Coronavirus (COVID19): ¿Cómo se propaga?

Suponemos que a todos nos llamó la atención ver como desinfectaban superficies públicas en China, Corea del Sur, Irán y ahora en España e Italia. De las mascarillas y su eficacia hablaré en otro post. Pero si las usaron y siguen usando en China o Corea del Sur y ahora es obligatorio en la República Checa, no es porque sean unos excéntricos o le gusten especialmente usarlas. El SARS-CoV2, coronavirus causante de la pandemia que sufrimos en la actualidad o COVID-19 se contagia de persona a persona por los mismos mecanismos que otros virus respiratorios como el del resfriado o la gripe: contacto físico con secreciones de personas infectadas, estornudos o tos. Sin embargo, este virus parece tener características epidemiológicas un poco distintas con respecto a otros coronavirus conocidos.

El virus que causa COVID-19 replica de forma muy eficiente el tracto respiratorio superior, de forma que los individuos infectados producen una gran cantidad de virus en esta zona en la fase inicial de la enfermedad. De esta forma, las personas afectadas, que desarrollan una actividad normal, pueden estar extendiendo la infección sin saberlo.

A esto hay que añadir lo que se acaba de publicar por investigadores americanos que han evaluado la estabilidad de SARS-CoV-2 en aerosoles y en distintas superficies:

El SARS-CoV-2 fue más estable en superficies de plástico o acero inoxidable que en cobre o cartón y el virus se detectó hasta 72 h después de que lo hubiesen aplicado en estas superficies. Sin embargo, por suerte el título viral (o sea la cantidad de virus) había disminuido mucho.  Por eso desde el principio de este brote de esta epidemia hemos visto cómo desinfectaban calles, paredes y cualquier superficie pública. También por eso el personal sanitario y los que tienen que trabajar usan guantes.

Video: Nothing to Sneeze At.  

Imagen de previsualización de YouTube

SARS-CoV-2 sigue viable y puede infectar en aerosoles durante 3 horas con una disminución importante del título viral (de 103.5 to 102.7 TCID50 por litro de aire) similar a lo que sucede con otros coronavirus. Al hablar, estornudar o toser estamos generando un aerosol con millones de pequeñísimas gotitas de saliva en las que hay, en el caso de que estemos infectados, millones de virus que pueden infectar a cualquiera que respire esas gotitas. Por eso es necesario mantener las distancias, mínimo un metro y medio aunque lo recomendable sería como mínimo dos o tres.

Dado que es posible la transmisión a través de aerosol (sobre todo en sitios cerrados o no ventilados) y que personas asintomáticas pueden contagiar el virus, no está de más que la gente que por necesidad tenga que salir de sus casas use mascarillas como han hecho los asiáticos, sobre todo si va a estar en un lugar cerrado, si va a estar con otras personas, sobre todo si están dentro de alguno de  los grupos de riesgo, como por ejemplo personas de edad avanzada o inmuno deprimidas. Nosotros mismos podemos estar infectados sin saberlo. Dejemos las mascarillas profesionales para el personal sanitario.

Photo courtesy Lydia Bourouiba

Las mascarillas caseras nos pueden servir para retener las gotitas en la que se encuentra el virus. Eso que se oye de que el virus es “gordo” y “se cae” no tiene base científica. Para que un virus “se caiga” tenemos que centrifugarlo normalmente a unas 100.000 revoluciones por minuto en una ultracentrífuga. Otra cosa distinta es que en esa fase de aerosol se inactive en pocas horas.

Por eso también hemos visto como en China. Corea del Sur y otros países que sufrieron antes que nosotros los efectos de la enfermedad usaban mascarillas fuera y dentro de casa. Para intentar no contagiar  a otros y para “ponérselo más difícil al virus”.

CUIDADO. NO SE PUEDE TOCAR UNO LA CARA DESPUES DE TOCAR EL EXTERIOR DE UNA MASCARILLA SIN LAVARSE BIEN LAS MANOS CON JABON DURANTE AL MENOS 20 SEGUNDOS (POR FAVOR LEE ESTO OTRA VEZ)

La transmisión a través de objetos se puede evitar con una buena higiene de manos.

El SARS-CoV-2 se comporta como un coronavirus respiratorio típico en cuanto a los mecanismos básicos de infección y replicación. Pero algunas mutaciones le permiten unirse con “más fuerza” al receptor de las células del huésped (nosotros) incrementando su capacidad de transmisión lo que lo hace muy infeccioso.

Los autores del estudio publicado en el New England Journal of Medicine concluyen que la estabilidad de SARS-CoV-2 fue similar a la de otros coronavirus conocidos. Esto indicaría que las diferencias epidemiológicas de este virus podrían deberse a otros factores como la alta carga viral en el tracto respiratorio superior y al potencial de que personas infectadas transmitan el virus cuando están asintomáticas.

La forma más segura para evitar el contagio y que nuestros hospitales no se colapsen es quedándonos en casa!!!

Video: Coughing Robot Spews ‘Flu Germs’

Imagen de previsualización de YouTube

Beatriz Novoa y Antonio Figueras

Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..