Posts etiquetados con ‘Trabalenguas’

Juegos de palabras con y sin la selección natural en el párrafo ducentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

Cuando la clienta de la empresa de correo quiere enviar sus efectos personales a Pehuajó, el empleado le pregunta qué transporte va a elegir. ” Voy a elegir ahora mismo”, dice ella. “Toda elección se hace ahora. No hay elecciones pasadas ni futuras…”, contesta él.

 

Julio Cortázar

“Nada a Pehuajó”

 

Dice este breve párrafo:

 

Thus, as I believe, natural selection will tend in the long run to reduce any part of the organisation, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, that natural selection may perfectly well succeed in largely developing an organ without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, a mi parecer, la selección natural tenderá, a la larga, a reducir cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, la selección natural puede perfectamente conseguir que se desarrolle mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Pero podría decir lo mismo sin mentar a la SN. Así quedaría:

 

Thus, as I believe, any part of the organisation may be reduced, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, an organ may perfectly well develop without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, pude reducirse cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, puede desarrollarse mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Y entonces estaríamos, como de costumbre mencionando la obra de Lamarck . ¿Recuerdan?

 

« Dans tout animal qui n’a point dépassé le terme de ses développements, l’emploi plus fréquent et soutenu d’un organe quelconque fortifie peu à peu cet organe, le développe, l’agrandit et lui donne une puissance proportionnée à la durée de cet emploi, tandis que le défaut constant d’usage de tel organe l’affaiblit insensiblement, le détériore, diminue progressivement ses facultés et finit par le faire disparaître. » JB Lamarck.  Première Loi. Chap VII: première partie. Philosophie zoologique

 

 

222.

 

Thus, as I believe, natural selection will tend in the long run to reduce any part of the organisation, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, that natural selection may perfectly well succeed in largely developing an organ without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, a mi parecer, la selección natural tenderá, a la larga, a reducir cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, la selección natural puede perfectamente conseguir que se desarrolle mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Imágen: ilustración de Alfredo d’Ippolito para “Nada a Pehuajó” de Julio Cortázar.

Etiquetas: , ,

Un darwinista disfrazado de Alicia (en el pais de los trabalenguas)

 

 

Este blog, que pronto cumplirá cinco años, ha recibido ya miles de comentarios. Unos de apoyo y otros ofensivos….., cada uno en su estilo, todos han contribuido a enriquecer la discusión y la necesaria crítica del darwinismo. Todos son bienvenidos,  pero hay cosas que no se pueden aguantar……

Por ejemplo, llama la atención que la mayoría de los comentarios en defensa del darwinismo y algunos de ellos ofensivos suelen estar firmados por seudónimos. Fea costumbre sobre todo en aquellos casos en los que los seudónimos son nombres de personas reales como Ayala, Gould o Rouco Varela, puesto que en estos casos se trata de suplantación de personalidad. Se han dado otros casos de suplantación personal implicando a personas no tan populares como los anteriores que afortunadamente fueron detectados a tiempo sin mayores consecuencias . Por ello hace ya meses que en el  blog se estableció el protocolo de moderación de comentarios borrándose la mayoría de los que vienen firmados de esta guisa o no están debidamente identificados. No obstante, de vez en cuando queda alguno como recientemente ha ocurrido con los comentarios firmados por Alicia, quien decía ser una joven estudiante.

 

Pero miren con que sorprendente comentario venía hoy esta joven estudiante:

 

¿Qué es la selección natural?

¿Cómo quiere que le responda? ¿Con una definición de lo que es (teoría o hecho, ya que la mayor parte de la refutación que ostenta en este blog se debe a esta distinción), o en cuanto a lo que afirma?

En cuanto a lo que es:
La selección natural es un fenómeno complejo, que se encuentra reivindicado en la Teoría de la Evolución dentro de tres pilares (según la vieja ortodoxia) conocidos como agencia, eficacia y alcance.

Por ello, para mí resulta coherente, ya que no existe contradicción en el concepto señalado. Dice usted que los hechos han de ser probados experimentalmente. Asumiendo que la selección natural (sin recurrir a la extrapolación a todas las escalas, ciñéndonos a la personal) es un hecho, si no pudiese probarse de forma experimental, caería con todo el equipo, y si usted afirma que NO puede reproducirse experimentalmente, no hay mucho más que decir.

