Posts etiquetados con ‘Falacias y perogrulladas de Charles Darwin’

Resumen de una teoría que no lo es en el párrafo octingentésimo tercero de El Origen de las Especies

Se delata el autor, se pone de manifiesto su incompetencia cuando dice:

 

Pues si los animales y plantas varían, por poco y lentamente que sea, ¿por qué no tendrán que conservarse y acumularse por selección natural o supervivencia de los más adecuados las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas?

 

Las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas, se acumularán por ser provechosas. En cada caso habrá una causa y una explicación. Nunca la Selección Natural explicará nada.

 

803

 

 

If, then, animals and plants do vary, let it be ever so slightly or slowly, why should not variations or individual differences, which are in any way beneficial, be preserved and accumulated through natural selection, or the survival of the fittest? If man can by patience select variations useful to him, why, under changing and complex conditions of life, should not variations useful to nature’s living products often arise, and be preserved or selected? What limit can be put to this power, acting during long ages and rigidly scrutinising the whole constitution, structure, and habits of each creature, favouring the good and rejecting the bad? I can see no limit to this power, in slowly and beautifully adapting each form to the most complex relations of life. The theory of natural selection, even if we look no further than this, seems to be in the highest degree probable. I have already recapitulated, as fairly as I could, the opposed difficulties and objections: now let us turn to the special facts and arguments in favour of the theory.

 

Pues si los animales y plantas varían, por poco y lentamente que sea, ¿por qué no tendrán que conservarse y acumularse por selección natural o supervivencia de los más adecuados las variaciones o diferencias individuales que sean en algún modo provechosas? Si el hombre puede con paciencia seleccionar variaciones útiles para él, ¿por qué, en condiciones de vida variables y complicadas, no habrán de surgir con frecuencia y ser conservadas o seleccionadas variaciones útiles a las producciones vivientes de la naturaleza? ¿Qué límite puede fijarse a esta fuerza actuando durante tiempos larguísimos y escudriñando rigurosamente toda la constitución, con formación y costumbres de cada ser, favoreciendo lo bueno y rechazando lo malo? No sé ver límite alguno para esta fuerza al adaptar lenta y admirablemente cada forma a las más complejas relaciones de vida. La teoría de la selección natural, aun sin ir más lejos, parece probable en sumo grado. He recapitulado ya, lo mejor que he podido, las dificultades y objeciones presentadas contra nuestra teoría; pasemos ahora a los argumentos y hechos especiales en favor de ella.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Lo que cree la mayor parte de los geólogos en el párrafo septingentésimo nonagésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Ante la falta de uno válido y decente, el autor se había inventado una serie de argumentos rocambolescos. No contento con haberlos expuesto de manera desvergonzada en capítulos anteriores, viene aquí a repetirlos…Tengan paciencia, van a creer que son ustedes los primeros en leer esta serie de disparates, pero no, les aseguro que no son ustedes los primeros lectores. Yo los he leído.

 

794

 

 

I can answer these questions and objections only on the supposition that the geological record is far more imperfect than most geologists believe. The number of specimens in all our museums is absolutely as nothing compared with the countless generations of countless species which have certainly existed. The parent form of any two or more species would not be in all its characters directly intermediate between its modified offspring, any more than the rock-pigeon is directly intermediate in crop and tail between its descendants, the pouter and fantail pigeons. We should not be able to recognise a species as the parent of another and modified species, if we were to examine the two ever so closely, unless we possessed most of the intermediate links; and owing to the imperfection of the geological record, we have no just right to expect to find so many links. If two or three, or even more linking forms were discovered, they would simply be ranked by many naturalists as so many new species, more especially if found in different geological substages, let their differences be ever so slight. Numerous existing doubtful forms could be named which are probably varieties; but who will pretend that in future ages so many fossil links will be discovered, that naturalists will be able to decide whether or not these doubtful forms ought to be called varieties? Only a small portion of the world has been geologically explored. Only organic beings of certain classes can be preserved in a fossil condition, at least in any great number. Many species when once formed never undergo any further change but become extinct without leaving modified descendants; and the periods during which species have undergone modification, though long as measured by years, have probably been short in comparison with the periods during which they retained the same form. It is the dominant and widely ranging species which vary most frequently and vary most, and varieties are often at first local—both causes rendering the discovery of intermediate links in any one formation less likely. Local varieties will not spread into other and distant regions until they are considerably modified and improved; and when they have spread, and are discovered in a geological formation, they appear as if suddenly created there, and will be simply classed as new species. Most formations have been intermittent in their accumulation; and their duration has probably been shorter than the average duration of specific forms. Successive formations are in most cases separated from each other by blank intervals of time of great length, for fossiliferous formations thick enough to resist future degradation can, as a general rule, be accumulated only where much sediment is deposited on the subsiding bed of the sea. During the alternate periods of elevation and of stationary level the record will generally be blank. During these latter periods there will probably be more variability in the forms of life; during periods of subsidence, more extinction.

