoría de los científicos en las universidades de élite de los Estados Unidos, quienes no mantienen tal visión del conflicto.

 

Ahora bien: ¿Por qué la plebe, la gente, la pobre gente, mantiene esa visión de la relación entre Religión y Ciencia como un conflicto?

¿No será acaso porque el Partido se ha empeñado en ello?. ¿No será porque la autoridad, representada entre otros por el Diccionario de Neolengua ha decidido que los pobres no tienen derecho a una Religión que no sea la de la Ciencia o la de la Evolución?

Etiquetas:

La Selección Natural y otros fantasmas semánticos: Dejarse hablar en la Casa de las Conchas

 

El próximo  jueves, 13 de junio,  en la serie de debates públicos titulada Dejarse hablar en la Biblioteca Pública de la  Casa de las Conchas en Salamanca se presentará el tema :

 

La Selección Natural y otros Fantasmas semánticos

 

Los fantasmas semánticos (oxímoron, contradictio in adiecto, contradictio in terminis)  son expresiones contradictorias en sí mismas.   Frecuentes en la poesía, estos recursos son peligrosos en otras disciplinas y pueden generar gran confusión en la ciencia.

Si el lenguaje sirve para entender el mundo, la aparición súbita de un fantasma semántico puede resultar en una situación de  caos.  El discurso pierde su rumbo y la conversación toma derroteros inesperados. No en vano estas construcciones se emplean en técnicas de hipnosis.

En su premonitoria novela 1984, Orwell presenta al Diccionario de Neolengua como herramienta del poder  para controlar el pensamiento de sus súbditos.  El Diccionario de Neolengua fue una correcta predicción  de  la omnipresente Wikipedia. Así como algunos términos del Diccionario de Neolengua son fantasmas semánticos (crimental, doblepensar, negroblanco….), tanbién muchos de los términos de Wikipedia son asimismo fantasmas semánticos (selección natural).  Tanto en la ficción como en la realidad el poder  siempre ha deseado tener súbditos sumisos y obedientes, es decir,  entontecidos. No en vano Northrop Frye dijo:

Hay una sola manera de degradar permanentemente a la humanidad, y ésta es destruir el lenguaje

La  presentación en la Casa de las Conchas tratará sobre La Selección Natural y otros Fantasmas Semánticos.

 

El jueves, 13 de junio a las ocho de la tarde.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Etiquetas: , ,

Clemence Royer, eugenista y traductora de Darwin

El diccionario de Neolengua nos ofrece una curiosa información acerca de Clemence Royer, contemporánea de Darwin y traductora al francés de algunas de las sucesivas ediciones de El Origen de las Especies.

En la edición francesa se lee por ejemplo:

 

Manifestant une foi aveugle dans le progrès, elle traduit et rédige une préface à l’Origine des espèces de Charles Darwin dans laquelle elle développe ses propres idées évolutionnistes dans le domaine des siences sociales. Elle dénonce notamment une société où le faible prédomine sur le fort sous prétexte d’une « protection exclusive et inintelligente accordée aux faibles, aux infirmes, aux incurables, aux méchants eux-mêmes, à tous les disgraciés de la nature ».

 

Es decir:

 

Mostrando una fe ciega en el progreso, tradujo y escribió un prefacio de El Origen de las Especies de Charles Darwin en el que desarrolla sus propias ideas evolucionistas en el campo de la ciencia social.  Denuncia una sociedad donde el débil predomina sobre el fuerte con el pretexto de la “protección exclusiva y poco inteligente dada a los débiles, los enfermos, incurables, los mismos malos, a todos los desgraciados de la naturaleza.”

 

Pero sigamos leyendo……:

 

Par ses idées, elle sera le précurseur des théories de l’eugénisme, du racisme et du darwinisme social.

 

Co-fondatrice de la première obédience maçonnique mixte, « Le Droit humain »,

 

Por sus ideas, que será precursora de las teorías de la eugenesia, el racismo y el darwinismo social.

 

Co-fundadora de la primera masónica mixta, “El Derecho Humano”

 

Tanto en su versión francesa como en la versión en inglésa el Diccionario de Neolengua da  detalles muy curiosos de sus traducciones de la obra de Darwin. Por ejemplo:

 

Francés:

 

Dans sa préface, véritable pamphlet positiviste consacré au triomphe du progrès de la science sur l’obscurantisme, elle s’attaque vigoureusement aux croyances religieuses et au christianisme, argumente en faveur de l’application de la sélection naturelle aux races humaines et s’alarme de ce qu’elle considère comme les conséquences négatives résultant de la protection accordée par la société aux faibles.

 

Inglés:

 

Royer went beyond her role as a translator and included a long (60 page) preface and detailed explanatory footnotes. In her preface she challenged the belief in religious revelation and discussed the application of natural selection to the human race and what she saw as the negative consequences of protecting the weak and the infirm.

 

Mi traducción al español de la versión inglesa:

 

Royer fue más allá de su papel como traductora e incluyó un largo prefacio (60 páginas) y notas explicativas detalladas. En su prefacio desafió la creencia en la revelación religiosa y debatió la aplicación de la selección natural a la especie humana y lo que vio como las consecuencias negativas de la protección de los débiles y los enfermos.

 

El mencionado prefacio es un ejemplo de pseudociencia  e incluye entre sus temas favoritos el de la revelación humanitaria (La révélation humanitaire), a la que se refiere su autora en estos términos:

 

C’est comme un courant électrique qui décrit sans cesse, vite comme la foudre, ses spirales infinies, et qui jaillit en éclairs aux points où il est interrompu.

Clemence Royer vió con nitidez  las consecuencias “humanitarias” de la obra de Darwin:

C’est donc surtout dans ses conséquences humanitaires, dans ses conséquences morales que la théorie de M. Darwin est féconde. Ces conséquences, je ne puis que les indiquer ici; elles rempliraient à elles seules tout un livre que je voudrais pouvoir écrire quelque jour.

 

Con las que en algún momento pensó escribir un libro. Al enterarse de ello escribió nuestro autor lo siguiente en carta a su amigo Asa Gray:

I received 2 or 3 days ago a French translation of the Origin by a Madelle. Royer, who must be one of the cleverest & oddest women in Europe: is ardent deist & hates Christianity, & declares that natural selection & the struggle for life will explain all morality, nature of man, politics &c &c!!!. She makes some very curious & good hits, & says she shall publish a book on these subjects, & a strange production it will be.