Eso presupone que todas las ciencias que no puedan probarse experimentalmente debido a que las escalas sobre las que afirma su autoridad son excesivamente grandes, o pequeñas, pongamos la física astronómica, serían estarían invalidadas de facto.

Por supuesto, puedo entender que aquello que es “imposible”, y que “no existe” no debe ser tenido en cuenta para teoría, conocimiento científico, o modelizado.

Pero es una afirmación tan general, que no puede ser cierta en su totalidad.

Para negar algo de ese modo, con tanta rotundidad (y después de lo que he dicho, digo que entiendo su postura), debe de estar usted admitiendo otra teoría evolutiva, la cual no identifico con la “selección natural”, pues para mí sigue siendo un fenómeno, no una teoría.

Ahora, le puedo preguntar, si es posible: ¿para usted qué es una teoría científica?

 

Todo esto lo soltaba hoy en su comentario Alicia, levantando así sospechas.. ….

Tal lío de palabras no lo puede producir jamás un estudiante. Jamás  semejante confusión mental puede proceder de estudiante alguno sino de un retorcido darwinista que, para más señas,  ha sufrido en sus carnes  la lectura de Gould, uno de sus más confusos profetas:

La selección natural es un fenómeno complejo, que se encuentra reivindicado en la Teoría de la Evolución dentro de tres pilares (según la vieja ortodoxia) conocidos como agencia, eficacia y alcance.

 

¿Alguna prueba de que este barullo, este bodrio de comentario no lo ha escrito Alicia ni estudiante alguno y si un confuso darwinista de mente retorcida?  Sí. El diario de visitas de este blog registra esta mañana que,  desde la IP de un conocido profesor de Genética,  asiduo visitante y comentarista de este blog,  se han registrado visitas precisamente en las entradas que debería haber visitado Alicia que son las siguientes:

 

Darwinismo y Eugenesia: En la que Alicia escribe su comentario

¿Qué es una teoría científica?: Entrada a la que mi respuesta remitía al autor de este confuso y lamentable comentario.

Ningún otro número de IP ha contactado con estas entradas esta mañana.

Las herramientas de Internet permiten a veces tener acceso a una información que no es exactamente la que pensamos en el momento de ponernos a la acción, sino que va más allá.  Lo mismo pasa con la obra de Darwin. Los métodos contemporáneos de análisis permiten revelar intenciones y finalidades que van más allá de lo que sus contemporáneos, sus henchmen, sus secuaces, hubieron esperado en el momento.

 

 

Etiquetas:

Enemigos inventados, amigos disfrazados y más juegos de palabras: Un darwinista comenta el libro de otro darwinista que parecía anti-darwinista

Comentario a la Reseña que hizo Agustín Zapata del libro La estructura de la teoría de la evolución.  Gould, Stephen Jay.  Tusquets. Barcelona, 2004. 1426 pág.

 

Confundir evolución con darwinismo es muy frecuente, sobre todo entre los darwinistas que no son pocos. El error es parte del conjunto de errores y confusiones que el darwinismo ha promocionado durante ciento cincuenta años. Una confusión preparada consiste en inventar sus enemigos (los llaman creacionistas) o disfrazarse ellos mismos o a sus amigos de anti-darwinistas. Como Gould.  Esto dice de su libro  Agustín Zapata en su comentario:

 

De hecho son cerca de 1400 páginas y 2,5 kg de peso, en los que tras una pequeña introducción de 112 páginas, dedica 6 capítulos a la historia de las ideas de la evolución que le preocupan seguidos de otros cinco en los que argumenta a favor de una expansión del darwinismo.

 

Expansión del darwinismo. Puede ser, pero no lo parecería al leer lo siguiente:

 

La piedra angular del pensamiento de Gould es la teoría de los equilibrios interrumpidos (o puntuados según la traducción que comentamos). En 1972, junto con el también paleontólogo Eldredge, propuso esta teoría que cuestiona la validez del neodarwinismo en el sentido de que los procesos macroevolutivos, esto es, la aparición de grandes grupos taxonómicos por encima del nivel de especie, son distintos de los microevolutivos que se refieren a los cambios, algunos de ellos adaptativos, que ocurren dentro de las poblaciones que constituyen una especie.

