Algas, combustible y neumáticos.

Las algas verdes marinas, que tanto molestan a los bañistas, podrían convertirse en un futuro en parte de la materia prima de los nuevos biocauchos destinados a producir neumáticos para coches, gracias a una investigación pionera desarrollada por el catedrático de la Universidad de Girona Félix Carrasco. La empresa italiana Pirelli, promotora de esta investigación, se ha quedado con la patente, aunque todavía no tiene prevista su comercialización.


Este nuevo material superó las pruebas estándar habituales en los cauchos que se utilizan en la fabricación de neumáticos sobre densidad, dureza, resistencia al rasgado, atracción, viscosidad o calentamiento, entre otras mediciones, y contrastaron que en todos los parámetros mantenían sus propiedades según las normativas de seguridad.

El ingeniero  explica que “las algas, un recurso natural y renovable, contienen polisacáridos, que permiten sustituir la sílice amorfa, con el beneficio añadido de que es una materia prima sin coste alguno, mientras que la sílice cuesta 1,06 euros por kilo. Se trataría de recoger las algas, dejarlas secar y molerlas hasta un diámetro de 200 micrómetros, ya que es fundamental que el polvo obtenido sea fino para asegurar su dispersión en el biocaucho.

“El proceso no requiere desde el punto de vista técnico ninguna modificación de las instalaciones de producción existentes y además supondría un ahorro del 10% en la producción de la biogoma, a lo que se añadiría la reducción de costos energéticos derivados del proceso industrial. El alga se utiliza como material de refuerzo, es decir, no sustituye la totalidad de la sílice, sino entre un diez y un veinte por ciento, porcentajes en los que se comprueba que este material no compromete las propiedades mecánicas del caucho.”

Por otra parte, recientemente ha completado un vuelo el primer avión (un Boeing 737-800) propulsado con una mezcla de biodiesel derivado de algas y combustible. La aeronave, de la compañía Continental Airlines, completó un trayecto de 90 minutos por el golfo de México. La prueba ha sido la última de una serie de experimentos de la industria aeronáutica, que espera poder aplicar biocombustibles en cinco años.

También hace poco, otro avión Boeing de la compañía aérea Air Zealand llevó a cabo la primera prueba del biodiésel de segunda generación para el uso de la aviación comercial. La prueba se efectúo con un biodiésel elaborado a partir de una mezcla al 50 por ciento de jatropha y combustible Jet A1, en un avión Boeing 747-400 equipado con motores Rolls Royce RB211.

La Jatropha es una planta usada desde hace mucho tiempo para extraer el llamado “aceite de Jatropha”, materia prima para fabricar jabón o velas, y que desde hace unos años se emplea para desarrollar la producción de biodiésel a partir de las semillas, cuyo contenido de aceite es de un 40 por ciento aproximadamente.

Algunos son muy escépticos. Claro que la información viene de la revista Petroleum Week (¡!). Según ellos para producir combustible para abastecer la demanda actual de la industria de aviación que quema aproximadamente 240 million toneladas dequeroseno al año. Cifra que crecerá ya que países como  India y China preveen incrementar sus flotas de aviones. China comprará 2230 aviones nuevos hasta el 2025.

Para producir esa cantidad de fuel derivado de jatropha habría que plantar una superfice de unos 1,4 millones de kilómetros cuadrados que equivale a dos veces la superficie de Francia.

Para leer más sobre microalgas y biodiesel pinchen en los siguientes enlaces.

Uno

Dos

Tres

Cuatro

De momento habrá que esperar.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Impresionante. Soy estudiante de gegrafia en México y considerare poner más atención sobre el tema.

Me gustaría poder recibir boletines y/o más información correlacionada al tema.

Considero por la forma en la que se aborda el tema en este artículo que se tiene bastante bien estudiado el caso y su preparación no es amateur.

Les mando saludos y me gustaría participar en la difución de este tema.

impresionante el tema me gustaria saber mas sobre los derivados del biopetroleo y si suplen las necesidades energeticas que carece el planeta.

soy estudiante de ing petrolera y me interesaria saber si los productos obtenidos de esta biomasa de algas y otros organismos posee la misma capasidad o potencia energetica que el petroleo proporciona y tambien que otros probrechos tiene.

exelente tema

Necesito mas información acerca de producción de biocombustibles y neumaticos obtenidos de algas. Si tuvieren o si deberia ir a algun libro o pagina web.

muchas gracias

Silvia Flores

00-56-9-96703845

La potencia energetica se puede obtener desde la caracterizacion de esos productos.
El planeta se esta calentando entonces la velocidad de formasion de esos productos puede aumentar hasta un punto critico que despues se detiene pero pasando antes por la formasion de toxinas de equilibrio de defensa natural?

Artículo muy interesante. Gracias por la divulgación

(requerido)

(requerido)


*