 

(He recibido hace 2 o 3 días una traducción francesa de El Origen de un Melle. Royer, que debe ser una de las mujeres más inteligentes y más raras en Europa: es deísta ardiente y odia el cristianismo, y declara que la selección natural y la lucha por la vida explican toda la moralidad, la naturaleza del hombre, la política, etc., etc. !!!. Hace algunos golpes muy curiosos y buenos, y dice que publicará un libro sobre estos temas, que extraña producción será.)

 

Parece que a Claparède, que debía ayudar a Royer en los aspectos técnicos de la traducción, no le gustó mucho el trabajo de Royer. Así se expresa en carta a Darwin:

 

Sa traduction est lourde, indigeste, parfois incorrecte et les notes qui l’accompagnent ne seront certainement point de votre goût. J’ai usé de toute mon influence auprès de Mlle. Royer pour la décider à se borner au simple rôle de traducteur, mais mes efforts n’ont pas été couronnés de succès. Je dois dire cependant à l’éloge de Mlle. Royer qu’elle a supprimé sans exception toutes les notes que j’ai qualifiées d’absurdes et de contre sens scientifiques. En revanche elle en a imprimé un très grand nombre (la majeure partie de celles qui illustrent son traduction) qui ne m’avaient point été soumises.

Mlle. Royer est une personne singulière, dont les allures ne sont point celles de son sexe. Toutefois l’éducation semi-masculine qu’elle s’est donnée à force de travail a été puisée avant tout à une école philosophique exclusivement déductive et sa manière de penser s’en ressent.f6 Elle avait imaginé, en traduisant votre ouvrage, d’y introduire des corrections de son propre chef, corrections qui vous auraient étrangement et désagréablement surpris. J’ai cependant réussi à la détourner de cette manière de faire en lui montrant que <    > manquer de délicatesse à votre égard.— <La> nature de ces corrections était vraiment interessante en montrant combien les méthodes d’un esprit comme celui de Mlle. Royer sont opposées à la marche des Sciences naturelles. Je vous en citerai deux exemples.

Dans le chapitre sur l’instinct des abeilles, Mlle. Royer avait remplacé partout dans sa traduction les termes de pyramide trièdre (pour la base des alvéoles) par celui de pyramide hexaèdre, parceque affirmait-elle les abeilles ne pouvaient pas terminer un prisme hexagone autrement que par un point hexagonal.f7 L’idée ne lui était point venue, avant d’introduire une modification aussi capitale, de jeter elle-même un coup d’oeil sur un rayon de miel.

Le second exemple est de même force. Mlle. Royer n’avait imaginé rien de mieux que de faire descendre dans la traduction tous les poissons électriques d’un ancêtre commun ayant un organe électrique. Comme elle n’a pas de notions de Zoologie non plus que d’anatomie comparée, j’ai eu beaucoup de peine à lui faire comprendre que vous aviez eu vos raisons pour ne pas émettre une idée aussi simple. J’ai cependant réussi à la convaincre tant bien que mal par une description des organes électriques de la torpille, du gymnote, du malaptérure, du mormyre et des nerfs que s’y rendent que ces organes bien qu’identiques au point de vue du tissu ne sont cependant point morphologiquement homologues.f8

<Q>uelqu’imparfaite que soit donc la traduction d<e> Mlle. Royer, quelque déplacées que soient certaines parties de sa préface et de ses notes, je m’applaudis cependant d’avoir empêché qu’elle défigurât plus complètement votre œuvre. Mais si le grand ouvrage sur les espèces dont vous nous annoncez la publication pour un avenir un peu éloigné vient, comme je l’espère, à être publié, je lui souhaite un traducteur plus versé dans les sciences naturelles et moins désireux de faire remarquer sa propre personalité!f9

Que, traducido al español, viene a decir:

 

Su traducción es pesada, indigesta, a veces incorrecta. Las notas que la acompañan no serán de su agrado. Usé toda mi influencia con la señora Royer para  que se limitase al simple papel de traductora, pero mis esfuerzos no tuvieron éxito. Debo decir, sin embargo, en su elogio que la señora Royer ha eliminado sin excepción, todas las notas que yo había descrito como absurdas y contrarias al sentido científico. Sin embargo se ha impreso un número muy grande de ellas (la mayoría de los que muestran la traducción) que no se me habían presentado.

La Sra. Royer es una persona singular, cuyas costumbres no son las de su sexo. Sin embargo, la educación semi-masculina que ha recibido a fuerza de trabajo se ha elaborado principalmente una escuela filosófica exclusivamente deductiva y su  manera de pensar se resiente de ello.  Se había imaginado, durante la traducción de su libro, que podría introducir correcciones por su cuenta, lo que le ocasionaría a usted una extraña y desagradable sorpresa. Sin embargo, me las arreglé para separarla de esta actuación mostrándole que eso constituiría una falta de delicadeza para con usted -. La Naturaleza de estas correcciones fue muy interesante al mostrar cómo los métodos de una mente como la de la señorita Royer se oponen a la marcha de las Ciencias Naturales. Voy a citar dos ejemplos.

En el capítulo sobre el instinto de las abejas, la señora Royer había sustituidoen su traducción a todos los términos  ” pirámide triedro” (para las células de base) por el pirámide hexaedro , porque ella decía que las abejas no pueden terminar un prisma hexagonal que no sea en un punto hexagonal. Pero no se le ocurrió, antes de introducir un cambio tan capital, echar  un vistazo en un panal.

El segundo ejemplo es de la misma fuerza. La Sra. Royer no había imaginado nada mejor que incluir en  la traducción que todos los peces eléctricos descienden de un ancestro común con un órgano eléctrico. Como ella no tiene ni idea de Zoología ni tampoco de anatomía comparada, tuve grandes dificultades para hacerle entender que usted había tenido sus razones para no emitir una idea tan simple. Sin embargo, me las arreglé para convencerla de alguna manera por una descripción de los órganos eléctricos de los torpedos, anguilas, el malaptérurus,  de los  mormyridos y de sus nervios correspondientes,  que estos organismos,  aunque idénticos en términos de tejido, sin embargo,  no son morfológicamente  homologos.

Por imperfecta que sea la  traducción d Mlle. Royer, por desplazadas que estén algunas partes de su prefacio y notas, me aplaudo, sin embargo, por haber impedido que ella desfigurase  su trabajo más completamente . Pero si la gran obra sobre  las especies,  cuya  publicación anuncia usted en un futuro próximo, llegase a buen término como espero,   le deseo un traductor más versado en las ciencias naturales y menos dispuesto a hacer notar su propia personalidad.