 

Sólo puedo contestar a estas preguntas y objeciones en el supuesto de que los registros geológicos son mucho más imperfectos de lo que cree la mayor parte de los geólogos. El conjunto de ejemplares de todos los museos es absolutamente nada, comparado con las innumerables generaciones de innumerables especies que es seguro que han existido. La forma madre de dos o más especies cualesquiera no sería por todos sus caracteres más directamente intermedia entre su modificada descendencia que lo es la paloma silvestre por su buche y cola entre sus descendientes la buchona y la colipavo. No seríamos capaces de reconocer una especie como madre de otra especie modificada, por muy cuidadosamente que pudiéramos examinar ambas, a menos que poseyésemos la mayor parte de los eslabones intermedios, y, debido a la imperfección de los registros geológicos, no tenemos justo motivo para esperar encontrar tantos eslabones. Si se descubriesen dos o tres o aún más formas de unión, por muy pequeñas que fuesen sus diferencias, la mayor parte de los naturalistas las clasificarían simplemente como otras tantas especies nuevas, sobre todo si se habían encontrado en diferentes subpisos geológicos. Podrían citarse numerosas formas vivientes dudosas, que son, probablemente, variedades; pero ¿quién pretenderá que en los tiempos futuros se descubrirán tantas formas intermedias fósiles que los naturalistas podrán decidir si estas formas dudosas deben o no llamarse variedades? Tan sólo una pequeña parte del mundo ha sido explorada geológicamente. Sólo los seres orgánicos de ciertas clases pueden conservarse en estado fósil, por lo menos en número considerable. Muchas especies, una vez formadas, no experimentan nunca ningún cambio ulterior, sino que se extinguen sin dejar descendientes modificados, y los períodos durante los cuales las especies han experimentado modificación, aunque largos si se miden por años, probablemente han sido cortos en comparación con los períodos durante los cuales conservaron la misma forma. Las especies dominantes y de extensa distribución son las que varían más y con mayor frecuencia, y las variedades son muchas veces locales al principio; causas ambas que hacen poco probable el descubrimiento de eslabones intermedios en una formación determinada. Las variedades locales no se extenderán a otras regiones distantes hasta que estén considerablemente modificadas y mejoradas, y cuando se han extendido y son descubiertas en una formación geológica, aparecen como creadas allí de repente, y serán clasificadas simplemente como nuevas especies. La mayor parte de las formaciones se han acumulado con intermitencia, y su duración ha sido probablemente menor que la duración media de las formas específicas. Las formaciones sucesivas están separadas entre sí, en la mayor parte de los casos, por intervalos de gran duración, pues formaciones fosilíferas de potencia bastante para resistir la futura erosión sólo pueden acumularse, por regla general, donde se deposita mucho sedimento en el fondo de un mar que tenga movimiento de descenso. Durante los períodos alternantes de elevación y de nivel estacionario, los registros geológicos estarán generalmente en blanco. Durante estos últimos períodos habrá probablemente más variabilidad en las formas orgánicas; durante los períodos de descenso, mayor extinción.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: ,

Un sinfín de formas intermedias en el párrafo septingentésimo nonagésimo segundo de El Origen de las Especies

Este párrafo es interesante e ilustra bien la mentalidad del autor. Lo que, según mi teoría tiene que haber existido, no ha existido. Conclusión: Probablemente las variedades intermedias serían suplantadas y exterminadas. A esta barbaridad la llamará el autor en el siguiente párrafo doctrina del exterminio de una infinidad de formas de unión entre los habitantes vivientes y extinguidos del mundo

 

 

792

 

 

As according to the theory of natural selection an interminable number of intermediate forms must have existed, linking together all the species in each group by gradations as fine as our existing varieties, it may be asked, Why do we not see these linking forms all around us? Why are not all organic beings blended together in an inextricable chaos? With respect to existing forms, we should remember that we have no right to expect (excepting in rare cases) to discover DIRECTLY connecting links between them, but only between each and some extinct and supplanted form. Even on a wide area, which has during a long period remained continuous, and of which the climatic and other conditions of life change insensibly in proceeding from a district occupied by one species into another district occupied by a closely allied species, we have no just right to expect often to find intermediate varieties in the intermediate zones. For we have reason to believe that only a few species of a genus ever undergo change; the other species becoming utterly extinct and leaving no modified progeny. Of the species which do change, only a few within the same country change at the same time; and all modifications are slowly effected. I have also shown that the intermediate varieties which probably at first existed in the intermediate zones, would be liable to be supplanted by the allied forms on either hand; for the latter, from existing in greater numbers, would generally be modified and improved at a quicker rate than the intermediate varieties, which existed in lesser numbers; so that the intermediate varieties would, in the long run, be supplanted and exterminated.

