Coronavirus: Vamos con mucho retraso

Antonio Figueras, doctor en biología y uno de los investigadores con un currículum más extenso del CSIC, repite una y otra vez una premisa: adelantarse a la enfermedad, arrinconarla y que no sea el Sars-CoV-2 el que parta con ventaja. Esto es clave para que haya una situación controlada y no de transmisión comunitaria.

A finales de enero, este veterano experto gallego ya torció el gesto ante las continuas declaraciones de que esto era una gripe. “En febrero pulsaba el ascensor con el codo”, comenta. En aquel entonces y aunque no lo sabía, la sociedad occidental ya iba muy por detrás del patógeno, que infectaba sin oposición.

Ahora, con más de tres meses de experiencia contra el virus, la situación se está volviendo a complicar y los datos crecen a diario. De nuevo, Figueras lo vio venir. “Vamos mal no, lo siguiente”, avisó el pasado 27 de junio en su cuenta de Twitter. 

No había ningún indicativo que le llevara al optimismo. Casi tres semanas después, sigue llevándose las manos a la cabeza con el incremento de contagiados. Además, lo hace con la experiencia que acumuló en una situación de crisis como miembro del Comité Científico Asesor para la Catástrofe del Prestige y con la esperanza de que la pandemia cambie la dinámica del país.

¿Exactamente qué le hizo pensar que iba a haber tantos rebrotes tan pronto?

Una combinación de todo lo que estaba viendo. Estaba creciendo todo: los brotes, los infectados, la movilidad, la gente que estaba respirando y saliendo tras meses de encierro, la llegada del turismo extranjero… Estaban subiendo todos los indicativos y echarle la culpa de los rebrotes a gente como por ejemplo los temporeros es realmente cruel. ¿Quién va a recoger la fruta por 5 euros la hora al sol? Sin ellos muchas empresas hortofrutícolas podrían hasta casi desaparecer. Habría que arreglar sus condiciones.

¿Se necesitan muchos más rastreadores para contener al virus?

En mi opinión hacen falta 20.000 en total. Si no tenemos una aplicación, la tarea de los rastreadores es muy difícil. Ha salido que detectan de media tres contactos cuando una persona podría tener 15 ó 20 si es extrovertido. Esto indica que estamos fallando y es porque no hay suficiente personal. El rastreo es muy lento y cansado, una persona no se acuerda de buenas a primeras de todos sus contactos y a lo mejor tardas 5 ó 6 días hasta llegar al 70 u 80% de los contactos. También hay otro factor: que haya gente que pueda tener miedo a dar sus contactos por si dan positivo y puedan perder su empleo en este momento. Por eso hay que pedir voluntarios, tirar de personal funcionario, etc.

¿Puede jugar una mala pasada la palabra recomendable en confinamientos como el que propuso el Govern?

Creo que lo que hay que hacer es un confinamiento de precisión sabiendo claramente las zonas afectadas y, en cuanto se supere un número determinado de casos concretos que dependerá de la densidad de población, habría que hacer cuarentenas aunque sean de un edificio. Hemos dado un martillazo y ahora tenemos que bailar con este virus y si veo que se me desmadra una situación, me retiro inmediatamente y no le dejo personas para replicarse. Sobre todo, no hay que ir al confinamiento general indiscriminado, deben de ser parciales y para eso se necesita una fuerte identificación de contactos y rastreabilidad para poder realizarles pruebas.

Hay que hacer un confinamiento de precisión y no a un general indiscriminado

¿Estamos en una situación similar a la de febrero o principios de marzo en cuanto a la carga viral en España?

Podemos estar como en febrero, aproximadamente. Lo que ahora las condiciones ambientales no son las mismas y, aunque la carga viral sea parecida, están jugando en contra del virus, con una temperatura más alta y una humedad más baja.

¿Es acertada la medida de las mascarillas obligatorias según la comunidad o la impondría directamente en la totalidad del territorio?

El uso de la mascarilla no es una imposición del nuevo orden mundial, es una manera de protegerte y de proteger a otros. Si es un virus respiratorio lo que hay que hacer es usar algo que limite o elimine que puedas inhalar o expulsar ese virus, ya sea un pañuelo, una mascarilla o lo que sea. Es incómoda, pero es transitoria, por llevarla un año no pasa nada.

Ahora se está aumentando la movilidad entre comunidades con distintos niveles de infección y, para frenar la transmisión, una medida sencilla es que hay que usar la mascarilla. No hay que explicar que si estás en lo alto de los Picos de Europa no hay que llevarla, pero sí si estás en calles con gente. Cuando tengamos la vacuna ya veremos, pero ahora hay que usarla, lavarse las manos y evitar entrar en aglomeraciones. Ahora es muy necesaria la mascarilla, igual que lo era en marzo.

