Internet pone en jaque a los mercados tradicionales

Para muchos no será ninguna novedad, pero los datos elevan a realidad lo que desde hace tiempo era indicio: Internet y las nuevas tecnologías están revolucionando el mercado mundial de la comunicación, el ocio y el entretenimiento. Según un informe publicado por PriceWaterhouseCoopers, en 2008 sólo el acceso a la Red y el sector de lo videojuegos crecerá por encima del 10%, excepción hecha de la televisión convencional.

El efecto de las nuevas tecnologías

En concreto, el gasto por acceso y publicidad en Internet se verá incrementado el año que viene en un 15,3%, por un 10,6% de los videojuegos. En el otro extremo, la industria discográfica (2,3%), la distribución de libros y prensa tradicional (2,3% y 2,2% respectivamente) y la cinematográfica (4,5%) verán descender su cuota de negocio por incidencia directa de las nuevas tecnologías.

En España, el panorama es más revelador. Las previsiones para el periodo 2007-2011 dan a la televisión de pago un incremento de mercado cercano al 20%, por un 15% de Internet y un 9,4% de los juegos para consolas y ordenadores. La oveja negra, la industria discográfica, que verá cómo su negocio se reduce un 5%.

En resumen: Casi la mitad del crecimiento total del sector durante los próximos cinco años estará debido a las tecnologías digitales y móviles.

Internet, un valor seguro
El mercado publicitario y el gasto en acceso a Internet será el segmento de mayor crecimiento en Europa Occidental, con una media del 10,6% anual hasta 2011, cuando generará casi 60.000 millones de euros. Uno de los factores que más importancia tendrán en esta tendencia son las ofertas triple play, aquellas que incluyen conexión a la Red, teléfono y televisión.

Internet tendrá también cierta importancia en el crecimiento que el informe Global Entertainment and Media Outlook: 2007-2011 prevé para el mercado televisivo europeo. La entrada de los nuevos operadores de televisión IP (IPTV; como, por ejemplo, Imagenio en España) incrementará la competencia, según la consultora, y alcanzará los 20 millones de hogares en 2011. El pago por visión y el vídeo bajo demanda (principalmente en IPTV y cable) sufrirán un fuerte empujón: un 14,6% el primero y casi un 37% el segundo.

Pero donde más se notará el fuerte impacto de Internet será en la evolución de la industria discográfica. En los próximos años experimentará un descenso medio de 1,1% anual, hasta los 6.947 millones de euros de beneficio. El mayor descalabro se producirá en las ventas de CD, que bajarán un 7,5% de media hasta 2011.

Un cambio de tendencia
¿Son todo malas noticias para los distribuidores de música? No. El informe de PriceWaterhouseCoopers deja claro que la reducción de los mercados tradicionales viene acompañada de un fuerte ascenso de la importancia de las nuevas tecnologías. Así, la banda ancha móvil contribuirá a un fuerte impulso del segmento de las descargas musicales a teléfonos, que roza un incremento del 21%.

La palma, una vez más, para Internet. Las descargas de música por la Red subirán un 57,9% de media anual hasta 2011.

La piratería, caballo de batalla de discográficas y asociaciones de propiedad intelectual, sí tendrán influencia inhibidora, pero afectará sobre todo a la distribución en soporte físico.

En el mismo sentido, desde 2005, la industria cinematográfica europea vive momentos duros. Los beneficios han descendido de forma progresiva y para 2007 se prevé unos beneficios de más de 13.000 millones de euros. Parece mucho, pero hay que recordar que en 2004 los beneficios rayaron los 15.000 millones. En España, la industria del cine redujo sus ganancias hace dos años un 6,3%.

El cine se abona a lo digital
Sin embargo, las previsiones del informe Global Entertainment and Media Outlook: 2007-2011 para los próximos cuatro años indican un importante cambio de ciclo, hasta alcanzar niveles de cuota desconocidos en lo que va de siglo.

¿El motivo? La adaptación. Las salas de proyecciones digitales y la alta definición serán fundamentales para quienes quieran tener algo que decir cuando termine la década. Las primeras, aumentarán de las 400 actuales a las 6.000 que se esperan en 2011, lo que abaratará los costes de distribución y facilitará la mercadotecnia, por lo que crecerán los ingresos por venta en taquilla.