 

Como, según la teoría de la selección natural, tiene que haber existido un sinfín de formas intermedias, que enlazan todas las formas de cada grupo mediante gradaciones tan delicadas como lo son las variedades vivientes, puede preguntarse por qué no vemos a nuestro alrededor estas formas de enlace, por qué no están todos los seres vivientes confundidos entre sí en un caos inextricable. Por lo que se refiere a las formas vivientes, hemos de recordar que -salvo en raros casos- no tenemos derecho a esperar el descubrir lazos de unión directa entre ellas, sino sólo entre cada una de ellas y alguna forma extinguida y suplantada. Incluso en una región muy extensa que haya permanecido continua durante un largo período, y en la cual el clima y otras condiciones de vida cambien insensiblemente, al pasar de un distrito ocupado por una especie a otro ocupado por otra muy afín, no tenemos justo derecho a esperar el encontrar con frecuencia variaciones intermedias en las zonas intermedias; pues tenemos motivos para creer que, en todo caso, sólo un corto número de especies de un género experimentan modificaciones, extinguiéndose por completo las otras sin dejar descendencia modificada. De las especies que se modifican, sólo un corto número se modifican en el mismo país al mismo tiempo. y todas las modificaciones se efectúan lentamente. También he demostrado que las variaciones intermedias que probablemente existieron al principio en las zonas intermedias estarían expuestas a ser suplantadas por las formas afines existentes a uno y otro lado; pues estas últimas, por existir representadas por gran número de individuos, se modificarían y perfeccionarían generalmente con mayor rapidez que las variedades intermedias que existían con menos número; de manera que, a la larga, las variedades intermedias serían suplantadas y exterminadas.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Hay fundamento para creer y otras tomaduras de pelo en el párrafo septingentésimo nonagésimo de El Origen de las Especies

La frase es imperdonable:

 

Por una parte, hay fundamento para creer que los cambios pequeños en las condiciones de existencia dan vigor y fecundidad a todos los seres orgánicos.

 

¿Será cierto eso? ¿Será verdad que todos los cambios pequeños en las condiciones de existencia darán vigor y fecundidad a todos los seres orgánicos? ¿A qué cambios se refiere?

 

Pero nuestras dudas se desvanecen porque pronto vamos a leer lo contrario:

 

Por otra parte, sabemos que las especies que han estado sometidas mucho tiempo a condiciones casi uniformes, cuando son sometidas en cautividad a condiciones nuevas y muy diferentes, o perecen o, si sobreviven, se vuelven estériles aunque conserven perfecta salud.

 

En qué consiste la diferencia entre estas condiciones nuevas y muy diferentes que hacen perecer a las especies y aquellos cambios pequeños en las condiciones de existencia dan vigor y fecundidad a todos los seres orgánicos? ¿Habrá alguna manera de distinguir entre lo uno y lo otro evitando así esa incómoda sensación de que nos están tomando el pelo?

 

 

 

 

790

 

 

 

A double and parallel series of facts seems to throw much light on the sterility of species, when first crossed, and of their hybrid offspring. On the one side, there is good reason to believe that slight changes in the conditions of life give vigour and fertility to all organic beings. We know also that a cross between the distinct individuals of the same variety, and between distinct varieties, increases the number of their offspring, and certainly gives to them increased size and vigour. This is chiefly owing to the forms which are crossed having been exposed to somewhat different conditions of life; for I have ascertained by a labourious series of experiments that if all the individuals of the same variety be subjected during several generations to the same conditions, the good derived from crossing is often much diminished or wholly disappears. This is one side of the case. On the other side, we know that species which have long been exposed to nearly uniform conditions, when they are subjected under confinement to new and greatly changed conditions, either perish, or if they survive, are rendered sterile, though retaining perfect health. This does not occur, or only in a very slight degree, with our domesticated productions, which have long been exposed to fluctuating conditions. Hence when we find that hybrids produced by a cross between two distinct species are few in number, owing to their perishing soon after conception or at a very early age, or if surviving that they are rendered more or less sterile, it seems highly probable that this result is due to their having been in fact subjected to a great change in their conditions of life, from being compounded of two distinct organisations. He who will explain in a definite manner why, for instance, an elephant or a fox will not breed under confinement in its native country, whilst the domestic pig or dog will breed freely under the most diversified conditions, will at the same time be able to give a definite answer to the question why two distinct species, when crossed, as well as their hybrid offspring, are generally rendered more or less sterile, while two domesticated varieties when crossed and their mongrel offspring are perfectly fertile.

