Hierve el mar. Todavía más de lo que piensas.

Durante las últimas décadas los océanos han amortiguado la subida de temperatura del planeta. Según lo que acaban de publicar en un estudio en la revista Nature, mucho más de lo que pensaban . Esto sugiere que la Tierra podría calentarse más rápidamente en los próximos años de lo que en un principio se estimaba. No será necesario hacer las gambas a la plancha, solo habrá que pescarlas.

En los últimos veinticinco años los océanos han capturado un sesenta por ciento más de calor de lo que los científicos habían calculado. La diferencia supone una cantidad inmensa de energía, originada en el sol y capturada en la atmósfera de la Tierra.  La cantidad anual es equivalente a ocho veces el consumo mundial de energía.

En el ámbito científico estos descubrimientos ayudan a resolver las dudas sobre la tasa de calentamiento de los océanos antes de 2007. En ese año, empleando las “boyas Argo” distribuidos por todos los océanos se comenzaron a tener datos más precisos y comparables. Antes la toma de los datos no era todo lo homogénea que era de desear y por eso se dudaba sobre el calentamiento de los océanos.

Esta cantidad de energía más elevada de lo esperado retenida en los océanos, significa que la Tierra retiene más calor en vez de liberarla al espacio. En resumen más calor en los océanos significa que el calentamiento global está más avanzado de lo que los científicos pensaban.

Este estudio puede tener efectos en las medidas a tomar. Si las temperaturas del océanos está creciendo más rápido de los calculado dejará mucho menos tiempo de reacción para disminuir la producción de monóxido de carbono en la esperanza de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius, al final de este siglo, por encima de los niveles anteriores al desarrollo industrial.

El IPCC  advirtió el pasado octubre en un informe  de que el calentamiento es probable que lleve a un aumento de 1,5 grados centígrados entre 2030 y 2052 si el mundo sigue el ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero. Esto supone que se está en riesgo de incumplir el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París —quedar por debajo del 1,5 en 2100— en poco más de una década.

Desde finales del siglo diecinueve la Tierra se calentó un grado Celsius. Es necesario intentar limitar el calentamiento a medio grado en lo que queda de siglo pero para esto hay que poner en práctica medidas que nadie quiere afrontar.  Si los océanos se siguen calentando al ritmo actual los riesgos para los poblaciones costeras seguirán creciendo, así como el peligro para ecosistemas como los arrecifes de coral, o las placas de hielo de Groenlandia o la Antártida.

En el nuevo estudio no se mide directamente la temperatura del agua. Se mide el volumen de gases, oxígeno y dióxido de carbono, que se han liberado de los océanos en las últimas décadas. Es una medida de gran confianza ya que refleja el comportamiento de un líquido al calentarse.

Los cálculos estiman que en base al calor ya almacenado en los océanos el máximo de emisiones que podemos producir para evitar un calentamiento de dos grados centígrados debería reducirse en un 25 por ciento.

El panel de expertos en cambio climático de las Naciones Unidas acaban de anunciar que, si el mundo quiere estar por debajo de un calentamiento de 1,5 grados Celsius, las emisiones globales de carbono deberían de reducirse a la mitad en 2030. Los océanos absorben más de un cuarto del dióxido de carbono que emitimos haciendo que las aguas sean más ácidas. Piensen en el efecto que esto puede tener por ejemplo en la formación de la concha de todos los moluscos del mundo o en los arrecifes de coral.

Estamos muy cerca de un punto de no retorno y realmente es necesario toar acciones drásticas urgentes. Estos cambios aunque sean locales pueden causar efectos devastadores por ejemplo incrementando la intensidad de las tormentas,

Seguiremos ignorando “la que se avecina”. Nosotros no lo veremos pero alguno de nuestros descendientes pensará y estos que hacían cuando aún había tiempo para mitigar y prevenir los efectos del calentamiento global.

Imagen de previsualización de YouTube

Fuentes:

Washington Post

IPCC

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*