 

O sea que estando a favor de una expansión del darwinismo Gould cuestiona la validez del neodarwinismo. Parece difícil pero también puede ser. Todo puede ser si al poder conviene. Ambigüedad, doblepensar, que no es otra cosa La Selección Natural y por tanto el Darwinismo. En todo caso la paternidad de los equilibrios puntuados no pertenece a Gould ni a Eldridge sino a Pierre Trémaux, contemporáneo de Darwin. Pero sigamos leyendo…..

 

de forma que muchos se preguntarán cada cierto número de páginas: pero ¿cuál es exactamente la tesis de Gould?.

 

Claro, algunos se lo preguntarán. Otros ya lo sabemos: para expandir el darwinismo que, como bien indica Zapata es el objetivo de Gould, deberá mantener y alimentar la ambigüedad, única base y fundamento del darwinismo. Veamos pues el párrafo final:

 

En definitiva, un compendio académico de lo que el autor, un evolucionista de una capacidad excepcional, considera su obra científica fundamental, tan interesado en contribuir a la teoría de la evolución como en difundirla y defenderla. Aunque paradójicamente no hay documento de la literatura creacionista que no cite a Gould como el “eminente biólogo que ha cuestionado la teoría de la evolución y demostrado la aparición súbita de las especies” (cosa que le ponía furioso), participó en el juicio de Arkansas sobre la enseñanza de la teoría de la Evolución en las escuelas. Tan interesado por las ideas biológicas como por la historia de las mismas y por combatir su utilización espuria a favor del determinismo biológico y del racismo, Gould, aunque no haya conseguido su objetivo de sustituir el paradigma neodarwinista, si ha contribuido a que éste sea hoy mucho más pluralista.

 

¿Defenderla? Dice usted ¿De qué o de quién hay que defender ahora a las teorías científicas? ¿De posibles críticas que vengan a dar con ellas al traste?, ¿Literatura creacionista, dice? ¿Qué es eso? ¿Podría dar algún ejemplo? ¿ Es literatura creacionista La Biblia?

 

¿Sigue en este párrafo el señor Zapata comentando el libro de Gould?  No se sabe. ¿Lo ha leído entero? Tal vez. Al menos hasta aquí ha quedado clara una cosa que en su comentario se preguntaba Zapata: ¿Cuál es exactamente la tesis de Gould? Pues bien, más que la tesis de Gould, su objetivo principal es el siguiente:

 

Mantener viva la llama del darwinismo o sea la ambigüedad. Para eso nada mejor que defender la existencia de una literatura creacionista, enemigo a vencer, sin dar referencia alguna. Ahora otra pregunta final:

 

¿Qué pretende Zapata?

 

Lo mismo que Gould. Mantener viva la llama del darwinismo o sea la ambigüedad. Para eso nada mejor que defender la existencia de una literatura creacionista, enemigo a vencer. ¿Les suena?

 

 

 

 

Etiquetas: , ,

Más errores, juegos de palabras vanos y confusión de fenómenos con hipótesis en el párrafo centésimo décimo octavo de El Origen de las Especies

 

Nos cuenta el autor, en este párrafo breve pero sumamente confuso, lo que según su criterio deberá ocurrir para que en una especie tenga lugar una gran cantidad de modificación. En ningún momento indica que su explicación se refiera a un cambio de especie, pero permite suponer al lector, o más aún le obliga a suponer que se está refiriendo a la formación de una nueva especie. Básicamente, tendrá lugar una acumulación de diferencias individuales con lo que la variación aumenta. Sin mencionar formación de una nueva especie. Más interesante sería indicar un solo ejemplo. Así tendríamos a mano una descripción de esos fenómenos a los que el autor se refiere y sabríamos que no confunde tales fenómenos con hipótesis.

 

El que una hipótesis sea cierta o no sólo podemos juzgarlo viendo hasta qué punto explica y concuerda con los fenómenos de la naturaleza, o mejor aún, mediante la experimentación, algo muy lejano del contenido de esta obra. Si no distinguimos primero los fenómenos de la hipótesis, nuestra hipótesis tiene muy pocas posibilidades de ser válida. Así hablaremos con más rigor de validez de una hipótesis, reservando la palabra “cierta” o certidumbre para los hechos que explica.