 

Dos series paralelas de hechos parecen arrojar mucha luz sobre la esterilidad de las especies cuando se cruzan por vez primera y la de su descendencia híbrida. Por una parte, hay fundamento para creer que los cambios pequeños en las condiciones de existencia dan vigor y fecundidad a todos los seres orgánicos. Sabemos también que el cruzamiento entre individuos distintos de la misma variedad y entre variedades distintas aumenta el número de sus descendientes y les da ciertamente mayor tamaño y vigor. Esto se debe sobre todo a que las formas que se cruzan han estado sometidas a condiciones de existencia algo diferentes, pues he comprobado, mediante una laboriosa serie de experimentos, que, si todos los individuos de la misma variedad son sometidos durante varias generaciones a las mismas condiciones, la ventaja resultante del cruzamiento con frecuencia disminuye mucho o desaparece del todo. Este es uno de los aspectos del caso. Por otra parte, sabemos que las especies que han estado sometidas mucho tiempo a condiciones casi uniformes, cuando son sometidas en cautividad a condiciones nuevas y muy diferentes, o perecen o, si sobreviven, se vuelven estériles aunque conserven perfecta salud. Esto no ocurre, u ocurre sólo en grado pequeñísimo, con las producciones domésticas que han estado sometidas mucho tiempo a condiciones variables. Por consiguiente, cuando vemos que los híbridos producidos por un cruzamiento entre dos especies distintas son en corto número, debido a que perecen inmediatamente después de la concepción o a una edad muy temprana, o que, si sobreviven, se han vuelto más o menos estériles, parece sumamente probable que este resultado sea debido a que han sido de hecho sometidos a un gran cambio en sus condiciones de existencia por estar compuestos de dos organizaciones distintas. Quien explique de un modo preciso por qué, por ejemplo, un elefante o un zorro no crían cautivos en su país natal, mientras que el perro o el cerdo doméstico crían sin limitación en condiciones las más diversas, podrá dar al mismo tiempo una respuesta precisa a la pregunta de por qué dos especies distintas, cuando se cruzan, lo mismo que su descendencia híbrida, resultan generalmente más o menos estériles, mientras que dos variedades domésticas, al cruzarse, y sus descendientes mestizos son perfectamente fecundos.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: ,

Por grandes que sean las dificultades, el dogma siempre va adelante en el párrafo septingentésimo nonagésimo primero de El Origen de las Especies

Es increíble la composición de este párrafo. Comienza por decir algo que ya hemos visto:

 

Volviendo a la distribución geográfica, las dificultades con que tropieza la teoría de la descendencia con modificación son bastante graves.

 

Ahora bien parece que todas las dificultades se resuelven a continuación de un plumazo cuando dice:

 

Todos los individuos de una misma especie y todas las especies del mismo género, y aun grupos superiores, han descendido de antepasados comunes, y por esto, por muy distantes y aisladas que estén las partes del mundo en que actualmente se las encuentra, estas especies, en el transcurso de las generaciones sucesivas, han tenido que trasladarse desde un punto a todos los otros.

 

Con lo cual todo queda ya resuelto. Sólo falta que nos diga que esto es por efecto de la selección natural y ya deberíamos quedar satisfechos. Pero no, no es eso lo que dice ahora el autor. Dice esto otro:

 

Muchas veces nos es totalmente imposible ni conjeturar siquiera cómo pudo haberse efectuado esto. Sin embargo, como tenemos fundamento para creer que algunas especies han conservado la misma forma específica durante larguísimos períodos de tiempo -inmensamente largos si se miden por años-, no debe darse demasiada importancia a la gran difusión ocasional de una misma especie, pues durante períodos larguísimos siempre habrá habido alguna buena proporción para una gran emigración por muchos medios.

 

Esto sí que es bueno. Es decir, por grandes que sean las dificultades, todas y cada una de ellas se explican por el transcurso de tiempo, ya que ha pasado un tiempo tan largo que lo puede explicar todo. Y más aún:

 

 

Una distribución geográfica fragmentaria o interrumpida puede explicarse muchas veces por la extinción de especies en las regiones intermedias.

 

Cierto, ya hemos visto que la extinción puede explicar la ausencia de variedades intermedias, aunque de ello no exista prueba alguna. Pues ahora vemos que también la extinción puede, lógicamente, explicar la distribución geográfica fragmentaria. ¿Por qué no? Todo esto es posible por que: 1) sabemos muy poco, y 2) es muy grande nuestra ignorancia. Estos son los argumentos del autor y , si no se lo han creído, lean:

 

Es innegable que hasta el presente sabemos muy poco acerca de la extensión total de los diferentes cambios geográficos y de clima que ha experimentado la Tierra durante los períodos recientes, y estos cambios habrán facilitado muchas veces las emigraciones. Como ejemplo he procurado demostrar lo poderosa que ha sido la influencia del período glaciar en la distribución de una misma especie o de especies afines por toda la Tierra. Hasta el presente es muy grande nuestra ignorancia sobre los muchos medios ocasionales de transporte. Por lo que se refiere a especies distintas del mismo género que viven en regiones distantes y aisladas, como el proceso de modificación necesariamente ha sido lento, habrán sido posibles todos los medios de emigración durante un período larguísimo y, por consiguiente, la dificultad de la gran difusión de las especies del mismo género queda en cierto modo atenuada.

