Archivo de diciembre, 2012

En China el Gran Hermano vigila. Pero nos da igual

El amor que sienten los regímenes dictatoriales por los ciudadanos sometidos llega a tal extremo que se empeñan en saber que hacen, que dicen o quien se comunican, siempre buscando lo mejor para ellos, claro. Así, el gobierno chino sigue intentando cercar el acceso a la Red. Para ello, ha creado una ley que obliga a registrarse para conseguir el servicio de Internet. Y además, obliga a los proveedores de este servicio a cortar la transmisión de información ilegal en cuanto sea detectada, es decir, que espíen a los usuarios.

Pero no crean que esto se hace para evitar que los ciudadanos chinos puedan expresarse libremente, no. Esto se hace para (y cito palabras del texto) “garantizar la seguridad de la información y salvaguardar los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos”. Ya me dirán ustedes que manera es esta de salvaguardar los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos si se viola su intimidad y se ataca su derecho a expresar su opinión libremente. Claro que esto de los Derechos Humanos, en China, es una cuestión prácticamente inexistente. Y más desde el caso de la acumulación de riqueza por parte de la familia del Primer Ministro Wen Jibao.

Esta resolución refuerza la llamada Gran Muralla o Gran Cortafuegos del gobierno de China, que impide el acceso a contenidos críticos sobre el régimen o a blogs defensores de las libertades individuales. Los posibles Winston Smith chinos quedarán bajo la vigilancia estricta de un régimen sanguinario y esclavista sin que nadie mueva un dedo por defenderlos.

Porque aquellos que podrían defenderlos, las democracias occidentales, mueren de placer al hacer dinero con este gobierno y son las que presumen de más liberales, las que más ahínco ponen a la hora de hacerse ricos merced al comercio con China y las que menos ánimos encuentran para criticar esta dictadura. Sin embargo, y como con ellos no hacen negocios, si encabezan manifestaciones contra el régimen dictatorial de Cuba o Corea del Norte. Debe ser que esto de los Derechos Humanos es cuestión de negocios.

Etiquetas:
Categorias: General