Muerte en el Mediterráneo

La muerte de 900 emigrantes en el Mediterráneo nos ha vuelto a dar un bofetón de los que duelen. La respuesta que Europa es igual de dura. Vigilemos más. ¿Es esa la única respuesta que la Unión Europea, a la que pertenecemos, puede y debe dar?

Daniel Grasso en   El Confidencial afirma: “La inmigración hacia Europa podría ser, por sus cifras, una guerra sin armas. Más de 23.000 migrantes han muerto mientras intentaban alcanzar el viejo continente entre 2000 y 2013, una cifra un 50% mayor de lo que se calculaba en las estimaciones realizadas hasta la fecha. Se trata de una media de más de 1.700 fallecimientos documentados cada año.”

“El dato ha sido desvelado por The Migrants Files, una investigación transeuropea en la que El Confidencial ha colaborado con otros nueve periódicos y diez periodistas de seis países del continente. El resultado de cinco meses de trabajo es la base de datos más exhaustiva sobre fallecimientos de inmigrantes indocumentados publicada hasta hoy. A este resultado se ha llegado gracias al análisis de datos de diversas fuentes que van más allá de la escasas estadísticas oficiales, elaboradas solo en pocos países europeos. El punto de partida ha sido la recopilación que realiza el periodista italiano Gabriele Del Grande a través del Observatorio Fortress Europe. Su información ha sido cruzada con la de UNITED for Intercultural Action, una ONG paraguas de las más de 550 que, en varios estados de Europa, monitorizan los flujos migratorios, y con la del proyecto PULS, de la Universidad de Helsinki, una colaboración con el Joint Research Center of the European Commission y la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex). La información recogida, limpiada y analizada puede considerarse como la más completa existente al respecto, pero está lejos de ser perfecta: son muchas las víctimas de las que no queda ningún tipo de registro.”

“La agencia que coordina los esfuerzos de los 28 países de la UE, Frontex, ha visto multiplicarse su presupuesto desde su creación en 2004. Desde los 6,2 millones de entonces ha alcanzado los 85 previstos para 2013, pasando por un récord de 118 en 2011. Desde diciembre del año pasado, a escasas semanas del naufragio de Lampedusa, ha dado luz verde al proyectoEUROSUR. Su presupuesto alcanza los 224 millones de euros para los próximos seis años. Servirán para mantener este “nuevo sistema de control de las fronteras europeas”.”

En los días posteriores al naufragio de la isla italiana, Cecilia Malmström, Comisaria, de Asuntos de Interior en la Comisión Europea, aseguró que uno de los objetivos del nuevo organismo sería ”recuperar y salvaguardar los pequeños barcos que utilizan los migrantes”.

Sin embargo el objetivo de Frontex no es “ayudar a salvar vidas humanas” “Su objetivo esmonitorizar todo lo que ocurra en los confines europeos, y compartir información sobre los barcos de migrantes que hayan sido identificados”

Eritreos, libios y sirios son quienes deciden abandonar sus hogares ante la desesperación de la guerra y la hambruna  que azotan sus países. Desde la ONU subrayan que  “el fenómeno de la gente navegando en pequeños barcos a través del Mediterráneo hacia Europa es antiguo e involucra temas de asilo así como también  de migración”. Italia, España, Malta y Grecia se han convertido en la puerta de entrada a Europa.  Sin embargo, estos países no son el destino final de estas personas. Según Cruz Roja, estos países con salida al mar continúan siendo el primero al que llegan para después continuar.“Países como Alemania, Reino Unido o Bélgica son los destinos finales de los estas persona cuyas familias residen en el norte de Europa”.  Por eso, desde Cruz  Roja insisten que el de la inmigración es un problema europeo y no solo italiano, español o griego. “A diferencia de hace dos años, vemos que las barcazas llegan con varios miembros de una misma familia”, señala. Cruzar el desierto del Sahara y tomar una embarcación para llegar vía marítima a Europa es una travesía larga, cara y en ocasiones, mortal. Desde Cruz Roja subrayan que se puede tardar hasta cuatro meses y que el viaje cuesta hasta 1.600 euros.

La solución es complicada pero dudo que consista en incrementar la vigilancia.

El origen del problema está en la extremada pobreza y en la situación de los países desde los que se ven forzados a escapara los que se arriesgan a llegar hasta los puertos del norte de Africa y a cruzar el Mediterráneo o los que se dirigen a Canarias y acaban perdidos en el Océano llegando muertos al Caribe, como la patera con once cadáveres descompuestos que llegó en 2006  a ochenta millas de la costa sur de la isla de Barbados.

Solo cuando nos impliquemos colectivamente en mejorar la situación de los países de los que huyen los emigrantes comenzaremos a enfocar la solución a su situación desesperada.

Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”

 

Fuentes. El Confidencial, Te Interesa

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Otra escena se estaba desarrollando algunas cuadras más allá, cerca de la costa norte de Barcelona, entre el mar y la montaña. En las almenas de un castillo, un hombre y una mujer atisbaban el horizonte. La mirada de él, al ojear el mar, eran tan despiadada como la de Europa cuando ve morir a ahogados a los que escapan de los conflictos y la pobreza que ella misma ha… [...]

[...] Camariñas y Muxía  irá destinado a una ONG de apoyo a los refugiados. El número de refugiados muertos al tratar de cruzar el mar Mediterráneo alcanzó en 2016 una cifra récord. 3.800 personas han [...]

(requerido)

(requerido)


*