Contaminación marina: las cosas en su punto

La noticia del hundimiento de un carguero en aguas de Ibiza y el vertido accidental de parte de su combustible, saltó a los medios de comunicación que consiguieron ampliar su impacto hasta niveles comparables a otras catástrofes ambientales sufridas en el ambiente marino. Menos mal que la Ministra de Fomento ha puesto las cosas en su sitio explicando que nada tiene que ver la envergadura de la catástrofe ecológica gallega (Prestige) con el accidente ibicenco. “El petrolero llevaba 70.000 toneladas de material contaminante frente a los 200 del buque hundido en Ibiza”.

Siento tener que insistir en que lo que nos tiene que preocupar es la contaminación diaria por su magnitud y persistencia de su impacto.

En un momento en que el respeto por el medio ambiente gana importancia en la escala de valores de nuestra sociedad es alarmante que, tal como reseñó algún medio de comunicación, los vertidos que aportan más cargas de coliformes fecales al mar son, a veces, los de las depuradoras de aguas urbanas con su consiguiente impacto sobre la calidad de las aguas marinas que recibene stos vertidos.

Esto es preocupante en las zonas donde la densidad urbana es elevada como en el caso de determinadas áreas del Mediterraneo y en algunas zonas de Galicia. De esa calidad de las aguas marinas depende la Acuicultura y el turismo, dos de las fuentes de riqueza  más importantes para las poblaciones del litoral.

En 2003 la producción mundial de mejillón fue de 1.775.808 tm siendo sólo superada por la producción de ostra en lo que respecta al resto de los bivalvos. Actualmente el cultivo de Mytilus edulis, Mytilus galloprovincialis y otras 8 especies de mitílidos se realiza en 47 países. Entre ellos los principales productores son China (38%), España (14%), Italia (8%), Dinamarca (5%), Tailandia (5%), Nueva Zelanda (5%), Francia (4%),  Chile (4%) y Holanda (3%). En 2003 la producción del mejillón en Europa alcanzó un valor de 448 millones de dólares y sólo fue superada por el valor alcanzado por la producción de salmónidos (725 millones de dólares), superando incluso al valor de la ostra (331 millones de dólares). El cultivo del mejillón en España constituye aproximadamente el 90% del total de la producción de la Acuicultura nacional. El 85% de este cultivo se desarrolla en las Rías gallegas.

Los bivalvos son filtradores, dependen de esta función tanto para respirar como para alimentarse. Se sabe que un mejillón de unos cinco centímetros de longitud, filtra unos cinco litros de agua por hora. Por eso es tan importante la calidad de las aguas, tanto para mantener e incrementar la producción, como para la seguridad alimentaria del cultivo del mejillón y de otras especies de moluscos bivalvos.

Actualmente, según los criterios de la Directiva del Consejo de las Comunidades Europeas de 1991 (91/142/CEE), la calidad sanitaria de los moluscos se fija según una clasificación de las zonas de producción en función del número de coliformes fecales y Escherichia coli, de la siguiente forma: Zonas A: para consumo humano directo. Moluscos con menos de 300 coliformes fecales o menos de 230 E. coli por 100 g de carne y líquido intervalvar. Zonas B: Moderadamente contaminados, moluscos con menos de 6000 coliformes fecales o menos de 4600 E. coli por 100 g de carne en el 90% de las muestras tomadas. Sólo se pueden destinar a consumo después de tratamiento en un centro de depuración, tal como sucede en muchas zonas del litoral gallego, o tras su reinstalación en una zona A. Zonas C: Fuertemente contaminados, moluscos con menos de 60000 coliformes fecales por 100 g de carne de molusco. Se podrían destinar a consumo tras un largo período de reinstalación en una zona limpia.

Podemos estar tranquilos ya que en Galicia todo lo que llega al consumidor ha sido previamente examinado para garantizar su seguridad alimentaria. Sin embargo, aunque el tamaño de las poblaciones del litoral crece regularmente no lo hacen así las medidas de lucha contra la contaminación de las aguas de las Rías por lo que éstas prosiguen su degradación de forma lenta pero aparentemente imparable. En este sentido el programa de control calidad del medio marino y de mareas rojas debe continuar al alto nivel que está siendo desarrollado por los diversos laboratorios situados en Galicia especialmente el INTECMAR dependiente de la Xunta de Galicia.

Si no se toman medidas urgentes para disminuir el aporte de contaminantes al mar, es posible que para mantener la producción probablemente sea necesario encontrar nuevas áreas, tal vez lejos de la cosat que permitieran desarrollar actividades de Acuicultura con el consiguiente encarecimiento del producto y su pérdida de rentabilidad y competitividad.

No olvidemos que una de las fuentes de riqueza en nuestro país es el turismo que también depende de la calidad de las aguas.

Hemos de conseguir mantener la sensibilidad de la sociedad ante la contaminación del mar suministrando la información sobre la misma de forma equilibrada

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Tampoco veo voluntarios limpiando las playas… ¿o sólo se movilizan cuando el problema lo tiene un gobierno del PP?

Carlos Menéndez

http://www.creditomagazine.es

En cuanto al gran trabajo que se está haciendo en Galicia gracias al INTECMAR, garantizando la calidad y salubridad de sus moluscos, quería comentar que se está haciendo a pesar de su Dirección, que lleva tres años negando derechos a sus trabajadores y casi tres meses con el personal protestando en sus puertas.

Toda la información la tenéis en http://blogspot.intecmar.org

Lo siento. La dirección correcta es http://intecmar.blogspot.com

This is very fascinating, You’re a very professional blogger.
I have joined your feed and look forward to searching for more of your excellent post.
Also, I’ve shared your website in my social networks

(requerido)

(requerido)


*