Posts etiquetados con ‘tendencias’

Evolución y tendencias en la enseñanza-aprendizaje del Ciberperiodismo (Parte II)

En estos tiempos de revolución tecnológica, periodistas, organizaciones de noticias e instituciones académicas debemos cuestionar y reflexionar, en principio, qué es el periodismo para luego profundizar en su estudio en las facultades de comunicación o escuelas de periodismo. No pensar así, es lo que ha llevado a que muchos tiendan a subestimarlo como disciplina académica y profesional, pensando que sigue siendo un oficio que cualquiera puede realizar con un mínimo de conocimientos en redacción o la simple experiencia en el uso de herramientas tecnológicas (como los blogs o redes sociales). Por tanto, pensar que el periodismo sigue siendo un oficio es vivir anquilosado en el pasado, propio de mentes obtusas que no alcanzan a ver la magnitud de la gran transformación de la comunicación y del periodismo, convertido ya en una disciplina, no solo profesional, sino, también, del conocimiento.

De ahí que la enseñanza-aprendizaje de las tecnologías digitales debe ser de forma transversal y constante. Es decir, debe darse en todos los años de carrera del estudiante. También es necesario incorporar otras disciplinas con más arraigo en la Humanidades como la Antropología y Etnografía. La programación informática y la estadística son los nuevos compañeros de viaje de todos aquellos que quieran dedicarse al periodismo en la era del Big data. Podríamos incluir estos nuevos conocimientos sustituyendo a otros, propios del siglo pasado. O mejor aun, cambiando las metodologías de aprendizaje.

Actualmente, muchos estudiantes de periodismo pueden estar desencantados con la formación recibida en sus facultades. Pero, no encontrar en las aulas lo que les (nos) forma, debe desafiarnos a pensarlo, no a despreciarlo. Por ello, la solución pasa por una reforma curricular en los planes de estudio de periodismo y comunicación. Es necesario (por no decir, imprescindible) un cambio de ciento ochenta grados en dichos planes formativos. Cambios que deben venir precedidos, primero, con la concienciación de todo lo que la transformación digital implica, y segundo, en la inter-multidisciplinariedad de conocimientos que deben adoptarse para formar profesionales con las competencias necesarias que hagan “amar” lo que han estudiado.

Estos cambios deben ser integrales, que impliquen no sólo un cambio de denominación de materias sino, también (y quizás lo más importante) cambios en los contenidos. De nada sirve disfrazar el mismo contenido con nuevos nombres. A todo esto se debe sumar la creación y puesta en marcha de un marco normativo para el ejercicio profesional como la implantación del colegio profesional que vele, entre otras cosas, por los intereses de los titulados en periodismo o comunicación. La cantidad de titulados actuales en la disciplina periodística constituye una masa crítica suficiente para abordar la cuestión del colegio profesional durante tanto tiempo olvidada o dejada de lado por intereses creados.

Sólo concienciándonos de un cambio de ciento ochenta grados en los planes de estudio del periodismo en la era de lo digital, de lo multimedia y de los datos masivos y, desde la perspectiva de la innovación, las facultades de comunicación se enriquecerán con nueva savia que las haga estar en linea con lo que los estudiantes, la sociedad y los tiempos actuales, demandan.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: General

Evolución y tendencias en la enseñanza-aprendizaje del Ciberperiodismo (Parte I)

En un reciente análisis titulado “Evolution and Trends in Teaching and Learning of Cyberjournalism” (Evolución y tendencias en la enseñanza-aprendizaje del Ciberperiodismo) de próxima publicación como capítulo del libro “Organizational Transformation and Managing Innovation in the Fourth Industrial Revolution”, coordinado por Alicia Guerra, profesora de la Universidad de Extremadura y editado por IGI Global (https://www.igi-global.com/), analizo los aspectos formativos, las tendencias y las iniciativas que algunas facultades y escuelas pueden y deben desarrollar -algunas ya lo hacen- como parte experimental de un nuevo ecosistema educacional.