 

 

 

 

791

 

 

Turning to geographical distribution, the difficulties encountered on the theory of descent with modification are serious enough. All the individuals of the same species, and all the species of the same genus, or even higher group, are descended from common parents; and therefore, in however distant and isolated parts of the world they may now be found, they must in the course of successive generations have travelled from some one point to all the others. We are often wholly unable even to conjecture how this could have been effected. Yet, as we have reason to believe that some species have retained the same specific form for very long periods of time, immensely long as measured by years, too much stress ought not to be laid on the occasional wide diffusion of the same species; for during very long periods there will always have been a good chance for wide migration by many means. A broken or interrupted range may often be accounted for by the extinction of the species in the intermediate regions. It cannot be denied that we are as yet very ignorant as to the full extent of the various climatical and geographical changes which have affected the earth during modern periods; and such changes will often have facilitated migration. As an example, I have attempted to show how potent has been the influence of the Glacial period on the distribution of the same and of allied species throughout the world. We are as yet profoundly ignorant of the many occasional means of transport. With respect to distinct species of the same genus, inhabiting distant and isolated regions, as the process of modification has necessarily been slow, all the means of migration will have been possible during a very long period; and consequently the difficulty of the wide diffusion of the species of the same genus is in some degree lessened.

 

Volviendo a la distribución geográfica, las dificultades con que tropieza la teoría de la descendencia con modificación son bastante graves. Todos los individuos de una misma especie y todas las especies del mismo género, y aun grupos superiores, han descendido de antepasados comunes, y por esto, por muy distantes y aisladas que estén las partes del mundo en que actualmente se las encuentra, estas especies, en el transcurso de las generaciones sucesivas, han tenido que trasladarse desde un punto a todos los otros. Muchas veces nos es totalmente imposible ni conjeturar siquiera cómo pudo haberse efectuado esto. Sin embargo, como tenemos fundamento para creer que algunas especies han conservado la misma forma específica durante larguísimos períodos de tiempo -inmensamente largos si se miden por años-, no debe darse demasiada importancia a la gran difusión ocasional de una misma especie, pues durante períodos larguísimos siempre habrá habido alguna buena proporción para una gran emigración por muchos medios. Una distribución geográfica fragmentaria o interrumpida puede explicarse muchas veces por la extinción de especies en las regiones intermedias. Es innegable que hasta el presente sabemos muy poco acerca de la extensión total de los diferentes cambios geográficos y de clima que ha experimentado la Tierra durante los períodos recientes, y estos cambios habrán facilitado muchas veces las emigraciones. Como ejemplo he procurado demostrar lo poderosa que ha sido la influencia del período glaciar en la distribución de una misma especie o de especies afines por toda la Tierra. Hasta el presente es muy grande nuestra ignorancia sobre los muchos medios ocasionales de transporte. Por lo que se refiere a especies distintas del mismo género que viven en regiones distantes y aisladas, como el proceso de modificación necesariamente ha sido lento, habrán sido posibles todos los medios de emigración durante un período larguísimo y, por consiguiente, la dificultad de la gran difusión de las especies del mismo género queda en cierto modo atenuada.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: ,

Disparate en el párrafo septingentésimo octogésimo octavo de El Origen de las Especies

Normalmente las revistas científicas someten sus trabajos propuestos a revisión antes de publicarlos. Los libros también se dejan leer a otros profesionales de la ciencia que puedan advertir al autor acerca de algunos posibles errores o recomendarle algún cambio.

En el caso que nos ocupa, nadie leyó esto nunca con una intención crítica antes de publicarlo. Nadie aconsejó al autor eliminar tantos disparates como los que aquí vemos. Por ejemplo, el siguiente:

 

me parece que demuestra concluyentemente que esta esterilidad no es un don más especial que la imposibilidad de ser injertadas una en otra dos especies distintas de árboles

 

 

 

 

788

 

 

With respect to the almost universal sterility of species when first crossed, which forms so remarkable a contrast with the almost universal fertility of varieties when crossed, I must refer the reader to the recapitulation of the facts given at the end of the ninth chapter, which seem to me conclusively to show that this sterility is no more a special endowment than is the incapacity of two distinct kinds of trees to be grafted together; but that it is incidental on differences confined to the reproductive systems of the intercrossed species. We see the truth of this conclusion in the vast difference in the results of crossing the same two species reciprocally—that is, when one species is first used as the father and then as the mother. Analogy from the consideration of dimorphic and trimorphic plants clearly leads to the same conclusion, for when the forms are illegitimately united, they yield few or no seed, and their offspring are more or less sterile; and these forms belong to the same undoubted species, and differ from each other in no respect except in their reproductive organs and functions.

