Los investigadores europeos cobran menos que los de Estados Unidos, Japón e India

El estudio “Remuneraciones de investigadores en los sectores público y privado”, presentado este mes por la Comisión europea, muestra que los salarios de los investigadores en Europa son inferiores a los de Estados Unidos, Japón e India.

El estudio, realizado on-line bajo la dirección de la DG de Investigación de la Comisión Europea, se ha realizado basándose en 10.000 encuestas realizadas a investigadores de diferentes países y en diferentes etapas profesionales, tanto en el sector público como en el privado, en las que comentan su salario neto y bruto. Para realizar el estudio se ha considerado como investigador a todos aquellos que consagran al menos el 50% de su tiempo a actividades de investigación.

 

Los resultados obtenidos muestran que el salario medio anual de los investigadores europeos es inferior en 23.000€ al salario medio de los investigadores que trabajan en los Estados Unidos: la media europea son unos 40.000 € anuales, mientras que en Estados Unidos el salario medio de los investigadores ronda los 63.000€ anuales. También es inferior a los salarios medios anuales de Australia (62.000€), India (45.000€) y Japón (62.000€). 

 

El estudio revela además que existen grandes diferencias en los salarios dentro del Espacio Europeo de Investigación (EEI), que varían desde 9800€ anuales en Bulgaria hasta 46.500€ en Suiza. Entre los países europeos, sólo Austria, Países Bajos y Luxemburgo, cuentan con salarios similares a los de Estados Unidos. La mitad de los países europeos ofrece una remuneración neta media que se sitúa entre 20.000€ y 30.000€ anuales.

 

Asimismo, el estudio señala que el valor que se da a la experiencia previa de los investigadores y los referentes utilizados para determinar los salarios iniciales, varían en cada país. Por ejemplo, un investigador británico puede esperar un aumento de salario del 335% a lo largo de su carrera profesional, mientras que un investigador danés sólo llegará a un aumento del 90%.

 

Por último, destacan las diferencias de remuneración entre los investigadores por causas de género. Esta diferencia es especialmente importante en Estonia, la República Checa, Israel y Portugal, donde la diferencia de salario entre hombres y mujeres que se dedican a la investigación llega a un 35%.

 

El salario medio anual de los investigadores en España según el estudio es de 34.908 €, tan sólo 3.000 € por debajo del salario medio de los investigadores en Europa (37.648 €). Se señala además que la diferencia de salario entre hombres y mujeres investigadores en España es del 25%, a medio camino entre los países con una gran diferencia mencionados en el párrafo anterior y aquellos con una mayor igualdad, menos de 15% de diferencia de salarios entre investigadores hombres y mujeres, como son Bulgaria, Grecia, Islandia, Malta y Noruega.

 

Quizás sea esta una de las razones a añadir a las enumeradas por un estudio realizado recientemente por la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO) sobre cómo el papel tradicional de la mujer puede ser contraproducente para el desarrollo de su carrera profesional. Según este estudio las científicas encuentran mayores obstáculos para desarrollar su carrera por los papeles de género tradicionales en casa y los prejuicios negativos en el lugar de trabajo.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*