Además, las descargas legales generarán mayores ingresos y el impacto de la piratería no será tan acuciante como en Asia o Latinoamérica.

La prensa escrita, a la expectativa
A sabiendas de que puede resultar repetitivo, lo diremos: la edición de periódicos también se verá afectada por Internet y, en este caso, el fenómeno de la prensa gratuita (que supone un 20% de la circulación europea; un 30% en España). El mercado de prensa escrita crecerá una media anual del 2,2%, pero la venta de ejemplares lo hará sólo medio punto.

Estos nuevos medios de distribución se consolidarán en el periodo estudiado y permitirán el acceso de los publicistas a un nuevo tipo de lectores, lo cual supondrá un incremento en los ingresos por publicidad.

En cuanto a las revistas, sufrirán en menor medida la migración de lectores hacia Internet gracias a los nuevos lanzamientos y las publicaciones semanales.


Los videojuegos barren… de momento

El mercado de los videojuegos es otro de los que vivirán una fuerte expansión en los próximos años. Las nuevas consolas (Xbox 360, de Microsoft, Wii, de Nintendo, y PS3, de Sony) serán su principal impulsor y provocarán que la demanda de videojuegos crezca un 6,3% anual.

No pasará lo mismo con los juegos para ordenador, que tendrán cada vez menos cuota de mercado; esta situación se verá compensada por el fuerte aumento de los juegos ?online? (por encima del 24% anual), gracias a la generalización de la banda ancha: de los 300 millones de líneas actuales en todo el mundo a las 540 esperadas en 2011.

En el segmento de la telefonía móvil las mejores gráficas y de procesado serán fundamentales para el impulso de los juegos en dichos dispositivos, con un crecimiento medio del 17%.

Los datos en España son claros. El mercado de los videojuegos es el quinto de Europa y una cuarta parte de los hogares del país cuentan con una consola. Además, PriceWaterhouseCoopers destaca que el Gobierno ha iniciado un programa para promover la creación y consumo de contenidos digitales locales. En los próximos cinco años, se prevé un crecimiento del 9,4% anual, superando los 600 millones de euros.

Sin embargo, las previsiones para 2011 no son tan halagüeñas. Las previsiones indican un crecimiento del 4,6%, mientras que este año el mercado crecerá por encima del 18%.

Fuente:

El País

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

En general no creo que lo que se ha publicado en el artículo sea algo nuevo. Para todos es evidente ya que todo lo relacionado con medios digitales gana terreno a los tradicionales, pero no estoy de acuerdo con que la prensa tradicional vaya a disminuir, pienso que aún tiene fuerza.

En cuanto a la música y el cine, creo que tienen la batalla perdida. Quizá un poco menos este último por lo del ambiente que se crea en la sala cuando se ve una película, pero la música, por muchas descargas legales que fomenten….

Mi opinión es que la única esperanza de este sctor sería un endurecimiento de la ley con respecto a la piratería.

Internet representa la globalizacion del mercado de productos digitales , la pequeña puerta que se nos abre a los no tan ricos y poderosos de beneficiarnos de las ventajas de compartir informacion.

No todos los beneficios y elementos positivos tienen que ser para Microsoft, Telefonica e IBM , si las discograficas, los programadores de software y los cantaautores se quejan de que consigamos lo que nos interesa gratis que rindan cuentas con los que tienen mucho , y no nos exploten a la gente normal y corriente.

Respecto a los videojuegos , su progresion y crecimiento industiral es producto de factores esenciales como la falta de tiempo , espacio y comodidad para dedicarles nuestro tiempo de ocio ademas de su poder de abstraccion de la realidad.

Hoy todas las industrias destinadas al ocio y entretenimiento dependen de Internet. Dado que el futuro es Internet, los demás sectores industriales que quieran abrirse paso en el siglo XXI tendrán que hacerlo bajo la influencia y el poder de la Red. Así, hemos podido observar en este artículo que tanto la industria discográfica como la cinematográfica pierden ingresos por culpa de Internet, pero también empezarán a ganarlos si estos comienzan a promocionar las descargas musicales o cinematográficas de forma legal, claro está. De esta manera, Internet recupera el impulso que un día perdió y pasa a formar parte de la vida cotidiana de las personas, proporcionándole sober todo ocio (que conforma el 60% de los contenidos en medios de comunicación).

(requerido)

(requerido)


*