Defensa del patrimonio subacuático

Las noticias sobre las operaciones de la empresa Odyssey y si sus objetivos eran o no españoles nos deberían ayudar a reflexionar sobre este aspecto del mundo marino que tal vez a veces pase desapercibido. Nuestras costas están llenas de yacimientos arqueológicos submarinos poco estudiados y, por desgracia, muy expoliados. Recientemente el director general de la UNESCO ha publicado un interesante artículo sobre este tema.


Según la UNESCO “se calcula que los restos de más de tres millones de navíos y sus cargamentos yacen en el fondo del mar en distintos lugares del mundo. Monumentos históricos como el Faro de Alejandría (Egipto) , una de las siete maravillas del mundo o ciudades enteras como Port Royal (Jamaica), la antigua Cartago, en el norte de Africa; los maravillosos templos de Mahabalipuram y Dwarka, en India y también ruinas de numerosos poblados neolíticos aún por descubrir en el Mar Negro, han desaparecido bajo las aguas. También comprende los restos de la Armada Invencible de Felipe II de España y la flota de Kublai Khan, junto con los más de tres millones de navíos naufragados sin localizar que se calcula yacen en el fondo de los océanos. Esos tesoros sumergidos atraen a saqueadores profesionales, que, utilizando tecnologías cada vez más sofisticadas, llevan a cabo un pillaje sistemático de ese patrimonio cultural.

Junto al tradicional comercio marítimo con sus derivaciones de accidentes, incidentes y contrabando o saqueo aparecen en las costas de todo el mundo, vestigios del pasado que son presas de nuevos piratas, más o menos disfrazados de científicos e historiadores, o disfrute poco controlado de visitantes. Instalaciones, maquinaria portuaria, astilleros, partes de navíos y elementos de navegación que son importantes elementos de interés para conservar, se enlazan con las historias sumergidas del patrimonio físico, el inmaterial, la historia de la civilización y el patrimonio industrial.

Estas relaciones patrimoniales que son apenas apreciadas en los escasos reportajes y narraciones que muestra el cine y la TV, generalmente aparecen ligadas a sucesos espectaculares como la violación morbosa del cementerio del Titanic, que las descontextualizan o su enfoque aparece limitado sólo al análisis de las grandes rutas de navegación y a batallas de envergadura que jalonan la historia americana. Sumergidos quedan espacios edificados, como la ya mencionada ciudad de Port Royal en Jamaica, artefactos y cañones que nunca llegaron a sus fuertes, naufragios de veleros desde la conquista, vestigios de guerras incluyendo la que en 1898 hizo perder a España su última colonia americana, en la bahía de Santiago de Cuba; así como en Cartagena de Indias y otros puertos.

foto de los restos del Titanic:

Especialmente en las zonas de gran transito marítimo ese análisis y sentido protector de la riqueza cultural que yace bajo los mares es vital y la preservación de pecios en el trazado de las viejas rutas entre África, Asia y América reclama especial protección ante el imparable y lucrativo saqueo de especuladores.

La protección del Patrimonio Cultural Subacuatico constituye un deber de La UNESCO. Adoptada el 2 de noviembre de 2001, la Convención Sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuatico protege “todos los rastros de existencia humana que tengan un carácter cultural, histórico o arqueológico, que hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente, de forma periódica o continua, por lo menos durante 100 años”.

 “Aunque la nueva Convención da prioridad a la conservación de todo ese patrimonio in situ, es decir, bajo el mar, y prefiere la prospección no dañina a la recuperación de los objetos, pretende también asegurar su protección en caso de que sean conducidos a tierra firme. Los Estados que la adopten deberán restringir las actividades de los cazadores de tesoros e imponer “sanciones a toda infracción”. El instrumento jurídico prevé también que los “Estados partes tomen medidas para impedir la entrada en su territorio, el comercio y la posesión del patrimonio cultural subacuático exportado ilícitamente y/o recuperado”

“Otras de sus disposiciones instan a los Estados a alentar “un acceso responsable e inofensivo del público” a los sitios que contengan patrimonio subacuático y subrayan la necesidad de sensibilizar al público sobre su importancia y significado”.

¿Qué hacemos en España?

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece un excelente artículo, que permite conocer cual es el estado de la arqueología marítima y subacuática en el mundo, en particular con lo que respecta a la defensa del patrimonio cultural subacuático y su entorno de paisaje submarino.

a mi me gusta el mar i creo que esta muy bien defender el mundo subacuático

hay que proteger el patriminio en tierra y en mar. En el mar es muy importante recuperarlo y sacarlo a la superficie, pues no significa que al caerse (hundirse un barco al fondo del mar) sea un yacimiento arqueologico, solo es un sitio en el que se encuentra y en el mar se desplaza y destruye con los cambios marinos.

Si se deja depositado en dicho lugar una vez localizado es muy probable que en un corto o largo plazo desaparezca con el tiempo por los espoleadores. Y se saca a la superficie todo el mundo podra verlo, en el fondo del mar solo unos pocos.

hay que proteger el patriminio en tierra y en mar. En el mar es muy importante recuperarlo y sacarlo a la superficie, pues no significa que al caerse (hundirse un barco al fondo del mar) sea un yacimiento arqueologico, solo es un sitio en el que se encuentra y en el mar se desplaza y destruye con los cambios marinos.

Si se deja depositado en dicho lugar una vez localizado es muy probable que en un corto o largo plazo desaparezca con el tiempo por los espoleadores. Y se saca a la superficie todo el mundo podra verlo, en el fondo del mar solo unos pocos.

Estoy de acuerdo con jo, pienso lo mismo que el, podemos si queremos todos juntos recuperar todo el patrimonio que hay bajo el mar, para asi poder visualizarlo en los museos de todo el mundo, y almismo tiempo recuperar muchas cosas valiosa que ni sabemos que existen pero si existen y están ahi, esperando que se recuperen, si no se hubieses hundido no estarian ahi y estarian en la superficie para verlas.

Mandare fotos, de cosas que se pueden recuperar, para todo el mundo.

estan vien chidas las imagenes del titanic

deberian exbir mas

aaaaaaaaaaaa y espero y si sean reales

quiero esos objetos yo amaba a jack cuando io que murio me senti mal

bellezas de navios,terminaron mal,hermoso articulo….

Wow, que buen artículo, me parece muy interesante que hoy en día podamos tomar en cuenta no solo el patrimonio cultural que está sobre la superficie, sino también el que se encuentra en las profundidades de los mares, esto nos ayuda a tener una más amplia visión sobre la historia misma de hechos específicos y que forman parte de nuestro ahora.

(requerido)

(requerido)


*