Posts etiquetados con ‘la escritura autoritaria’

Comer o ser comido en el párrafo nonagésimo sexto de El Origen de las Especies

 

Comer o ser comido, el principio maltusiano que rige la obra se expresa aquí con claridad meridiana. La relación entre ambas acciones explica tanto el número de elefantes como el de perdices. Todo ello está muy bien pero parece algo tosco para pasar por teoría científica que pretenda explicar la formación de especie alguna, si bien muy útil y rentable para poner la ciencia en manos del capital:  Un párrafo clave para quien se interese en conocer los orígenes históricos de la sociedad actual.

 

 

96.

The amount of food for each species, of course, gives the extreme limit to which each can increase; but very frequently it is not the obtaining food, but the serving as prey to other animals, which determines the average number of a species. Thus, there seems to be little doubt that the stock of partridges, grouse, and hares on any large estate depends chiefly on the destruction of vermin. If not one head of game were shot during the next twenty years in England, and, at the same time, if no vermin were destroyed, there would, in all probability, be less game than at present, although hundreds of thousands of game animals are now annually shot. On the other hand, in some cases, as with the elephant, none are destroyed by beasts of prey; for even the tiger in India most rarely dares to attack a young elephant protected by its dam.

 

 

La cantidad de alimento para cada especie señala naturalmente el límite extremo a que cada especie puede llegar; pero con mucha frecuencia, lo que determina el promedio numérico de una especie no es el obtener alimento, sino el servir de presa a otros animales. Así, parece que apenas hay duda de que la cantidad de perdices y liebres en una gran hacienda depende principalmente de la destrucción de las alimañas. Si durante los próximos veinte años no se matase en Inglaterra ni una pieza de caza, y si, al mismo tiempo, no fuese destruida ninguna alimaña, habría, según toda probabilidad, menos caza que ahora, aun cuando actualmente se matan cada año centenares de miles de piezas. Por el contrario, en algunos casos, como el del elefante, ningún individuo es destruido por animales carnívoros, pues aun el tigre en la India rarísima vez se atreve a atacar a un elefante pequeño protegido por su madre.

 

Imagen del blog Pensaments

Etiquetas: ,

Sobre el sufrimiento vegetal y por fin, un experimento de Darwin en el párrafo nonagésimo quinto de El Origen de las Especies

Comienza una serie de seis párrafos dedicada a la naturaleza de los obstáculos para el aumento. Para investigar por sí mismo la naturaleza de tales obstáculos el autor ha limpiado una parcela de tierra en su granja. Ha contado las semillas y ha visto que de 357, nada menos que 295 fueron destruidas, principalmente por babosas e insectos.

Similares experimentos hechos con césped le permiten dar por firmemente asentados sus principios maltusianos y seguir hablando de lucha y competición.

 

Además el autor se extiende sobre el sufrimiento, la lucha y la competición entre vegetales, conceptos todos ellos que, si bien  hoy han logrado amplia extensión y difusión, son de nulo contenido científico y no aportan nada para entender la cuestión que nos ocupa, es decir, el origen de las especies.

 

NATURE OF THE CHECKS TO INCREASE.

 

95.

The causes which check the natural tendency of each species to increase are most obscure. Look at the most vigorous species; by as much as it swarms in numbers, by so much will it tend to increase still further. We know not exactly what the checks are even in a single instance. Nor will this surprise any one who reflects how ignorant we are on this head, even in regard to mankind, although so incomparably better known than any other animal. This subject of the checks to increase has been ably treated by several authors, and I hope in a future work to discuss it at considerable length, more especially in regard to the feral animals of South America. Here I will make only a few remarks, just to recall to the reader’s mind some of the chief points. Eggs or very young animals seem generally to suffer most, but this is not invariably the case. With plants there is a vast destruction of seeds, but from some observations which I have made it appears that the seedlings suffer most from germinating in ground already thickly stocked with other plants. Seedlings, also, are destroyed in vast numbers by various enemies; for instance, on a piece of ground three feet long and two wide, dug and cleared, and where there could be no choking from other plants, I marked all the seedlings of our native weeds as they came up, and out of 357 no less than 295 were destroyed, chiefly by slugs and insects. If turf which has long been mown, and the case would be the same with turf closely browsed by quadrupeds, be let to grow, the more vigorous plants gradually kill the less vigorous, though fully grown plants; thus out of twenty species grown on a little plot of mown turf (three feet by four) nine species perished, from the other species being allowed to grow up freely.