 

Por lo que se refiere a la esterilidad casi general de las especies cuando se cruzan por vez primera, y que forma tan notable contraste con la fecundidad casi general de las variedades cuando se cruzan, debo remitir al lector a la recapitulación de los hechos dada al final del capítulo IX, que me parece que demuestra concluyentemente que esta esterilidad no es un don más especial que la imposibilidad de ser injertadas una en otra dos especies distintas de árboles, y que depende de diferencias limitadas a los sistemas reproductores de las especies cruzadas. Vemos la exactitud de esta conclusión en la gran diferencia que existe en los resultados de cruzar recíprocamente dos especies; esto es, cuando una especie es primero utilizada como padre y luego como madre. El resultado análogo de la consideración de las plantas dimorfas y trimorfas nos lleva claramente a la misma conclusión; pues cuando las formas se unen ilegítimamente, producen pocas semillas o ninguna, y sus descendientes son más o menos estériles; y estas formas pertenecen indubitablemente a la misma especie y difieren entre sí nada más que en sus funciones y órganos reproductores.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: ,

Reglas que son falacias en el párrafo septingentésimo septuagésimo quinto de El Origen de las Especies

Si el embrión de ballena tiene dientes que el adulto no tiene, entonces es obvio que la parte rudimentaria, es decir, dichos dientes serán de mayor tamaño, con relación a las partes adyacentes, en el embrión que en el adulto. Esto no es regla alguna, como dice el autor. Esto es una obviedad y exponerlo como regla es una falacia. Hablar por hablar o hablar para distraer la atención del lector. ¿De qué? De que  la Selección Natural es un disparate. Generar confusión

 

775.

 

It is an important fact that rudimentary organs, such as teeth in the upper jaws of whales and ruminants, can often be detected in the embryo, but afterwards wholly disappear. It is also, I believe, a universal rule, that a rudimentary part is of greater size in the embryo relatively to the adjoining parts, than in the adult; so that the organ at this early age is less rudimentary, or even cannot be said to be in any degree rudimentary. Hence rudimentary organs in the adult are often said to have retained their embryonic condition.

 

Es un hecho importante que los órganos rudimentarios, tales como los dientes de la mandíbula superior de las ballenas y rumiantes, pueden frecuentemente descubrirse en el embrión; pero después desaparecen por completo. Es también, creo yo, una regla universal que una parte rudimentaria es de mayor tamaño, con relación a las partes adyacentes, en el embrión que en el adulto; de manera que el órgano en aquella edad temprana es menos rudimentario o hasta no puede decirse que sea rudimentario en ninguna medida. Por consiguiente, se dice con frecuencia que los órganos rudimentarios en el adulto han conservado su estado embrionario.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: ,

Banalidades, perogrulladas, argumentos de autoridad y detallamientos en el párrafo septingentésimo septuagésimo cuarto de El Origen de las Especies

Nos encontramos aquí con algunos ejemplos de falacias, perogrulladas, es decir frases inútiles, escritas sin pensar para no decir nada:

Los órganos rudimentarios en los individuos de la misma especie son susceptibles de mucha variación en el grado de su desarrollo y por otros conceptos.

Perogrulladas con detallamiento:

 

Los órganos rudimentarios pueden haber abortado por completo, y esto implica que en ciertos animales o plantas faltan totalmente partes que la analogía nos llevaría a esperar encontrar en ellas y que accidentalmente se encuentran en individuos monstruosos. Así, en la mayor parte de las escrofulariáceas el quinto estambre está atrofiado por completo, y, sin embargo, podemos inferir que ha existido en otro tiempo un quinto estambre; pues en muchas especies de la familia se encuentra un rudimento de él, y este rudimento en ocasiones se desarrolla perfectamente, como puede verse a veces en la boca del dragón.

 

Y argumentos de autoridad:

 

Al seguir las homologías de un órgano cualquiera en diferentes seres de la clase, nada más común, ni más útil para comprender completamente las relaciones de los órganos, que el descubrimiento de rudimentos. Esto se manifiesta claramente en los dibujos dados por Owen de los huesos de las patas del caballo, toro y rinoceronte.

 

 

774.

 

Rudimentary organs in the individuals of the same species are very liable to vary in the degree of their development and in other respects. In closely allied species, also, the extent to which the same organ has been reduced occasionally differs much. This latter fact is well exemplified in the state of the wings of female moths belonging to the same family. Rudimentary organs may be utterly aborted; and this implies, that in certain animals or plants, parts are entirely absent which analogy would lead us to expect to find in them, and which are occasionally found in monstrous individuals. Thus in most of the Scrophulariaceae the fifth stamen is utterly aborted; yet we may conclude that a fifth stamen once existed, for a rudiment of it is found in many species of the family, and this rudiment occasionally becomes perfectly developed, as may sometimes be seen in the common snap-dragon. In tracing the homologies of any part in different members of the same class, nothing is more common, or, in order fully to understand the relations of the parts, more useful than the discovery of rudiments. This is well shown in the drawings given by Owen of the leg bones of the horse, ox, and rhinoceros.