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La imagen de Clemence Royer está tomada de la obra de Claude Blanckaert(1991), “Les bas-fonds de la science française: Clémence Royer, l’origin de l’homme, et le darwinisme social” (in French), Bulletin et Mémoires de la Société d’Anthropologie de Paris n.s. 3 3 (1-2): 115–130.

Etiquetas: , ,

¿Qué es una Teoría Científica? Ejemplos

 

Una Teoría científica es una explicación propuesta para un conjunto de fenómenos observables. Debe poner en juego elementos bien conocidos o consensuados, por lo general magnitudes y deberá ser comprobable mediante la experimentación.

Ejemplos: Teoría atómica, Teoría Celular, Teoría corpuscular, Teoría cromosómica de la herencia, Teoría Cuántica, Teoría de la Deriva Continental, Teoría Endosimbiótica, Teoría Electromagnética, Teoría del Equilibrio Puntuado, Teoría de la Generación Espontánea, Teoría Gravitatoria, Teoría Microbiana de la enfermedad, Teoría particulada de la herencia, Teoría de la separación somático-germinal, Teoría Neuronal, Teoría Ondulatoria, Teoría de Oparín-Haldane sobre el origen de la vida, Teoría cromosómica de la herencia, Teoría del principio transformador, Teoría Quimio-osmótica, …….

 

Y ahora, las Definiciones en  Wikipedia (Diccionario de Neolengua):

1. Inglés:

A scientific theory is a set of principles that explain and predict phenomena.[1]

Como vemos, se encuentra subrayada la palabra principles, sorprendentemente al hacer click sobre ella nos vamos a la entrada titulada “Scientific Law”. Confuso. A fecha de 12 de marzo de 2013 cambiado a:

A scientific theory is a well-substantiated explanation of some aspect of the natural world, based on a body of knowledge that has been repeatedly confirmed through observation and experiment.

 

2. Francés:

En sciences, une théorie est un modèle ou un cadre de travail pour la compréhension de la nature et de l’humain.

¿Un modelo o marco de trabajo? Demasiado general ¿no?

3. Portugués:

Uma definição científica de teoria é a de que ela é uma síntese aceita de um vasto campo de conhecimento, consistindo-se de hipóteses necessariamente falseáveis – mas não por isto erradas, dúbias ou tão pouco duvidosas – que foram e são permanentemente e devidamente confrontadas entre si e com os fatos científicos, fatos estes que integram um conjunto de evidências que, juntamente com as hipóteses, alicerçam o conceito de teoria científica. As hipóteses, em casos específicos, devido à simplicidade e ampla abrangência, podem ser elevadas ao status de leis.

( Mezcla el concepto científico de Teoría con el concepto general de teoría: síntese aceita de um vasto campo de conhecimento)

4. Italiano:

Nella scienza, una teoria è un modello composto da un insieme interconnesso di ipotesi, enunciati e proposizioni con lo scopo in genere di spiegare fenomeni naturali o più in generale di formulare sistematicamente i principi di una disciplina scientifica.

(al igual que en portugués, mezcla teoría científica con teoría general). Cambia en marzo de 2013 a:

Nella scienza, una teoria è un insieme interconnesso di ipotesi, enunciati e proposizioni con lo scopo in genere di spiegare fenomeni naturali o più in generale di formulare sistematicamente i principi di una disciplina scientifica.

5. Español:

Planteamiento de un sistema hipotético-deductivo que constituye una explicación o descripción científica a un conjunto relacionado de observaciones o experimentos. Así, una teoría científica está basada en hipótesis o supuestos verificados por grupos de científicos (en ocasiones un supuesto, no resulta directamente verificable pero sí la mayoría de sus consecuencias). Abarca en general varias leyes científicas verificadas y en ocasiones deducibles de la propia teoría. Estas leyes pasan a formar parte de los supuestos e hipótesis básicas de la teoría que englobará los conocimientos aceptados por la comunidad científica del campo de investigación y está aceptada por la mayoría de especialistas.

Confunde también al mezclar Teoría Científica con teoría en general. Una Teoría Científica no tiene por qué abarcar varias leyes verificadas y mucho menos deducibles de la propia teoría (nos encontraríamos ante un razonamiento circular).

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Su majestad, la selección natural, irrumpe en escena en frase bien pobre en el Cuadragésimo noveno párrafo de El Origen de las Especies

 

Si hubiese entendido el autor lo que es la selección, su participación  y su limitado alcance en el proceso de mejora, no habría intentado introducir el concepto de Selección Natural, que es en sí mismo una contraditio in adiecto: una aberrante contradicción, puesto que la selección implica intención y en la naturaleza no hay intención alguna. Lo mismo que la selección inconsciente, la selección natural es un  fantasma semántico.

 

Si hubiese tenido el autor otra constitución mental distinta,  más científica, más académica o,  al menos,  más prudente, entonces primero habría visto la necesidad de definir selección y así se habría dado cuenta de que lo mismo que es imposible una selección inconsciente, también es imposible que exista nada llamado selección natural, simplemente porque la selección, tal y como interviene en el protocolo de mejora, es un proceso intencionado, dependiente de la voluntad humana y como tal, artificial.

Selección Natural es contradictio in adiecto, algo así como círculocuadrado, altobajo o negroblanco.

 

Pero  el autor posee una constitución mental sumamente  tolerante con la  ambigüedad, y, lo que es más importante, cuenta con apoyos que todo lo consienten si van a favor de sus intereses, todo esto le permite estar hablando durante docenas de páginas de algo que no se ha molestado en definir y que por lo tanto, probablemente ni sabe lo que es ni le importa lo que pueda ser (la selección), igual da introducir una variante de aquello y seguir hablando otras docenas de páginas de otra aberración (fantasma semántico, la selección natural). Así es como aparece el fantasma semántico en la obra que le dio a luz:

 

And in two countries very differently circumstanced, individuals of the same species, having slightly different constitutions or structure, would often succeed better in the one country than in the other, and thus by a process of ” natural selection, ” as will hereafter be more fully explained, two sub-breeds might be formed.