 

Las causas que contienen la tendencia natural de cada especie al aumento son obscurísimas. Consideremos la especie más vigorosa: cuanto mayor sea su número, tanto más tenderá a aumentar todavía. No sabemos exactamente cuáles sean los obstáculos, ni siquiera en un solo caso. Y no sorprenderá esto a nadie que reflexione cuán ignorantes somos en este punto, aun en lo que se refiere a la humanidad, a pesar de que está tan incomparablemente mejor conocida que cualquier otro animal. Este asunto de los obstáculos al aumento ha sido competentemente tratado por varios autores, y espero discutirlo con considerable extensión en una obra futura, especialmente en lo que se refiere a los animales salvajes de América del Sur. Aquí haré sólo algunas observaciones, nada más que para recordar al lector algunos de los puntos capitales. Los huevos o los animales muy jóvenes parece que generalmente sufren mayor destrucción, pero no siempre es así. En las plantas hay una gran destrucción de semillas; pero, de algunas observaciones que he hecho, resulta que las plantitas sufren más por desarrollarse en terreno ocupado ya densamente por otras plantas. Las plantitas, además, son destruidas en gran número por diferentes enemigos; por ejemplo: en un trozo de terreno de tres pies de largo y dos de ancho, cavado y limpiado, y donde no pudiese haber ningún obstáculo por parte de otras plantas, señalé todas las plantitas de hierbas indígenas a medida que nacieron, y, de 357, nada menos que 295 fueron destruidas, principalmente por babosas e insectos. Si se deja crecer césped que haya sido bien guadañado -y lo mismo sería con césped rozado por cuadrúpedos-, las plantas más vigorosas matarán a las menos vigorosas, a pesar de ser plantas completamente desarrolladas; así, de veinte especies que crecían en un pequeno espacio de césped segado -de tres pies por cuatro-, nueve especies perecieron porque se pemitió a las otras crecer sin limitación.

 

Etiquetas: ,

El catecismo darwinista resumido en el nonagésimo cuarto párrafo de El Origen de las Especies: dos preguntas

Primera pregunta: ¿Qué querrá decir el autor cuando dice “puede decirse”?

 

A- Que algo es cierto

B- Que algo es falso pero puede decirse porque es útil decirlo

C- Que algo es falso e inútil pero igualmente puede decirse, puesto que todo puede decirse salvo lo inefable.

 

Así cuando dice:

 

puede decirse que están esforzándose hasta el extremo por aumentar en número

 

Personalmente no conozco ningún caso que pueda apoyar tal afirmación.

 

Segunda pregunta: ¿Explica o, tan siquiera tiene algo que ver, la proliferación de las poblaciones con el proceso de transformación de las especies?

 

Las falacias abundan en OSMNS.  El estilo ambiguo sólo aporta confusión a la ciencia. Ejemplos semejantes de uso lamentable del lenguaje se ponen de manifiesto en una entrada reciente del blog Universo Invisible.

 

94.

In looking at Nature, it is most necessary to keep the foregoing considerations always in mind—never to forget that every single organic being may be said to be striving to the utmost to increase in numbers; that each lives by a struggle at some period of its life; that heavy destruction inevitably falls either on the young or old during each generation or at recurrent intervals. Lighten any check, mitigate the destruction ever so little, and the number of the species will almost instantaneously increase to any amount.

 

Al contemplar la Naturaleza es muy necesario tener siempre presente las consideraciones precedentes; no olvidar que todos y cada uno de los seres orgánicos puede decirse que están esforzándose hasta el extremo por aumentar en número, que cada uno vive merced a una lucha en algún período de su vida; que inevitablemente los jóvenes o los adultos, durante cada generación o repitiéndose a intervalos, padecen importante destrucción. Disminúyase cualquier obstáculo, mitíguese la destrucción, aunque sea poquísimo, y el número de individuos de la especie crecerá casi instantaneamente hasa cualquier cantidad

Etiquetas: ,

El discurso autoritario según Roland Barthes

Ya hemos visto cuatro autores que tratan del discurso autoritario: Adilson Citelli, Mikhail Mikhailovitch Bakhtin, Daniel Prieto Castillo y Estanislao Zulueta. El texto de éste último nos recordaba cómo el discurso autoritario se asocia con una falta de respeto por el oyente.