¿Por qué tantas idas y venidas en temas como la trasmisión por el aire? ¿No sería mejor prevenir desde un principio?

Eso se sabe desde el principio. Lo que percibo es que hay un poco de retraso por parte de la OMS de recoger evidencias científicas y trasladarlas a recomendaciones a todo el mundo, que es lo que puede hacer. Ningún país tiene la obligación de comunicarle a la OMS nada, es todo recomendación.

El doctor Bonaventura Clotet ha acusado a Madrid de no decir toda la verdad sobre los contagios, ¿usted se los cree?

Veo los datos de Madrid y creo que las autoridades sanitarias de Madrid tienen que explicarlos. No pasa nada y no hay que ir a una confrontación. Tienen que decir qué está pasando. Yo ya dije hace dos semanas que había cosas que no me encajaban, no es normal lo que está pasando. En Madrid, por ejemplo, no es obligatorio la mascarilla. Entonces ¿qué pasa? ¿se ha extinguido? Supongo que tendrán alguna explicación y la tendrían que dar tanto para los ciudadanos de esa comunidad como del resto, ya que viajan a otros territorios… Las pruebas y el rastreo, repito, tienen que ser ante la mínima sospecha.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Son los PCR en origen una buena medida para los turistas extranjeros?

Sí, porque si no viene el descontrol. Pero tendría que ser una decisión que se tomara a nivel europeo. Es increíble que en la cola de los aeropuertos haya distancia y en el avión no, que es un milagro donde hay algo mágico y no te contagias. No todos los fabricantes tienen los mismos sistemas de filtración de aire y no todos los modelos del mismo fabricante tiene el mismo sistema de filtración de aire. Habría que ir con mascarilla, lavarse las manos, etc. Riesgo no certifica certeza, riesgo significa la posibilidad de y en un lago solo es más improbable que en un avión.

Rellenar un papel, tomar una temperatura y que un médico te mire es un poco de broma. Mira Australia, Sidney ha decidido que no deja entrar más de 350 personas al día y con seguimiento. En Reino Unido apuntan los usuarios que han estado en restaurantes y bares, mientras que en Corea del Sur hacen un seguimiento continuo con llamadas al móvil. Lo que como tenemos tanta dependencia del turismo hemos decidido barra libre.

Tras las últimas informaciones publicadas por la universidad de Oxford o Moderna, ¿ve factible que se pueda empezar a vacunar a finales de este año o principios del que viene?

Desde mi punto de vista, la cosa va para largo. Que tengamos vacunas que protejan parcialmente, sí. Pero la vacuna de Moderna, por ejemplo, en la nota de Reuters dice que los que se inocularon por segunda vez tuvieron mareos, desmayos, dolores, fatigas, etc. No quiero decir que no haya esperanza, pero lo que hay que hacer es modular para que no haya falsas esperanzas, porque como se empiece a caer todo en octubre o noviembre no me quiero imaginar la que se va a montar. Además, con toda la cantidad de negacionistas que hay y que no se comprende que la ciencia es lenta…

¿Cómo ha visto a la sociedad?

Esto ha sido muy grave, la gente no es consciente de que estamos después de una Guerra Mundial, la devastación es enorme, va todo muy mal y cualquier economista o médico lo puede decir mejor que yo. No hay culpables. Es como si hubiera caído un asteroide pequeño, nadie tiene la culpa como tal. A la gente hay que informarla sin aterrorizar. Estamos por encima de miles de casos diarios y en Australia han confinado por 100 casos. Aquí y ahora estamos en una situación de grave emergencia nacional, no hace falta decretar un estado de alarma para verlo.

Creo que la gente no se da cuenta. Después de la Guerra Civil no se preocupaban si podían ir a la playa o no, se preocupaban de lo esencial. Pero revertir una marea de pensamiento colectivo que se ha ido generando durante mucho tiempo es muy difícil, para cambiar este país se necesitan 10 ó 15 años. En Finlandia el modelo educativo lo empezaron a cambiar hace más de una década. Aquí vemos el resultado de más de 40 años de dirigir nuestros esfuerzos económicos al turismo y se debería plantear urgentemente cómo ir cambiando de modelo. Esto es un toque de atención clarísimo.

Aquí y ahora estamos en una situación de grave emergencia nacional

¿Su respuesta quiere decir que no hemos salido mejores?