 

Y en dos países de condiciones muy diferentes, individuos de la misma especie, que tienen constitución y estructura ligeramente diferente muchas veces, medrarán más en un país que en otro, y así, por un proceso de selección natural, como se explicará después más completamente, pudieron formarse dos sub-razas

 

Lo mismo que en anteriores ocasiones, promete una explicación posterior. Con tal promesa, se permite seguir utilizando un término indefinido. El autor confunde la parte con el todo,  selection con breeding y si tuviese un mínimo de atención habría escrito:

 

And in two countries very differently circumstanced, individuals of the same species, having slightly different constitutions or structure, would often succeed better in the one country than in the other, and thus by a process of  natural breeding,  as will hereafter be more fully explained, two sub-breeds might be formed.

 

 

Y en dos países de condiciones muy diferentes, individuos de la misma especie, que tienen constitución y estructura ligeramente diferente muchas veces, medrarán más en un país que en otro, y así, por un proceso de mejora natural, como se explicará después más completamente, pudieron formarse dos sub-razas

 

Lo cual deja a la naturaleza en su situación habitual. Sin selecciones ni mejora alguna.

 

Es decir, mediante la invención de un fantasma semántico el autor ha encontrado la manera de marear al lector, diciéndole cosas que no significan nada pero que en apariencia son explicaciones originales. Construcciones verbales, giros verbales, fantasmas semánticos pueblan a partir de este momento la obra que para muchos sigue siendo el origen de la biología contemporánea. Pura Ingsoc. Pura Neolengua.

 

 

 

 

 

In regard to the domestic animals kept by uncivilised man, it should not be overlooked that they almost always have to struggle for their own food, at least during certain seasons. And in two countries very differently circumstanced, individuals of the same species, having slightly different constitutions or structure, would often succeed better in the one country than in the other, and thus by a process of ” natural selection, ” as will hereafter be more fully explained, two sub-breeds might be formed. This, perhaps, partly explains why the varieties kept by savages, as has been remarked by some authors, have more of the character of true species than the varieties kept in civilised countries.

 

Por lo que se refiere a los animales domésticos pertenecientes a hombres no civilizados, no ha de pasar inadvertido que estos animales, casi siempre, han de luchar por su propia comida, a lo menos durante ciertas temporadas. Y en dos países de condiciones muy diferentes, individuos de la misma especie, que tienen constitución y estructura ligeramente diferente muchas veces, medrarán más en un país que en otro, y así, por un proceso de selección natural, como se explicará después más completamente, pudieron formarse dos sub-razas. Esto quizá explica, en parte, por qué las variedades que poseen los salvajes -como han hecho observar varios autores- tienen más del carácter de las especies verdaderas que las variedades tenidas en los países civilizados.

 

 

 

 

 

 

Imagen tomada de Trip mondo photo gallery

Etiquetas: , ,

El binomio Con-Con y algunos consejos para escribir el comentario de un libro con un contra-ejemplo reciente de la revista El Catoblepas

 

A la hora de escribir el comentario de un libro (recensión) conviene seguir las siguientes reglas:

 

  1. Leer el libro con detenimiento y atención. Siempre hay que dedicar a la lectura mucho más tiempo que el previsto.
  2. Una vez leído, intentar sintetizar su contenido al máximo. Para ello se responderá  a la siguiente pregunta: ¿De qué trata este libro? Se intentará resumir el contenido en uno o dos párrafos.
  3. Puestos ya a escribir, habrá que tener en cuenta la labor realizada por el autor del libro. Por ejemplo: ¿Ha escrito sobre un tema interesante? ¿Son sus aportaciones originales? En el caso de que el autor haya tenido que realizar una labor extraordinaria o especial, por ejemplo,  tratando una materia cuyo contenido desborda su especialidad, reconocerlo.
  4. Procurar ceñirse al contenido del libro evitando atribuir a su  autor juicios inventados o elaborados por el comentarista. Tampoco es conveniente aprovechar la ocasión para difundir ideas fuera del alcance de los contenidos del libro en cuestión.
  5. Evitar siempre el uso de atributos subjetivos y, en particular, de expresiones molestas y epítetos ofensivos.

 

 

Por su parte, las revistas deben abstenerse de publicar cualquier comentario o recensión que no siga  las reglas anteriores. Además, pondrán especial cuidado en  que los comentarios sean, en la medida de lo posible, independientes; es decir, no muestren tendencia alguna o afínidad con determinadas inclinaciones o finalidades sociales de la revista. En caso contrario, podría dar la impresión de que la revista es un instrumento publicitario en manos de tal o cual ideología, con lo cual el efecto conseguido podría ser su descrédito. Si una revista persiste en tales actitudes, entonces nos recordará mucho a ciertos párrafos de  la novela 1984,  de George Orwell,  en los que se sugiere que el Ingsoc y la Neolengua son herramientas del Partido para manipular el pensamiento. Podrá llegar a parecer, por lo tanto,  que la revista que publique este tipo de comentarios está buscando la  ambigüedad necesaria para que funcione el binomio CON-CON (Confusión-Control), un objetivo que puede asociarse con determinadas formas de poder.  Por ejemplo un párrafo de 1984 dice:

 

The Revolution will be complete when the language is perfect. Newspeak is Ingsoc and Ingsoc is Newspeak,’ he added with a sort of mystical satisfaction. ‘Has it ever occurred to you, Winston, that by the year 2050, at the very latest, not a single human being will be alive who could understand such a conversation as we are having now?’

 

La revolución será completa cuando la lengua sea  perfecta. Neolengua es Ingsoc y Ingsoc es neolengua », añadió con una especie de satisfacción mística. “Se le ha ocurrido a usted, Winston, que en el año 2050, como muy tarde, no habrá  un solo ser humano vivo que pueda  entender una conversación como la que estamos teniendo ahora?

 

 

Dicho todo esto vamos a comentar la recensión que José Luis Pozo ha titulado “Vacuidades en torno al darwinismo”, en la cual este autor pretende haber criticado, desde la postura del Materialismo Filosófico (otro genuino fantasma semántico),  el libro titulado “La Crisis Latente del Darwinismo” de Mauricio Abdalla.

 

 

Antes que nada indicaré que Mauricio Abdalla es filósofo de la Ciencia y ejerce como profesor en la Universidad Federal do Spirito Santo, en Brasil. En la introducción a su libro se tomó la molestia de explicar el origen de su planteamiento y las dificultades por las que hubo de pasar para afrontar temas tan complejos y originalmente ajenos a su especialidad:  El darwinismo y la evolución.  Mauricio Abdalla ha escrito ya una réplica a la recensión de José Luis Pozo y en ella tiene en cuenta,  con su habitual rigor,  algunos de los aspectos arriba mencionados. Esto me permite escribir aquí con mayor libertad sobre la recensión centrándome en sus dos errores principales que son dos facetas de uno mismo. Ya veremos si acierto…..

