Los pensamientos íntimos de las sepias

Las sepias, los chocos, son campeonas del arte del camuflaje. Sin embargo ya no pueden esconder sus pensamientos íntimos gracias a una técnica que permite conocer la actividad de su cerebro estudiando los cambios de los patrones de colores de su piel. Los resultados publicados en Nature el pasado 17 de Octubre permitirán conocer como su cerebro controla su patrón de colores y por tanto su capacidad de camuflarse.

Foto: Roger Hanlon

La sepia (Sepia officinalis) se mimetiza contrayendo los músculos situados alrededor de pequeñas células coloreadas de la piel conocidas como cromatóforos. Estas células  tienen varios colores y actúan como pixeles en el cuerpo de la sepia. Cuando cambia su tamaño cambia con los colores en la piel del animal.

La sepia no siempre iguala su patron de colores con el fondo o con el ambiente. A veces aparecen rayas, círculos o dibujos complicados para que los posibles depredadores o presas no lo vean. El camuflaje perfecto consiste en engañar a la vista.

Imagen de previsualización de YouTube

Para comprender como se creaban estos patrones de colores en la piel de las sepias, el neurocientífico Gilles Laurent del Max Planck Institute for Brain Research de Frankfurt, Alemania, y sus colaboradores emplearon 20 cameras para filmar sepias a 60 imágenes por segundo mientras nadaban en sus tanques y pasaban por distintos fondos como rocas o imágenes que se habían pegado a las paredes del tanque.

La grabación comenzó pocos después de que la sepia saliera del huevo y continuó durante semanas. Identificaron decenas de miles de cromatóforos individuales y comprobaron como iban apareciendo a medida que el animal crecía. Consiguieron determinar como distintos cromatóforos se sincronizaban pata cambiar el aspecto del animal.

Imagen de previsualización de YouTube

Se sabía que cada cromatóforo es controlado por múltiples neuronas motoras que llegan desde el cerebro hasta los músculos de la piel y que caad neurona motora controlaba  varios cromatóforos. Estos se agrupan en sistemas motores más amplios que gobiernan el aspecto general del cuerpo de la sepia.

Este último estudio muestra como el animal coordina los cromatóforos para imitar la geometría que le rodea. Esto permitirá conocer que neuronas del cerebro controlan su camuflaje. Hasta el momento se desconoce como se relaciona lo que ve la sepia con el camuflaje que selecciona a través de las neuronas motoras.

La respuesta está en el cerebro que procesa la información de los ojos y controla los cromatóforos. Según los investigadores tiene que haber un atajo neurobiológico dado que hay tanta información que se necesitaría un supercomputador para procesarlas. Para intentar comprender como se produce esta relación entre el cerebro, la coloración y el camuflaje, los investigadores desarrollaron modelos en ordenador creando circuitos neuronales artificiales.

Por fin sabremos lo que piensan las sepias.

Elucidating the control and development of skin patterning in cuttlefish

Colorful Cuttlefish and their Creative Camouflage

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*