También Roland Barthes, en su obra El Grado Cero de la Escritura dedica unos párrafos al discurso autoritario. Dice:

 

Encontraremos entonces, en toda escritura, la ambigüedad de un objeto que es a la vez lenguaje y coerción: existe en el fondo de la escritura una “circunstancia” extraña al lenguaje, como la mirada de una intención que ya no es la del lenguaje . Esa mirada puede muy bien ser una pasión del lenguaje, como en la escritura literaria; puede también ser la amenaza de un castigo, como en las escrituras políticas: la escritura está entonces encargada de unir con un solo trazo la realidad de los actos y la realidad de los fines. Por ello el poder o la sombra del poder siempre acaba por instituir una escritura axiológica, donde el trayecto que separa habitualmente el hecho del valor, está suprimido en el espacio mismo de la palabra, dado a la vez como descripción y como juicio. La palabra se hace excusa (es decir un “otra parte” y una justificación). Esto, que es verdadero para las escrituras literarias, donde la unidad de los signos está incesantemente fascinada por las zonas de infra o de ultra-lenguaje, lo es más aún para las escrituras políticas, donde la excusa del lenguaje es al mismo tiempo intimidación y glorificación: efectivamente, el poder o el combate son los que producen los tipos más puros de escritura.

Se confirman así nuestras sospechas: La exaltación del poder o de la lucha, desde un contexto de poder, es un paradigma o ejemplo del más puro Discurso autoritario.  Un caso que ofrece pocas dudas al respecto lo hemos encontrado en el capítulo tercero de OSMNS titulado precisamente: La Lucha por la Existencia.

Etiquetas:

El discurso autoritario según Estanislao Zulueta

Imagen de previsualización de YouTube

 

Preocupados como estamos por haber encontrado un estilo autoritario en OSMNS, hemos ido a buscar distintos autores que han tocado tema tan importante: La escritura autoritaria, el discurso autoritario. Ya hemos visto algunos: Adilson Citelli,  Mikhail Mikhailovitch Bakhtin y Daniel Prieto Castillo. Hoy nos ocuparemos de Estanislao Zulueta. Veamos lo que tiene que decir al respecto. Puede que sea interesante para ayudarnos a entender OSMNS:

 

La gran característica de este tipo de discurso consiste en que el emisor se considera a sí mismo garantía de verdad de lo que enuncia (es el elemento denominado “tercero garante” en el esquema de Jakobson). Este fenómeno es muy típico del discurso dogmático, político o religioso, en el que se suele declarar, por ejemplo: “eso lo dijo Marx, o Lenín o San Pablo”, o cualquier autoridad venerada, como si tal cosa fuera suficiente para ser cierto.  Es decir, no es el conjunto de un texto lo que se considera, sino su fuente indiscutible.

En el discurso dogmático no se apela a la corroboración por parte del destinatario, simplemente porque no la necesita. Se supone que el emisor mismo tiene la verdad, es decir, se confunden en una sola cosa, la autoridad y la razón.

Comparativamente, el religioso que cree en sus dogmas tiene hasta un poco más de razón que el marxista porque cree que lo que él está citando se lo dictó Alá o Mahoma, y Alá no puede estar equivocado; o se lo dictó el Espíritu Santo a alguien, y al Espíritu Santo ya no se le puede cuestionar nada.

 

Zuleta, Estanislao. En El respeto en la comunicación.

 

Etiquetas:

El discurso autoritario según Daniel Prieto Castillo

Ya hemos visto lo que es el discurso autoritario para Adilson Citelli y para Mikhail Mikhailovitch Bakhtin. Hoy toca ver lo que significa en un escritor no menos interesante:  El pedagogo argentino Daniel Prieto Castillo. Veamos lo que dice en su obra titulada Discurso Autoritario y Poder ( “Liderazgo Universitario”, M. 8,UNLP _ Argentina, 95-107)

Llamamos de estructura autoritaria a aquellos mensajes cuyos signos han sido seleccionados y combinados para llevar al / a la perceptor(a) a una sola interpretación: la que le interesa al o a la emisor(a). La estructura autoritaria corresponde a una situación social autoritaria. La intención de quien elabora ese tipo de mensajes es lograr una correlativa estructura mental, a fin de asegurarse la adhesión del o de la perceptor(a) a las versiones que se le ofrecen. No debe confundirse lo autoritario con una obligación violenta. El mensaje se impone (por lo tanto la/el emisor(a)) y restringe al máximo la participación (sobre todo crítica) de la o del perceptor(a). En esto radica el autoritarismo. La clave se encuentra, pues, en la/el emisor(a): desde él/ella hay que interpretar un proceso de comunicación de este tipo.