 

En su libro,  Abdalla aborda una tarea muy precisa: Mostrar aspectos del darwinismo que hacen imposible su pretendida posición como baluarte de teoría evolutiva alguna. Esto encaja plenamente con la propuesta que Thomas Kuhn presentó en su libro “Estructura de las Revoluciones Científicas”, propuesta para la cual se inspiró en postulados de otro autor  menos conocido,  Ludwig Fleck. Así, basándose en Kuhn, que a su vez se inspiró en Fleck, sin ser deudor de ninguno de ellos y metódicamente, lo que hace Abdalla en su libro es,  simplemente,  anunciar la caída del darwinismo. Un acontecimiento que parece molestar a muchos pero que, en contra de lo que vienen diciendo en sus planteamientos,  no dice nada al respecto de la excelente salud de la que puedan gozar otras teorías evolutivas múltiples y variadas que el autor de la recensión seguramente desconoce, puesto que de su lectura se deduce que,  erróneamente,  viene a asociar evolución con darwinismo. Este es su Primer Error Principal (PEP).

El autor de la recensión no reconoce la labor realizada por el autor del libro y, en el caso de que lo haya  leído con atención, no se ha percatado de ese aspecto crucial que Abdalla deja muy claro en su obra: la diferencia que hay entre evolución y darwinismo.  A  la incapacidad para distinguir entre evolución y darwinismo llamaremos, como decía y perdón por la reiteración, Primer Error Principal (PEP). Una extendida costumbre que suele ser la parte más visible de un Gran Error. En su réplica al comentario,  Abdalla señala otras reglas a las que ha fallado el comentarista. En interpretación menos académica que la suya diríamos que el autor se ha pasado  insultando y atribuyendo al texto comentado argumentos inventados a su gusto y conveniencia.

Todo esto dice bien poco a favor de la recensión y de la revista que la ha publicado: El Catoblepas. Pero hay todavía un segundo error principal (SEP), parte menos visible del mismo Gran Error, que  aparece cuando en la recensión surgen voces autoritarias. Por ejemplo, nada más empezar:

 

Tomando la propuesta en su literalidad, con este trabajo queremos mostrar que aceptamos el debate. Y si el autor considera este trabajo, tras su lectura, deudor de tal propaganda, quizá es porque no diferencia el significado de «debate» y de «consenso». Al segundo no se podrá llegar nunca desde estas páginas pues la confrontación con el punto de partida gnoseológico del autor (él la denomina «concepción epistemológica de fondo») es total.

En donde se indica que el autor de la recensión, desde su posición de autoridad, nunca podrá estar de acuerdo con los planteamientos de Abdalla. Por el contrario, se limitará a vencerlo, expulsándolo de sus terrenos cual furioso Catoblepas o Basilisco.

 

No puedo entender cómo un autor incapaz de distinguir evolución de darwinismo (PEP), puede haber escrito la recensión de un libro precisamente basado en tal disyuntiva. Tampoco puedo entender cómo revista alguna admite tal recensión.  A no ser que sus decisiones se tomen desde puntos de vista puramente autoritarios, lo cual quedaría pendiente de demostración de no haber sido precisamente demostrado con la aparición del segundo error principal (SEP), que no es otro que el tono autoritario de la recensión. Es decir que,  más que de una revista estaríamos hablando de un cuartel.  El cabo haciendo la recensión del soldado.  ¿Hemos llegado ya al mundo profetizado por Orwell en 1984? En algunos aspectos, parece que sí.

El darwinismo es como  un iceberg.  Su parte visible consiste en el empeño por parecer idéntico a la Evolución. Pero en un estado excitado, como por ejemplo, sometido a una presión o en un debate, el darwinista puede dar la vuelta mostrando su otra “parte”, que es la principal: Su apoyo en la autoridad más auténtica y desnuda, diríamos cuartelera. Tal comportamiento no es exclusivo del darwinismo.

Algunos portavoces de la filosofía académica podrían, poco a poco, haber tomado las riendas y modales del poder y,  desde sus revistas y cátedras intentarían así imponer una auténtica neolengua. La proliferación de fantasmas semánticos del tipo contradictio in adiecto, es decir expresiones sin significado alguno, pero que se repiten hasta la saciedad en el discurso académico, viene a apoyar esta visión. Así, es posible que el fantasma semántico del materialismo filosófico tan mencionado a lo largo y ancho de la recensión, tenga más apego (incardinación podríamos decir también) con ese otro fantasma semántico de la selección natural que es la base del darwinismo, de lo que muchos podrían imaginar. Quizás ambos están encadenados con la misma cadena o incardinados con otra cosa que planea por encima de ambos: La autoridad (SEP).  Nos encontraríamos así que, en algunos casos (no sé si decir muchos), tanto en biología como en filosófía, el diálogo no se rige por la razón sino por la autoridad. Puro Orwell. Ingsoc es Neolengua.

Con autoridad dice Pozo en su recensión:

 

Aunque solo hemos enunciado las aportaciones de los autores en que Abdalla argumenta su tesis, sí consideramos necesario mostrar nuestra postura crítica ante la forma en que presenta tales argumentos, y ello pese a la erudición que constantemente nos muestra en el texto, una erudición muy común en la inmensa mayoría de los departamentos de filosofía, en estos comienzos del siglo XXI. Estos departamentos en su mayoría se dedican a llevar a cabo una tarea de investigación doxográfica, siempre alejada del sistematismo que nos procure un aparato completo, un sistema, como lo es el del materialismo filosófico. Así pues, las argumentaciones de Abdalla están alejadas totalmente de lo que consideramos que es una tarea seria para hacer filosofía.

Demostrando que quien no se exprese, como él, en neolengua, queda fuera de juego, arrestado o fuera del cuartel. Pero además demostrando la  incomodidad de su autor por dos razones: La erudición de Abdalla y el tipo de su investigación calificada aquí como Doxográfica.  Despreciando la Erudición (dato curioso pero importante), contrapone el autor doxografía con sistematismo. No lo entiendo bien porque doxografía no está en el diccionario (sistematismo es lo que se ajusta a un sistema) pero sospecho que al autor le gustan poco las palabras con un significado claro (Erudición) y que, por el contrario algunas de sus expresiones favoritas, incluyendo el mismísimo Materialismo Filosófico y su Plana Mayor,  podrían ser, como decía, fantasmas semánticos. Pura neolengua. Ingsoc.

