El calamar portentoso: vuela y reacciona con la música de un iPod

Los cefalópodos son realmente interesantes. De hecho hemos escrito sobre ellos en varias ocasiones. Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de Hokkaido (Japón) ha descrito las técnicas de propulsión de los calamares con las que logran salir del agua y deslizarse en el aire hasta 30 metros durante varios segundos.


“En un artículo titulado: “El calamar oceánico vuela”, los expertos, describen este hecho como una sofisticada “maniobra de vuelo”. Los expertos realizaron el estudio tras tomar fotografías de hasta un centenar de moluscos desde un barco a unos 600 kilómetros al este de Tokio en 2011, según publica el diario Asahi.”

“El equipo muestra cómo después de propulsarse fuera del mar, el cefalópodo es capaz de impulsarse a través de un chorro de agua durante dos o tres segundos por el aire y ganar velocidad mediante la extensión de sus aletas y tentáculos, que utiliza a modo de alas. El artículo, publicado en la revista científica alemana Biología Marina desvela además que se trata de un movimiento que le sirve al calamar, de apenas 20 centímetros de largo, como una maniobra de escape cuando se ve amenazado por depredadores como atunes o delfines.  ”

Imagen de previsualización de YouTube

Paloma T. González Bellido,  llevó a cabo experimentos en el laboratorio de Roger Hanlon en Woods Hole, con los axones de las neuronas de otra especie calamar y quedaron impresionados por la belleza de los rápidos cambios del color de la piel. En la piel del calamar hay numerosas células de colores que reflejan la luz, los cromatóforos. Intentó estimular el nervio de aleta directamente desde el iPod. Los resultados se pueden ver en el video presentado en Imagine Science Films Festival de Nueva York.

El video se realizó con un microscopio con un aumento de 8x enfocado en la parte dorsal de la aleta del calamar. Emplearon un electrodo de succión para estimular el nervio de la aleta.

Imagen de previsualización de YouTube

“Greg Gage y Tim Marzullo son cofundadores de Backyard Brains, una empresa que vende kits de neurociencia para el científico informal, de guerrilla y aficionado. Mientras aprendes neurociencia, puedes conectar tu iPod a una cucaracha para que “baile” al ritmo de tu música favorita.”

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente: Sección de Tecnología de El Confidencial.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*