Vamos a salir igual. Las generaciones que más tienen que ganar o perder, que son las de los jóvenes, se tienen que dar cuenta que el futuro de España depende de ellos y no de sus padres. Se necesitan personas que les puedan influir para no repetir errores y también desde el sistema educativo se tiene que refrendar este cambio. En Finlandia la nota de magisterio es muy alta y los maestros son la parte fundamental para poner los cimientos de un país. Nos tenemos que repensar y eso se hace trazando un plan a 10 ó 15 años. Hay que mantener en el tiempo las cosas poniéndose todos de acuerdo. Es como la ciencia, la media de edad de los científicos es muy alta, no hay renovación de plantillas. El coronavirus es una oportunidad para reinventar este país, suena a politiqueo barato, pero hay que creerse que somos capaces de mejorar la ciencia, la tecnología, la sanidad, educación, etc. Hay que coger el toro por los cuernos y pensar en lo que queremos.

¿Qué le ha parecido la labor de Fernando Simón y del Gobierno?

Sin entrar a valorar lo que ya está hecho, creo que tienen que pisar el acelerador y anticiparse a la pandemia. Lo deben de hacer trabajando codo con codo con las comunidades autónomas. Hay que aprender de lo que se hizo e ir por delante. Firmaron el plan para atajar los rebrotes cuando ya media España estaba con ellos, hay que cambiar ese ritmo. También se tiene que hacer público el depósito de material sanitario que tienen las comunidades y el Gobierno. Eso es transmitir confianza y tendría que ser conocido por todos.

Otro punto importante es la necesidad de crear unidades especializadas en los hospitales para seguir a los enfermos que se han recuperado. No vale que se los repartan entre especialistas según el síntoma, ya que es una enfermedad nueva y sus manifestaciones se tienen que tratar con especialistas formados para ella. Hay muchas secuelas.

Si estamos yendo por detrás de la enfermedad ¿quiere decir que no hemos aprendido nada en estos meses?

Esto no tiene ideología y aquí no hay ningún culpable. Ahora se está usando la culpabilidad respecto a la gente joven por irresponsables y es que a lo mejor no les estamos haciendo partícipes de lo importante que son para que esto se controle. Los hemos tenido metidos en casa con mucha inseguridad respecto a su futuro y ante eso han decidido vivir el momento. No es una crítica. Estamos equivocándonos como colectivo y nos estamos pegando con el remo en vez de ir todos en la misma dirección. Estamos errando todos. Hay que intentar que la gente vuelva a estar unida y no somos capaces de dejar de lado nuestras diferencias en un momento muy excepcional, esto no pasa cada cinco años. Nuestros grandes hitos en cuanto a tragedias colectivas del último siglo pueden ser la gripe del 18, la Guerra Civil, la dictadura posterior y esto. No vale tirar contra unos u otros. Nos tenemos que convencer de que solo podemos salir remando juntos porque si no siempre vamos por detrás.

Estar en el puesto de Fernando Simón es extremadamente complicado

¿Ve bien que Simón se haya ido a hacer surf?

Hay que ser comprensivos con él y con su familia. La presión que están soportando es brutal y cargarles por si se va o se deja de ir no tiene sentido. Hay que darse cuenta de que, independientemente de que la gente piense una cosa u otra, está trabajando para hacerlo lo mejor posible, está haciendo el esfuerzo que requiere la situación y tiene una presión enorme. Entrar a valorar estas cosas a mí no me parece oportuno. No es solamente Fernando Simón, es él y su familia. Estar en su puesto es extremadamente complicado y genera una tensión muy muy elevada.

Mariano Esteban aseguró que era “muy importante” la presentación del Plan de choque para la Ciencia y la Innovación que presentó el Gobierno porque los científicos habéis estado en condiciones paupérrimas en los últimos años, ¿también está contento con la iniciativa?

Hablar de un Plan de Choque sin un plan a medio y largo no me interesa. El corto se desvanece rápido, yo quiero los otros. Esto es como un chaparrón en el desierto, pero si no se sigue regando desaparecerán las plantas que hayan salido. Si no se ve la importancia de la ciencia y la tecnología en un país, ese país está condenado a vivir del servicio. De todos los investigadores que he formado, pocos se han quedado en España y muchos se han ido a trabajar para otros países tras gastarnos tiempo y dinero aquí. Necesitamos una mezcla de senior con junior, porque los que estamos nos tenemos que ir yendo poco a poco.

Antonio Figueras, experto del CSIC: “Estamos fallando y es porque no hay suficiente personal”
“Vamos mal no, lo siguiente”, avisó el pasado 27 de junio. The Huffington Post.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..