ICANN estudia la manera de proteger los datos de los titulares de dominios de Internet

La normativa actual para la gestión y registro de dominios en Internet dictamina que los datos sobre los titulares de los mismos deben ser públicos. Esto supone de hecho que estos datos pueden ser aprovechados por estafadores y spammers para cometer diversos delitos o alterar de forma deliberada la intimidad de muchos usuarios. La revista Consumer publica un excelente artículo que clarifica las posturas. Pasen y lean. Pasen y comenten.

La organismo responsable de la gestión y administración del sistema de nombres de dominio es la ICANN (Internet Corporation for Assigned Name and Numbers), una organización sin ánimo de lucro que funciona a nivel mundial. Esta organización es la responsable de determinar la forma en que los dominios son registrados y de habilitar a diferentes empresas y organismos a nivel internacional para que puedan dar el servicio de registro de dominios.

La polémica del WHOIS

Para saber quién es el propietario de un dominio existe un protocolo denominado WHOIS que se utiliza para realizar consultas a una base de datos. A este protocolo puede accederse de múltiples formas, desde una línea de comandos hasta mediante una aplicación web, lo cual hace sumamente sencillo conocer quién está detrás de cada dominio.

Las empresas que ofrecen los servicios de registro de dominios deben proporcionar un mecanismo para que el WHOIS de los mismos sea público, según la normativa de la ICANN.

Es decir, los registradores deben mostrar la información referida a los datos de registro de un dominio, como nombre y apellidos, dirección y teléfono de contacto del propietario del mismo.

Al ser públicos estos datos, muchas veces son utilizados por estafadores y spammers para cometer delitos como suplantación de identidad o el envío masivo de spam. En el caso de los particulares el problema de su vulnerabilidad es especialmente grave al estar más expuestos a este tipo de actos que las empresas por su propia naturaleza jurídica.

Leer resto del artículo en Consumer

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La privacidad en Internet es el gran debate entre esto no se puede hacer, pero tampoco se puede controlar. Debería conseguirse una seguridad mayor con este estilo de propuestas que solo tienen que funcionar. Ya un simple buscador como Google, es a veces, un medio revelador de mucha información personal, que quizás deba estar fuera del alcance de cualquiera; o quizás no.

Internet es un gran adelanto para todos pero todavía la gente tiene miedo a "abrirse del todo" a esta tecnología.Les da miedo comprar por Internet porque tienen que dar el número de cuenta, dan sus datos con cierto miedo…y en realidad llevan razón quién les asegura que sus datos no van a ser robados por alguien y utilizados contra ellos para ser estafados, éste es un gran problema que deberían resolver.Todo el mundo tiene derecho a la privacidad y hay que respetarlo.

Aunque internet es el medio por excelencia, son muchas las personas que tienen todavía un cierto respeto hacía este medio. Su gran problema es la privacidad que hoy en día se cuestiona y es necesaria para ciertas acciones como el simple hecho de comprar un billete de avión. Creo que se debería de establecer un programa o algo similar que protegiese los datos personales de cada persona y no "colgarlos" a la vista de todos los públicos pues con echar un vistazo en cualquier buscador se pueden acceder a muchos datos y la consecuencia de ello deriva en problemas muy graves como las estafas señaladas en el artículo. La privacidad y seguridad de los usuarios es un aspecto muy importe sobre el que se tendría que trabajar más a fondo.

Considero que la privacidad es un derecho que tiene todo ser humano, y por lo tanto, estoy totalmente de acuerdo con que exista algún medio capaz de proteger la intimidad de los usuarios de la red; ya que cada vez son más las personas que depositan su confianza en este medio, no sólo como forma de distracción y de comunicación con los demás, sino también, como una vía para realizar sus tareas laborales.

(requerido)

(requerido)


*