El éxito de estos mensajes no está en ellos mismos. La aceptación proviene de la situación social en que se encuentra el/la perceptor(a) (su marco de referencia), lo que equivale a afirmar que son las relaciones en una determinada formación social quienes condicionan el éxito, y no la simple presencia de los mensajes. Estos tienden a reforzar una manera de enfrentar la realidad que ya corresponde a la situación social en cuestión. El marco de referencia consiste en lo vivido por el/la perceptor(a), sus diarias experiencias, sus expectativas, su forma de encarar la realidad. Una sociedad organizada clasistamente es necesariamente autoritaria. La supervivencia de quienes poseen el poder, de quienes se benefician directamente con el orden social vigente, depende de la planificación de la vida cotidiana de las grandes mayorías. En la relación autoritaria familiar, el orden y la organización quedan concentrados en la figura paterna, que representa la autoridad social. Una familia podrá estar más o menos desarticulada, pero su condición básica es ese orden, de lo contrario contradice abiertamente el sistema social en que funciona.

Todo esto nos recuerda mucho a ciertos fragmentos de una obra que estamos leyendo muy despacio,  párrafo a párrafo…………...

Etiquetas:

El discurso autoritario según Bakhtin

Según informa el blog She Philosopher, Mikhail Mikhailovitch Bakhtin o Bajtín fue un crítico literario ruso cuyos estudios de psicoanálisis, método crítico, y teoría del lenguaje tienen implicaciones importantes para disciplinas como la filosofía, la antropología y la historia. Ahora puede ser que también para la biología ya que nos interesa  lo que se refiere al lenguaje autoritario.

Tanto en She Philosopher, como en  el blog logismoi nos explican algunos de los conceptos importantes de Bajtín, entre los que se encuentra el de discurso autoritario. Veamos pues qué cosa es el discurso autoritario según descripción de Bajtín:

This is privileged language that approaches us from without; it is distanced, taboo, and permits no play with its framing context (Sacred Writ, for example). We recite it. It has great power over us, but only while in power; if ever dethroned it immediately becomes a dead thing, a relic. Opposed to it is internally-persuasive discourse [vnutrenne-ubeditel'noe slovo], which is more akin to retelling a text in one’s own words, with one’s own accents, gestures, modifications. Human coming-to-consciousness, in Bakhtin’s view, is a constant struggle between these two types of discourse: an attempt to assimilate more into one’s own system, and the simultaneous freeing of one’s own discourse from the authoritative word, or from previous earlier persuasive words that have ceased to mean.

Es decir:

Este es un lenguaje privilegiado que se acerca a nosotros desde fuera, a una distancia, cual tabú, y no permite jugar con su contexto enmarcado (Sagradas Escrituras, por ejemplo). Lo recitamos. Tiene un gran poder sobre nosotros, pero sólo mientras está en el poder, si alguna vez es destronado inmediatamente se convierte en una cosa muerta, una reliquia.  Opuesto a él se encuentra el discurso  que es internamente persuasivo [vnutrenne-ubeditel'noe slovo], que se asemeja más a volver a contar un texto con nuestras  propias palabras, con una serie de acentos propios, gestos, modificaciones.  La conciencia humana , desde el punto de vista de Bajtín es una lucha constante entre estos dos tipos de discursos,  un intento de asimilar más en el propio sistema, y la simultánea liberación de nuestro propio discurso de la palabra autoritaria, o de anteriores palabras persuasivas antes que ya han dejado de decir.

Michael Holquist, ‘Glossary’, The Dialogic Imagination: Four Essays by Mikhail Mikhailovich Bakhtin, ed. Michael Holquist, tr. Caryl Emerson & Michael Holquist (Austin: U of Texas, 1998), p. 423.

Etiquetas:

El discurso autoritario según Adilson Citelli

 

Llevamos leídos varios párrafos del tercer capítulo de OSMNS y ya hemos percibido en ellos un aroma inconfundible a Discurso autoritario. Pero,…¿Qué es el discurso autoritario? Varios autores se han ocupado del tema. Para empezar, hoy veamos lo que dice Adilson Citelli en un breve extracto tomado del blog Artigodezenove y traducido del portugués:

El discurso autoritario

Es la forma del discurso persuasivo por excelencia.