En dicho capitulo, propongo, entre otros temas, una reflexión del periodismo como disciplina profesional y científica, cuya enseñanza está avalada y justificada en las universidades de prestigio mundial en donde se fomenta la investigación aplicada de modelos periodísticos con tecnologías emergentes a través de medialabs. Todo ello sin menoscabo de mantener en alza los principios éticos, el uso y contraste de fuentes de información, el fomento de la calidad en la redacción de contenidos e ilustraciones creadas y producidas en plataformas digitales y multimedia.

La amalgama de estudios e informes, derivados de proyectos de innovación docente, cuyos resultados parciales se divulgan en el blog Cultura de Red de la Plataforma de Divulgación Científica del Sistema Madri+d (http://www.madrimasd.org/blogs/culturadered/), abordan cuestiones fundamentales sobre el cambio y transformación que deben darse en las facultades de comunicación y escuelas de periodismo como consecuencia del impacto tecnológico y digital.

Para los agoreros, el periodismo como profesión está en crisis hasta el punto de vaticinar su desaparición, por lo menos, en el formato papel. Pero, los optimistas (que afortunadamente son más), ven como las tecnologías generan grandes oportunidades de negocio basado en los nuevos medios digitales. En este escenario, las facultades tienen un papel fundamental por cuanto poseen el rol de la formación de periodistas. Aunque, diversos expertos, investigadores y académicos a ambos lados del Atlántico, se pronuncian reflexionando sobre lo (in)necesario? de la formación académica o la situación actual de los estudios de periodismo y el cambio en la currícula formativa. Como he analizado en diversos artículos, las posiciones suelen ser contrapuestas entre aquellos/as que promueven el ejercicio del periodismo previa titulación adquirida en una facultad y, por otro lado, aquellos/as que defienden que el hacer periodístico no requiere de titulación alguna (situación que pasa en España) puesto que la que decide quien es periodista es la empresa periodística que contrata los servicios de profesionales (con titulación o no) para desarrollar labores de reporterismo (u otras afines), a quienes entrega un carne de periodista.

El periodismo es el pilar de toda sociedad democrática, por consiguiente su presencia es y seguirá siendo necesaria. Y más necesaria aun cuando vemos que aumenta la `infoxicación´ (información toxica), fake news (bulos), post verdad, etc, lo que conlleva a que su desarrollo y practica deba ser realizada por periodistas profesionales altamente cualificados. Cualificados no solo en el manejo de herramientas tecnológicas, sino, también, en la propia cultura del periodismo profesional: crítico, influenciador, de opinión e interpretador de los hechos con la objetividad, subjetividad y valores éticos que caracteriza a un profesional de los medios, ejemplos que podemos encontrar en la propia historia del periodismo. La evolución del ecosistema informativo nos lleva por ese camino.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Tendencias de perfiles profesionales en la industria de los nuevos medios

Las tecnologías emergentes fagocita un nuevo escenario al que se ha enfrentar el periodista de nuevo perfil profesional. Asistimos a un panorama donde la convergencia ha dado lugar a una participación activa del lector, quien interactúa con el medio a través de los comentarios de las noticias. Los accesos a los contenidos del medio se producen por la “puerta trasera” o “lateral” de la noticia y no por el titular del artículo y menos por la portada del medio, hechos que obligan a estudiar y diseñar nuevas estrategias para llegar a los usuarios. Este modo que tienen los usuarios de acceder a la informacion puede dar lugar a la creación de un nuevo entorno laboral y/o profesional conocido como “responsable de monitorización de acceso a la noticia”.

