Cambio climático. ¡¡¡Más madera!!!! ¿O más hierro?

El fitoplancton es la base de la vida marina, y juega un papel fundamental en la fijación o absorción del dióxido de carbono (gas de efecto invernadero). Si el hierro favorece la proliferación de las algas y éstas absorben más dióxido de carbono, la fertilización del agua sería una forma de lucha contra el calentamiento global.


Uno de los buques oceanográficos más avanzados del mundo, el alemán Polarstern, acaba de llegar a una zona del suroeste del océano Atlántico para iniciar el mayor experimento realizado hasta la fecha de fertilización de las aguas con hierro como posible medio de lucha contra el cambio climático. Se trata de comprobar con garantía científica cómo afecta al crecimiento del fitoplancton (pequeñisimas algas unicelulares) y a sus consecuencias el vertido de seis toneladas de sulfato de hierro en polvo (como el empleado para plantas) en un área de 300 kilómetros cuadrados.

A bordo del Polarstern, de 120 metros de eslora, van 48 científicos, de los cuales 30 son indios, ya que Lohafex se enmarca en un acuerdo de colaboración entre instituciones científicas de la India, Europa y Chile firmado el 30 de octubre de 2007 en Nueva Delhi.

En aguas más al sur que las actuales se han realizado ya cinco experimentos de fertilización con hierro en los últimos ocho años, que han abarcado zonas mucho más pequeñas. En ellos se indujo un aumento del plancton similar al que produce el hierro contenido en el polvo atmosférico continental al caer en el mar o un iceberg que se derrite (en el que previamente se ha estado depositando polvo). Los resultados hacen creer a los científicos que el actual no producirá un impacto ambiental peligroso.

Sin embargo existen voces discordantes y de hecho, el Ministro Federal del Ambiente de Alemania, Sigmar Gabriel, ha pedido repetidas veces al buque alemán de investigación, el RV Polarstern, que detenga su controvertido experimento de fertilización del océano. Ante los intentos de hacer experimentos descontrolados de este tipo, con fines comerciales, dos tratados internacionales -el Convenio de Londres y la Convención sobre la Diversidad Biológica- pidieron en 2008 más investigación sobre los procesos implicados. Con el experimento Lohafex (loha es hierro en hindi), en el que participan biólogos, químicos y físicos, se intentará comprender mejor el complejo papel de los ecosistemas marinos en el ciclo del carbono. Se estudiará en detalle, con instrumentos avanzados, el desarrollo y el impacto ambiental de la proliferación del fitoplancton y dónde termina el carbono que se hunde con la biomasa planctónica hacia el océano profundo.

La expedición se puede seguir en la dirección de Internet , del Instituto Alfred Wegener de Alemania, que la coordina junto al Instituto Nacional de Oceanografía de la India. Tras 45 días de trabajo, el barco oceanográfico se dirigirá a Punta Arenas, en Chile, donde tiene previsto atracar el 17 de marzo próximo.

En este artículo tienen diversas formas que los científicos proponen para alterar el clima….

Supongo que se van tan lejos para que no hay efectos de otros factores. Esperemos que esto sea así y que no modifiquemos algo de lo que después nos tengamos que arrepentir.

Va a ser que lo de los transgénicos (otra modificación científica de la Creación) no era tan malo.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Más bien parece el segundo episodio de la serie "el ser humano jugando a ser dios". Si no somos ni capaces de ponernos de acuerdo para instaurar un modelo de vida menos lesivo para el planeta, ¿cómo vamos a ser capaces de ponernos a terraformar lo que nos hemos cargado con nuestra actividad industrial?

Puede que sea positivo (para algunas cosas) y que no se observen problemas directos pero ¿en cuanto tiempo? ¿Se puede asegurar que el proceso no tendrá derivaciones en cinco, diez o quince años?

Hemos metido la para en muchas cosas y, para seguir haciéndolo, ponemos en juego nuestra despensa …

Por mi, que sigan haciendo pruebas, muchas … pero que también las hagan para bajar el ritmo de fagocitación del planeta.

Un saludo

[...] océano absorbe cada año cerca del 25% del CO2 que se libera a la atmósfera como consecuencia de la actividad del [...]

(requerido)

(requerido)


*