Dicho de otro modo, que el autor más que criticar libro alguno, viene aquí a hacer propaganda de su propio sistema: El Materialismo Filosófico,  el Ingsoc, la  Neolengua,  que, aunque escrito con minúsculas en el comentario, bien merecería mayúsculas.  Otro fantasma semántico primo hermano de la selección natural.

Para terminar y confirmando lo dicho,  vamos a buscar en qué consiste la conclusión de la recensión, o, dicho de otra manera a ver si Pozo tenía algo que decir:

Final: a modo de conclusión

Lo primero que debemos señalar aquí es que, si idealista consideramos a Kuhn y su teoría de las revoluciones científicas, idealista consideramos también a sus seguidores en cualesquiera sean los departamentos de las facultades de filosofía de cualesquier lugares del mundo. Entre ellos por tanto consideramos a Mauricio Abdalla (pese a tratar de ofuscar a lo largo de todas las páginas el punto de partida ideológico) y su tesis sobre el cambio de paradigma darwinista en el siglo en que estamos viviendo. Abdalla no tiene en cuenta que lo más fértil de la teoría de la evolución seguirá siendo valioso pese a los posibles cambios que la teoría sufra con el paso del tiempo, los cuales no tendrán porque ser drásticos, revolucionarios. Por otra parte su defensa de la armonía en la naturaleza como fundamento del nuevo paradigma biológico, que augura surgirá en el siglo en que ya estamos viviendo, no nos parece relevante. Ni la gnoseología kuhniana ni el apoyo buscado en los distintos autores que cita van a poder destruir lo que el darwinismo soporta como valioso y que seguirá siendo importante en el futuro pues, como afirma la teoría –circularista, y no rupturista– del cierre categorial, el desarrollo científico es tal por desarrollarse a partir de los logros más firmes ya dados. Dejar estos de lado a cambio de creer en la bondad del dialogo o en realidades metafísicas hacen un flaco favor a la posibilidad de conocer lo que nos rodea.

Y pregunto: ¿Qué será lo más fértil de la teoría de la Evolución? Puesto que si el autor lo trata en su conclusión final y es tan importante, lo menos que podría hacer sería decirnos de qué se trata. Pero no, no lo dice. No se preocupen,  yo se lo diré…

Lo más fértil de la teoría de la Evolución  será,  si no lo evitamos antes de 2050, la libre producción de fantasmas semánticos que permite manipular libremente la opinión del ciudadano y controlar su pensamiento: La Selección Natural, la selección inconsciente, El materialismo filosófico,  son buenos ejemplos de ello. Recuerden:

 

…..no habrá  un solo ser humano vivo que pueda  entender una conversación como la que estamos teniendo ahora……………..

 

La Teoría de la Evolución, mediante la Selección Natural, su prima  la Filosofía Materialista y otros parientes fantasmas, aportarán las herramientas al servicio del poder para adoctrinar a sus súbditos.  Ejemplos del diccionario de la Neolengua que nos demuestran que los tiempos no pasan en balde y podríamos ya estar viviendo en la realidad anticipada por Orwell en su novela 1984.  Otro autor poco sistemático.

 

 

 

Etiquetas: , , ,

Fantasma semántico: Ejemplos de Contradictio in adiecto

 

Entre los errores habituales en el uso del lenguaje,  en particular del lenguaje científico,  nos encontramos con distintos tipos de fantasmas semánticos, es decir construcciones perversas, carentes de significado, cuya función real no es otra que dirigir el comportamiento, obligando al hablante a transitar por determinados caminos sin salida. El fantasma semántico toma distintas formas, entre ellas  la Contradictio in adiecto.

 

 

Literalmente, Contradictio in adiecto, significa una contradicción por adición, y  se refiere a adición de contrarios, es decir presencia de dos significados contradictorios en la misma expresión.

En  un párrafo denso , pero muy rico en contenidos,  de su obra titulada “Sobre la Voluntad en la Naturaleza”,  Schopenhauer aporta dos ejemplos:

 

 

Para poderse sonreír de anticipado al oír hablar de simpatía secreta o de acción mágica, es preciso hallar al mundo por completo comprensible, cosa que no cabe le suceda más que a aquel que lo mira con superficial mirada, sin sospechar siquiera que estamos sumidos en un mar de enigmas y de incomprensibilidades, y que no conocemos inmediatamente a fondo las cosas ni a nosotros mismos. La opinión opuesta a ésta es la que hace precisamente que casi todos los grandes hombres, independientemente de tiempo y nacionalidad, hayan tenido un cierto tinte de supersticiosos.  Si nuestro modo natural de conocer fuera tal que nos procurase inmediatamente las cosas en sí y, por tanto, relaciones absolutamente verdaderas de las cosas y sus respectos, estaríamos autorizados a rechazar a priori e incondicionalmente, por consiguiente, toda presciencia del futuro, todas las apariciones de ausentes o de moribundos, o aun de difuntos, y toda influencia mágica. Mas si, como enseña Kant, lo que conocemos no es más que meros fenómenos, cuyas formas y leyes no se extienden a las mismas cosas en si, es evidentemente precipitado rechazar tales fenómenos, puesto que se apoya el tal rechazo en leyes cuya a-prioridad se limita a los fenómenos, quedando fuera de ellas las cosas en si, a que tiene que pertenecer también nuestro propio yo interno. Y son estas precisamente, las cosas en sí, las que pueden tener con nosotros relaciones de que broten los citados procesos, sobre que hay que esperar decisión a posteriori, sin anticiparnos a ella..  El que los ingleses y los franceses se obstinen en rechazar a priori la autenticidad de tales procesos, depende de que están todavía sometidos en lo esencial a filosofía lockiana, según la cual no conocemos la cosa en sí más que por impresión sensible y sacándola de ésta, teniéndose inconsecuencia por incondicionadas las leyes del mundo material y sin hacer valer otra que el influjo físico. Creen por lo tanto, en una física, pero no en metafísica alguna, y no estatuyen otra magia más que la llamada “magia natural”, expresión que encierra la misma contradictio in adiecto que física sobrenatural a pesar de lo cual empléasela en serio innumerables veces, y a esta otra expresión una sola vez y ella en broma por Lichtenberg.

