Coronavirus. Casandra y la COVID19. Y Sísifo.

En la mitología griega, Casandra era una de las princesas de Troya. Era una mujer hermosa que fue bendecida con el don de ver el futuro. Sin embargo, esta habilidad estaba acompañada con la maldición: nadie la creía. Casandra se anticipó al resultado de muchos eventos desastrosos, como la aceptación del caballo griego por parte de los troyanos. Timeo Danaos et dona ferentes (Temo a los dánaos (griegos) incluso cuando traen regalos)  La familia de Casandra pensó que estaba loca y no creyó en su disparatada historia sobre las intenciones de los griegos para asaltar la ciudad. ¿Qué tiene que ver esto con la pandemia?

El mejor ejemplo de político occidental que “padeció” el síndrome de Casandra fue Winston Churchill. Durante los años treinta del siglo XX, advirtió una y otra vez de los peligros del nazismo y nadie le creyó.

“Si un perro se abalanza contra mí, le pego un tiro antes de que me muerda”, afirmó el líder conservador británico. La opinión pública, mayoritariamente pacifista, miró para otro lado.

El final de la historia es bien conocido. El 13 de mayo de 1940 Churchill, en su primer discurso en la Cámara de los Comunes, dijo que ya sólo podía ofrecer al pueblo británico “sangre, dolor, sudor y lágrimas”.

Una amiga psicóloga me escribe haciéndome notar que percibe en la población “el síndrome o ilusión de invulnerabilidad, algo típico en adolescentes y referido normalmente a la posibilidad de un accidente en carretera, a una infidelidad de la pareja, a suspender un examen…La persona se siente a salvo de esas situaciones porque piensa que sólo les pasa a los demás. En las circunstancias actuales se ha convertido en algo muy peligroso.”

“Desde que se acabó el confinamiento he observado en más gente de la que debiera esa ilusión de ” aquí no pasa nada con el bicho y menos a mí”. Eso hace que en varias ocasiones me haya tenido que separar de alguna persona y guardar una distancia prudencial o la de aguantar la burla por llevar mascarilla. Una amiga fue agredida por un grupo de chicas al advertirles que debían entrar con mascarilla en su tienda.”

“No voy a analizar aquí todo esto porque no hace falta, ya lo sé. Sólo necesitaba compartir contigo esta desazón que tengo por la conducta de algunas personas, y por los antivalores que ya estaban en ellos y que se han puesto de manifiesto ahora.”

No sé si es como consecuencia de estas reflexiones y de lo que leo, pero me llama la atención comparar la rapidez de respuesta en nuestro país con la de otros. En Alemania, Australia, Bélgica no les tiembla el pulso a la hora de confinar grandes poblaciones (Melbourne durante seis semanas) o no recomendar viajar a determinados países aún perteneciendo a la Unión Europea (Bélgica).

Hace dos semanas, en nuestro país, los casos oficiales eran más de 1600, la semana pasada más de 1900 y tan solo este fin de semana más de 1200.

Demos un salto atrás en el tiempo.

29 de febrero. Sanidad descarta aplicar por ahora medidas más drásticas para hacer frente al coronavirus. El departamento que dirige Salvador Illa mantiene de momento el nivel de contención, primer escenario de los tres posibles

No obstante, ya se han estudiado acciones mucho más contundentes por si la transmisión se descontrola, entre ellas medidas de distanciamiento social o cuarentenas en torno a zonas de riesgo

Se está realizando una investigación muy exhaustiva y de gran calidad y parece que, por ejemplo en Andalucía, se está consiguiendo establecer todo el hilo hasta el origen de la infección”, ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, durante su comparecencia diaria

Salto en el tiempo. Volvemos a la actualidad. 6 de julio. Fernando Simón asegura que los brotes «se están controlando», sin embargo advierte que de descontrolarse «habrá que tomar medidas drásticas a nivel estatal».

Déjà vu que significa ‘ya visto’ Básicamente se trata de un suceso que se siente que ya ha sido vivido pero en realidad no.

Por desgracia, esto SI que lo vivimos.

“Fernando Simón reconoce los peores datos de contagios por coronavirus del último mes.” Bien, hasta aquí sin problemas. En base a los datos de la semana pasada esto entraba dentro de lo probable.

“Simón ha dado varias cifras durante la rueda de prensa –de 700 a 900 en los últimos tres o cuatro días–, pero sin dar una cifra exacta de los casos registrados el viernes y el sábado”

“Simón se ha referido al rebrote de Lleida como “preocupante”, pero ha asegurado que el 70% de los casos detectados son asintomáticos, lo cual implica que, a priori, las probabilidades de contagio son menores.” ¿Los asintomáticos contagian menos? Un asintomático está infectado, ¿no?

De hecho hay consenso en que “la capacidad de infectar de las personas asintomáticas con covid-19 es alta y podría aumentar la dificultad de frenar la pandemia”. ”Aproximadamente la mitad de todos los infectados por covid-19 son asintomáticos. Solución: uso de la mascarilla y mantener a toda costa la distancia física.

“Simón se ha referido también al brote de Ordizia como “un caso interesante” porque se inició con positivos importados de otra comunidad autónoma y porque inicialmente fue un brote familiar, pasando luego a ser comunitario.”

“El director del CCAES ha insistido en que, más allá de las medidas restrictivas y de confinamiento, es vital que la gente se responsabilice del riesgo de contagio y proteja a los demás.” ¿Usando mascarillas?

“Ya hay mucha gente yéndose de vacaciones y hay que intentar no hacerlo si tienes síntomas. Es duro, pero en ese caso hay que aceptar que no estás en condiciones de viajar”, ha aconsejado el director del CCAES.

Tal vez se podía haber dicho la semana pasada, antes del inicio de la siembra de casos por toda España. ¿Por qué tengo la sensación de que siempre vamos por detrás en vez de anticiparnos?

Una persona que sabe que está enferma: NO DEBE VIAJAR!!!

Porque los incendios en España están apareciendo en todas partes. Lo ven desde fuera y nosotros no queremos verlo.

Actúen urgentemente o perderán de nuevo el control. Ejemplos a seguir Bélgica, Alemania Australia y tantos otros. Ustedes tendrán sus motivos para no hacerlo.

Mi impresión subjetiva es que estamos volviendo poco a poco a la casilla de partida. Es necesario pisar ya el freno.

Algunos se están preguntando si hay transmisión comunitaria en Madrid

Se acuerdan de Sísifo. Es conocido por su castigo: empujar cuesta arriba por una montaña una piedra que, antes de llegar a la cima, volvía a rodar hacia abajo, repitiéndose una y otra vez el frustrante y absurdo proceso. También Penélope y su tejer y destejer sería una buena imagen

¿Quieren comprender un pco más este país? Por favor,  lean los Episodios Nacionales de Pérez Galdós.

Aunque duela.

Por favor. Usen las mascarillas: sí o sí.

Fernando Simón reconoce los peores datos de contagios por coronavirus del último mes. 6 de julio. 2020

Sanidad descarta aplicar por ahora medidas más drásticas para hacer frente al coronavirus. 29 de febrero. 2020.

Sanidad descarta de momento cerrar colegios y empresas, y controlar la movilidad en Torrejón y Vitoria. 2 de marzo. 2020

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..