Aunque también hay persuasión en el discurso polémico, es aquí (en el discurso autoritario) donde se instalan todas las condiciones para el ejercicio de la dominación por la palabra. Lo que convencionalmente se llama el proceso de comunicación es prácticamente inexistente, ya que el “tú” se convierte en un mero receptor, sin ninguna oportunidad de intervenir y modificar lo que se dice. Es un discurso exclusivista, que no permite mediaciones o ponderaciones. El signo se cierra e irrumpe la voz de “autoridad” sobre el tema, que dictará las verdades como un ritual a medio camino entre la gloria y la catequesis. El discurso de autoridad recuerda un circunloquio, como si alguien estuviera hablando a una audiencia compuesta por él mismo. Es la forma de discurso con la cual el poder arroja abiertamente sus formas de dominación. Mientras que el discurso lúdico y el polémico tienden a un mayor o menor grado de polisemia, el autoritario se fija en un juego parafrásico; o sea, repite un discurso ya consagrado por la institución: el mundo del diálogo ha perdido ya la guerra. El mundo del monólogo es victorioso.

 

La sociedad moderna está fuertemente impregnada de esta marca de discurso autoritario. La capacidad de persuasión adquiere la fuerza del mito. Después de todo, la publicidad es o no es el alma de los negocios?

El discurso autoritario se encuentra, de forma más o menos encubierta, en la familia: el padre que ordena y manda bajo la máscara del consejo; en la iglesia, el sacerdote que amenazaba bajo el cuidado de Dios; en el cuartel: el grito que tiene como objetivo preservar la orden y la jerarquía; en la comunicación de masas: el anuncio publicitario que tiene como objetivo racionalizar el consumo, todavía hay largas

O DISCURSO AUTORITÁRIO

Essa é a formação discursiva por excelência persuasiva.

 

Conquanto no discurso polêmico também haja persuasão, é aqui que se instalam todas as condições para o exercício de dominação pela palavra. Aquilo que se convencionou chamar de processo de comunicação praticamente desaparece, visto que o tu se transforma em mero receptor, sem qualquer possibilidade de interferir e modificar aquilo que está sendo dito. É um discurso exclusivista, que não permite mediações ou ponderações. O signo se fecha e irrompe a voz da “autoridade” sobre o assunto, aquele que irá ditar verdades como num ritual entre a glória e a catequese. O discurso autoritário lembra um circunlóquio: como se alguém falasse para um auditório composto por ele mesmo. É na forma discursiva que o poder mais escancara suas formas de dominação. Enquanto o discurso lúdico e o polêmico tendem a um maior ou menor grau de polissemia, o autoritário fixa-se num jogo parafrásico,ou seja, repete uma fala já sacramentada pela instituição: o mundo do diálogo perdeu a guerra para o mundo do monólogo.

 

A sociedade moderna está fortemente impregnada desta marca autoritária do discurso. A persuasão ganhou a força de mito. Afinal, a propaganda é ou não é a alma do negócio?

O discurso autoritário é encontrável, de forma mais ou menos mascarada, na família: o pai que manda, sob a máscara do conselho; na igreja: o padre que ameaça sob a guarda de Deus; no quartel: o grito que visa a preservar a ordem e a hierarquia; na comunicação de massa: o chamado publicitário que tem por objetivo racionalizar o consumo; há, ainda, longos etecéteras a serem percorridos.

 

Adilson Citelli. Linguagem e persuasão. São Paulo, Ática, 1985.

 

 

Etiquetas:

El número de huevos de la mosca en el párrafo nonagésimo tercero de El Origen de las Especies

 

Efectivamente, el número de indivíduos de una especie no depende sólo del número de huevos.

 

93.