 

 

En este texto, Schopenhauer nos muestra dos ejemplos de Contradictio in adiecto: magia natural y física sobrenatural. Del mundo de la política y del de las finanzas se podrían obtener más  ejemplos como Soberanía popular o Deuda soberana. Un ejemplo del mundo de la ciencia puede ser la autoridad científica. Otro frecuente e importante en el mundo de la física es el de Experimento mental o experimento imaginario.

Del mundo de la literatura tenemos buenos ejemplos, así el realismo mágico. El negroblanco de Orwell es otro buen ejemplo de Contradictio in adiecto. En este caso tiene una función clara: dar la razón a quien ostenta el poder. Es decir que si un cabo ve que algo es blanco, el soldado siempre ha de verlo blanco; pero si es el soldado quien lo ve blanco, puede darse el caso de que el cabo decida que ha de ser, no blanco sino negroblanco, es decir, negro.

De la lectura de los textos de Darwin hemos obtenido,  hasta el momento,  dos buenos ejemplos de Contradictio in adiecto. Son: Selección Natural y Selección inconsciente.  Fantasmas semánticos, construcciones mentales realizadas con un objetivo muy preciso:   la obligación de  transitar obedientemente por un camino que no conduce a ninguna parte.

Nota añadida el nueve de diciembre de 2011

 

Del mundo de la filosofía y a través de una recensión que el señor JL Pozo escribió del  libro “La Crisis Latente del Darwinismo”, de Mauricio Abdalla, obtenemos un importante fantasma semántico: La filosofía materialista o el materialismo filosófico.

Echada la bola a rodar, en los comentarios a la entrada en la que se criticaba aquel comentario, surgieron otros fantasmas semánticos importantes:   inteligencia emocional, revisionismo histórico, herejías científicas, competición democrática,…...

 

Seguiremos investigando,…….

Etiquetas: , ,

Claro como el agua: El Homo antecessor en el diccionario de Neolengua

Me llevo un susto de muerte  al ver en una etiqueta de agua la imagen de arriba, más no preocuparse porque el diccionario de la Neolengua, que todo lo explica, pronto me va a explicar qué es el Homo antecessor. Veamos:

 

Catalá: L’Homo antecessor, o home d’Atapuerca, és un homínid fòssil  (1; homínido fósil)

English: Homo antecessor is an extinct human species (2: Especie humana extinguida)

Deutsch: Als Homo antecessor werden Fossilien der Gattung Homo (3: Fosil del Género Homo)

Español: Homo antecessor es una especie extinta perteneciente al género Homo (4: Especie extingida del género Homo)

Francés: Homo antecessor est le nom donné à des restes humains découverts à Atapuerca (5: Nombre dado a unos restos humanos)

Italiano: L’ Homo antecessor è una specie estinta di ominide (6: Especie extinguida de homínido)

Portugués: Homo antecessor é um hominídeo extinto (7: Homínido extinguido)

 

Ustedes dirán. Por mi parte y sin que sirva de precedente, por hoy (1 de junio de 2011) me quedo con el francés. No obstante,  habrá que ir viendo cómo cambia todo esto, seguramente a mayor claridad.

Algunas cuestiones sin importancia:

1. ¿Es lo mismo fósil que restos?

2. ¿Es lo mismo homínido, especie humana y especie del género Homo?

3. ¿Cuántas especies humanas se conocen?

4. ¿Qué respuestas ofrece la Máquina incapaz de distinguir a todas estas cuestiones? Seguro que Su Majestad la Selección Natural tiene poder para poner las cosas en claro también en estas menudencias.

 

Entretanto, afortunados que compren botellas de agua en la zona de Burgos, tengan cuidado de no atragantarse.

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , ,

Comer azúcar o ¿por qué la gente se queda satisfecha con la explicación de la Selección Natural?

Recibo una información interesante acerca de la peligrosa costumbre de comer azúcar. Por lo visto es habitual en nuestro entorno que una persona consuma como promedio 1.3 kilos de azúcar al día:  una peligrosa costumbre que conlleva elevados riesgos de obesidad, diabetes, enfermedades coronarias y otras y, no obstante, la sensación puede ser la de estar bien alimentado; o, al menos, de estar alimentado.

Algo semejante ocurre con las pseudo-explicaciones científicas, por ejemplo la Selección Natural.  Desde su blog Los Fallos de Darwin, Platypus está de acuerdo en que el principal problema de Darwin es el concepto de Selección Natural.  Por esto me pregunta:

¿por qué la gente se queda satisfecha con la explicación de la SN?

Con determinadas explicaciones ocurre algo semejante a lo que pasa con el azúcar en la dieta.  Crean una sensación (de alimentación, de satisfacción), cuando en realidad pueden estar provocando algo distinto (enfermedad, manipulación mental).

En lo que atañe al lenguaje en general, ya sabemos que su control es muy importante y por eso, tanto en la ficción como en la realidad, desde el poder se promueven diccionarios y enciclopedias.  El fenómeno lo describió Orwell en su novela 1984, cuyo protagonista Winston Smith, trabaja en el Departamento de Registro del Ministerio de la Verdad, responsable entre otras tareas de la elaboración del diccionario de Neolengua; porque, no olvidemos que:

Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado

La misma cuestión en el campo de la realidad, en el cual estaba inspirada la obra de Orwell,  la ha tratado Herbert Marcuse en su obra  “One dimensional man”.  Algunos de sus párrafos son muy ilustradores  al respecto.  Por ejemplo:

Las tendencias dominantes del habla, que niegan estas distinciones, son expresión de los cambios en los modos de pensamiento discutidos en los capítulos anteriores: el lenguaje funcionalizado, contraído y unificado es el lenguaje del pensamiento unidimensional. Para ilustrar esta novedad, lo compararé brevemente con una clásica filosofía de la gramática que trasciende el universo del comportamiento y relaciona las categorías lingüísticas con las ontológicas.

Y también:

He aludido a la filosofía de la gramática para mostrar el grado en el que las contracciones lingüísticas indican una contracción del pensamiento que, a su vez, ellas fortalecen y promueven. La insistencia en los elementos filosóficos en la gramática, o en la relación entre el “sujeto” gramatical, lógico y ontológico señala los contenidos que son suprimidos en el lenguaje funcional, eliminados de la expresión y la comunicación. La contracción del concepto en imágenes fijas; el desarrollo detenido en fórmulas hipnóticas que se auto-validan; la inmunidad contra la contradicción; la identificación de las cosas (y de las personas) con su función: estas tendencias revelan a la mente unidimensional en el idioma que habla.