Pero esto sólo es el inicio que habrá que definir con detenimiento. De momento, la tendencia es la generación de perfiles, cuya formación viene imbricada por otras disciplinas del conocimiento. Estos perfiles son:

Periodista programador

Es un perfil cuya formación se viene dando en escuelas de periodismo americanas y está íntimamente relacionado con el periodismo de datos. Según Flores (2011c), las tecnologías digitales, con Internet a la cabeza, están cambiando la forma en que narramos las historias periodísticas. Por ello, periodistas, programadores, responsables de medios, estudiantes, docentes e investigadores deben trabajar para lograr una verdadera convergencia, no sólo tecnológica, sino también cultural. La formación de equipos de trabajo ya no sólo es de redactores más fotógrafos (fotoperiodistas) sino de redactores más programadores. Juntos pueden construir el nuevo periodismo (ibídem, 2013). Los expertos en nuevos perfiles coinciden que la colaboración es un aspecto fundamental en la buena relación entre el periodista y el programador para realizar tareas conjuntas, por lo que los programadores pueden tener un sentido periodístico e interpretativo gracias al periodismo de datos.

Aron Pilhofer, director del departamento de Interactive News Technologies del The New York Times, manifiesta que “el mayor desafío del periodista programador es que sus datos cuenten la verdad” (ápud Cairo, 2011). Continúa mencionando la existencia de “una tribu de periodistas que ha permanecido en la vanguardia de la innovación en la última década”.

Según Geoff McGhee, de la Universidad de Stanford: “Algunas redacciones se reorganizan ya para un futuro en que los datos se transformarán en un medio y en que las técnicas narrativas tradicionales se fundirán con presentaciones interactivas complejas” (ibídem). La demostración de que esto es posible viene refrendada por el conocimiento y uso cada vez más frecuente del lenguaje HTML. En sus inicios, este era un lenguaje profano para los no técnicos. En la actualidad, un periodista que se precie de ser “digital” debe tener conocimientos de este lenguaje como un recurso más en el cuadro de conocimientos de los ciberperiodistas.

Diseñador web

Este perfil tiene por función diseñar páginas web en diversos formatos, con sus componentes de textos, imágenes, gráficos, animaciones, vídeo e hipervínculos, utilizando programas de diseño y específicos, disponiendo la información de una forma atractiva, útil, actualizada y organizada para los usuarios.

Según la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía (2012), el diseñador de páginas web se sitúa en el área de servicios para empresas a través de Internet, ayudándoles a establecer una estrategia de comunicación empresarial en la red: “Contar con una plataforma web es un activo de vital importancia para cualquier empresa porque a través de ella podrán dar a conocer sus productos o servicios, difundir su imagen corporativa, la filosofía de la compañía y aportar información sobre los proyectos que han realizado, los retos y objetivos de la compañía, etc., facilitando así el conocimiento mutuo entre los posibles usuarios”.

Este profesional está especializado en la creación de páginas web para empresas y particulares: “Debe tener claro los objetivos que la empresa desea cubrir, tanto a nivel de funcionalidades, de comunicación como estratégicos y diseñar una herramienta funcional que ayude a la compañía a cumplir los objetivos que tiene fijados. El objetivo del diseñador de web debe ser poner en valor la imagen de la compañía u organización mediante el uso de elementos gráficos y textuales que refuercen la identidad visual de la compañía y que ofrezcan una sensación de confianza al usuario. También debe trabajar directamente con el equipo de publicación y gestión de contenidos para poder diseñar una herramienta que satisfaga las expectativas de los usuarios y permitirles encontrar fácilmente cualquier información que estén buscando” (ibídem).

Analista web

De acuerdo con Marketing Directo (2013), este perfil se configura como uno de los empleos más solicitados: “Conocer cuál es el perfil de los usuarios que visitan la página web de una empresa o las características de los lectores de un blog se torna cada vez más indispensable para las empresas.

La necesidad de poder interpretar la ingente cantidad de datos o ‘Big Data’ que genera la web resulta vital para poder mejorar los productos y servicios de las empresas”.
Para Gulberti (2012), el analista web (o Web Analyst) de una empresa es quien se encarga “de analizar los efectos del marketing por Internet. Entre sus funciones está controlar tanto cuantitativa como cualitativamente las visitas a un sitio web. Él o ella es quien debe informar a la empresa de quién entra en su página en términos de localización, canal por el que entra, duración dentro de la página, número de páginas visitadas”.