The only difference between organisms which annually produce eggs or seeds by the thousand, and those which produce extremely few, is, that the slow breeders would require a few more years to people, under favourable conditions, a whole district, let it be ever so large. The condor lays a couple of eggs and the ostrich a score, and yet in the same country the condor may be the more numerous of the two. The Fulmar petrel lays but one egg, yet it is believed to be the most numerous bird in the world. One fly deposits hundreds of eggs, and another, like the hippobosca, a single one. But this difference does not determine how many individuals of the two species can be supported in a district. A large number of eggs is of some importance to those species which depend on a fluctuating amount of food, for it allows them rapidly to increase in number. But the real importance of a large number of eggs or seeds is to make up for much destruction at some period of life; and this period in the great majority of cases is an early one. If an animal can in any way protect its own eggs or young, a small number may be produced, and yet the average stock be fully kept up; but if many eggs or young are destroyed, many must be produced or the species will become extinct. It would suffice to keep up the full number of a tree, which lived on an average for a thousand years, if a single seed were produced once in a thousand years, supposing that this seed were never destroyed and could be ensured to germinate in a fitting place; so that, in all cases, the average number of any animal or plant depends only indirectly on the number of its eggs or seeds.

 

La sola diferencia entre los organismos que anualmente producen huevos y semillas por millares y los que producen muy pocos es que los que crían lentamente requerirían algunos años más para poblar en condiciones favorables un distrito entero, aunque fuese grandísimo. El cóndor pone un par de huevos, y el avestruz de América una veintena, y, sin embargo, en el mismo país, el cóndor puede ser el más numeroso de los dos; el petrel, Fulmarus glacialis, no pone más que un huevo, y, no obstante, se cree que es el ave más numerosa del mundo. Una especie de mosca deposita centenares de huevos, y otra, como la Hippobosca, uno solo; pero esta diferencia no determina cuántos individuos de la misma especie pueden mantenerse en una comarca. Un gran número de huevos tiene alguna importancia para las especies que dependen de una cantidad variable de comida, pues esto les permite aumentar rápidamente en número; pero la verdadera importancia de un gran número de huevos o semillas es compensar la mucha destrucción en algún período de la vida, y este período, en la gran mayoría de los casos, es un período temprano. Si un animal puede de algún modo proteger sus propios huevos y crías, pueden producirse un corto número, y, sin embargo, el promedio de población puede mantenerse perfectamente; pero si son destruidos muchos huevos y crías, tienen que producirse muchos, o la especie acabará por extinguirse. Para mantener el número completo de individuos de una especie de árbol que viviese un promedio de mil años sería suficiente el que se produjese una sola semilla una vez cada mil años, suponiendo que esta semilla no fuese nunca destruida y que tuviese seguridad de germinar en un lugar adecuado. Así, pues, en todos los casos el promedio de un animal o planta depende sólo indirectamente de sus huevos o semillas.

Etiquetas: ,

Equilibrio entre proliferación y destrucción: todo en orden en el párrafo nonagésimo segundo de El Origen de las Especies

En el párrafo nonagésimo veíamos que todo es lucha y destrucción.  En el nonagésimo primero se nos presentaba la otra cara de la moneda con ejemplos de animales y vegetales que pueden proliferar enormemente cuando las condiciones son favorables.  Ahora llega el momento del  equilibrio: Producir semillas, aparearse anualmente. Crecer,  multiplicarse y no preocuparse porque algo, un poco, tal vez lo justo de destrucción vendrá a poner las cosas en su justo término. Un poco de charlatanería para descansar del estilo autoritario.

 

 

92.

In a state of nature almost every full-grown plant annually produces seed, and among animals there are very few which do not annually pair. Hence we may confidently assert that all plants and animals are tending to increase at a geometrical ratio—that all would rapidly stock every station in which they could any how exist, and that this geometrical tendency to increase must be checked by destruction at some period of life. Our familiarity with the larger domestic animals tends, I think, to mislead us; we see no great destruction falling on them, and we do not keep in mind that thousands are annually slaughtered for food, and that in a state of nature an equal number would have somehow to be disposed of.

 

En estado natural, casi todas las plantas, una vez desarrolladas, producen semillas cada año, y entre los animales son muy pocos los que no se aparean anualmente. Por lo cual podemos afirmar confiadamente que todas las plantas y animales tienden a aumentar en progresión geométrica, que todos poblarían con rapidez cualquier sitio en el cual puedan existir de algún modo, y que esta tendencia geométrica al aumento ha de ser contrarrestada por la destrucción en algún período de la vida. El estar familiarizados con los grandes animales domésticos tiende, creo yo, a despistarnos; vemos que no hay en ellos gran destrucción, pero no tenemos presente que anualmente se matan millares de ellos para alimento, y que en estado natural un número igual tendría que invertirse de algún modo.

 

 

Etiquetas: ,