O así mismo:

Si la conducta lingüística impide el desarrollo conceptual, si se opone a la abstracción y la mediación, si se rinde a los hechos inmediatos, rechaza el reconocimiento de los factores detrás de los hechos, y por lo tanto rechaza el reconocimiento de los hechos, y de su contenido histórico. En y para la sociedad, esta organización del discurso funcional es de importancia vital, sirve como vehículo de coordinación y subordinación. El lenguaje unificado y funcional es un lenguaje irreconciliablemente anti-crítico y anti-dialéctico. En él, la racionalidad operacional y behaviorista absorbe los elementos trascendentes, los negativos, y de oposición a la razón.

……………………………………………

El lenguaje cerrado no demuestra ni  explica: comunica decisiones, fallos, órdenes. Cuando define, la definición se convierte en ” separación de lo bueno y lo malo”, establece lo que es correcto y lo equivocado sin permitir dudas, y un valor como justificación de otro. Se mueve por medio de tautologías, pero las tautologías son frases terriblemente eficaces. Expresan el juicio de una “forma prejuzgada”, pronuncian condenas. Por ejemplo, el “contenido objetivo”, es decir, la definición de términos como” desviacionista “,” revisionista “, es la de un código penal, y este tipo de validación hace nacer una conciencia para la que el lenguaje de los poderes fácticos es el lenguaje de la verdad [24].

…………………………………………………..

Este lenguaje controla mediante la reducción de las formas lingüísticas y los símbolos de reflexión, abstracción, desarrollo, contradicción, sustituyendo los conceptos por imágenes

Por todo esto, el lenguaje de Darwin es ejemplo de lenguaje cerrado, contraído, funcionalizado. Inmune a toda contradicción. Como consecuencia de todo ello la Selección Natural es una poderosa imagen, sí. Pero una imagen anticientífica. Un fantasma semántico.

Bibliografía

One dimensional man. Herbert Marcuse. 1964. El enlace lleva directamente al capítulo 4, de interesante lectura.

Versión española de Antonio Elorza para RBA Proyectos Editoriales. Planeta D’Agostini. Barcelona.

Imagen tomada del blog Cambia el mundo despierta. Entrada  Azúcar, epidemia mundial

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , , , , , , ,

El sopicharco, base nutritiva del materialismo

“Las condiciones de las aguas del océano primitivo durante aquellos tiempos remotos se parecían bastante a las condiciones que reproducimos en un laboratorio hoy en día. Lo que nos hace pensar que en cualquier parte de aquel océano, laguna o charco, debieron formarse unas sustancias orgánicas complejas iguales a las creadas en el matraz de Butlerov, en la vasija de Baj o en experimentos similares.”

Alexander Oparin. El origen de la vida  (p 123).

Nada sospechoso de idealismo o de inspiración religiosa,  el diccionario de Neolengua (spanish version) dice esto de Oparin:

Según el profesor Loren S. Graham en su ensayo Science, philosophy, and human behavior in the Soviet Union. New York: Columbia University Press Oparin recibió el impulso para comenzar sus investigaciones en un intento de demostrar el materialismo dialéctico en el contexto de la guerra fría en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Pero ninguno de los dos, ni Loren Graham ni la versión española del diccionario de Neolengua indica en qué consistieron las investigaciones de Oparin. Basta con acudir a la versión inglesa para darse cuenta de que no existen. El texto de Oparin es escritura libre. Su apoyo experimental, nulo:

While Oparin himself was unable to do extensive experiments to investigate any of these ideas, scientists were later able to………..

¿Qué es por lo tanto la obra de Oparin?  Un apoyo teórico al materialismo dialéctico.

¿Por qué un manifiesto se mantiene y se considera en la base del pensamiento acerca de la evolución?  Porque apoya el paradigma que conviene a la sociedad materialista.

En la antigua Unión Soviética,  para  Bodganov la Ciencia es la experiencia organizada de la sociedad humana (Constructivismo social) de acuerdo con el empirismo radical de Mach: La Ciencia como instrumento para la economía del conocimiento (Roll-Hansen, 2005).

Oparin nació en 1894 y publicó “El origen de la vida” en ruso en Moscú (1924).  Colaboró con Lysenko, cuya reputación en el entorno occidental corrió, sin duda, peor suerte. En su obra, Oparin muestra a Engels como modelo y apoya manifiestamente a Darwin (“Charles Darwin estableció en el Origen de las Especies los fundamentos biológicos de la evolución” se lee en alguna parte) lo cual confirma de nuevo a la obra de Darwin como apoyo fundamental del materialismo dialéctico.

“El origen de la vida” es un manifiesto a favor del materialismo. Dicho de otro modo: Un panfleto. Su capítulo primero se titula “El materialismo enfrentado al idealismo y la religión en torno al emocionante y polémico problema del origen de la vida” y en él se parte explícitamente de que la vida es de naturaleza material, si bien no queda claro lo que esto sea. Sus capítulos sobre el origen de las moléculas, la estructuración del protoplasma vivo y el origen de los organismos primitivos son un conjunto de disparatadas especulaciones carentes de base científica. Por ejemplo leemos (p 76-77):

Si partimos de que la vida es de naturaleza material, estudiando las leyes que la rigen debemos hacer lo que esté en nuestras manos por cambiar de forma consciente y en el sentido deseado a los seres vivos. Si por el contrario, un principio espiritual es el creador de todo aquello que está vivo, y nos es imposible conocer su esencia, no podremos hacer otra cosa que contemplar de forma pasiva la naturaleza viva, incapaz ante fenómenos que nuestro conocimiento no puede entender, y a los que se atribuye un origen sobrenatural que huye de la racionalidad característica del ser humano………

Y un poco  más adelante:

La observación, la experiencia más objetiva y la práctica de la naturaleza viva constituirán los parámetros del materialismo para dar una respuesta racional a la cuestión de la vida

Bibliografía

Nils Roll-Hansen, The Lysenko Effect: The Politics of Science. New York: Humanity Books,
2005. Pp. 335. ISBN 1-59102-262-2. £17.99 (paperback). doi:10.1017/S0007087407009739

Oparin A. El Origen de la vida. Clásicos Universales Fontana 1998.

Imagen: Cuadro de Hugo Fontela.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , ,