Animales longevos. Almeja Ming.

Recientemente hemos sabido que el que el animal más longevo del mundo falleció cuando un grupo de investigadores pretendían datar la fecha exacta de su nacimiento. Los investigadores, pertenecientes a la Escuela de Ciencias del Mar de la Universidad de Bangor en Gales (Reino Unido), abrieron la concha para examinar las características de Ming lo que probablemente le causó la muerte.

“La almeja más famosa del mundo nació hace más de cuatrocientos años mientras el Quijote de Cervantes veía la luz en España y la dinastía Ming reinaba en China; pero no fue hasta el 2006 cuando el bivalvo saltó a todas las portadas de la prensa mundial. Sus descubridores, que la encontraron durante una expedición en la costa de Islandia, pronto se dieron cuenta del altísimo valor que esta joya natural poseía.” “En el 2007, un recuento inicial de los anillos en su concha mostró que el bivalvo poseía el increíble récord de haber sobrevivido entre 405 y 410 años. Años más tarde, nuevas investigaciones mostraban que la almeja más anciana del mundo tenía más de 500 años.”

En el trabajo “Superior proteome stability in the longest lived animal” publicado en la revista científica Age en Noviembre de 2013 los autores describen que encontraron una relación consistente entre la longevidad de las especies estudiadas, la respuesta a las proteínas desplegadas y el mantenimiento de la actividad enzimática endógena (creatin quinasa). Curiosamente el animal más longevo, Arctica islandica (longevidad máxima >500 años), no mostraba un incremento en el despliegue global de proteínas en respuesta ante diversos estímulos estresantes. Además el proteoma global de especies de vida más corta mostraban menor resistencia a la agregación de proteínas inducidas por la temperatura que las más longevas.

¿Estará la clave del envejecimiento y de las enfermedades asociadas, uno de los grandes retos de la sociedad, en la biología de esta especie de almeja?

Imagen de previsualización de YouTube

Tal vez la investigación, aparentemente sin un aplicación inmediata, sirva para algo más que para publicar artículos en revistas científicas.

Y como no se consuela quien no quiere “un grupo de investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología ha desarrollado una aplicación informática que calcula los años que realmente tenemos. Introduciendo simples datos como la medida de la cintura, el número de pulsaciones cardíacas en reposo, la frecuencia e intensidad con la que se realiza ejercicio, la edad o el sexo, el programa calcula la edad biológica con una elevada precisión. Asimismo, determina la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo es capaz de suministrar a las células (el VO2 máx o capacidad aeróbica, la clásica prueba de resistencia a la que suelen someter a los deportistas).”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

HOLA ME GUSTO MUCHO LA PUBLICACIÓN, INTERESANTE E INFORMATIVA NO SOY MUY FANATICO DE LOS MOLUSCOS PERO ME GUSTARÍA PREGUNTARLE SI TIENE INFORMACIÓN SOBRE CRUSTACEOS MACROBENTONICOS POR EJEMPLO CLAVES TAXONOMICAS DE ISOPODOS

(requerido)

(requerido)


*