 

La ciencia no avanza mediante confusión y tampoco mediante la crítica de creencias populares. La ciencia tiene un método, más o menos riguroso, y, ya en la época, no permitía comentarios de este tipo:

 

On the other hand, the ordinary belief that the amount of possible variation is a strictly limited quantity, is likewise a simple assumption.

 

 

Por otra parte, la creencia ordinaria de que la suma de variación posible es una cantidad estrictamente limitada es igualmente una simple suposición.

 

Porque…..¿De dónde ha sacado el autor esa creencia ordinaria? ¿No será simplemente un concepto inventado por él mismo según su conveniencia? En ausencia de referencia alguna nos vemos obligados a sospecharlo.

 

118.

In order that any great amount of modification should be effected in a species, a variety, when once formed must again, perhaps after a long interval of time, vary or present individual differences of the same favourable nature as before; and these must again be preserved, and so onward, step by step. Seeing that individual differences of the same kind perpetually recur, this can hardly be considered as an unwarrantable assumption. But whether it is true, we can judge only by seeing how far the hypothesis accords with and explains the general phenomena of nature. On the other hand, the ordinary belief that the amount of possible variation is a strictly limited quantity, is likewise a simple assumption.

 

 

Para que en una especie se efectúe alguna modificación grande, una variedad ya formada tuvo que variar de nuevo -quizá después de un gran intervalo de tiempo-, o tuvo que presentar diferencias individuales de igual naturaleza que antes, y éstas tuvieron que ser de nuevo conservadas, y así, progresivamente, paso a paso. Viendo que diferencias individuales de la misma clase vuelven a presentarse siempre de nuevo, difícilmente puede considerarse esto como una suposición injustificada. Pero el que sea cierta o no sólo podemos juzgarlo viendo hasta qué punto la hipótesis explica y concuerda con los fenómenos generales de la naturaleza. Por otra parte, la creencia ordinaria de que la suma de variación posible es una cantidad estrictamente limitada es igualmente una simple suposición.

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: ,

Diccionario de Fantasmas Semánticos (A-E): del Accidente Premeditado a lo Extremadamente moderado pasando por la Competición Democrática

 

Diccionario de Fantasmas semánticos (A-F):

 

Ya hemos visto que el giro verbal Selección Natural es un fantasma semántico. En latín se dice contradictio in adiecto y se aplica a toda aquella construcción verbal que consta de dos partes opuestas, de manera que la segunda anula a la primera.  Es decir,  su convivencia es imposible a no ser que lo que queremos sea volver loco al oyente.

Selección, es,  por definición proceso artificial y siendo artificial lo contrario de natural, por tanto Seleccion Natural es un disparate. Nada más y nada menos que un disparate. Su amplio uso tan sólo demuestra  la capacidad humana para tolerar el disparate.

Ante la preocupante abundancia de tales expresiones imposibles en el lenguaje cotidiano,  nos vemos en la necesidad de efectuar una recopilación urgente.

En primer lugar,  de seguir creciendo a este ritmo la cantidad de expresiones inútiles y ambiguas, pronto la lengua será una molestia y tendremos que comunicarnos por otros medios, tal vez gestos y sonidos de distinta tonalidad según el efecto que se pretenda conseguir. En segundo lugar, urge advertir de la necesidad de parar este flujo inútil que sólo consigue crear la confusión, recordando que bien puede haber un interés detrás de la confusión y que gente confusa es más fácil de controlar (recuerden a este efecto el Binomio Con-Con, Confusión-Control del que hablábamos a propósito de un desafortunado comentario aparecido en la revista El Catoblepas, órgano de expresión del llamado Materialismo Filosófico, fantasma semántico que expresa una de tantas tendencias filosóficas cuyo fin es crear confusión, mientras que la única filosofía posible consiste en desenmascarar estas farsas).

