Cambio global, ¿Manhattan bajo las aguas?

Nueva noticia preocupante. “Si el ritmo de pérdida de hielo en Groenlandia sigue creciendo a un 3% anual, el modelo informático de simulación desarrollado por National Center for Atmospheric Research (NCAR), Centro Nacional para la Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado indica que el agua liberada al Atlántico podría alterar la circulación oceánica de una forma que afectaría directamente a la costa nordeste de Estados Unidos hacia 2100.”


En diversas ocasiones hemos tratado en este blog sobre la subida del nivel del mar y la influencia del cambio global. De hecho las Maldivas, Kiribati y otras islas están comenzando a sufrir los efectos de la subida de la aguas.

Los investigadores reunidos recientemente en Copenhague en el Congreso sobre Cambio Climático han llegado a la conclusión de que el deshielo de las regiones árticas provocará una subida del nivel del mar de hasta un metro de altura durante este siglo, casi el doble de lo previsto anteriormente por Naciones Unidas. El 80% de Maldivas se encuentra a menos de ese metro de altura, lo que convertirá en inhabitables sus islas hacia 2050, antes de que sean sumergidas del todo a finales de de este siglo.

“El nivel de los mares en la costa noreste de América del Norte podría subir entre 30 centímetros y 50 centímetros más que en otras áreas costeras si el derretimiento de los glaciares de Groenlandia continúa acelerándose a su ritmo actual. Un artículo publicado en marzo en la revista ‘Nature Geoscience’, precisó que el aumento de las temperaturas del agua podrían cambiar las corrientes oceánicas hasta aumentar el nivel de los mares en las costas del noreste de Estados Unidos 20 centímetros más que el aumento mundial promedio.” El agua salada se internaría en deltas y desembocaduras de ríos, cambiando el ambiente biológico y probablemente las especies que habitan ese ecosistema con posibles repercusiones en las economías locales.

Si la fusión de los hielos sigue aumentando un 7% anual, como hasta ahora, hasta 2050, y aunque se frene entonces, la subida del nivel del mar en las costas del Noreste americano puede ser de 50 centímetros superior a la media de subida global debida al cambio climático. Los científicos consideran que este escenario de alta fusión de hielo es poco probable. Pero aunque la tasa de fusión descienda a un 3% anual, las simulaciones indican que a finales de siglo los cambios oceánicos desplazarán agua hacia esa región y el nivel subirá 30 centímetros más que en el resto del mundo. Aún si la tasa cayera al 1% anual, la subida del mar sería de 120 centímetros.”

Sin embargo “aunque la fusión del hielo en Groenlandia se mantuviese en la tasa máxima del 7%, podría acabar generando allí una recuperación del hielo, al menos temporal, hacia finales de siglo. El mecanismo es el siguiente: la alta fusión del hielo introduciría mucha agua dulce en el sistema, lo que debilitaría la circulación oceánica que lleva agua templada al ártico; con menos entrada de agua templada, el deshielo sería menor.”

¿Se cumplirán estas predicciones?

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] están haciendo ya a las poblaciones costeras más vulnerables a las tormentas» lo que origina «consecuencias trágicas» como las vividas en Filipinas en la que han muerto más de 3000 [...]

(requerido)

(requerido)


*