Las características de este perfil se resumen así:
• “Debe ser capaz, valga la redundancia, de analizar una gran cantidad de datos. Pero también debe ser capaz de interpretarlos, establecer relaciones, etc.
• Debe tratarse de una persona lógica, con capacidad de síntesis y orientado al logro de objetivos.
• Como la mayor parte de nuevas profesiones que están surgiendo en torno al marketing online (Community Manager, Social Media Strategist, SEO) se trata de una posición interdisciplinar. No es un programador, ni un economista. Es un profesional que conoce de SEO, Google Analytics, marketing, redes sociales, ofimática” (ibídem).

Experto en usabilidad

Es uno de los nuevos perfiles laborales más demandados por las pymes tradiciones (Fundación Caja Madrid, 2013). Este tiene por misión “garantizar que todo el mundo, incluidos los discapacitados y las personas con poco conocimiento informático, puedan utilizar fácilmente sistemas de información, de acuerdo con la idea original del creador. Desarrollan ideas para mejorar sistemas de información a fin de maximizar su impacto empresarial y así mejorar la competitividad de la empresa”.

Asimismo, estos expertos se aseguran “de que los productos/servicios sean fáciles de usar para los clientes de forma intuitiva. En el campo de Internet, estos expertos ayudan a garantizar que los sitios web, aplicaciones web, aplicaciones para teléfonos inteligentes y aplicaciones para tabletas sean fáciles y cómodos de usar” (ibídem). El reto está ahora en formar este tipo de perfil en las universidades. Algunas ya vienen implantando cursos, seminarios o asignaturas que profundizan su uso y aplicabilidad en los medios de comunicación, aunque aún queda mucho por hacer.

Gestor de negocios de medios digitales

Desde hace algún tiempo (desde diferentes organismos e instituciones) se viene hablando y debatiendo sobre el fenómeno de emprendimiento. En las universidades también se viene trabajando como línea de investigación. Uno de los últimos eventos de este entorno se dio en el VIII Encuentro de Gestores de Negocios Digitales, organizado por Networkingactivo.com20 En ese sentido, Aldo van Weezel, consultor del International Institute for Media Development, explica que “los medios requieren con urgencia cambiar modelos de negocios, cambiar la cultura organizacional”. Además, asegura que los medios escritos “no van a morir, aunque sí van a cambiar, esto no es vaticinio, es una realidad. Creemos que serán más segmentados, más especializados, de nichos” (ápud Mujica, 2013).

 

Este artículo es un extracto de la obra “Los Elementos del Ciberperiodismo” que se publicará en la editorial Síntesis en 2016  y son parte de las conclusiones  de la investigación“Innovaciones. Metodologías para la Implantación del Observatorio Ciberperiodístico y Medialabs para la Investigación y Formación de Perfiles Netcom” desarrollado durante la estancia de investigación en la Faculdade Arquitetura, Artes y Comunicaçao de la Universidad Estadual Paulista (Sao Paulo, Brasil)  © Jesús Miguel Flores Vivar. Investigador visitante (Fapesp).

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Modelo cambiante en el negocio de los medios: los ingresos por compra de periódicos supera a los ingresos por publicidad

Un año más, el WAN-IFRA (World Association of Newspapers and News Publishers) uno de los principales Think-tank que estudia el estado de los medios a nivel mundial, publica su  informe de tendencias 2015. El World Press Trends, coordinado por Mira Milosevic y Teemu Henriksson, ofrece una instantánea acerca de la industria de la prensa mundial, con agregación de datos internacionales sobre circulación de periódicos, publicidad, lectores, títulos, beneficios, plataformas digitales y más. El informe se extrae de la base de datos del World Press Trends de WAN-IFRA e  incluye, además, informes nacionales  y herramientas para exportar los datos en informes personalizados. (más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,