¿Qué pasa en Fukushima (Parte 8)? Fusión de Núcleo

Manuel Fernández Ordóñez

Escribo esto muy rápido debido al gran número de cuestiones y preguntas que ha suscitado y me han hecho en twitter. Disculpen, por tanto, la mala redacción debida a la celeridad en la escritura.

Como saben, hace aproximadamente una semana los trabajadores de TEPCO entraron en el edificio del reactor número 1 después de dos meses sin poder hacerlo. Después de filtrar buena parte del aire en el interior del edificio, los niveles de actividad disminuyeron lo suficiente para permitir la entrada al mismo. La pretensión era hacer una inspección del estado de un gran número de tuberías con el propósito de acelerar las labores de refrigeración del reactor 1. Para ello se instalará un sistema de refrigeración externo que sacará agua de la vasija, la pasará por un cambiador de calor que se instalará a tal efecto y luego se devolverá a la vasija de nuevo. De este modo se conseguirá enfriar el reactor completamente.

El hecho de haber entrado en el edificio del reactor ha servido para confirmar, de algún modo que desconocemos, que el nivel del agua en el interior de la vasija era muy bajo, menor de lo que se pensaba. No está muy claro por qué no podían saber el nivel de agua desde la sala de control. Tal vez no funcionen correctamente los indicadores de nivel que van a la sala de control y estén dando datos erróneos, falseando el nivel del líquido. O tal vez suceda cualquier otra cosa.

La cuestión es que, a tenor de las noticias, parece que el núcleo se fundió ayer cuando, en realidad, el núcleo lleva dos meses fundido. El núcleo del reactor número 1 se quedó con un nivel muy bajo de agua unas pocas horas después de que el tsunami que impactó contra la central nuclear dejara inoperativos los generadores diésel de emergencia. En el momento en el que las barras de combustible se quedan descubiertas comienza la generación de hidrógeno por oxidación del circonio, como ya explicamos en otro artículo. Si no consigues volver a cubrir con agua el combustible, éste alcanza una temperatura de 2.800 ºC (aproximadamente) y las propias pastillas de combustible de óxido de uranio se funden como si fueran una vela de cera. Este proceso comenzó, por tanto, la misma madrugada del viernes 11 al sábado 12 de Marzo, el día del terremoto.

Lo que no estaba claro era el porcentaje del núcleo que estaba fundido, qué cantidad del mismo había quedado descubierta. En un primer momento, TEPCO estimó el daño al núcleo en un 75 %. Hace unos días (el 27 de Abril) TEPCO rebajó ese nivel de daño, dejándolo en un 55%. Estas estimaciones se hicieron basándose en los niveles de radiación detectados y en otros parámetros. Al entrar en el edificio del reactor se dieron cuenta de que el nivel del agua en la vasija estaba más bajo de lo que debería a tenor de la cantidad de agua que están inyectando. De hecho, consiguieron confirmar que el nivel de agua está por debajo de los elementos combustibles. Es decir, que todo el combustible nuclear está descubierto. Si todo el combustible nuclear está descubierto, probablemente todo el combustible nuclear esté fundido (dependiendo del tiempo que lleve descubierto). Pero damos por hecho que lo está.

El combustible fundente adquiere una consistencia viscosa, parecida a la lava de un volcán y se precipita hacia el fondo de la vasija del reactor.  En ese momento, al estar el fondo de la vasija lleno de agua, el combustible comienza a enfriarse nuevamente. TEPCO sospecha que, antes de enfriarse, pudo haber agujereado el fondo de la vasija y el agua que inyectan en la misma se está fugando directamente a la contención primaria. La conclusión es que el combustible está en el fondo de la vasija y cubierto con agua. ¿Por qué estamos casi seguros de esto? Porque la temperatura del fondo de la vasija es bastante baja (unos 115 ºC, aproximadamente) indicando que sea lo que fuere que hay allí abajo, está refrigerado.

Pero conviene aclarar que, desde el punto de vista de la evolución del accidente, no ha pasado nada nuevo. El núcleo no se fundió ayer, no ha cambiado nada desde ayer a hoy. Ayer simplemente fueron conscientes de ello al poder confirmar los niveles de agua. El combustible fundido estará en el fondo de la vasija (o parte en la contención primaria), pero no es determinante si la cantidad que está fundida es el 55%, el 80% o el 100%, el resultado final no difiere mucho en realidad. Lo importante es que la temperatura en la parte inferior de la vasija es baja y, por tanto, lo que hay en ella está “frío”. Ahora tendrán que analizar si el plan de refrigeración que habían diseñado pueden seguir utilizándolo a tenor de esta confirmación o tienen que replantearse el modo de enfriamiento. Tal vez en lugar de recircular el agua de la vasija tienen que recircular el de la contención primaria, por ejemplo. Seguiremos las evoluciones.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Como saben, hace aproximadamente una semana los trabajadores de TEPCO entraron en el edificio del reactor número 1 después de dos meses sin poder hacerlo. Después de filtrar buena parte del aire en el interior del edificio, los niveles de actividad disminuyeron lo suficiente para permitir la entrada al mismo. La pretensión era hacer una inspección del estado de un gran número de tuberías con el propósito de acelerar las labores de refrigeración del reactor 1. Para ello se instalará un sistema de refrigeración externo que sacará agua de la vasija, la pasará por un cambiador de calor que se instalará a tal efecto y luego se devolverá a la vasija de nuevo. … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

Hay un pequeño informe en la web de Tepco sobre esta nueva información:

http://www.tepco.co.jp/en/press/corp-com/release/betu11_e/images/110515e10.pdf

Parece que que los nuevos datos del nivel del agua provienen de un recalibrado de los indicadores que señalan que los niveles reales de agua estaban por debajo de lo que les estaban indicando hasta ahora.

Tiene tambien una cronología, provisional, de la evolución del nivel de agua y temperatura en el reactor 1.

Yo creo a pies juntillas lo que dice TEPCO y otras eléctricas propietarias de nuceares. Siempre ofrecen datos creibles.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*