Las playas… y el olor … a mar

He leído este post en Xatakaciencia y no puedo resistir la tentación de reproducir algunos datos interesantes recogidos en el mismo.

“Al día, en una playa pequeña como La Concha, en San Sebastián, se producen un máximo más de 3.000 litros de orina (no lo neguemos, mucha gente se “relaja” en el agua, a pesar de que puedes recibir una multa por ello). En La Concha caben 10.800 personas, y evacuarán, si pasan un tercio del día allí, una media de 1 litro de orina por persona. Extrapolad las cifras a todas las playas de España.”

En este enlace os describen las normas de buena educación para hacerlo….

“La media de protector solar que se emplea es de 40 ml por persona, y una parte también acaba en el mar. Acabe o no allí, en la playa nos llegaría el aroma de más de 400.000 ml de protector solar y bronceador.”

Recientemente un trabajo de investigadores del CSIC mostró que “algunos componentes de las cremas solares se diluyen durante el baño y se convierten en contaminantes, los cuales han demostrado tener consecuencias ecológicas sobre el ecosistema costero marinoEl trabajo, que ha sido publicado en la revista Plos one, muestra que, a pesar de estar diseñados para permanecer adheridos al cuerpo, estos productos liberan una cantidad importante de sus componentes al mar que puede ser sobre todo perjudicial para la superficie marina de las zonas más turísticas.”

“Un español genera 1,5 kg de basura al día. Si pasa un tercio del día en la playa, podría llegar a generar hasta 0,5 kg de basura diario. Es decir, un total, solo en La Concha, de 5.400 kg. En la playa de Fuengirola se pierden unos 2.000 objetos en verano. Tened cuidado donde pisáis. En 2009 hasta se encontró una pierna ortopédica.”

“Y si finalmente os apetece ir a la playa sin salir de casa, quizá os sirva el aroma a playa embotellado que se asocia al Sulfuro de Dimetilo (DMS) producido por bacterias.” “El DMS se origina por la descomposición enzimática del dimetilsulfoniopropionato (DMSP) uno de los compuestos orgánicos simples más abundantes en los océanos, liberado por las algas cuando son ingeridas por el Zooplancton … Las bacterias lo metabolizan para obtener energía y carbono, liberando DMS, un compuesto gaseoso muy volátil que escapa a la atmósfera, donde participa en la regulación del clima”

“En todos los océanos del mundo, mares y costas, 10 millones de toneladas de DMS son generados por los microbios que viven cercan del plancton y las plantas marinas.”

“Hoy día se considera que si el DMS disminuyera, la temperatura de la atmósfera aumentaría en 3 o 4 º , no es de extrañar el creciente interes científico por conocer los mecanismos que regulan el eficiente DMS en la atmósfera.”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..