 

Los órganos rudimentarios en los individuos de la misma especie son susceptibles de mucha variación en el grado de su desarrollo y por otros conceptos. En especies muy próximas difiere a veces mucho el grado a que el mismo órgano ha sido reducido. De este último hecho es un buen ejemplo el estado de las alas de mariposas heteróceras hembras pertenecientes a la misma familia. Los órganos rudimentarios pueden haber abortado por completo, y esto implica que en ciertos animales o plantas faltan totalmente partes que la analogía nos llevaría a esperar encontrar en ellas y que accidentalmente se encuentran en individuos monstruosos. Así, en la mayor parte de las escrofulariáceas el quinto estambre está atrofiado por completo, y, sin embargo, podemos inferir que ha existido en otro tiempo un quinto estambre; pues en muchas especies de la familia se encuentra un rudimento de él, y este rudimento en ocasiones se desarrolla perfectamente, como puede verse a veces en la boca del dragón. Al seguir las homologías de un órgano cualquiera en diferentes seres de la clase, nada más común, ni más útil para comprender completamente las relaciones de los órganos, que el descubrimiento de rudimentos. Esto se manifiesta claramente en los dibujos dados por Owen de los huesos de las patas del caballo, toro y rinoceronte.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Más perogrulladas y demostración fehaciente de que la selección natural es un timo en el párrafo septingentésimo septuagésimo tercero de El Origen de las Especies

Comienza el párrafo con una definición de antología:

Los órganos útiles, por muy poco desarrollados que están, a menos que tengamos motivos para suponer que estuvieron en otro tiempo más desarrollados, no deben considerarse como rudimentarios: pueden encontrarse en estado naciente y en progreso hacia un mayor desarrollo.

Y continúa en su más puro estilo darwiniano:

 

Como los órganos en esta condición, antes, cuando estaban aún menos desarrollados, tenían que haber sido todavía de menos utilidad que ahora, no pueden haber sido producidos en otro tiempo por variación y selección natural, que obra solamente mediante la conservación de las modificaciones útiles.

 

Estupendo. Entonces, si los órganos cuando están poco desarrollados son inútiles y sobre ellos no actúa la selección natural, entonces nos preguntamos, es porque la selección natural sólo actúa sobre aquellos órganos que ya son útiles. Luego, por lo tanto la selección natural no sirve para dar la utilidad a los órganos.

 

Todo queda claro. La selección natural es un timo, un fraude. Y si no lean:

Estos órganos han sido en parte conservados por la fuerza de la herencia y se refieren a un estado antiguo de cosas.

 

 

 

 

773.

 

Useful organs, however little they may be developed, unless we have reason to suppose that they were formerly more highly developed, ought not to be considered as rudimentary. They may be in a nascent condition, and in progress towards further development. Rudimentary organs, on the other hand, are either quite useless, such as teeth which never cut through the gums, or almost useless, such as the wings of an ostrich, which serve merely as sails. As organs in this condition would formerly, when still less developed, have been of even less use than at present, they cannot formerly have been produced through variation and natural selection, which acts solely by the preservation of useful modifications. They have been partially retained by the power of inheritance, and relate to a former state of things. It is, however, often difficult to distinguish between rudimentary and nascent organs; for we can judge only by analogy whether a part is capable of further development, in which case alone it deserves to be called nascent. Organs in this condition will always be somewhat rare; for beings thus provided will commonly have been supplanted by their successors with the same organ in a more perfect state, and consequently will have become long ago extinct. The wing of the penguin is of high service, acting as a fin; it may, therefore, represent the nascent state of the wing: not that I believe this to be the case; it is more probably a reduced organ, modified for a new function: the wing of the Apteryx, on the other hand, is quite useless, and is truly rudimentary. Owen considers the simple filamentary limbs of the Lepidosiren as the “beginnings of organs which attain full functional development in higher vertebrates;” but, according to the view lately advocated by Dr. Gunther, they are probably remnants, consisting of the persistent axis of a fin, with the lateral rays or branches aborted. The mammary glands of the Ornithorhynchus may be considered, in comparison with the udders of a cow, as in a nascent condition. The ovigerous frena of certain cirripedes, which have ceased to give attachment to the ova and are feebly developed, are nascent branchiae.

