El arte en catálogos: mirar una y otra vez

El arte es algo más que ver y mirar un cuadro. Hace unos días, comentábamos en este mismo blog, la gran avalancha de personas que habían asistido a la Reinauguración del Museo del Prado. Tuve la suerte de acudir con mis hijos, a primera hora, nada más comer y tras cincuenta minutos entramos en otra nueva sensación. Parecida sensación han debido tener las más de treinta mil personas que han entrado cada día. Fue una tarde inolvidable. Gracias, Rafael Moneo por hacer las cosas sencillas, pero cercanas.

Y ¿Qué decir de la exposición de pintura del siglo XIX español? A pesar de que la gente no dejaba ver con claridad los cuadros (habrá que volver antes de las vacaciones de Navidad) la experiencia mereció la pena.
Hoy me envia el Ministerio de Cultura un correo recordándome el catalágo que lleva por título: EL SIGLO XIX EN EL PRADO
Catálogo de la exposición celebrada en el Museo del prado, enero 2007-abril 2008, en el que se muestran pinturas y esculturas del fondo del Museo y realizadas por los artistas del siglo XIX.

¿Para que sirve un catálogo? Para mirar y mirar, una y otra vez los cuadros. Para recordar una tarde agradable entre el arte, para soñar, para descubrir otras vidas, para mejorar la presente, para tantas y tantas cosas. Y, aunque caros, al final resultan baratos para el espíritu.
El de esta exposición se puede comprar en la página web del Ministerio de Cultura y, por supuesto, en el Museo del Prado:
517   Páginas
24×30   cm
2895 gr
PVP :  48.00 €

Otro catálogo reciente y recomendable es el de: PATINIR
Catálogo de la exposición celebrada en el Museo del Prado, julio-octubre 2007.
Muestra la obra del prestigioso pintor flamenco del siglo XVI, famoso por sus paisajes.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Catálogos de este tipo te hacen disfrutar como cualquier otro libro, dejando libertad a la imaginación y a la creatividad, pues al igual que podemos leer palabras, leemos imágenes,de una forma rápida, haciendonos viajar por nuestra mente, como si de un perfume se tratase.Estos catálogos reunen todas las características para poder "pasear" por el museo de una manera casi real.

(requerido)

(requerido)


*