El mejillón y sus “antibióticos” naturales.

Científicos del grupo de Patología de Organismos Marinos del Instituto de Investigaciones Marinas (centro del CSIC en Vigo) han descubierto una nueva clase de péptidos antimicrobianos en el mejillón, llamada myticina C. El hallazgo supone un importante avance en el conocimiento del sistema inmune de estos bivalvos y permitirá mejorar la resistencia a enfermedades y desarrollar tratamientos preventivos para estos y otros animales (incluidos los humanos).


Los péptidos antimicrobianos (AMP) son pequeñas moléculas, presentes en la gran mayoría de organismos, que actúan como antibióticos naturales ante determinadas enfermedades. Forman parte del sistema inmunitario innato,  no específico, que se encarga de defender al organismo de todo lo que éste no reconoce como propio. Dado que los moluscos no son capaces de desarrollar inmunidad adquirida, el conocimiento de su sistema innato es de vital importancia para la prevención y tratamiento de sus posibles  enfermedades.

Hasta la fecha sólo se habían detectado en el mejillón cuatro clases de péptidos antimicrobianos: myticinas, mytilinas, defensinas y mytimicina (este último sólo parcialmente caracterizado y sólo presente en el mejillón atlántico o Mytilus edulis). El nuevo péptido, aunque encuadrado en las myticinas, difiere de las clases anteriormente descritas (A y B), por lo que constituye un nuevo tipo: myticina C.

El análisis de más de 100 individuos mostró además que las formas detectadas son propias y exclusivas de cada individuo. De hecho, el único caso en el que se encontraron secuencias compartidas fue entre mejillones hermanos. Los análisis revelaron además que la expresión de la Myticina C es mucho más temprana que la detectada en otros péptidos, lo que sugiere que la respuesta inmune está regulada por el desarrollo y puede explicar por qué los mejillones son más resistentes a infecciones que otros moluscos como ostras o almejas.

Los resultados han sido publicados en la revista Developmental and Comparative Inmunology y han dado lugar a una tesis doctoral que fue leída recientemente en la Universidad de Vigo.

La investigación se enmarca dentro de un proyecto europeo para mejorar la resistencia a enfermedades de las especies más importantes en la acuicultura comunitaria: salmón, trucha, lubina, mejillón y ostra. En el proyecto, llamado Imaquanim, participan universidades y organismos públicos de investigación de 17 países.

El grupo de Patología de Organismos Marinos, dirigido por Antonio Figueras, es uno de los responsables del conocimiento del sistema inmune del mejillón.  En la actualidad, el grupo trabaja con las universidades de Pádua y Montpellier en la creación de un microarray que permita el estudio simultáneo de gran cantidad de genes relacionados con el sistema inmune de este bivalvo.

En el mundo se producen anualmente un millón y medio de  toneladas de mejillón, de los que el 48% proviene de la Unión Europea. Galicia se ha mantenido en los últimos tres años entre las 150.000 y las 300.000 toneladas, lo que convierte a la industria mejillonera gallega en la primera productora nacional de mejillón. A nivel mundial, los mayores productores son China, Tailandia y España.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*