 

Los órganos útiles, por muy poco desarrollados que están, a menos que tengamos motivos para suponer que estuvieron en otro tiempo más desarrollados, no deben considerarse como rudimentarios: pueden encontrarse en estado naciente y en progreso hacia un mayor desarrollo. Los órganos rudimentarios, por el contrario, o son inútiles por completo, como los dientes que nunca rompen las encías, o casi inútiles, como las alas del avestruz, que sirven simplemente como velas. Como los órganos en esta condición, antes, cuando estaban aún menos desarrollados, tenían que haber sido todavía de menos utilidad que ahora, no pueden haber sido producidos en otro tiempo por variación y selección natural, que obra solamente mediante la conservación de las modificaciones útiles. Estos órganos han sido en parte conservados por la fuerza de la herencia y se refieren a un estado antiguo de cosas. Es, sin embargo, muchas veces difícil establecer distinción entre los órganos rudimentarios y los órganos nacientes, pues sólo por analogía podemos juzgar si una parte es capaz de ulterior desarrollo, en cuyo solo caso merece ser llamada naciente. Órganos en esta condición serán siempre algo raros, pues generalmente los seres provistos de ellos habrán sido suplantados por sus sucesores con el mismo órgano en estado más perfecto y, por consiguiente, se habrán extinguido hace mucho tiempo. El ala del pájaro bobo es de gran utilidad obrando como una aleta; puede, por tanto, representar el estado naciente del ala; no que yo crea que esto sea así, es más probablemente un órgano reducido, modificado para una nueva función. El ala del Apteryx, por el contrario, es casi inútil y es verdaderamente rudimentaria. Owen considera los sencillos miembros filiformes del Lepidosiren como los «principios de órganos que alcanzan completo desarrollo funcional en vertebrados superiores»; pero, según la opinión defendida recientemente por el doctor Günther, son probablemente residuos que consisten en el eje que subsiste de una aleta, con los radios o ramas laterales abortados. Las glándulas mamarias del Ornithorhynchus pueden considerarse, en comparación con las ubres de la vaca, como en estado naciente. Los frenos ovígeros de ciertos cirrípedos, que han cesado de retener los huevos y que están poco desarrollados, son branquias nacientes.

Lectura aconsejada:

 

En relación con los órganos vestigiales:

L’errore degli organi vestigiali

Etiquetas: ,

El autor se mete a lingüista en el párrafo septingentésimo décimo séptimo de El Origen de las Especies

Desde su pretendida y falsa ingenuidad ahora el autor sueña:

Si poseyésemos una genealogía perfecta de la Humanidad…..

 

Entonces, nos dice:

 

…la distribución propia, y aun la única posible, sería siempre la genealógica, y ésta sería rigurosamente natural, porque enlazaría todas las lenguas vivas y muertas mediante sus mayores afinidades y daría la filiación y origen de cada lengua

 

 

Y es que constantemente el autor está cayendo en el mismo error: Introducir la conclusión (arbitraria) a la que desea llegar entre sus premisas.

 

Así:

 

Si poseyésemos una genealogía perfecta de la Humanidad, entonces la distribución de las lenguas sería genealógica.

 

Sin duda. Pero: ¿Y si no fuese posible tal genealogía perfecta?

 

 

 

 

717.

 

It may be worth while to illustrate this view of classification, by taking the case of languages. If we possessed a perfect pedigree of mankind, a genealogical arrangement of the races of man would afford the best classification of the various languages now spoken throughout the world; and if all extinct languages, and all intermediate and slowly changing dialects, were to be included, such an arrangement would be the only possible one. Yet it might be that some ancient languages had altered very little and had given rise to few new languages, whilst others had altered much owing to the spreading, isolation and state of civilisation of the several co-descended races, and had thus given rise to many new dialects and languages. The various degrees of difference between the languages of the same stock would have to be expressed by groups subordinate to groups; but the proper or even the only possible arrangement would still be genealogical; and this would be strictly natural, as it would connect together all languages, extinct and recent, by the closest affinities, and would give the filiation and origin of each tongue.

 

Valdría la pena de explicar este modo de considerar esta clasificación tomando el caso de las lenguas. Si poseyésemos una genealogía perfecta de la Humanidad, el árbol genealógico de las razas humanas nos daría la mejor clasificación de las diferentes lenguas que hoy se hablan en todo el mundo, y si hubiesen de incluirse todas las lenguas muertas y todos los dialectos intermedios que lentamente cambian, este ordenamiento sería el único posible. Sin embargo, podría ser que algunas lenguas antiguas se hubiesen alterado muy poco y hubiesen dado origen a un corto número de lenguas vivas, mientras que otras se hubiesen alterado mucho, debido a la difusión, aislamiento y grado de civilización de las diferentes razas codescendientes, y de este modo hubiesen dado origen a muchos nuevos dialectos y lenguas. Los diversos grados de diferencia entre las lenguas de un mismo tronco tendrían que expresarse mediante grupos subordinados a otros grupos; pero la distribución propia, y aun la única posible, sería siempre la genealógica, y ésta sería rigurosamente natural, porque enlazaría todas las lenguas vivas y muertas mediante sus mayores afinidades y daría la filiación y origen de cada lengua.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: , ,