 

Para empezar, hoy una lista preliminar de fantasmas semánticos que empiezan por las letras A, B, C, D y F. tengan cuidado si se encuentran con algunos de ellos. Son peligrosos:

 

A

 

Abuso terapéutico

Accidente premeditado

Actividad Pasiva

Actuar con naturalidad

Aduaneros sin fronteras

Agricultura ecológica

Agricultura de conservación

Ajuste fiscal

Alarma discreta

Aldea global

Alternative facts

Ambigüedad explícita

Amigos de Facebook

Amor eterno

Analogía de diferencias

Ángeles del infierno

Apatía aguda

Arbeit macht frei

Armas inteligentes

Artificial spider silk

Ataque defensivo

Ateo católico

Atributos eternos

Audio-libro

Autoridad científica

Autoridad moral

Azar creador

 

 

B

 

Banca amiga

Banca ética

Banca solidaria

Biodiversidad dañada

 

C

 

Café descafeinado

Calma tensa

Capital humano

Capitalismo avanzado

Capitalismo de Estado

Capitalismo democrático

Caos controlado

Catecismo de la Evolución

Católico no practicante

Católico protestante

Certeza ideológica

Ciencia alternativa

Ciencia de la creación

Ciencia Cristiana

Ciencia ficción

Ciencia homeopática

Ciencia para niños

Científico político

Clásico moderno

Club de los solitarios

Comida basura

Comida de trabajo

Comisión eficiente

Competición democrática

Confrontación pasiva

Conocimiento mal dirigido

Conservantes naturales

Contabilidad alternativa

Contabilidad extracontable

Contacto visual

Contenedor inteligente

Corrección política

Cowboy urbano

Creacionismo científico

Creencia científica

Crecimiento Negativo

Crecimiento sostenible

Credibilidad económica

Cuadratura del círculo

Cultura de masas

Cultura financiera

Cultura tecnológica

 

CH

 

Chocolate blanco

 

 

D

 

Daños colaterales

Darwinismo verdadero

Darwinista verdadero

Datos teóricos

Déficit cero

Democracia elitista

Derecho a la información

Desarrollo sostenible

Deshechos naturales

Despojos naturales

Despublicar

Deuda soberana

Dictadura del proletariado

Dignidad científica

Discriminación positiva

Diseño sin diseñador (Padre Ayala)

Divine evolution

DNA basura

Doblepensar

Duda sistemática

Dulce Amargura

 

E

 

Economía del arte

Economía de la naturaleza

Economía ética

Economic determinism

Edad mental

Educación financiera

Educación progre

Eficacia política

Eliminar necesidades

Emoción racional

Energía sostenible

Enfermedad social

Entendimiento teista de la evolución

Enzima promíscuo

Erotismo de la política

Esfuerzo masivo

Estafa moral

Ética económica

Ethics office

Ética gubernamental

Ética Universal

Evolución asistida

Evolución del individuo

Evolución divina

Evolución teísta

Evolución experimental

Exactitud excesiva

Examen libre

Exhibición privada

Experimento Natural

Extremadamente moderado

 

 

Algunos, que no todos, de estos fantasmas semánticos están tomados de Oxímoron

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: ,

Encuentros con extraterrestres y otros juegos de palabras

Lástima es que se metan a escribir los que no saben, y mayor lástima que abandonen la pluma los que podrían con fruto manejarla.

Rafael Barrett (1876-1910). La Torre de Marfil

En su artículo titulado “La torre de marfil”  y publicado en “El Diario” de Asunción el 10 de enero de 1908 opinaba Rafael Barrett que es una pena que quienes pueden escribir algo interesante no lo hagan, privándonos así a los demás del beneficio de sus letras. Otra gran pena es que quienes no tienen nada que decir se empeñen en rellenar páginas o,  como decía Barret literalmente,  que se metan a escribir los que no saben. Lamentablemente en biología abundan estos últimos condenándonos al trabajo forzado de leer sus escritos.

Está la literatura biológica tan sobrecargada de juegos de palabras que lo único que faltaba era que desde las instituciones académicas se propusiera a los biólogos escribir relatos de ciencia ficción o, lo que viene a ser lo mismo, que describiesen su actitud frente a la posibilidad de un encuentro con extraterrestres.

Pues bien, la realidad según su costumbre ha superado de nuevo a la ficción y nos encontramos de lleno en este pavoroso caso.  Las incontenibles plumas de algunos de nuestros profetas en el campo de la evolución pueden ya volar libres. Quienes en incontables ocasiones se han revelado incapaces de distinguir hechos de teorías o de descartar a la Selección Natural, ese giro verbal inútil que lleva dando su cantinela durante ciento cincuenta años, ahora en premio a su tesón martilleando nuestra paciencia pueden escribir a su antojo sobre lo  que venía siendo objeto del estilo mucho más libre de los escritores de historietas de ficción: El encuentro extraterrestre.

(más…)

Etiquetas: , ,